Mostrando entradas con la etiqueta aj styles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aj styles. Mostrar todas las entradas

sábado, 28 de octubre de 2017

Finn Balor vs AJ Styles, WWE TLC 2017



Finn Balor, como demonio, y Bray Wyatt, como la Hermana Abigail, debían verse las caras en TLC, y cerrar así la larga rivalidad que han tenido, para que Balor pasara, posiblemente, a luchar por el título de WWE ante Brock Lesnar. Pero esa epidemia de varicela, o lo que sea, que se ha cebado con el roster de WWE, dejó fuera a Bray, así que ese enfrentamiento tendrá que aplazarse, posiblemente, hasta Survivor Series.

AJ Styles abandonó la expedición se Smackdown para sustituir, por una noche, a Bray, y luchar frente a Finn en TLC 2017. Es una lucha muy interesante, porque ambos eran miembros fundamentales del Bullet Club. Pero, a pesar de haber coincidido en otras empresas, y en storylines importantes, no se han enfrentado nunca en una lucha individual. Bueno, eso es algo que no se puede afirmar tan fácilmente, pero si lo han hecho, no ha sido muy importante. Y esta pelea, por la forma que se ha dado, tampoco lo va a ser, pero son buenos atletas, y seguro que nos dan algo entretenido.

También es interesante que se de en este momento. Ha habido algo de polémica, porque actuales miembros del Bullet Club, los Young Bucks, llevaron a cabo una pequeña invasión contra WWE. Aparecieron  cerca del recinto en el que se grababa un capítulo de Monday Night Raw, haciendo su símbolo "too sweet", los cuernos de Heavy Metal, que en realidad es un homenaje al gesto que llevaban a cabo los miembros de The Kliq, un grupo de colegas, que no formaban parte de un stable delante de las cámaras, sino detrás, en el que estaban Triple H, Sean Waltman, Kevin nash, Scott Hall y Shawn Michaels, en la época en la que coincidieron en WWE, y no tenían mucha madurez intelectual. 

Los Young Bucks también son muy niños. Se grabaron haciendo eso junto a Jimmy Jacobs, trabajador de WWE, y buen amigo suyo desde tiempos en los que luchaba en las indies. Como consecuencia, Jimmy fue despedido, y los Bucks recibieron una carta de "Cese y desista", una extorsión que suelen llevar a cabo los abogados en USA, con la que informan de que, si alguien insiste en seguir haciendo uso de una propiedad intelectual ajena, será demandando. Pero, como dijo algún miembro de The Kliq hace poco, no sé yo si un gesto puede ser registrado como propiedad intelectual.

El caso es que esta polémica ha coincidido con esta lucha entre el creador del Bullet Club, y un miembro fundamental de otra época. Obviamente, el público actual se lo sabe todo, y se pasa la lucha haciendo el gesto, y gritando "too sweet".

Esto también es interesante, y habla mucho de la forma en la que está evolucionando el fan del wrestling. En 2010, cuando Bryan Danielson volvió a WWE en SummerSlam, prácticamente no hubo reacción, porque, a pesar de ser, sin duda, el mejor luchador del mundo, casi nadie conocía nada que no ocurriera en WWE. Unos años después, la cosa ha cambiado mucho.

La lucha es pareja. Los dos son faces, y eso se nota, ya que no hay ningún claro dominante. Hay muchos movimientos hábiles, buenos ataques, y llaves, aunque sin mucha historia.

Tras el paso de los minutos, el nivel de la lucha sube. Styles comienza a dar buenos ataques en la cara: a un Phenomenal Porearm, y un face buster. Balor aplica una lanza al estilo Hijo del Perro Aguayo, que es como su Coupe de Grace, pero sin saltar desde la esquina. Parece bastante doloroso, y AJ lo paga. En ringside, es dominado, pero lanza a  su rival contra las mesas. Ambos llegan al ring justo al mismo tiempo, antes de que la cuenta llegue a 10.

Es un momento que expresa bien la igualdad entre ambos contendientes, que, creo, es de lo que va esto. En el ring, refuerzan esa hipótesis, con un doble Crossbody del que los dos salen mal parados. Pero, poco a poco, Balor consigue, de nuevo, ponerse por delante, para rematar con un Coup de Grace. Victoria limpia para Finn, que se supone que será el próximo rival de Lesnar, y por eso debe ganar siempre. Aunque poco después, perdería con Kane en un programa de Raw, lo que no se entiende muy buen.

Buena lucha, muy entretenida e igualada, aunque sin una gran historia. Más historia tiene el post-match, en el que Finn y AJ hacen el gesto de "too sweet". Por ahora, no parece que eso vaya a llevarles a ningún sitio, pero, quizás, tarde o temprano, pasará algo.

Hay que recordar que Balor entró a esta batalla como "The Demon". Ese personaje, parece, solo sirve para la entrada. No hay nada en la lucha que diferencie a este Balor del semanal. Alguien tiene que decirle a Finn que si no lucha como un demonio, no es un demonio.

Puntuación: ***1/2

jueves, 22 de junio de 2017

AJ Styles vs Shinsuke Nakamura vs Sami Zayn vs Baron Corbin vs Dolph Ziggler vs Kevin Owens, WWE Money in the Bank 2017



Money in the Bank, en su edición de 2017, ha sido exclusiva de Smackdown. Aún así, ha habido dos luchas de Money in the Bank, una para el título masculino, y otra para el femenino.

Como el femenino acabó con trampas, en el siguiente programa de Smackdown, se certificó que se repetiría. Me parece una excusa pobre, porque ha habido millones de trampas en peleas de escaleras anteriores. Pero, como no ha sido la lucha definitiva, no la voy a comentar, prefiero hacer review de la próxima que hagan.

Por su parte, la lucha de escaleras masculina ha sido muy aclamada por todo el mundo. Y la participación no es para menos: están en ella tres de los mejores wrestlers del mundo, candidatos, de hecho, a ser el mejor: Shinsuke Nakamura, AJ Styles y Sami Zayn. Además, les acompañan Kevin Owens, Dolph Ziggler y Baron Corbin.

Yo no creo que sea de las mejores Money in the Bank, pero no está mal. Tiene algunas cosas muy buenas. Empieza bien, porque antes de comenzar la lucha, Baron Corbin ataca a Shinsuke Nakamura por la espalda, y le deja en muy mal estado, de tal manera que el japonés no puede comenzar la lucha.

Así, tan solo tenemos a 5 hombres para empezar. Creo que eso es bueno, porque a veces, en este tipo de luchas, hay tantos participantes que todos se difuminan individualmente. Sin embargo, tengo que decir que los primeros minutos son bastante aburridos.

Sami Zayn empieza a destacar en la lucha, presentándose como un underdog capaz de destrozar a los rudos de la contienda. Después, llegan buenos minutos, con un par de spots sobre escaleras bastante buenos. Corbin aplica ChokeSlam sobre Style en una escalera, y este lanza a OwenS sobre otra. Ambos ataques provocan una gran reacción del público. También, AJ, tiene una gran caída, cuando le quitan la escalera y queda colgado del gancho que sujeta el maletín.

Corbin está cerca de atrapar el maletín, pero vuelve a sonar la música de Nakamura, y el Rey del Strong Style vuelve a la batalla. Mientras la gente tararea su música, utiliza sus patadas para matar a todo el mundo. Todos sus rivales quedan noqueados, salvo AJ.

AJ Styles y Shinsuke Nakamura se ven en el ring de WWE, y tenemos un recuerdo implícito de su enfrentamiento en Wrestle Kingdom. De mutuo acuerdo, apartan las escaleras, y tienen un buen intercambio, a golpe limpio. Finalmente, se suben a la escalera y pelean para llevarse el premio, hasta que baron Corbin aparece, les hace caer, y se queda el maletín.

La lucha es bastante buena, tiene varias cosas muy interesantes, aunque también momentos no muy buenos y un final frio. La mayoría de los participantes hacen un buen trabajo. El que peor está es Kevin Owens, que pasa muy desapercibido.

Puntuación: ***3/4

miércoles, 12 de abril de 2017

Shane McMahon vs AJ Styles, WWE WrestleMania 33




Vamos ahora con las luchas más duras de WrestleMania 33. La parte principal del evento comenzó con la lucha entre Shane McMahon y AJ, que posiblemente sea la mejor lucha de la noche, al menos si tenemos en cuenta las notas medias que está recibiendo.

