Mostrando entradas con la etiqueta bobby lashley. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bobby lashley. Mostrar todas las entradas

miércoles, 2 de mayo de 2018

Bobby Lashley vs Brian Cage, Impact Wrestling 31/03/2018



En las grabaciones que llevó a cabo a principios de año, Impact Wrestling se despidió de dos de las principales estrellas que quedaban en su roster: Bobby Lashley y EC3. Eso sí, los aprovechó bien durante esas grabaciones. Aunque firmaron, ambos, automáticamente por WWE, al estar apareciendo en Impact hasta abril, no pudieron luchar en la empresa de Vince hasta el finde de WrestleMania.

Se echan de menos en TNA, pero lo cierto es que debían tener un sueldo muy alto, y tampoco parece que los programas de la empresa lo vayan a pagar mucho en cuestión de audiencia, aunque sí que serían importantes para vender entradas de cara a hipotéticos house shows. Con el posterior despido de Alberto El Patrón, por no aparecer en el evento Lucha Underground vs Impact Wrestling, la empresa queda en manos de Austin Aries, John Morrison, Pentagon Jr o Brian Cage.

Quería ver, al menos, una lucha de cada uno en Impact. En sus últimas apariciones, ambos fueron humillados por Cage, un hombre muy musculado, como ellos, pero con una gran habilidad atlética como highflyer. En los últimos programas de Lashley en Impact, se enfrentó a Cage, siendo derrotado por él en dos ocasiones.

El primer Lashley vs Cage es la lucha del Superman Moreno que he elegido para revisar. Vi el resumen en Youtube, y me pareció que la historia que se contaba tenía potencial. Lo malo es que, al ver la lucha entera, me he dado cuenta de que no había mucho más de lo que se veía en el resumen. Aún así, está bien comentarla, porque supone un paso de antorcha de Lashley para la nueva estrella de la empresa.

La idea es que ambos son tipos muy fuertes, muy musculosos. Dos Power House. La diferencia es que Cage es también highflyer, así que sabe hacer cosas que están fuera del alcance de Bobby.  Aunque este siempre ha sido un tipo muy ágil también, no es capaz de seguir el ritmo de Cage, y acaba derrotado por la nueva estrella de Impact Wrestling.

La idea es buena, la lucha es entretenida, pero se queda en poquita cosa.

Puntuación: ***

martes, 1 de mayo de 2018

50-Men Royal Rumble match, WWE The Greatest Royal Rumble




WWE ganó una salvajada de millones por su primer show en Arabia Saudita. Pero no podía llevar, a cambio, un evento cualquiera. Además de contar con todas sus grandes estrellas a tiempo parcial, estuvieron todos los campeonatos masculinos en juego, lo que es especialmente importante en este evento, porque, quizás, buena parte del público Saudí piense que el wrestling es real, ya que no hay un acceso a la información tan sencillo como en occidente. En ese sentido, los títulos pueden tener una relevancia mayor, aunque no hubo ningún cambio titular, más allá de la victoria de Matt Hardy y Bray Wyatt por los vacantes campeonatos en pareja de RAW.

Más interesante todavía era la edición más grande de la historia del Royal Rumble Match. A lo largo de la historia, la empresa ha llevado a cabo una edición especial de esta batalla en house shows, o en algún programa semanal, pero en general, es algo reservado para una noche al año. Pero este evento es demasiado importante, así que, no solo cuenta con un Royal Rumble, sino que tenemos el más grande de la historia, uno con 50 hombres. Ya sólo faltan 10 hombres para igualar las World War III de WCW.

Se dice que el Rey de Arabia pidió la presencia de Undertaker, Yokozuna y Ultimate Warrior. Héroes de juventud, sin duda. Lástima que todos, salvo Taker, estén muertos. No me cabe duda de que el Royal Rumble también fue un capricho de este tipo. A todos los niños le gustan mucho estas peleas.

Los Rumbles tienen un problema. Pueden llegar a ser muy aburridos en algunas partes de la contienda. Y en un Rumble de 50 hombres, ese peligro es aún mayor. Sin embargo, WWE cuenta con estrellas suficientes para hacer algo interesante. ¿Lo hará?

