Mostrando entradas con la etiqueta wwe. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta wwe. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de febrero de 2018

Carmella vs Natalya vs Charlotte Flair vs Tamina vs Becky Lynch, Money in the Bank Ladder Match, WWE Smackdown 27/07/2017



Comentamos, en el anterior artículo del blog, el primer Money in the Bank Ladder Match femenino, que disputaron Carmella, Natalya, Charlotte, Tamina y Becky Lynch en Money in the Bank 2017. Esa batalla terminó de forma inadecuada, siendo un hombre, James Ellsworth, el que agarró el maletín, para dárselo a Carmella, de manera que esta se proclamó Mss Money in the Bank. Pero esto no iba a quedar así.

En el programa del 20 de junio de Smackdown, Daniel Bryan reunió a las 5 chicas en el ring, y al gusano de Ellsworth. El General Manager admitió que lo que hizo este no fue ilegal, pero también señaló la importancia histórica del momento para el wrestling femenino. Por eso, para borrar de los libros esta mancha, la semana siguiente, en Smackdown, se repetiría la batalla, con las mismas protagonistas. Una nueva oportunidad para hacer historia.

Esta lucha es diferente a la anterior. Será porque tiene lugar en un programa de Televisión, pero hay menos golpes violentos con escaleras, se corren menos riesgos. No obstante, la pelea es más larga, las chicas se dan con todo, y hay momentos buenos para las 5.

No hay muchos golpes con escaleras, pero sí que hay muchos intentos de subir arriba, y coger el maletín. Todas lo intentan en alguna ocasión, e incluso hay algún momento en el que están casi todas arriba. La sensación de que lo único que importa es subir ahí y coger el premio, se mantiene. La primera en intentarlo, de hecho, es Carmella, que aprovecha que todas las demás se van fuera a pelear, para llevarse lo que considera suyo en un momento. Por suerte para el espectáculo, no lo consigue.

Después de bastantes minutos de confrontación, Becky Lynch y Natalya aplican una Power Bomb conjunta sobre la aguerrida Tamina, que se lo ha puesto difícil hoy a sus rivales. Después, Natty saca también de circulación a Becky, con otra Power Bomb. Pero, mientras aplica Sharpshooter sobre Carmella, recibe una buena patada en la cabeza por parte de Charlotte. Las dos luchadoras de segunda generación se van a pelear entre el público, así que la cosa se pone bien para Carmella.

La chica está cansada, después del Sharpshooter de Neidhart, y el Natural Selection de Flair. Pero aparece, de nuevo, James Ellsworth, para subir arriba y darle el maletín. Cuando parece que todo va a acabar de la misma ridícula manera, vuelve a la pelea Becky, que lo tira desde la escalera, golpeándose, este, con las cuerdas en sus partes, consiguiendo algo simbólicamente muy potente. Una vez castrado Ellsworth, sólo quedan dos chicas para terminar esto.

Becky es mejor luchadora que Carmella, pero esta utiliza una silla para atacar a la del pelo naranja. Después de un par de sillazos, la heroína queda fuera de juego, y ya no hay nadie que se interponga entre Carmella y el maletín. Victoria, ahora sí, justa, para ella.

Puntuación: ***1/4

jueves, 22 de febrero de 2018

Carmella vs Natalya vs Charlotte Flair vs Becky Lynch vs Tamina, WWE Money in the Bank 2017



En las últimas semanas, hemos comentado el primer Steel Cage femenino en WWE, así como el primer Falls Count Anywhere, El primer Iron Man, el primer Hell in a Cell, y el primer Royal Rumble de mujeres en la empresa de Vince K McMahon.

Antes de que tenga lugar el primer Elimination Chamber de mujeres en el PPV homónimo de 2018, sólo nos falta por revisar el primer Money in The Bank entre las chicas de Smackdown, que ocurrió en verano de 2017. Me ha costado ponerme con ello, porque debido a la polémica del resultado final, la batalla tuvo que repetirse días después, así que la tarea implica escribir sobre las dos luchas, y me daba mucha pereza. No obstante, hay que hacerlo, y ha llegado el día.

No hay mucha historia. En el evento, Naomi y Lana se juegan el campeonato, en una lucha que por lo que sea, no pasó a la historia. En el primer Money in the Bank Ladder Match entre mujeres, participan 5 mujeres: Natalya, Tamina, Charlotte, Becky Lynch y Carmella. Y justo gana la peor.