Mucha gente se enfadó por ver a AJ en una lucha frente a Shane, que no es un wrestler de verdad. Preferirían verlo en un gran main event en WrestleMania ante un buen rival. Pero lo cierto es que AJ lleva dando grandes luchas durante todo un año, y antes las había dado en NJPW. WrestleMania es un lugar para tener grandes momentos, y no tanto grandes luchas. Así que no es tan mala idea verle luchar aquí frente a Shane, tener una gran victoria que le de credibilidad y se quede en el inconsciente del público, y posteriormente continúe dando grandes luchas. No me extrañaría que entrara en rivalidad contra Randy Orton por el título, y creo que, juntos, pueden hacer cosas buenas.

AJ Styles tuvo un buen reinado como campeón, hasta que, por fin, el gran John Cena consiguió vencerle e igualar el record de Ric Flair, con 16 campeonatos mundiales. Pero Styles no tuvo derecho a una revancha justa, siendo la siguiente lucha titular en una Elimination Chamber. Posteriormente, y ante la falsa renuncia de Randy Orton a su puesto como estelarista en WrestleMania, AJ se ganó un lugar en la lucha por el título mundial, pero cuando Randy reveló que sí quería luchar contra el campeón Bray Wyatt, The Viper le quitó el puesto a AJ en lucha singular.

AJ estimó estas decisiones por parte del comisionado Shane como injustas, y le atacó de forma brutal, partiéndole la cabeza contra la luna de un coche. O'Mac se vengó, con un clásico salto desde el esquinero hasta la mesa de comentaristas. Así, llegamos a esta pelea, que me recuerda a la que Shane tuvo en King of the Ring 2001 frente a Kurt Angle, en el sentido de que se estimaba que Kurt era uno de los mejores luchadores del mundo, y se tenía que enfrentar a un tipo de que no sabía luchar, pero ese tipo demostraba que no era tan malo. En esta ocasión, con 16 años más, Shane vuelve a demostrarlo, pero no solo a ras de lona, sino también por los aires. Como se enfrenta a un luchador muy hábil en ese terreno, Shane pone en juego todas sus bazas aéreas.

Comienza la lucha con algunos intercambios. AJ es más luchador, así que toma ventaja en el duelo de puñetazos. Como siempre, la cara de su rival es su objetivo. Pega una patada por debajo de las cuerdas sobre un O'Mac que estaba en ringside, y este acaba estampado sobre la mesa, en un golpe muy duro. Y es que a este tío no le importa hacerse unos moretones de más por el bien de la empresa familiar.

El Fenomenal llega a burlarse de Shane, haciendo sus gestos, y le pega algún puñetazo en la cara bastante fuerte. AJ aplica el Calf Crusher para hacerle rendir, pero Shane comienza a sacarse de la manga un montón de llaves de rendición, para demostrar que no es inferior. Después de que AJ no se rinda, ambos chocan en un doble lazo.

Shane intenta usar un 450 splash desde la tercera, pero, como gato panza arriba, Shane le recibe con un Triangle Shock. AJ no se rinde, y lo convierte en un Styles Clash, al que Shane sobrevive, ante el estupor del público. 

Continúa la confrontación, y Shane esquiva una patada en la cabeza, que se come el referee. AJ aprovecha que este está KO para buscar unos cubos de basura, y aplicar el Coast to Coast tan típico del comisionado de Smackdown. Pero, en el aire, Shane golpea a AJ con el cubo, y es él el que aplica su finisher, con gran éxito. Esos dos golpes brutales no resultan suficientes para vencer al ex-campeón mundial, así que Shane busca usar su preciada mesa de comentaristas.

McMahon vuela con su Flying Elbow desde el esquinero, pero AJ se aparta, así que el héroe se come la mesa, como hizo el año anterior, aunque esta vez el golpe es asumible. En el ring, AJ busca el Phenomenal Forearma, pero Shane, de nuevo con un talento inesperado, lo convierte en DDT, y busca, nada más y nada menos, que el Shooting Star Press.

Lo realiza con bastante corrección, pero AJ, otra vez, se quita. Y su cara lo dice todo: no esperaba que Shane fuera capaz de sacar un arsenal tan grande, y está muy impresionado. Pero, tras fallar ese golpe, Shane ya ha recibido demasiado, así que cae derrotado por el Phenomenal Forearm.

Gran lucha, de nuevo. Shane siempre sorprende a todo el mundo, y lo de AJ ya no es sorpresa para nadie. En el siguiente programa de Smackdown, ambos hombres se darían la mano, que es gesto con el que AJ reconoce las capacidades luchísticas de El Hombre sin Miedo. y eso está muy bien, porque estamos acostumbrados a que tíos como Undertaker o Triple H luchen en WrestleMania, y no vuelvan a aparecer en meses, de manera que las rivalidades en las que están envueltos parecen olvidarse al día siguiente, sin un desenlace, y se vanalizan. 

Puntuación: ****

miércoles, 15 de febrero de 2017

John Cena vs AJ Styles vs Bray Wyatt vs Baron Corbin vs Dean Ambrose vs The Miz, WWE Elimination Chamber 2017



Ahora que WWE tiene más PPVs en parrilla que nunca, ha vuelto a traer a la palestra la Elimination Chamber. El evento homónimo pertenece a Smackdown, como TLC y Money in the Bank, lo que me hace pensar que todos los PPVs temáticos se están quedando en la marca azul. Sería preferible que fueran rotando, para que las luchas grupales queden más heterogéneas.

John Cena ganó su campeonato mundial número 16 en Royal Rumble, igualando así los campeonatos ganados por Ric Flair, según WWE (él dirá que son 18). Pero todos sabíamos que en EC, lo perdería, en favor de Bray Wyatt, que, así, culminará su storyline con Randy Orton en WrestleMania. WWE, por tanto, perdió la oportunidad de contar la más mínima historia con respecto a este récord, aunque se podrían haber hecho mil cosas. Quizás tengan en mente una historia buena para cuando Cena gane el título 17, aunque siendo WWE, seguramente no. Me parece increíble que le paguen a guionistas.

Tenemos una Elimination Chamber previa a WrestleMania, con John Cena, Bray Wyatt, AJ Styles, Dean Ambrose, The Miz y Baron Corbin. Es una buena participación, con buenos luchadores y personajes muy definidos. Veamos qué sale de aquí.

La lucha comienza con una tradición en las Elimination Chambers: que comiencen peleando dos tipos con mucha química entre sí. Así, comienzan la batalla John Cena y AJ Styles, que ya se conocen bien. Aquí, llevan a cabo algunas buenas maniobras, sacando varios spots de los que han mostrado en sus anteriores enfrentamientos. 

Pasa mucho tiempo hasta que alguien es eliminado en esta lucha. Y eso es porque aquí no hay jobbers, los 6 participantes están muy over en Smackdown, y se tiene que respetar su posición. Hay que decir que la estructura es nueva, y es bonita desde arriba, ya que se ve el logo de WWE en el centro. Pero los suelos han dejado de ser de metal, no suenan, y no parecen nada dolorosos, y las celdas están bien tapadas por arriba, así que no se puede agarrar a nadie como en otras ediciones. Por otro lado, ya no hay nada de cristal, todo es plástico.

Van saliendo Ambrose, Bray y Corbin. Nadie es eliminado, pero todos se dan una buena paliza. Hay buen uso de la estructura, con algunos saltos desde arriba, golpes contra las rejas, y golpes contra las cristaleras de plástico. Corbin hace el papel de monster heel, golpeando a todos su rivales, que están KO. Se abre la última cabina, la de Miz, que está demasiado asustado para salir. Ambrose aprovecha el despiste del Lobo Estepario para cubrirle con un Rollup. Baron es el primer eliminado, y como venganza, masacra a Dean. Ya tenemos otra rivalidad para WrestleMania. The Miz le hace el pin a Ambrose, y le elimina.

A Cena no le cuesta mucho derrotar a Miz, y luego, debe enfrentar a los dos rivales que quedan, Bray y AJ. Tienen un buen enfrentamiento, pero al final es cazado por la Sister Abigail. Styles y Wyatt dan una gran final, con victoria para el barbudo, utilizando de nuevo su finisher.

Me parece una buena lucha, sin mucha historia, pero con mucha competición, con mucho uso de la jaula, y con cierto toque old-school. 