Bueno... Hay momentos de la batalla que son muy buenos. Creo que los primeros minutos están muy bien, y la última parte, también. Posiblemente, esos últimos 20 minutos de batalla la salven, porque están llenos de cosas entretenidas. Pero, en medio, hay mucho tiempo en el que no paran de salir jobbers sin parar, sin que pase nada.

Uno puede pensar que no había otra opción, teniendo en cuenta el número de estrellas. Y conociendo a WWE, así es. Pero uno no es tonto, sabe que habría mil maneras de aprovechar el roster para contar muy buenas historias durante todo el combate, haciendo que las eliminaciones de ciertos luchadores se hicieran de manera más relevante, y que las apariciones sorpresa sirvieran para algo. Pero no, hay muchos minutos de "nada".

Los dos primeros puestos en la batalla los ocupan Dolph Ziggler y Daniel Bryan, dos clásicos que ya han ocupado esta posición en el pasado. Sin Sara sale para causarles problemas, pero es eliminado. En la posición número 5, ante una buena ovación, entra Mark Henry, recientemente introducido en el Salón de la Fama.

Buenos minutos de Henry, que elimina a Curtis Axel, y a Mike Kanellis, con una velocidad que casi supone un nuevo récord. También hace lo propio con el luchador de sumo Hiroki Sumi, cuyo nombre profesional en el tatami es Hishofuji. Parece ser que es buen amigo de Shinsuke Nakamura, y viene a ocupar el lugar del demandado Yokozuna.

Henry elimina al luchador de sumo, pero los otros dos luchadores que permanecen en el ring lo expulsan aprovechando el momento. Bryan hará una lucha verdaderamente memorable hoy.

En este Rumble, participan varios luchadores de NXT y 205 Live, como Tony Neese, que entra y no lo hace nada mal. Llega Hornswoggle, que tiene algunos buenos momentos, pero cae fuera bastante rápido. Hay que decir que en ningún momento es expulsado desde la tercera, pero bueno, se le da por eliminado. Tony Neese baila con New Day, y estos aprovechan su alegría para sacarlo fuera.

Llega otra leyenda: Kurt Angle, que elimina a Primo y Bo Dallas, así como a Dolph Ziggler. Hubiera estado genial verlo enfrentarse a Daniel Bryan, aunque coinciden poco, a pesar de que en esta parte de la batalla, por suerte, no se han acumulado, todavía, muchos luchadores. Buena ovación se lleva también Goldust, un tipo por el que parece que no pasan los años. Durante varios minutos, parece empeñado en expulsar a Bryan.

Es el turno de Elias, que llega con su guitarra, insultando, como siempre. También él tendrá una buena participación en esta batalla. Tira la guitarra y elimina a Kofi Kingston, Xavier Woods y Konnor, que estaban enganchados en la cuerda. Mientras tanto, Bryan y Angle tienen su único intercambio individual. Angle aplica Olmipic Slam, pero es eliminado por Elias. Creo que teniendo en cuenta los minutos que se avecinan, podría haberse aprovechado esta eliminación de una forma más productiva.

Entra gente de NXT, que no está entre lo más importante de la liga amarilla, aunque sí entre los tipos más grandes de ahí. Supongo que son tipos que no eran necesarios para ningún show, como Tucker Knight, Babatunde y Dan Matha. Además de ellos, hace aparición Roderick Strong, un luchador mucho más importante para la marca. Hay que señalar que los luchadores que han ascendido al roster principal últimamente no han viajado. 

Llega Rey Mysterio, haciendo movimientos importantes. Hace meses que se habla de un regreso definitivo a WWE, aunque tiene apariciones pendientes en AAA, The Crash y NJPW, así que no parece ser muy probable que llegue para luchar a tiempo completo. Por ahora, tiene un paso interesante por este Rumble, en el que aguanta 20 minutos. 