Aunque esta también es, en general, la primera Ladder del roster principal de WWE, hay que decir que ya hubo una en OVW, cuando esta liga era una de las ligas de desarrollo de la empresa. Sus protagonistas fueron Beth Phoenix y Katie Lee Burchill.

La lucha empieza bastante bien, aunque se frena como a la mitad, con un final raro y pordiosero. Pero los primeros minutos están bien, con una Tamina que domina el ring y expulsa a todas sus rivales hasta en dos ocasiones. Creo que es la mejor en la batalla, y posiblemente sea la mejor pelea de su carrera. Tampoco es que haya mucha competencia.

Luego tenemos algunos minutos de movimientos buenos por parte de unas y de otras, con varios golpes con escaleras, y con un Moonsault a ringside de Charlotte, que deja fuera de juego a Natalya y Tamina. Becky va a por el maletín, pero entra en escena el manager de Carmella, James Ellworth, que la tira de la escalera, y sube él. Recoge el maletín y se lo lanza a Carmella, que resulta ganadora.

Los referees discuten entre sí, pero James proclama ganadora a su amiga. La reacción del público es rara cuando coge el maletín, y cuando se informa del resultado. La gente no sabe si alegrarse o protestar. Los referees siguen discutiendo, y el resto de las mujeres los miran con cara de asco.

No entiendo la discusión de los referees. El final es malo, pero está claro que la ganadora es la que primero coge el maletín, independientemente de la manera en la que lo haga. De todos modos, en Smackdown, poco después, se repetiría el combate.

Por otro lado, hay que señalar que la lucha se había vendido como un momento importante para las mujeres, como un acto de feminismo. Todas, de hecho, en el vídeo previo al match, habían afirmado que era su momento. Y sin embargo, el protagonismo se lo lleva un tío. Bookeos made in Vince McMahon.

Recordemos que James Ellsworth era un pardillo, un luchador local, que gracias a su físico especialmente irrisorio, se había ganado más apariciones en WWE, después de ser destruido por Braun Strowman. Participó en storylines divertidas con AJ Styles, y Dean Ambrose, y acabó acompañando a Carmella. No obstante, unos meses después de esta lucha, fue despedido.

Puntuación: ***

miércoles, 21 de febrero de 2018

Ivan Koloff vs Pedro Morales, WWWF 08/02/1971




Seguimos hablando sobre Ivan Koloff, como homenaje en este primer aniversario de su fallecimiento. El Oso Ruso acabó con el reinado de casi 8 años de Bruno Sammartino como campeón de WWWF. La Leyenda Viviente anunció, tras eso, su retirada de la lucha libre profesional, con la excusa de sufrir una lesión en el hombro que le habría causado George Steele un tiempo antes, y que habría sido la causa de que cayera derrotado ante Ivan.

En realidad, Bruno ya había decidido abandonar el wrestling, debido a lo exigente del calendario de WWWF. Nada nuevo bajo el Sol. Aún así, volvería en el 73, y se volvería a llevar su correa a casa durante otros 3 años. Pero mientras tanto, hacía falta tener a otro gran campeón, y ese papel no podía llevarlo a cabo un villano. El título había estado siempre en la cintura de Sammartino, salvo en sus  22 primeros días de existencia, que fue lo que tardó en derrotar al primer campeón, Buddy Rogers. Como él, Koloff sólo era un campeón de transición. 3 semanas después, de nuevo en el Madison Square Garden, perdió la correa ante Pedro Morales.

Nueva York siempre ha tenido una gran presencia de población inmigrante. Esto es así en todas las grandes ciudades del mundo, pero en Nueva York es especial, es algo que forma parte de su naturaleza desde hace su nacimiento. Bruno Sammartino era un campeón con sangre italiana, como Rocky Balboa. Así, la WWWF se ganaba el interés de la población italo-americana, pero si había un público que seguía con furor las funciones de la empresa, ese era el Puertorriqueño.

Y Pedro Morales tenía un gran público detrás. Alto, muy fornido, pero al mismo tiempo, mucho más agil que el luchador típico de la época, era un gran reclamo para los latinos. Hoy en día, se habla de que WWE nunca ha tenido un campeón negro, pero en los 70, ya tuvo uno latino. La cuestión es que venda.