Puntuación: ****

martes, 7 de febrero de 2017

AJ Styles vs John Cena, WWE Royal Rumble 2017



Aunque la batalla real de Royal Rumble no me gustó mucho, las dos luchas por los títulos mundiales masculinos estuvieron realmente bien. Y es que, para un evento que duraba 4 horas, más otras dos de pre-show, había una cartelera muy corta, así que se les dio a campeones y retadores todo el tiempo del mundo para hacer algo bueno.

Que una lucha sea larga no implica que sea buena. De hecho, si está mal hecha, puede ser la cosa un desastre. Pero en este caso, los dos combates estuvieron bien llevados. Owens vs Reigns, lucha que parecía poco interesante, fue mucho mejor de lo esperado, gracias a que los luchadores usaron bien los objetos y la violencia propios de una lucha sin DQ.

Pero John Cena y AJ Styles no necesitaron reglas especiales para dar un gran combate. Lo habían hecho ya durante el verano en un par de ocasiones, pero ahora creo que han dado el mejor match entre ellos. Creo que está por debajo del Okada vs Omega, eso sí, y tal y como afirmaba el luchador japonés, pero aún así, la lucha es realmente buena.

AJ venció a Cena en dos ocasiones, y la en la segunda, lo hizo de forma totalmente limpia. En este contexto, se puso en duda a John Cena, como si fuera algo propio del pasado, sobre todo ahora que se toma temporadas de descanso. AJ afirma que Cena es el pasado. Cena reclama que, de nueva era, nada. Su momento es ahora, como siempre lo ha sido.

Comienza la lucha, y pronto AJ empieza a llevar a cabo ataques dirigidos a la cara de su rival, como es habitual en él. Cena responde con un par de costalazos buenos, y AJ vende el dolor en la espalda, dirigiendo los ataques del rival a esa zona, como debe ser, ya que su finisher en el AA.

La actitud de Cena parece un poco distinta. Sonríe en un par de ocasiones, y también se prepara con furia a la hora de hace un par de violentísimos Running Lariatos. Tanto el Attitude Ajustment como el Phenomenal Forearm impactan en primera instancia, pero ninguno de los dos con éxito a la hora de hacer la cuenta de tres.

Tenemos una guerra de llaveo y contra-llaveo. El Calf Crusher es reversado a STF, y este, a su vez, por otro STF, pero esta vez de AJ. Cena convierte esto en una posición para el AA, y AJ se sale para hacer unas tijeras, pero John lo convierte en una Figura 4, en clara referencia a Ric Flair, cuyos 16 títulos mundiales puede igualar. Ahora es AJ el que transforma la llave en una palanca al brazo, y Cena acaba golpeándole con una bomba. Gran secuencia.

AJ consigue conectar el Styles Clash, seguido de un 450 splash, que cae sobre las piernas de Cena, y este está a punto de ganar con ese ataque parecido al Canadian Detroyer que hace ahora. Continúa la guerra, y Cena consigue aplicar un AA desde el esquinero. Sorprendentemente, AJ sobrevive, y la cara de John es un poema. Ya no sabe qué hacer. Cuando Styles aplica otro Styles Clash y busca el remate con Phenomenal Forearm, Cena la caza con otro AA, que sobre la marcha convierte en dos, y, ahora sí, gana.

En una gran lucha, Cena iguala los campeonatos mundiales que WWE le reconoce a Ric Flair, 16. Es probable que no llegue a WrestleMania con la correa, pero ya veremos qué pasa con él de cara a ese evento.

Puntuación: ****1/4

jueves, 8 de diciembre de 2016

AJ Styles vs Dean Ambrose, WWE TLC 2016



James Ellsworth debutó en WWE el 25 de julio de 2016, en un episodio de Monday Night Raw. Era, tan solo, un jobber al que debía destruir el gigante Braun Strowman. Por supuesto, el enfrentamiento entre ambos se quedó en un squash.

James debía ser uno más de tantos hombrecillos a los que Strowman, aún imbatido, ha dejado KO. Pero conectó con el público, gracias a una promo llena de entusiasmo, y a su ridículo aspecto: pequeño, flacucho, y sin barbilla. Un Don Juan, vamos.

WWE empezó a vender merchandising de Ellsworth como rosquillas. Es bueno para los negocios, así que se ganó un contrato. Se convirtió en el protegido de Dean Ambrose en Smackdown, y, desde entonces, ha tenido un papel muy importante en la rivalidad entre el “Lunatic Fringe” y AJ Styles, por el WWE Championship. Un papel demasiado importante.

Cuando algo le funciona a WWE, lo exprime al máximo, hasta provocar un gran sopor en los fans. Y ahora, tras la separación de marcas, con rosters no muy amplios, las rivalidades están durando mucho más. Eso es bueno para aquellas que son interesantes, pero las malas pueden hacer apagar el televisor al fan más fiel.

Por su parte, AJ le robó el WWE Championship a Dean Ambrose en Backlash. Durante los siguientes programas de Smackdown, siguieron cimentando su rivalidad, con la colaboración de Ellworth. En Survivor Series, estuvieron en el equipo de la marca azul, y sus diferencias casi cuestan la victoria al team.

Llega TLC, y el WWE World Heavyweight Championship está en el main event de la velada, que es, claro, un Tables, Ladders and Chairs match. AJ lleva sacando grandes luchas del apático roster de WWE todo el año, y en esta ocasión, lo hace con Ambrose.

La lucha tiene unos primeros minutos normalitos. Los dos luchan entre el público, y se pegan con sillas durante un buen rato. Ambrose pega un par de golpes frontales buenos, pero AJ le castiga la espalda con todo lo que ve. Después, es Dean quien le aplica a él una gran powerbomb sobre un grupo de sillas, haciéndole muchísimo daño. A Styles se le rompe el pantalón, y se le ve un poco el culo, lo que tiene buena reacción, también, por parte del público.

Todavía nadie intenta ir a por el título. Se han cogido mucho odio, y tienen un par de embestidas bastante apasionadas. Luego, llegan los grandes spots: Ambrose aplica el flying elbow desde una escalera colocada encima de una de las mesas de comentaristas, sobre AJ, en otra mesa. Luego, es AJ quien salta desde la tercera, con un impresionante 450 splash sobre un Dean que estaba sobre unas mesas de las normales. Gran ataque.

El campeón se dirige al ring, para coger el título, cuando llega James Ellsworth. AJ se olvida de la correa, y va a por el tío sin barbilla, lo que Ambrose aprovecha para aplicarle un DDT sobre las escaleras metálicas. El lunático está a punto de llegar a por el título, pero AJ Le alcanza. Eso sí, no dura mucho, puesto que vuelve a ser expulsado. Cuando Dean tiene el campeonato ya casi en sus manos, y como era de esperar, Ellsworth sube al ring, y empuja las escaleras, cayendo Ambrose sobre las mesas que había fuera, de dónde no levantará jamás. Demasiado castigo. Styles retiene.

Puntuación: ****

viernes, 25 de noviembre de 2016

Team Smackdown Live vs Team Raw, WWE Survivor Series 2016



Tras la separación de marcas en WWE, comenzó una pequeña rivalidad entre Raw y Smackdown Live. La marca azul pasaba a emitirse en directo los martes, en la misma cadena que Raw, USA Network, así que cabía, incluso, una batalla por los ratings.

Pero esa pelea ha sido bastante amistosa, porque los que mandan en Smackdown, Shane O Mac y Daniel Bryan; y los que mandan en Raw, Mick Foley y Stephanie McMahon; son todos face. Bueno, Steff seguramente no, tan solo lo está fingiendo, pero mientras tanto, no hace nada que sea muy odioso.

Llegamos a Survivor Series, y, aparte de la lucha entre Lesnar y Goldberg, el evento se centra en el enfrentamiento entre las dos marcas. Hay una lucha por el campeonato IC de Smackdown, una lucha por el campeonato Crucero de Raw, una lucha tradicional de eliminación entre equipos de mujeres, una lucha tradicional de eliminación entre equipos de tags, y una lucha tradicional de eliminación entre equipos de hombres. Esta última lucha es, a mi entender, lo mejor del PPV, a nivel luchístico.

Hay que recordar que Undertaker apareció en el Smackdown previo para amenazar a los miembros del equipo azul. Si perdieran, habría consecuencias. Además, ese tipejo que sale últimamente, James Ellsworth, hace de mascota de Smackdown.

En el equipo de Raw, están los super-amigos, Chris Jericho y el Campeón Universal, Kevin Owens. También están los dos principales faces de la marca, que están rivalizando con ellos, Roman Reigns y Seth Rollins. Cierra el team el bestiajo Braun Strowman, un tipo que nunca ha sido derrotado, y que da verdadero miedo.