Por su parte, los Breezango también tienen su momento gracioso. Un poco de humor introduce también Big E, tirando tortitas. Elimina de una forma un poco humillante a Tucker. Despues de unos minutos de poca intensidad entre el público, este se vuelve a animar mucho con la entrada de Randy Orton. Su RKO sobre Apollo Crews es, como siempre, muy impresionante. Mojo Rawley y Karl Anderson acaban eliminados también. Fuerte es, asimismo, la entrada de Baron Corbin, que elimina a Strong y Roode.

Pero, posiblemente, el gran protagonista de la batalla sea Titus O'Neal. El líder de Titus Worldwide se tropieza al llegar, y acaba cayendo debajo del ring de cabeza. Nunca he visto algo así. Michael Cole y el resto de los comentaristas no paran de reír, como eco de lo que, realmente, está haciendo Vince en Backstage. Recordemos que este es un tipo que se hizo famoso al caerse en una prueba en NXT, cuando ese programa era una especie de Reality raro.

Pero, cuidado. Llega Braun Strowman, y todo cambia a mejor, como siempre. El monstruo elimina a adversarios sin parar, y ni entre todos pueden con él. Rey Mysterio y Randy Orton unen fuerzas, como en el Rumble 2018, para aplicar 619 seguido de RKO. Pero Corbin elimina a Mysterio, Randy Orton a Corbin, y Elías a Orton.

Sólo quedan Strowman, Elías y Bryan, que está por ahí tirado medio muerto, con el pecho en carne viva, quizás por los chops de Roderick Strong. Ahora llega Curt Hawkins, que intenta huir por donde ha venido, tan solo para ser cazado y eliminado por Strowman.

El siguiente en entrar es Bobby Lashley, que consigue eliminar a Elías, y se enfrenta a Strowman, aunque la lucha entre ambos es frenada por las patadas voladoras de Daniel Bryan. Ahora llega The Great Khali.

La verdad es que se podría haber aprovechado mucho mejor la entrada del Indio, que obtiene una buena reacción. Podría haber entrado cuando el ring estaba saturado, y tener alguna eliminación. Pero después de un par de hachazos, es expulsado por Bobby y Braun. Siguen aguantando los tres luchadores, cuando llega Kevin Owens, que hoy se va a encontrar aquí a varias personas que lo odian mucho. Bryan, exhausto, no puede con él. Pero entra en escena Shane McMahon. Se une a Bryan para darle un montón de patadas al canadiense.

Llega Shelton Benjamin, cuando Kevin pide a todos que se unan contra Strowman. No es mala idea, pero no pueden con él. Con el número 49, entra Big Cass, que anda en una rivalidad con Daniel Bryan. Tras él, llega Chris Jericho, en último lugar.

Todos atacan a Braun, y Shane lo remata con un Coast to Coast. Jericho y Owens tienen espacio para luchar. Chris elimina a Benjamin, y aplica Walls a Owens, que se rinde, aunque no sirva de nada. Lashley aplica su súplex sobre Cass, pero comete un error, y acaba siendo una especie de Brainbuster muy peligroso. Bryan prepara a Owens, que está recibiendo por todos lados, para el Coast to Coast de Shane, pero Braun agarra al comisionado de Smackdown, y lo lanza desde el esquinero sobre la mesa de comentaristas. Increíble golpe.

Strowman sigue con su destrucción, eliminando a Jericho, Lashley y Owens. Bryan intenta hacerle frente, y está a punto de eliminarlo. Pero Cass vuelve, le pega un Big Boot, y echa fuera al Dragón Americano, que ha luchado durante más de una hora y cuarto. Strowman se enfrenta, para acabar, con Cass, que es más alto que él. Cass está cerca de la victoria, pero acaba siendo humillado, al quedar colgando sobre las cuerdas en una dolorosa posición. Strowman lo expulsa para conseguir una muy merecida victoria, y un nuevo récord de eliminaciones. Bryan asimismo supera el récord de permanencia en el ring durante un Royal Rumble.

Parece que WWE podría poner a Braun en la posición de Reigns, y ser él quien derrote, al fin, a Brock Lesnar. La batalla está bastante bien. Ha ganado mucho con la segunda visualización. la primera estaba un poco viciada por la expectación, que es lo que suele pasarle a los Rumbles. Ha sido un buen espectáculo, con muchas cosas para contar.