El 8 de febrero de 1971, el público del Garden estuvo especialmente enloquecido. Todos odiaban a Koloff, y querían venganza. Por suerte, esta lucha sí la he podido ver entera. WWE la tiene en su biblioteca, aunque limpiada a partir de una grabación que ya de por sí estaba en mal estado. Aún así, el trabajo de arreglo de los técnicos de la empresa es bueno, y se puede visualizar todo a la perfección, a diferencia de lo que ocurría en la lucha que comentamos anteriormente. En los comentarios, está Jim Ross, porque esta versión se debió crear expresamente hace unos años, para el servicio On Demand de la compañía, a partir de la cinta original. No sé quién grabó esa cinta, desde luego no es de la tele.

La lucha no es mala. Es normalita. Para un evento tan importante, uno esperaría más. Pero no era el estilo de WWWF. Aquí hay un malo muy odiado, un héroe talentoso, y un público muy enfadado. Es otro tipo de historias.

Morales demuestra su talento, con algunos movimientos habilidosos, pero es frenado por el poder superior del oso. Y también por sus trampas, sus ahorcamientos con los tirantes, sus piquetes de ojos, etc. Pero, sobre todo, sus abrazos de oso son potentes, así como sus Headlocks, y Morales vende el dolor bastante bien.

Los ataques del rufián hacen peligrar la integridad física de Pedro, pero este consigue esquivar una plancha. El público se viene abajo cuando también esquiva el rodillazo volador con el que Koloff derrotó a Sammartino. 

Morales aplica un buen Crossbody, pero su rival sigue haciéndole daño en la espalda, lanzándolo contra las esquinas. Pero, en una de esas ocasiones, Pedro rebota, y cae sobre el campeón. Aunque este piensa que es él el que está haciendo el conteo, no es así, porque es, en realidad, quien tiene la espalda plana sobre la lona. La cuenta llega a tres, y el Madison Square Garden estalla. Agentes de la ley deben rodear el ring, para que no halla invasión. Pedro Morales se convierte en Campeón Mundial, y mantendrá la correa en su cintura hasta diciembre del 73, cuando lo perdería ante Stan Stasiak, que haría también de campeón de transición para que, 10 días después, Bruno Sammartino retomara su correa.

Puntuación: **3/4

martes, 20 de febrero de 2018

Ivan Koloff vs Bruno Sammartino, WWWF 18/01/1971




Recientemente, se cumplió el primer aniversario del fallecimiento de Ivan Koloff, gran leyenda del wrestling americano. En su momento, no me dio tiempo a dedicarle el especial que merece, ya que el pasado año tuvieron lugar demasiados fallecimientos de wrestlers. Así, como ya había pasado demasiado tiempo, decidí dejar este especial para la primera efeméride de esta baja.

El wrestling es un espectáculo que se ve favorecido por la emoción del público. En el correcto manejo de este sentimiento, reside su correcto devenir. Y si hay algo que genera emoción en el populacho, es el nacionalismo.

Por eso, tanto en México como en Estados Unidos, se ha usado la figura del extranjero agresor para generar mucho odio en el público. Hoy en día, personajes como Rusev ya no funcionan de la misma forma. La gente sabe que esto es de mentira, y además, ahora mismo, no hay Guerra Fría. Pero no nos engañemos: si WWE volviera a usar un personaje árabe antiamericano, la cosa se volvería a poner muy caldeada.

Pero en los 70, con el gran miedo a una guerra nuclear, y la persecución a todo lo que oliera a comunismo, en Estados Unidos, un personaje soviético significaba dinero.

Koloff no era ruso, sino canadiense. Pero encarnó el personaje de "Russian Bear" a la perfección. Comenzó a utilizar este personaje en el año 67, afirmando haber nacido en Ucrania. Luchaba, entonces, en la IWA de Canadá, pero este personaje le valió para llegar a la WWWF, y tener una rivalidad contra el gran Bruno Sammartino, un súper héroe que portó el título mundial de la empresa de Vince J McMahon Sr durante montones de años, algo que, hoy en día, no podemos ni imaginar. Pues bien, el villano Koloff consiguió derrotarlo y quitarle el título. Tal es la importancia del personaje del que hablamos hoy.