En el Team Smackdown, están Dean Ambrose y el Campeón de WWE, AJ Styles, que rivalizan por el título desde hace tiempo. Les acompañan Bray Wyatt y el nuevo miembro de la familia Wyatt, Randy Orton, que tarde o temprano se levantará en armas contra su amo, demostrando que todo era una obvia farsa. Y el quinto miembro es el comisionado Shane, que sustituye a Baron Corbin, agredido en su momento por Kalisto.

Dado que el PPV duró 4 horas, sin contar el previo, y que el main event fue muy corto, para esta pelea les dieron a los luchadores todo el tiempo del mundo. Entre promo, entradas, lucha y post-match, la cosa durará como hora y media. Y está bien que así sea, porque aquí no hay participantes random, está lo mejor de cada casa, así que no sería correcto que hubiera aliminaciones que no estuvieran bien contadas. Todos tienen que mantener su papel, y creo que esa es la gracia del combate: todos hacen lo que tienen que hacer.

Comienza la cosa con varios enfrentamientos, muy normalitos y muy ordenaditos. Hasta que se arma la gorda. Empiezan a matarse todos los luchadores, algunos vuelan a ringside, y quedan en el ring, tan solo, dos luchadores de Smackdown, Aj Styles y Dean Ambrose. Se pelean entre ellos, aunque Shane intenta impedirlo. Cuando las cosas se calman, Styles ataca por la espalda al lunático, lo que aprovecha Strowman para destruirlo. Uno menos.

El monstruo de Raw arrasa con todos, nadie puede con él. Es muy poderoso, y así se muestra. Limpia una mesa de comentaristas, para aplastar a Shane contra ella, pero aparece Randy Orton de la nada, y le aplica un RKO. Entre The Viper y Wyatt sujetan a Strowman (que anteriormente había hecho caso omiso a las órdenes de su antiguo amo), para que Shane salte desde el esquinero del ring, con un Flying Elbow. Gran golpe.

Braun, a pesar del daño recibido, está a punto de llegar al ring antes del conteo de 10, pero lo impide James Ellworth, quien le sujeta desde debajo del cuadrilátero. Strowman es eliminado, y se enfada. Asesina a James, lanzándolo desde la rampa a unas mesas que había abajo.

Buena historia la de Strowman, y la cosa sigue en un 4 contra 4. De nuevo, la lucha es ordenada, castigando los rojos a Shane. Esto es así, hasta que los super amigos canadienses, que juegan en casa y, por tanto, tienen el apoyo del público, empiezan a meter la pata. Owens entra para defender a su compañero, pero lo hace atacando con la famosa lista de Jericho (dónde apunta a todos los estúpidos idiotas). Owens es descalificado, y Jericho se vuelve loco, recogiendo las hojas tiradas de su amada libreta. No han llegado las tablets, ni Microsoft Office, al wrestling, así que este tío va por ahí con un montón de folios. Al canadiense le cae un RKO Outta Nowhere, y queda eliminado. El equipo de Raw se mete en problemas, con un 2 vs 4.

Shane McMahon lucha contra Roman Reigns. Consigue un poco de ventaja, y decide realizar un Coast to coast sobre el Imperio Romano. Pero recibe un fuerte spear en vuelo. El referee va a hacer un conteo, pero este no llega a 3. Algo va mal, Shane se ha llevado un buen golpe, y es eliminado por KO. La gente se preocupa, pero se queda en un susto.

La batalla pasa al ringside. Hay golpes por todos lados. Vuelve Dean Ambrose, y se une a los otros miembros de The Shield para atacar a AJ Styles. El campeón de Smackdown recibe una triple powerbomb sobre una mesa, y claro, perece. La cosa se vuelve a igualar. 

Roman Reigns y Seth Rollins se enfrentan a Bray Wyatt y Randy Orton. Luke Harper, aparece para despistar y atacar a los ex-Shield en los momentos precisos. Gracias a ello, Seth Rollins se traga un RKO de la nada, y Reigns un Sister Abigail. El equipo de Smackdown sale victorioso.

Gran victoria para la familia Wyatt, que vuelve a los primeros planos. Parecía que la rivalidad entre Bray y Orton era algo secundario, pero son dos luchadores muy importantes, y hay que tenerlos en cuenta. La lucha está muy bien, todos los wrestlers son valiosos, y todos hacen su parte, avanzando en todas las historias: la amistad entre Jericho y Owens, y la tontería de la lista; la nueva Familia Wyatt con Randy Orton; la rivalidad entre Ambrose y Styles; la coincidencia de los ex-shields como faces; el poder de Braun Strowman; las tonterías de James Ellworth; y el papel clásico de Shane: utilizar saltos peligrosos para tapar sus carencias como luchador. 

Puntuación: ****

martes, 13 de septiembre de 2016

AJ Styles vs Dean Ambrose, WWE Backlash 2016



Después de la división de marcas, llega el primer PPV que es exclusivo de uno de los programas de WWE. Backlash es solo para Smackdown, y denota, en su cartelera, lo corto del roster de la marca azul. Esto se ve identificado, además, por las bajas de Cena, Kalisto, la de última hora de Orton, y la definitiva de Del Río. Sin embargo, la separación de marcas ya nos deja las cosas fresquitas e interesantes de las que solía haber antes en Smackdown, como la historia de Heath Slater y Rhino, y un mayor protagonismo para The Miz, que cada vez está mejor.

AJ Styles venció a John Cena en SummerSlam 2016, y el 15 veces campeón quedó mal, animícamente hablando. Por eso, no ha aparecido en los siguientes programas, pero no por ningún problema físico, sino para vender esta depresión. Mientras tanto, AJ ha aprovechado para convertirse en el number 1 contender por el WWE World Heavyweight Championship de Dean Ambrose. La pequeña rivalidad, en sí misma, no ha tenido mucho interés, salvo por mostrar a AJ como alguien que se sabe a sí mismo el mejor.

La lucha entre ellos ha gustado muchísimo, ha vuelto loca a la gente. Yo creo que hay mucha exageración, como suele pasar cada vez que un favorito de la comunidad de Internet se convierte en campeón. No obstante, la lucha es muy buena.

Lo malo es la primera mitad de la lucha es muy normalita. Tipo Ambrose. Los dos pelean, durante muchos minutos, pegándose, ataque por aquí, ataque por allá. Entretenido, pero sin más.

La cosa va subiendo poco a poco. A eso de la mitad del enfrentamiento, Aj aplica un gran golpe a la piena del campeón. A partir de aquí, intentará hacele rendir, mientras este vende bien el dolor. AJ aplica Calf Crusher en varias ocasiones, pero no hay éxito. Ambrose se lo quita de encima dandole cabezazos contra el tatami.

Y ahí comienza la ofensiva de Ambrose, una gran ofensiva, que busca, aparentemente, causar una conmoción al Fenomenal, quien ha dominado básicamente todo el combate hasta ahora. Con una resortera, Dean hace vola a AJ contra el poste, dandose un gran golpe. También le estampa la cara contra la valla.

AJ reacciona, y pega un 450 splash. Pero Ambrose vuelve a la carga, con una patadas de canguro, tira a AJ del ring, dandose un buen golpe, y luego se lanza desde la mesa de comentaristas hasta más allá de las vallas. AJ no para de recibir golpes en la cabeza. 

Es hora de aplicar el Dirty Deeds, pero el referee se lleva un golpe, y Styles aprovecha el momento para darle un golpe bajo, aplicar Styles Clash, y ganar.

La lucha tiene unos 10 minutos que son oro puro. Pero tiene un comienzo muy pesado, y el final resulta frío. por eso, no llega a tener una nota de MOTYC, pero está muy muy bien.

Puntuación: ***3/4

domingo, 28 de agosto de 2016

John Cena vs AJ Styles, WWE SummerSlam 2016



Cena y Styles dieron la que ha sido considerada como la mejor lucha de SummerSlam 2016. La notas que le ha dado la gente están muy exageradas, posiblemente por la victoria de AJ, totalmente limpia. Pero bueno, responde al hecho de que Cena estará unas semanas fuera para grabar programas, dando la razón a AJ en sus críticas. Posiblemente Styles irá a por el título de Ambrose, y espero que lo gane, porque el reinado de este es un coñazo.

Después de su rivalidad con Jericho y después de enfeudarse por el título con Reigns, AJ Se reunió con The Club, con los otros miembros del Bullet Club que llegaron al main roster de WWE, Karl Anderson y Luke Gallows, y se  pasó al bando rudo. Y luego, volvió Cena tras su lesión.