Puntuación: ***3/4

lunes, 29 de enero de 2018

Royal Rumble Match, WWE Royal Rumble 2006



El de 2006 será el último Royal Rumble Match que veré antes de ver el de este año, 2018. Es el Rumble que ganó Rey Mysterio, poco después de la muerte de Eddie Guerrero. La victoria de Rey en el Rumble, y posteriormente, en WrestleMania ante Orton y Angle, fueron en honor del fallecido luchador.

En esta batalla, Triple H y Rey Mysterio entran en las primeras dos posiciones, y tienen un buen intercambio. Me hubiera gustado ver una buena rivalidad entre ellos. Y la primera parte del combate me gusta, porque ambos se mantienen, mientras van saliendo rivales, cada vez más potentes, y siempre acaban ellos dos solos en el ring. Los primeros en salir, y en ser eliminados, son jobbers, pero luego aparece Ric Flair, que había tenido una buena rivalidad con Triple H (como todo Evolution). HHH se libra de él, pero luego tenemos en escena a Big Show, Bobby Lashley, y Kane. Mucho peso.

Kane y Show eran campeones en parejas, así que unen fuerzas para derrotar al Superman Moreno. Pero luego se pelean entre ellos, y Triple H lo aprovecha para eliminarlos a ambos. Rey y Hunter vuelven a quedarse solos. Pero ahora siguen saliendo luchadores, y ya apenas hay eliminaciones. Es una pena, porque la batalla se estanca aquí. Ya no hay mucho interés, salvo por apariciones especiales o vueltas, como las de Rob Van Dam, Tatanka, Road Warrior Animal o Goldust, que debe ser el tipo que más veces ha vuelto a la empresa en Royal Rumble (también porque le han despedido mil veces, y porque debutó en la empresa hace casi 30 años, y allí sigue). Tatanka pelea bien, y tiene una gran forma física, para llevar tantos años fuera. Por eso, se ganó un contrato para luchar un tiempo en Smackdown.

Con el número 30, entra al ring Randy Orton. Se acaban las entradas, y el ring está lleno. Hace muchos minutos que esto es muy aburrido, demasiado, pero el final está entretenido. La mayoría de los participantes son eliminados. Carlito y Chris Masters, que componían entonces una gran pareja, eliminan al enorme Viscera, pero Carlito traiciona a Chris, y le empuja también. Shawn Michaels se enfrenta en solitario a los MNM, y los echa fuera, y lo mismo hace con Shelton Benjamin. Pero Michaels debe ser el tipo que más storylines ha trabajado dentro de un Rumble. Aparece Vince McMahon, quien se enfrentaría con él en WrestleMania 22, y le distrae, mientras su hijo Shane le empuja por detrás, para provocar su derrota.

Rob Van Dam echa fuera a Carlito, y se queda en el ring con Randy Orton, Triple H y Rey Mysterio. Estos dos últimos están haciendo un trabajo titánico. Mysterio pide su colaboración a Rob, para enfrentarse juntos a los dos fornidos rudos. Tienen un buen enfrentamiento, pero Triple H lanza a Rey contra Van Dam, provocando que este salga fuera del ring. Lo que resta de la batalla es bastante interesante, porque es un David vs dos Goliats, y queda genial la manera en la que el Underdog definitivo, Rey Mysterio, consigue expulsar a ambos. Primero a Triple H, y después, a Orton, con sendas tijeras cuando estos intentaban proyectarle fuera. Buen final que mejora una lucha que hasta la parte de Michaels, no era muy buena.

Puntuación:***1/4

jueves, 6 de julio de 2017

Alberto El Patrón vs Lashley, Impact Wrestling Slammiversary XV



Al fin, Dixie Carter salió de TNA, y Anthem Media se hizo cargo de la empresa, incluidas sus deudas. Con la nueva empresa en el poder, volvió también Jeff Jarrett, uno de los principales artífices de TNA Wrestling, y lo cambió todo.