"The Night the Garden Went Silent". Así se conoció esa velada en el Madison Square Garden de nueva York: "La Noche en la que el Garden quedó en silencio". Y es que, en esa época, la gente se acercaba al mítico escenario neoyorquino a presenciar como su héroe derrotaba, una noche más, al villano de turno. Los aficionados no se esperaban que fuera aquello que más odiaban, un ruso, el que venciera a Bruno. Aunque parece que en el wrestling sólo existen los sucesos ocurridos en los últimos años, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que esta noche representa uno de los momentos más importantes en la historia de este deporte (o lo que sea).

Bruno Sammartino es el hombre que ha portado el ahora llamado WWE Championship durante más tiempo. Lo ganó en 1963, y si lo perdió en el 71 fue, posiblemente, porque necesitaba un descanso. En ese momento, se consideraba que el campeón de la empresa debía ser un héroe, y los heels solo eran campeones de transición, que le quitaban el título a un babyface, para perderlo posteriormente contra otro, de tal manera que la gente se sentía muy feliz, como si el mal hecho hubiera sido vengado. El siguiente héroe sería Pedro Morales, el primer luchador seleccionado expresamente para atraer al público latino.

Es complicado hacer un blog de luchas históricas, porque buena parte de la historia de la historia del wrestling se mantiene a oscuras. Es difícil encontrar muchas luchas previas a mediados de los 70. Y en el caso de México, incluso es difícil encontrar material de los 90. Es una pena, porque hay muchos momentos históricos y grandes combates de grandes luchadores que no podemos valorar. Eso dificulta el trabajo.

En el caso del combate entre Koloff y Sammartino, por desgracia, sólo tenemos una grabación de poca calidad, lejana y ripeada. O sea, hay una versión de unos 6 minutos, con varios cortes. Así, el rating que le de a la lucha no es de fiar, pero es lo más cercano que podemos hacer. Esta lucha ni siquiera está en la WWE Network, fue un evento en vivo, la cita habitual de los fans de la WWWF en el Madison Square Garden.

Pues nos vamos para el mítido edificio neoyorkino. Tenemos a dos bestias de la naturaleza frente a frente. Ambos, Sammartino y y Koloff, tienen una musculatura muy importante, y también muy natural. Son dos animales.

No se puede inferir, de los trozos del combate que vemos, que este sea de muy buen nivel. No creo que, en WWWF en esa época, tampoco nadie se lo propusiera. Eran tiempos del Keyfabe, la gente realmente creía que lo que estaba viendo era real. Había suficiente emoción en la lucha, como para que además fuera buena.

Vemos algo de técnica de Bruno, que aplica buenas llaves a las piernas. Luego vemos abrazos de oso y similares por parte del Oso Ruso. Y luego, buenos puñetazos por ambos lados, en la parte del combate en la que ya todo está desatado. Finalmente, de forma totalmente limpia, Koloff vuelva desde el esquinero, y aplica un rodillazo sobre Sammartino, que sucumbe ante tal embestida.

Efectivamente, se siente un silencio en el Garden. La gente no se lo cree. Hay una generación de niños que no había visto a Sammartino sin su correa. Luego la cosa se lía, y se lanzan objetos al ring. Pero es tarde, la historia ya está hecha.

En el próximo post, veremos a Koloff defender su campeonato ante Pedro Morales.

Puntuación: **1/2

viernes, 9 de febrero de 2018

Adam Cole vs Aleister Black, WWE NXT Takeover Philadelphia




El NXT Takeover Filadelfia de enero de 2018 estuvo marcado por la lucha entre Andrade Cien Almas y Johnny Gargano, a la que muchos hemos dado 5 estrellas. Pero, en general, el evento fue muy entretenido. Otra lucha que ha recibido buenas notas ha sido el Extreme Rules entre Adam Cole y Aleister Black, anteriormente conocido como Tommy End. 

Sanity y The Undisputed Era están dentro de una rivalidad bastante potente. Ambos grupos estuvieron en Wargames, y se enfrentarán más veces durante el año. En este evento, el líder de Undisputed Era se enfrenta al Holandés errante llamado Tommy End, que es un gran miembro de ese grupo de locos que es Sanity. Son dos luchadores de gran experiencia en el mundo indy, y aquí tienen un choque bastante violento.