En esta parte de su carrera, Cena se dedica a luchar con quien le gusta, para poder tener batallas relevantes. Sabe que AJ es el mejor, junto con Zayn o Cesaro, y quiere tener buenas luchas, más que títulos. Así, la pelea que mantuvieron en Money in the Bank estuvo muy bien, aunque en Battleground participaron en un tag bastante irrelevante.

En la primera batalla, AJ ganó gracias a sus compañeros, y en la segunda, fue el ex-rapero el que se salió con la suya. Llegan a SummerSlam con un empate en el marcador.

AJ le pregunta a Cena: "¿Qué haces aún aquí?" Esta haciendo pelis, programas y series. Mejor que se vaya de WWE, ahí nadie le quiere. "Cena Sucks!". AJ ha increpado de esta forma a John durante las últimas semanas, y el público le ha apoyado. Por su parte, Cena le dice que está en WWE porque es su casa, ama estar en WWE, y nunca se irá. "¿Qué haces tú en WWE?" le pregunta a Styles.

La fecha de caducidad de Cena en WWE es el tema en esta lucha. El público está con el rudo, así que Cena es el que tiene que luchar como un rudo, en realidad. Comienza la acción, con AJ increpando a su rival, dañándole la moral, y Cena buscando técnicas nuevas para demostrar lo bueno que es. Caen un Attitude Ajustment y un Styles Clash bastante rápido, pero queda combate para rato.

Ahora cena empieza a dar ataques en la cabeza de AJ, cambiando su estrategia para hacerle rendir. Es AJ, en realidad, el que ataca en la espalda de John. Cena cierra un STF, y hay un rato muy bueno en el que se reversan llaves el uno al otro.

AJ puede con todo, y John pasa a su tercera estrategia: hacerle un AA desde el esquinero. Al primer intento, falla, comiendose unas tijeras, seguidas de Forearm. FInalmente, Cena consigue hacer un AA desde la esquina, pero Styles sobrevive. Debe ser la primera vez que alguien sobrevive a eso, o una de las primeras. Cena alucina.

Muy buen la psicología de John aquí. Su cara es un poema, de cansancio, de estupefacción. Se siente pequeño y débil, así que su ataque es vacilante. Eso causa que Styles reverse su AA en un Styles CLash, seguido de un Phenomenal Forearm que le proporciona una gran victoria limpia ante John Cena.

Puntuación: ***3/4

jueves, 25 de agosto de 2016

Team Mexico vs Team Resto del mundo, CMLL Grand Prix 2008



En 2015 y 2016, Triple A ha organizado eventos internacionales con equipos de diversos paises. Pero esto no era algo que hubiera inventado la Caravana Estelar, ya el Consejo Mundiaal de Lucha Libre había organizado durante muchos años un evento similar.

El International Grand Prix del CMLL se celebró entre 1994 y 1998, y posteriormente, entre el año 2002 y el 2008. Fue este último, precisamente, el primero que yo vi. Ahora, en 2016. CMLL, para contra-programar a AAA, ha vuelto a celebrar un Grand Prix, y antes de verlo, he querido ver aquel que recuerdo con nostalgia.

Y no porque fuera un gran combate. Simplemente era algo muy entretenido, un CMLL contra TNA, en un torneo cibernético. Como me gustan mucho los crossovers, lo vi enseguida. Además, por esos tiempos todavía la gente se empeñaba en que TNA era mejor que WWE, estaba de moda.

El Grand Prix se anuncia como una batalla entre Mexicanos del Consejo, y luchadores de TNA de distintas nacionalidades, reforzados por los dos grandes extranjeros de la empresa mexicana. El trofeo se da a un único luchador, lo que es raro, puesto que es una lucha por equipos. Y es que, un torneo cibernético es una lucha de eliminación, pero si en un equipo hay varios supervivientes, luchan entre si. Eso en realidad no tiene ningún sentido en una lucha entre equipos nacionales, pero nadie piensa que vaya a haber varios supervivientes. La costumbre, será.

En el equipo de Mexico están Dr Wagner Jr, Dos Caras Jr (Alberto Del Río), Último Guerrero, Shocker, Rey Bucanero, Averno, Volador Jr y Hector Garza. En el equipo de TNA están AJ Styles, Jay Lethal, Sonjay Dutt, Alex Shelley, Chris Sabin, Chris Devine, Alex Kozlov y Marco Corleone, estos dos últimos del Consejo. La participación no está mal.

La lucha es una serie de enfrentamientos uno a uno, con eliminaciones relativamente rápidas. Los extranjeros hacen trampas, y Corleone causa el terror, con su tamaño y su crossbodys desde la rampa, que destruyen de forma polémica a Garza y Del Río. Dr Wagner Jr se comporta de forma heroica, pero los Motor City Machine Guns hacen equipo para vencerle a él, y posteriormente a Shocker, por esa ley absurda del Consejo de que los rudos pueden meterse en el ring todos los que quieran, y los técnicos no.

El Guerrero se queda solo con los Motor City Machine Gun. Consigue separarlos y vencer a Sabin vía Guerrero Special. Posteriormente, tiene un enfrentamiento con Shelley que incluye varios nearfalls, y con el americano ganador después de quitarle la máscara al Último de su Estirpe.

Una lucha muy entretenida, buen producto para pasar la tarde.

Puntuación: ***1/2

miércoles, 22 de junio de 2016

AJ Styles vs John Cena, WWE Money in the Bank 2016



Money in the Bank 2016 se presentaba como un PPV especialmente interesante, y no ha decepcionado mucho. Y es que, las vueltas de Rollins y Cena suman mucho, así que tenemos 3 luchas muy interesantes: el Money in the Bank, la lucha por el título mundial, y el Cena - AJ.

A estas alturas, John Cena ya está de vuelta, y se dedica a tener rivalidades con luchadores con los que le apetece luchar, y disfrutar. Ya lo hizo con Kevin Owens el pasado año, con Seth Rollins después, y ahora con AJ Styles. Se enfrentan, los que durante muchos años fueron las grandes estrellas de las dos principales empresas de wrestling mainstream en Estados Unidos: John Cena y AJ Styles.

Incluso la propia WWE ha resaltado el combate como un Dream match, y eso que se niega a reconocer la existencia de TNA. Cuando Cena, en Raw, habló de la carrera de su rival, nombró a PWG, ROH y Japón, lo que ya es mucho para la empresa. Por su parte, AJ ha dado el último paso para su turn-heel, uniéndose definitivamente a Gallows y Anderson, junto con quiénes, forma The Club, versión WWE de The Bullet Club. Aún no sabemos si Balor acabará formando de eso, lo único que sabemos que en agosto aún tendrá lucha en NXT frente a Nakamura.

El caso es que Styles quiere vencer a Cena, y demostrar que es mejor que él. Y de eso va el combate en buena parte de su desarrollo. Cena lo intenta todo, pero de todo se sale AJ. Este le parte la cara una y otra vez a Cena, le da con todo en los morros, casi resulta humillante.

John consigue lanzar por los aires a su rival, y escapar de un vuelo, consiguiendo así que se dañe la espalda, pero la lucha continúa igual, con puro dominio del ex-TNA, a base de golpe de antebrazo. Cena finalmente, cierra un STF, pero AJ llega a la cuerda. Luego, es él el que le atrapa con su llave de rendición, el Calf Killer. Cena vende muy bien esa llave, cojeando como un loco, y forzando a que AJ le pegue ahí. Cena da un fuerte Clothesline, pero la cojera le impide hacer un You Cant See Me como Dios manda.

AJ sobrevive al Attitude Ajustment. Cena hace lo propio con el Styles Clash. El público está que estalla. En un nuevo intento de AA, el referee sale herido, cae fuera del ring. Aunque AJ se traga el finisher de Cena, no está el referee para decretar su derrota. Llegan Gallows y Anderson, y le pegan su finisher en equipo al técnico, para que ahora sí, el referee llegue a hacer el conteo de 3. AJ sale como previsible ganador.

Lucha muy buena y bien escrita, que pierde la oportunidad de convertirse en MOTY, sobre todo, por un final anticlimático. El referee tarda demasiado en llegar, y se hace raro que Cena quede KO  tanto rato por el ataque de Gallows y Anderson, cuando ha sobrevivido a cosas mucho peores. 