Un nuevo cambio, uno de tantos en TNA, o Impact Wrestling, que tampoco ha implicado un interés mayor en el producto. Pero, tras dejar TNA, Jarrett creó otra promoción, Global Force Wrestling, que fracasó en su intento de llegar a TV. Hasta ahora, porque sus luchadores se han involucrado en los programas de Impact, y porque, parece ser, Impact Wrestling pasará a llamarse próximamente GFW. Jaque mate.

Después de dejar salir a los hermanos Hardy, y comenzar una batalla legal con ellos por los derechos intelectuales del Broken Universe, Impact fichó a Alberto Del Río como gran estrella. Y se convirtió en campeón de GFW. En Slammiversary, se ve las caras con Lashley, el musculoso campeón de Impact Wrestling, en una lucha de unificación. Chocan, entonces, los dos mayores nombres de Impact, dos ex-WWE, con experiencia en MMA.

Y bien acompañados. Lashley llega con un séquito de hombres, encabezados por King Mo, también luchador de Strikeforce, mientras que a Alberto le acompañan su padre, el legendario Dos Caras, y su hermano, El Hijo de Dos Caras. Recordemos que su nombre como luchador en el Consejo mundial de Lucha Libre era Dos Caras Jr.

Slammiversary es el gran evento anual de Impact, y se ha vendido esta lucha como la lucha del año. Hay nivel para ello, pero ya sabemos como son las luchas en Impact. Sin cabeza ninguna. El público, que entra gratis, no tiene sangre, y los luchadores se dedican a aplicar golpes que pueden parecer chulos, pero que surjen sin que medie semántica alguna.

Tenemos en la lucha varios careos entre Kin Mo y Dos Caras, que es el que suele llevarse la mejor parte, a pesar de tener mil años, y que cuando es atacado por Lashley, no lo vende en absoluto (y no es sorpresa, conociendo el ego de esta familia). El Super Man Moreno aplica un par de golpes buenos a la espalda, que es lo más destacado de todo el combate, y tenemos una palanca al brazo por ambos lados. En última instancia, las peleas entre Bobby y Dos Caras permiten a Alberto pillar por sorpresa a su rival, aplicando un enzugiri. Lashley queda en la posición perfecta para que el mexicano aplique su pisotón y le derrote para unificar los títulos de GFW e Impact Wrestling, unificando también las empresas.

Como siempre, TNA y el wrestling no se llevan bien, independientemente de quién sea el dueño.

Puntuación: **1/2

martes, 31 de mayo de 2016

Team Raw vs Team Smackdown, WWE Survivor Series 2005




Recientemente, se ha anunciado que Smackdown pasará a emitirse en Estados Unidos, en el canal USA Network, todos los martes en directo. Y como necesidad causada por esta decisión, habrá, de nuevo, división de marcas.

Raw y Smackdown funcionaron como marcas independientes entre 2002 y 2011. Esa decisión se tomó después de que WWE comprara WCW e ECW, y tuviera demasiados luchadores como para darle tiempo a todos. Así, las marcas se separaron, el roster de la empresa se dividió en 2, y en la práctica, estas funcionaron como empresas distintas, con PPVs distintos, salvo en los más importantes del año.

Había encontronazos, y había Drafts, pero cada marca tenía sus luchadores, sus títulos, y su estilo. Y en Smackdown había programas mágicos. Sin embargo, a mí no me convencía.

Pensaba que con esa separación, había muchas combinaciones de luchadores que no se daban. Y también me parecía estúpido que hubiera dos campeonatos mundiales: se supone que solo una persona en el mundo puede ser la mejor del mundo. Además, había lío con las divisiones femenina y de parejas: si no había títulos en Smackdown, los luchadores estaban ahí para nada, y si los había, era difícil que, con los rosters divididos, hubiera suficiente gente para mantener el interés en ellos.

Yo pensaba que, si las marcas se juntaban, aún así, habría el mismo número de rivalidades, porque había la misma cantidad de tiempo. Simplemente, las combinaciones sería mayores. Pero no, en WWE no había cabeza para eso. El número de rivalidades, desde que terminó la separación de marcas, ha sido el mismo que habría si no existiera Smackdown. En el programa azulado, simplemente, se han extendido las de Raw, metiendo luchas en parejas y eso. La verdad es que el visionado de ese programa se ha convertido en algo fácilmente eludible, cuando, antes, era el más interesante, al menos para mí.