Los dos tienen también un personaje muy marcado. Cole es bocazas y cobarde, mientras que a Black lo que le interesa es lo de las tortas. Cole se va a aprovechar de las posibilidades que le ofrece este tipo de lucha, mientras que Aliester quiere demostrar que no necesita palos ni nada. Los primeros minutos son bastante humillantes para Adam, que es expulsado del ring una y otra vez, sin oportunidad de usar las armas que coge fuera. Black le espera sentado.

Pero la pedantería del europeo provoca que se lleve un buen palo en el estómago. A partir de ahí, hay algunos movimientos buenos con objetos, mientras el público corea lo de "ECW". Porque estamos en Filadelfia. Cole se lleva buenos ataques en la espalda, y lo vende bien. Ambos acaban heridos ahí. Cole es lanzado contra el borde de unas sillas, en un movimiento asesino, y contra la mesa de comentaristas. Black cae desde la esquina contra dos mesas en ringside, y se lleva dos buenas heridas en la espalda. 

Por supuesto, los miembros de Undisputed Era hacen su aparición, y son respondidos por los de Sanity. Finalmente, Black acaba ganando con una patada, en un final que no me parece muy relacionado con el tipo de ataques que se están haciendo durante el combate. No obstante, es un abuena lucha, muy entretenida.

Puntuación: ***1/2

jueves, 8 de febrero de 2018

Johnny Gargano vs Andrade Cien Almas, WWE NXT Takeover Philadelphia




Por primera vez en muchos años, el Wrestling Observer Newsletter ha premiado con 5 estrellas a una lucha de WWE. Ha habido un combate en la empresa de Vince que está rivalizando, según muchas opiniones, con los combates clásicos entre Owen Hart y Bret Hart; Shawn Michaels y Undertaker; y John Cena y Cm Punk. Pero en esta ocasión, no estamos hablando de estrellas del tamaño de esas leyendas, sino de luchadores que quizás tengan más futuro en 205 Live que en RAW. La lucha entre Andrade Cien Almas y Johnny Gargano en NXT Takeover Filadelfia, por el Campeonato de NXT, está siendo considerada como uno de los mejores combates en la historia de WWE.

Es raro. Nunca hubiera imaginado ese reconocimiento para estos dos tipos, si me lo hubieran dicho hace 3 años. Almas luchaba como La Sombra en el Consejo Mundial de Lucha Libre, y aunque ya destacaba mucho, era un enmascarado volador, como 50 más. Quizás tenía más calidad que los demás, pero tampoco hay en el Consejo demasiadas oportunidades para demostrarlo. Gargano, por su parte, era un estereotipo de luchador indy. Daba muy buenos combates en EVOLVE, pero tampoco se puede decir que uno soñara con verlo en el main event de WrestleMania.

Sin embargo, ambas estrellas han coincidido en la pequeña marca amarilla de WWE, NXT, y han recibido personajes muy clásicos. Sin innovar en lo más mínimo, utilizando storylines con 40 años de antigüedad, Andrade se ha convertido en un gran rudo, y Johnny se ha convertido en un gran Babyface. Así, han tenido una gran lucha, justo cuando pensábamos que el título máximo de NXT ya no valía tanto como antes. En general, tuvimos un muy buen evento en Filadelfia, en el fin de semana de Royal Rumble, pero la calidad con la que se remató la noche no la habría previsto ni el más listo.

Johnny Gargano hacía una gran pareja con Tomasso Ciampa. Todo el mundo ya le quería entonces y coreaba "Johnny Wrestling". Pero cuando el wrestler fue traicionado por su compañero de fatigas, recibiendo una paliza brutal, la gente le amó mucho más. Así es como se crea un gran Underdog. Gargano fue derrotado en cada ocasión en la que luchó durante las semanas siguientes, pero se levantó, y consiguió ganar el torneo por el Number One Contender, derribando a rivales mucho más grandes. Para el público, él era el más grande.

Por su parte, La Sombra también recibió un gran push como rudo mediante un método clásico: poner a su lado una mujer tan hermosa como malvada, que siempre tenía a su disposición la trampa justa para hacerle ganar. Así derrotó a McIntyre por el campeonato.

Gargano y Almas ya se habían enfrentado unos meses antes, y la lucha estuvo muy bien. Por eso, esta propuesta de lucha titular era un seguro de vida en cuanto a calidad. Pero no creo que Triple H imaginara que la lucha recibiría tan buenas críticas. La pregunta es, ¿merece esas 5 estrellas?