Puntuación: ***3/4

miércoles, 25 de mayo de 2016

Roman Reigns vs AJ Styles, WWE Extreme Rules 2016



Roman Reigns es el centro del mundo del Wrestling actual. Entre WWE, que lo ha convertido, por narices, en su gran campeón, y  el público, que se divide entre los que le odian y los que le aman, todos están pendientes de él. Mientras, lo que a Roman le preocupa es demostrar que no es tan mal wrestler como se piensa.

Con su lucha en WrestleMania frente a Triple H, no consiguió demostrarlo, desde luego. Después de eso, y de forma probablemente deliberada, WWE le puso en una rivalidad con AJ Styles, para que luchara con un worker con el que poder demostrar sus cualidades. Y misión cumplida, porque las dos luchas que ha tenido son bastante buenas.

Durante la rivalidad, se han metido Anderon y Gallows, formando The Club, version de WWE de The Bullet Club, pero AJ no acaba de dar el paso a rudo, la historia va para largo, y ya veremos si Balor tiene algo que decir. Por su parte, Reigns tiene en su esquina a sus primos, los Uso. En Extreme Rules, AJ y Roman luchan por el título de WWE en un extreme rules match.

Una lucha bastante buena, en la que el público es bastante importante, porque ya, desde el comienzo, le grita a Roman "You can't wrestle" y "You sucks", y la pelea va sobre eso, en buena medida, sobre el campeón intentando demostrar que es mentira. Pronto, los dos luchadores se lían en una brawl, matándose entre el público.

vuelven a la zona de lucha, e intentan tirarse sobre las mesas. Ambos intentan finishers ahí, pero al final es AJ el que vuelva, con la ayuda de Reigns, sobre una mesa. Aún así, el público grita "You Still Sucks!" (todavía apestas), de forma bastante injusta.

Roman deja la espalda de AJ en carne viva, con una gran powerbomb, mezcla de varios tipos de powerbomb. De nuevo, fuera del ring, Reigns reversa un intento de tijeras en golpes contra el ring y contra los protectores, y lo vuelve a tirar contra una mesa, que se rompe de nuevo.

Roman Reigns se muestra como una bestia, que es lo que realmente le hace falta. Parece que puede ocurrir algo parecido a lo que pasaba con Batista, que no convencía cuando era héroe, tan solo cuando podía mostrarse con una bestia desalmada, algo complicado en un face en WWE, puesto que en las luchas face vs heel de esta empresa, generalmente lleva el dominio del combate el rudo.

AJ intenta su comeback, provocando que Reigns se mate contra la valla. Va al ring, a por un antebrazo volador, pero recibe Superman Punch, seguido de spear en ringside. Va Roman a por la cuenta, pero llega The Club, y le aplica su finisher.

Buen uso también de los stables aqui. Los Usos vienen, sacan a los rudos, y le dan frog splash a AJ, pero la cuenta de Roman no llega a 3. Roman vence a los calvos, y lucha contra AJ. Este está a punto de ganar, después de un Styles Clash sobre una silla, pero uno de los Usos lo evita. Es Reigns quien gana después de una Spear.

Una lucha muy buena, y muy distinta a la primera, en la que Roman muestra su lado animalesco, y los stables hacen su parte, mientras AJ vende todo lo que recibe.

Puntuación: ****

miércoles, 4 de mayo de 2016

AJ Styles vs Roman Reigns, WWE Payback 2016




En el main event de Payback 2016, el primer PPV de la nueva era de WWE, tenemos a un recién llegado, después de grandes éxitos en TNA, ROH y NJPW, AJ Styles, como cabeza de cartel, luchando por el WWE World Heavyweight Championship, frente al forzado nuevo héroe de la empresa, Roman Reigns. Una lucha, por cierto, bastante buena, posiblemente la mejor lucha de Reigns desde su enfrentamiento con Lesnar en WrestleMania 31, un poquito mejor que su Last Man Standing con el Big Show.

Se trata de un duelo face vs face. Dock Gallows y Karl Anderson ya han debutado, apoyando al fenomenal, y atacando a Roman. Por ahora, AJ no acaba de pasarse al lado oscuro, pero no me cabe duda de que se consolidará, tarde o temprano, el Bullet Club como stable rudo, quizás con Finn Balor, que ya ha perdido el título de NXT, para estar preparado para subir al main roster.

Antes del main event de Payback, hay un segmento entre Vince y sus dos hijos, en el que el Charman dio poderés a ambos, al 50-50. Vamos, una cosa sin interés que podrían haber dejado para Raw, y poner una lucha más. Pero esto tendrá consecuencias para el main event. 

La lucha, como decía, es bastante buena, creo que se queda a nada de las 4 estrellas. Comienza con un AJ que no se deja ni tocar, lo esquiva todo, y tiene ventaja. Hasta que Roman lo engancha, y luce fortísimo. AJ vende sus ataques como los de un verdadero animal.

A AJ le caen los golpes por todos lados, hasta que vuela con un impresionante Phenomenal Forearm, aplastando a Roman, que estaba en ringside, contra la mesa de comentarios. AJ llega al ring, pero no puede llevar a tiempo al campeón, así que AJ le derrota por Count-out, y se queda sin título.

Ante la decepción del público por el final, aparece Shane McMahon, y dice que en la nueva era, un main event no puede acabar así. Se reanuda la lucha, sin count-out. AJ va a por el 450 splash, lo conecta, pero sobre las rodillas de Roman. Buen golpe en el estómago, útil para acabar ganando con el spear. Va a por otro puñetazo en el estómago cuando AJ salta desde la esquinas, pero le da en sus partes. Aunque es sin querer, Reigns es descalificado, y AJ vuelve a ganar, pero tampoco se lleva el título. Aparece Stephanie para emular a su hermano, y la lucha se reaunuda sin DQ.

La lucha está siendo muy buena hasta ahora, aunque los parones no le ayudan. AJ va a por otro Forearm volador, pero Reigns le alcanza primero con un Superman Punch, en una secuencia también extraordinaria. Le pega otro, y Styles está grogui. Pero llegan Gallows y Anderson, y le salvan el culo. Entre los dos, agreden a Roman, le aplican su finisher conjunto, y lo dejan en manos de AJ, que le pega otro golpetazo más en la cara, un Phenomenal Forearm. Reigns llega a la cuerda, mientras que llegan los Usos a tacar a los Calvos del Bullet Club. AJ vuelva sobre los 4, y luego es Roman el que hace lo propio por encima de la tercera. AJ se libra, y le pega un Phenomenal FOrearm desde el protector del público, seguido de un 450 splash desde la tercera. Reigns sobrevive a estos increíbles ataques. Styles va a por el Styles Clash, pero el campeón se libra, esquiva el siguiente antebrazo volador, y engancha un spear que le da la victoria. La gente está feliz con la lucha, muy buena, independiente del resultado. Sin tanto parón, hubiera sido un MOTYC seguro.

Los jefes hablan en backstage, y están deacuerdo en que AJ merece una revancha. Será un extreme rules match en Extreme Rules 2016.

Puntuación: ***3/4

domingo, 24 de abril de 2016

Chris Jericho vs AJ Styles vs Kevin Owens vs Cesaro, WWE RAW 04/04/2016



Después de WrestleMania 32, han tomado en Raw mucho protagonismo los luchadores jóvenes, aquellos venidos de las indies. Tenemos una cartelera para Payback muy interesante con Cesaro vs Miz, AJ vs Reigns, Ambrose vs Jericho y Owens vs Zayn. Sí, la gran rivalidad entre El Genérico y Steen continúa desde tiempos inmemoriales, les hemos visto luchar ya en CZW, ROH, PWG, NXT... y ya mismo en un PPV de WWE. Pronto haré un especial sobre su amistad/rivalidad a lo largo de los años.

La noche después de WrestleMania, parece que se quiso premiar a todos los perdedores del evento. Shane O'Mac, a pesar de haber sido derrotado por Undertaker, ha recibido el premio de mandar en los siguientes programas de Raw. Y para definir al Number 1 Contender al título mundial en Payback 2016, se enfrentarían, en una Fatal 4 Away, Chris Jericho, AJ Styles, Sami Zayn y Kevin Owens. De todos estos, solo Jericho había ganado en WM.

Pero Owens se cargó a Sami en los camerinos. Cuando está muy contento en el ring, pensando que ha perdido a uno de sus rivales, se anuncia que Cesaro ha vuelto, y ocupa el lugar del anteriormente enmascarado. Una gran perdida para el combate la de Sami, pero, ¿Quién mejor para sustituirle?