Así que veo esta división de marcas como una oportunidad de ver cosas nuevas, de que se relancen carreras estancadas, y de volver a ver grandes luchas, como las que se veían en otra época en ese programa. Ahora bien, creo que WWE necesita aumentar un poco su roster para dar este paso, sobre todo con las perdidas recientes de Barret, Cody (quien tenía un gran papel en Smackdown hace años), y posiblemente Ryback. Al menos debería haber 30 luchadores en cada roster, como los que habían antes, para que la cosa fuera creíble. 

Como homenaje a la vuelta de la división de marcas, le he echado un vistazo a la lucha entre el Team Raw y el Team Smackdown, que se dio en Survivor Series 2005. El año anterior, WWE, THQ y Yuke's habían puesto a la venta una nueva franquicia de videojuegos, o la misma de siempre pero con nuevo nombre, Smackdown vs Raw. Y obviamente, había que darle promoción, así que surgió una rivalidad entre las dos marcas, entre Eric Bischoff y Teddy Long, los Gerentes de Raw y Smackdown respectivamente.

Entre peleas y guerras, se acabaron formando dos equipos que se enfrentarían en una lucha de eliminación tradicional en SS 2005. El equipo de Smackdown contaría en sus filas con Batista, Rey Mysterio, JBL, Bobby Lashley y Randy Orton, mientras que el de Raw, que hace el papel de rudo, tiene a Shawn Michaels, Kane, Big Show, Carlito y Chris Masters. Hay que recalcar que, en esa época, Kane y Big Show eran pareja, lo mismo que Carlito y Masters.

La lucha es muy entretenida, no da pie al aburrimiento, y la gente apoya bastante a Smackdown, sobre todo al principio. Lashley se muestra imponente ante Masters o Michaels, pero mientras sujeta a HBK y el referee se despista, Kane le engancha con una lanza desde fuera de las cuerdas, lo que aprovecha el rompecorazones para hacerle el conteo. Posteriormente, la cosa se sale de madre, y una combinación de 619 y Bomba-Batista hacen que el monstruo rojo sea eliminado.

La cosa sigue loca, sin orden, y los luchadores hacen lo que quieren. Como consecuencia, el Big Show y su compañero ya eliminado, Kane, hacen un ChokeSlam doble a Batista, eliminándolo. 

Show acaba luchando con los tres miembros de Smackdown que quedan, Mysterio, JBL y Orton. Puede con todos, es impresionante, pero hay muchos despistes (el referee lleva toda la lucha sin enterarse de nada). JBL aplica un Clothesline From Hell, pero alucina cuando ve que al gigante apenas le ha afectado. Pero este queda en buena posición para el 619, seguido de un RKO. Aún así, se levanta.

JBL alucina aún más, cuando su segundo Clothesline From Hell tampoco basta, pero sí que lo hace un Sentón de Rey Mysterio. Son demasiados finishers para Show, aunque la cara de Mysterio es un poema, cuando ve que ha conseguido derrotar a esa mole (Kane/Show y Batista/Mysterio tenían bastante lío).

Se vuelve a liar parda, y JBL aplica un power slam a Michaels en ringside, dejándolo ahí, KO. Mientras tanto, sin muchos problemas, el tridente de Smackdown acaba con Carlito y Chris Masters. Michaels, echo una porquería, se ve solo contra los 3.

Pero es un hombre curtido en mil increíbles batallas, y está a punto de realizar la gesta. Recibe un vuelo de Mysterio con una Sweet Chin Music, que lo elimina, y aplica otra, al esquivar un Clothesline From Hell de JBL. Queda solo con Randy Orton, y ahí sí que tenemos un segmento más aburridillo. Una interferencia de JBL le pone en bandeja a Randy un RKO que le da la victoria a su equipo.