Pues lo decidiré al terminar de escribir este texto, porque me lo estoy pensando. Cien Almas llega, acompañado por un montón de mariachis y por Zelina Vega. También lleva su máscara de La Sombra, aunque con los colores de la bandera mexicana. Se la quita, y se aproxima al ring para enfrentarse al underdog al que todos aman: Johnny Gargano. 

Los primeros minutos de la lucha son normalitos. Almas daña en ringside la espalda de su rival, y parece que ese va a ser su objetivo. Además, Gargano vende muy bien el dolor ahí. Pero nada de eso, pronto, el mexicano comienza a aplicar headlocks muy duros, muy asfixiantes, contra el americano. 

A partir de ahí, la lucha se convierte en un brutal combate por KO. Los dos se revientan la cabeza mediante golpes frontales durante toda la lucha. Si bien Almas siempre parece un poco más fuerte, el enfrentamiento es de ida y vuelta. Los dos atacan sin parar, con movimientos de todo tipo, a cada cual más espectacular y más brutal.

Gargano aguanta varios rodillazos en las esquinas, de la escuela de Los Ingobernables. Almas soporta varios cross-faces sin rendirse, y también son muy dolorosos. La gente grita "fight forever", y eso es lo que estos dos tipos están haciendo: partirse la crisma sin parar, y prácticamente nunca usan un ataque que no sea doloroso para la cabeza del rival.

Las caras de ambos lo dicen todo. Despeinados, colorados, y con alguna que otra herida. Están exhaustos. Y aquí es donde Zelina Vega entra en acción. Impide que Cien Almas se rinda ante un Cross-Face, y aplica unas tijeras sobre Gargano en ringside, provocando que este se golpee con las escaleras metálicas, aumentando el dolor de su cabeza. Gargano se vuelve a salir del ring por el otro lado, para descansar un poco, porque está hecho pedazos. 

Pero observamos, a lo lejos, a Zelina, dando toda la vuelta al ring. Va a por Gargano, para darle una paliza, con cara de enfado. ¿Cómo se puede ser tan mala, siendo tan pequeña? Intimida hasta al público, que alerta a Gargano. Pero, desde las gradas, salta Candice LeRae, la mujer de Johnny, que estaba viendo la lucha, y que ha fichado recientemente por WWE. La rubia se lleva a Zelina fuera de la escena, a palo limpio, mientras Gargano vuelve al ring. El americano está apunto de ganar con su Crossface, pero Andrade llega a las cuerdas. El campeón acaba aplicando unos nuevos rodillazos, esta vez cuando Johnny estaba apoyado en el poste exterior del ring. Gargano tiene un pié en la tumba, así que Andrade le cubre para, ahora sí, ganar.

El mexicano celebra junto a su mánager. Gargano se va, destrozado, junto a su mujer, mientras el público le aplaude. Pero cuando está saludando, recibe un golpe con muletas por parte de su antiguo compañero, el traidor Tomasso Ciampa. 

¿La lucha es de 5 estrellas? Bueno, lo tiene todo. Con que le faltara algo, se las quitaría, pero no se me ocurre nada. Un gran rudo contra un gran técnico. Mucha psicología, un público muy bueno y muy metido, un gran título en juego, y bastante talento a la hora de atacar. E intervenciones, pero de las buenas. Cuando una lucha me parece perfecta, suelo buscar excusas para quitarle las 5 estrellas, pero no hay opción en esta ocasión.

Puntuación: *****

lunes, 5 de febrero de 2018

Mickie James vs Melina, Falls Count Anywhere, WWE RAW 05/03/2007



Después de ver la primera Steel Cage Match entre mujeres en WWE, ahora vamos a comentar el primer Falls Count Anywhere Match, que fue disputado en 2007 por Melina y Mickie James. Vamos a ello.

Para esa época, las grandes de la Era Attitude habían desaparecido ya. Era una época rara, en la que había mucha conejita Playboy. Mickie James y Melina, seguramente, eran de lo mejorcito que había sobre el ring, pero estaba todo muy sexualizado, como veremos a continuación.