Nadie, porque realmente, la lucha se la hace Cesaro él solo, o casi. Siempre que en RAW hay una Triple Amenaza, o una lucha Fatal a 4, por el Number 1 contender, sabemos que va a haber un buen espectáculo, y así es en esta ocasión. Y entre otras cosas, es así, porque el público de Raw suele estar como una moto.

Cesaro ofrece un gran espectáculo, con su rueda, y sus uppercut, se gana el cariño del público, por no hablar de que entra con su personaje de las indies, vestido como un millonario, que luego lucha como Dios. Y esto es interesante, porque tenemos en Raw, con todo el protagonismo del mundo, al Cesaro de las indies; a la rivalidad entre El Genérico y Kevin Steen, que ha pasado por todas las empresas independientes; y a un stable de NJPW, El Bullet Club. Parece como si WWE quisiera abrirse al mundo, a sabiendas que, hoy en día, con Internet, los fans del wrestling conocen ya a todos los fichajes que hacen.

La lucha es muy entretenida, con Cesaro como protagonista, y con AJ venciendo a Jericho en última instancia, vía Styles Clash.

Puntuación: ***1/4

martes, 5 de abril de 2016

AJ Styles vs Chris Jericho, WWE WrestleMania 32



Todo el mundo le está dando duro a WrestleMania. También es cierto que todos odiaban la cartelera antes de que el evento empezara, y por tanto, las opiniones sobre las luchas las tenían pensadas bastante antes de verlas. Yo estoy intentando ver el show sin prejuicios, aunque tampoco la cartelera me emociones, y mucho menos el main event.

El Kick Off estaba formado por 3 luchitas, normaluchas, de programa semanal, pero no malas. La ladder estuvo entretenida, y ahora vamos con un AJ - Jericho, que malo no va a ser, se empeñe quien se empeñe.

La rivalidad entre Styles y Y2J ha sido larga. Salio de la nada. Jericho volvió a la acción en el Royal Rumble, misma batalla en la que debutó AJ. Ambos hicieron un buen papel, con un Jericho en el rol de face, que tan mal se le da, y del que no ha sacado nada bueno en los últimos años (en los que tampoco ha luchado mucho, dicho sea de paso).

El día siguiente a Royal Rumble, tuvimos una pequeña luchita entre los dos en Raw. Volvieron a luchar dos veces más cada vez un poco mejor, pero siempre lejos de un MOTYC. Después de un saldo de 2-1 para AJ, Jericho tuvo que aceptarle en las Grandes Ligas.

Ya como amigos, comenzaron a hacer tag, hasta que Jericho acabó traicionándole, volviendo a su personaje ruín. Como el plan de enfrentarle a Ambrose en WrestleMania se anuló, para que este luchara frente a Lesnar, la rivalidad contra AJ acabó alargándose hasta WrestleMania, pero ya con más odio, con más psicología.

Y de nuevo, esta lucha es un poco mejor que las anteriores. Jericho es malo, y eso siempre es bueno. Y lucha más psicológicamente, buscando ataques a la cara, preparando su Code Breaker, y aplicando Murallas cuando puede. Los primeros minutos son del canadiense, mientras que AJ pone los movimientos más espectaculares.

Hay muchos intentos de conteo rápidos, pero Chris está más impreciso que antes. Aún así, la lucha es buena, Y2J queda muy dominante, no consigue ganar con su Code Breaker, pero resiste bien el face buster, seguido del Styles Clash. Parece una leyenda, de las que es imposible vencer, después de resistir dos impactos grandes en el estómago seguidos.

Jericho consigue aplicar un segundo Code Breaker, cuando Styles volaba hacia él, llevándose la victoria en el combate. Una lucha bastante buena, la mejor de la serie, que se queda a un poquito de convertirse en MOTYC.

Puntuación: ***3/4

miércoles, 9 de marzo de 2016

Y2AJ vs New Day, WWE RAW 07/03/2016



La rivalidad entre Jericho y Styles tuvo sus 3 luchitas, buenas, pero ninguna excelente. Ahora, parece ser que vamos a tener un cuarto enfrentamiento entre ellos, nada menos que en WrestleMania. Y es que, parece que WWE no ha planificado muy bien el evento este año, con tanta lesión, y la mayoría de los luchadores están sin enfrentamiento claro a pocas semanas del evento.

Todo hacía indicar que Chris Jericho lucharía contra Ambrose. Así se había dejado caer en Night of Champions y Royal Rumble, con un probable turn heel del canadiense. Pero han cambiado los planes, Dean ha subido de nivel y tendrá como rival a Brock Lesnar (despues de enfrentarse a Triple H en ese House Show televisado previo que van a emitir en WWE Network en unos días). Así, la rivalidad entre Jericho y AJ Styles se ha extendido.

Y puede que sea para bien, aunque suene pesado verlos luchar tantas veces. Al fin, Jericho, que es un tipo que sabe hacerse odiar, se ha pasado a rudo, tras el ataque a AJ después de la lucha que vamos a comentar hoy. Jericho es mucho mejor como rudo que como técnico. De hecho, el fracaso de sus últimos regresos es, obviamente, por el empeño de ponerlo como bueno, cuando no pega nada en ese rol.

Pero volvamos al presente. Después de la rivalidad entre ambos, Jericho y AJ se han hecho amigos. Jericho aceptó la derrota en el tercer combate, y luego, estuvieron haciendo pareja. Chris se comió una patada de Kofi Kingston que iba dirigida al Fenomenal, para unos días después, vencer al campeón en parejas en un combate individual. AJ e Y2J se hicieron buenos amigos, anque había algo raro en el ambiente. Se hicieron llamar Y2AJ, como pareja, y se enfrentarían a New Day por el Tag Team Championship. 

En una lucha que ha recibido muy buenas críticas, algunos la han dado por MOTYC. No llega a tanto, no tiene embergadura para ser tal cosa, pero hay que decir que es muy buena, una de esas luchas que uno ve en RAW, con un público muy emocionado, y acción por todos lados.Los buenos empiezan ganando, y volando sobre Kofin y Big E, hasta que los malos empiezan a dominar, y a castigar a Jericho. Este consigue dar el Hot Tag, y entra AJ, que realiza varios ataques asombrosos. Kofi no se queda atrás, y, junto a Big E, consiguen aplicar un Big Ending demoledor. En una brillante secuencia, Jericho consigue evitar el conteo, a pesar de que Kofi bloqueaba su camino.

Jericho lucha ahora, y pone contra la pared a New Day. Aplica Walls of Jericho a Kofi, con las que le venció la semana anterior en single. AJ evita que Woods se meta, pero es destrozado por Big E con un costalazo espectacular sobre los protectores de ringside. Big E le da el Tag a Kofi mientras este sigue en las Murallas. Jericho consigue huir del Big Ending en primera instancia, pero no puede aplicar el Code Breaker a un hombre mucho más grande, y acaba sucumbiendo ante el finisher del campeón.

Después de la lucha, Jericho acaba atacando a su rival, certificando su turn al lado oscuro.

Puntuación: ***1/2

miércoles, 2 de marzo de 2016

Kurt Angle vs AJ Styles, Hardcore Justice 2008




Kurt Angle ha abandonado TNA, y parece que definitivamente. 9 años se ha tirado el Campeón olímpico en la empresa de Dixie, sacándole todo el partido posible. Y algunas de las cosas más interesantes que han pasado en TNA, ha tenido relación con él. De hecho, Angle piensa que su etapa en TNA supera a la de WWE, aunque eso no es cierto ni de lejos. De hecho, hace poco publiqué una lucha suya vs Shane O Mac, que es mejor que casi todo lo que ha hecho en TNA, y está muy lejos de ser lo mejor de su carrera en WWE.

La pregunta, ahora, es, ¿Volverá Angle a WWE? Probablemente lo haga, aunque sea para una última lucha. Si los médicos de la empresa no le ven algo malo, porque tiene que estar muy quemado el hombre. Por ahora, todavía se están emitiendo las luchas de su gira de despedida en los programas de Impact en POP TV.

Repasaremos, por tanto, algunas de las mejores luchas de Angle en TNA. Una de las cosas que más me gustan, es su rivalidad con Desmond Wolf, pero esa ya la puse en su día. Otro de sus grandes rivales ha sido Aj Styles, con quien ha dado también varias luchas de calidad.

La de Hardcore Justice 2008 es una de ellas, enmarcada en una rivalidad que tenían ambos, y en la que AJ ya había derrotado al medallista olímpico. En este evento, se enfrentan en un Last Man Standing.