Viene toda la gente de Smackdown (los que no tienen combates, se entiende), y celebran con Orton, que es rudo, dicho sea de paso. Pero aparecen los monjes, acólitos del Undertaker. Él y Randy llevan matándose todo el año. Pero tras ser derrotado en una Casket frente a Randy y su padre, Orton le daba por enterrado. En Armageddon, tendrían su lucha definitiva, una Hell in a Cell.

Puntuación: ***1/2

domingo, 26 de abril de 2015

Kurt Angle vs Bobby Lashley, Impact Wrestling 03/04/2015



Durante muchos años, hablar de TNA, o Impact Wrestling, era hablar de un programa de Spike TV. Toda la historia de la compañía se ha vivido en esta cadena de televisión, hasta finales de 2014, cuando se anunció el fin de la relación entre ambas compañías, y TNA ha pasado a emitirse por Destination America.

Spike TV es una cadena de Televisión por cable, conocida en Estados Unidos por ser un canal principalmente dedicado a los hombres, emitiéndose en él películas de acción, series, MMA, wrestling y programas, en general, para hombres adultos. En ese contexto, un programa como Impact Wrestling encajaba bastante bien, con esa versión del wrestling más sangrienta y dura que la que muestra WWE.

Es cierto que TNA en Spike se había quedado estancada en el millón y pico de espectadores, en 1 punto de share, y siempre ha tenido la diferencia con WWE como obsesión, como trauma psicológico. Pero hay que tener en cuenta que la audiencia no se mide en número absolutos, que hay que tener en cuenta la audiencia media de una cadena, para valorar la audicencia de un programa concreto como buena o mala. Y la de TNA en Spike no era muy mala, teniendo en cuenta los números habituales de la cadena.

Pero la relación acabó, y Dixie Carter anunció un acuerdo con Destination América. Defiende la preseidenta que en esta cadena la promoción de lucha tiene mucha más promoción, aunque también es cierto que tiene mucha menos audiencia, así que los ingresos por publicidad sera mucho menores.

Destination América se está portando muy bien con TNA, pero también ha impuesto algunas normas. Entre otras, ha exigido tener a Kurt Angle como campeón mundial. El medallista olímpico estuvo a punto de irse a WWE, pero finalmente firmó con TNA, y una cadena patriota como Destination America quiere tener al "niño de oro de américa" como imagen.

No me gusta mucho que la exigencia de una cadena marque los campeones de una empresa de wrestling, pero motivos más estúpidos hemos visto en la historia de este deporte. El caso es que Angle tenía que convertirse en campeón, y derrotar, para ello, al Superman Moreno, Bobby Lashley.

Bobby Lashley salió de WWE por lo mal que se trata a los afro-americanos en la empresa, y no le falta razón, porque mientras en WWE solo hay un negro en la cartelera de Wrestlemania, R-Truth (y creo que solo estaba en la Ladder por meter a algún moreno), en TNA la rivalidad más importante era la de dos afro-americanos, Bobby y MVP.

Pero se le ha acabado el chollo, Destination America quiere un campeón blanco. La lucha Kurt Angle vs Bobby Lashley por el World Heavyweight Championship se emitió en el programa del 3 de abril de 2015, aunque se había grabado unas semanas antes.

La lucha es bastante buena, aunque no llega al nivel de MOTYC. Los dos son especialista en golpes a la espalda, y se los reparten bien: Lashley, con spinbusters, powerslams y Lariatos, mientras que Angle pega un millón de suplexs. Lashley pega un spear, que es un golpe más al estómago, pero con incidencia sobre la espalda en la caida, y Angle dos Olimpic Slams, pero ninguno consigue la victoria con ellos. Esto se tendrá que resolver mediante rendición.

Angle ya venía aplicando desde el principio de la lucha, cuando podía, el Ankle Lock, dañando poco a poco el tobillo del Superman Moreno. Cuando Bobby ve que el spear no da resultado, intenta hacer rendir a Angle también, con su propio Ankle Lock, y también con una palanca al brazo.

Pero Angle resiste y revierte, sigue utilizando Ankle Lock hasta que el campeón no puede aguantar, y se rinde. Kurt vuelve a ser campeón mundial en pleno 2015, y lo ha logrado en una buena lucha ante Bobby Lashley.

Puntuación: ***1/2