Pero la versión de Last Man Standing de TNA, Made in Russo, es un poco más tonta que la de las empresas serias, puesto que para que empiece el conteo de 10, es necesario hacer un pin previo. Con esto, se pierde la emoción de posibles victorias de ambos luchadores, puesto que todo está condicionado.

La lucha es buena, sí, aunque le falta algo para llegar a ese nivel de MOTYC. Angle viene con una tirita en la cabeza, señal de que tiene una herida previa, y AJ lo aprovecha dándole porrazos, para que, así, su Styles Clash sea más efectivo. Angle, por su parte, le pega muy fuerte en la espalda. Aquí, el Olimpic Slam es más interesante que el Ankle Lock, esto es un Last Man Standing. Los luchadores pelean en ringside, y Angle pega un buen salto.

Kurt aplica varios headlocks, porque quiere aplicarle un Styles Clash a su rival, pero este se venga, consiguiendo un pin mediante un Ankle Lock. Esto no sirve para conseguir la cuenta de 10, y Ankle consigue otro pin, vía Olimpic Slam. Styles también sobrevive. 

Tampoco el Styles Clash es suficiente para vencer a Angle. Ambos acaban en el esquinero. Kurt busca lanzar por los aires, fuera del ring, a Styles, para darle un gran golpe en la espalda, pero este consigue darle un ddt desde la tercera, en una cara muy dañada, venciéndolo así. Es un gran final, muy consecuente, para una lucha notable, si bien no sobresaliente.

Puntuación: ***1/2

miércoles, 24 de febrero de 2016

AJ Styles vs Chris Jericho, WWE FastLane 2016



Todo hacía apuntar que Chris Jericho lucharía contra Dean Ambrose en WrestleMania, pero le ha quitado el rival Brock Lesnar, que se enfrentará al lunático en el mayor evento de todos. Ahora, no sabemos que va a pasar con el canadiense, ni con AJ, que mientras tanto, han tenido una pequeña rivalidad.

AJ viene de dar increíbles combates en la New Japan, mientras que Chris no ha dado una lucha destacable en varios años. Yo esperaba que volviera a la senda de los MOTYs con esta rivalidad, pero no ha podido ser. Las luchas que ha tenido con el ex-TNA han sido buenas, pero lejos de las 4 estrellas todas. Incluso esta, en PPV, en la que yo tenía muchas esperanzas. 

Uno de los principales problemas de AJ es que no lo pasan a rudo ni por narices, y ahora que su rivalidad con Ambrose se ha cancelado, no sé si lo harán. Así, su personaje no cuenta mucho, aunque está teniendo problemas psicológicos que son interesantes.

La lucha de AJ y Jericho en FastLane va de menos a más, como es habitual en los combates de Y2J. En la primera parte hay movimientos rápidos, pero no llevan a ningún lado, y el público, que había empezado con mucha ilusión, se apaga. Pero a partir de un momento, la cosa va subiendo.

Jericho comienza a coger ventaja. Le hace daño en la espalda a su rival con las Walls, y le aprieta más aún en ringside, estampándolo contra el protector. Mete en el ring a su rival, y le aplica el codebreaker, pero AJ tiene el brazo bajo la cuerda.

Jericho le insulta, le desprecia. poco a poco, ha ido dominándolo, y le recuerda que no está a la altura de WWE. Pero AJ se recompone, y cambia unas Walls por un Styles Clash. La cuenta no llega a tres, pero Chris se rinde después de que AJ le aplique el Calf Crusher. Eso sí, aguanta mucho, vende muy bien la llave.

No sé muy bien para qué sobrevivió Jericho al Styles Clash, le quita un poco de credibilidad al finisher, pero vende muy bien la llave de AJ, queda muy bien su rendición, es como una aceptación de AJ. Después de la lucha, Jericho vuelve a dudar, si atacar o saludar a su rival. Veremos a donde van ambos luchadores, ahora mismo no tengo ni idea.

Puntuación: ***1/2

domingo, 14 de febrero de 2016

AJ Styles vs Chris Jericho, WWE Smackdown 11/02/2016



Después de que Styles derrotara a Jericho en Raw, con una mala reacción post-derrota del canadiense, parece que esto se está convirtiendo en una pequeña rivalidad entre ambos, que tendrá colofón en FastLane. Por ahora, se han comido, ellos solitos, el Smackdown del 11 febrero de 2016, protagonizando buena parte del evento, primero, en una lucha en el opener que fue interrumpida por los social outcast; segundo, en un tag match contra este stable; y finalmente, en el main event de ka velada.

La lucha de Raw acabó a favor del ex-TNA, pero con un paquetito. En esta, gana Jericho, y se suponía que también sería una victoria similar, aunque al final, por un fallito, acaba siendo vía code-breaker. Veremos qué pasa en FastLane, si Jericho se convierte en heel, que es lo que todos esperamos, y si vuelve a dar un MOTYC después de un montón de años sin hacerlo. No recuerdo bien cuál es su último gran combate, quizás en su rivalidad con Punk, o con Bourne. La memoria me falla, o quizás, lo que pasa, es que no ha hecho nada en un lustro.

Esta lucha mejora un poco la de Raw, sin ser un gran combate, pero ya sin fallos, con Jericho más rodado. Golpes rápido, ambos a por la cara del rival, y Jericho buscando también algunos golpes en la espalda. Muy intensos son también los Intentos de rendición por ambos bandos, con Walls y Calf Crusher.

Styles va cogiendo ventaja al final, pero Jericho tiene el colmillo retorcido, le hace caer de golpe de las cuerdas, e intenta un conteo rápido, que yo creo, debía darle la victoria, pero tiene las piernas bajo las cuerdas, así que no funciona la cosa. Aún así, lanza a su rival contra el esquinero contrario, y le golpea con un gran code-breaker que le deja KO. Jericho gana, y AJ nunca vio por donde le llegó el golpe.

Puntuación: ***1/4

sábado, 30 de enero de 2016

AJ Styles vs Zack Sabre Jr, RPW High Stakes 2016



La otra gran lucha del evento High Stakes 2016 de RevPro es esta, con dos de los mejores luchadores de la actualidad luchística, AJ Styles a Zack Sabre Jr, enfrentándose por el título máximo de la empresa británica, el RPW British Heavyweight Championship. 

Zack Sabre Jr abandonó NOAH en noviembre, donde no acababa de crecer, para centrarse en dar grandes luchas en empresas como PWG, Evolve, Progress o RPW, luchas que darán, con toda seguiridad, con su pellejo en NXT, si no se adelantan antes TNA o ROH. Y es que, el trabajo que está haciendo últimamente WWE para destruir a la competencia recuerda a la época de los territorios.

Prueba de ello es el caso de AJ, aunque no por ello es menos interesante. Después de sus brillantes comienzos en las indies, AJ se convirtió en la cara de TNA, empresa que mantuvo a flote durante muchos años, sobre todo en lo referido a la calidad luchística. Después de estar estancado allí, AJ volvió al mundo real, a dar grandes batallas en NJPW, ROH y el mundo indy, lo que le ha convertido en el agente libre más interesante del mundo.

Ahora que se va a WWE, después de una supuesta lesión en la espalda, que posiblemente no fuera más que una excusa para no poner en riesgo su físico antes de debutar en la empresa de McMahon, AJ Styles cierra su etapa de libertad con 3 grandes luchas titulares que ha perdido: vs Lethal en ROH, vs Nakamura en NJPW, y vs Sabre Jr en RPW. En las tres se observa lo mismo: si bien son fantásticas en el terreno de la ejecución, da la senssación de que AJ cae demasiado pronto. Se ve que no quiere arriesgarse a perder su último contrato.

La lucha frene a Zack Sabre Jr, de nuevo, vuelve a ser magnífica en términos de ejecución. Muy muy técnica, con Sabre atacando los brazos de AJ, y con este centrándose en la pierna de su rival. Hay tiempo para ataques más duros, un duelo de codazos, y un rodillazo en la cara de Sabre que casi mata al campeón AJ. El retador sobrevive a un Styles Clash, y acaba llevándose la victoria cuándo a AJ se rinde ante una llave a brazos y piernas. Demasiado pronto, igual que en los anteriores enfrentamientos, pero la lucha sigue siendo muy buena.

He dudado en si debería llegar a las 4 estrellas. Les voy a dar ese premio, aunque raspado.

Puntuación: ****