Mickie James era la campeona, pero perdió su campeonato poco antes frente a Melina. James intentó una hurracarrana desde el esquinero, pero Melina se sujetó, cayendo la campeona de forma dolorosa, lo que propició su derrota. La revancha tiene lugar en este programa de marzo de 2007 de RAW, en un Falls Count Anywhere. La anunciadora del combate es una Diva de la época, Ashley, que está promocionando su aparición en la revista Playboy. Sí, desnuda, o semidesnuda al menos. De hecho, tenemos a Jerry Lawler, en la mesa de comentaristas, mirando absorto la revista, mientras Jim Ross intenta echarle un ojo. Vaya tela.

Melina se abre de piernas, como siempre, para entrar al ring, pero Mickie no la deja. Con una patada rasante, la saca del cuadrilátero, y la ataca fuera. Como el combate es Falls Count Anywhere, el ref da por bueno el comienzo. Las luchadoras brawlean, y se van a camerinos.

Se golpean con objetos, y pelean en la zona de las Divas. Otras luchadoras se meten en la bronca, ayudando a una u otra. Aparece otra conejita playboy, Candice Michelle, que se tapa con una toalla, porque, supuestamente, acaba de salir de la ducha. En la pelea, le tiran de la toalla, y se queda en pelotas, aunque con tanta violencia, la cámara empieza a fallar, y no se ve nada claramente.La gente abuchea cuando la señal se va por completo, porque esperaba ver mucha silicona.

Melina y Mickie James vuelven al ring. Allí pelean, y Mickie vuelve a cometer el error que le costó el título. Intenta aplicar la hurracarrana, pero vuelve a fallar, y cae de forma muy dolorosa. Melina la cubre para ganar.

La lucha no es gran cosa, y la utilización de las mujeres aquí es ciertamente llamativa. Podemos decir, en ese sentido, que hemos cambiado para bien.

Puntuación: **1/4

domingo, 4 de febrero de 2018

Victoria vs Lita, Steel Cage Match, WWE RAW 24/11/2003



Seguimos mirando luchas femeninas de WWE en las que se ha utilizado, por primera vez, una estipulación. Hay algunas que ocurrieron antes de la revolución de las Divas, porque no todo empezó con ellas. Aunque hay quien piensa que la Steel Cage entre Becky Lynch y Alexa Bliss de 2016 es la primera lucha en jaula que existió entre mujeres, eso ya había pasado 13 años antes, en un combate entre Victoria y Lita, en RAW. Es cierto que la lucha de Becky y Alexa es más seria, pero no es la primera.

En abril de 2002, Lita se había sometido a una operación bastante complicada, y se pensaba que no volvería al ring. Este regreso se produjo en septiembre de 2003, 17 meses después. Lita tuvo una rivalidad con la campeona de ese momento, Molly Holly, sin éxito a la hora de conseguir el campeonato.

Un par de meses después, Lita se reunió con Matt Hardy, que había sido su novio en pantalla y fuera de ella. Lo sería, de hecho, hasta que se lió con Edge. Parecía que Hardy iba a pedirle matrimonio, pero la traicionó miserablemente, lo que tendría consecuencias en el combate que hoy comentamos.

El 24 de noviembre de 2003, tuvo lugar un capítulo de Raw de esos en los que hay una ruleta, con la que se eligen las estipulaciones de los combates. Molly Holly hizo girar esa ruleta para el siguiente match de Lita, y resultó ser un Steel Cage Match. El GM de Raw, Eric Bischoff, informa de que es la primera lucha en jaula entre mujeres. La rival de Lita es la poderosa Victoria.

Las dos gladiadoras tienen un combate muy cortito, pero con mucha intensidad. Lita ataca como una loca a Victoria, y la lanza contra la jaula con una violencia muy grande. Pero Victoria es más fuerte, y aplica un par de movimientos muy buenos. Después de eso, ambas intentan huir en varias ocasiones de la jaula. Cuando Lita está apunto de conseguirlo, llega Matt Hardy y le pega con la puerta en la cabeza, en un acto de violencia doméstica horrible, que hoy en día sería impensable.

Victoria aprovecha esto para salir de la jaula y ganar. Hardy se mete en la estructura con la intención de hacerle daño a su ex, pero llega corriendo Christian para salvarla. Lita se metería en una historia con el Capitán Carisma a partir de ahí.

Puntuación: **3/4

miércoles, 31 de enero de 2018

30-Woman Royal Rumble Match, WWE Royal Rumble 2018



Mi intención, antes de revisar el Royal Rumble Match femenino de 2018, era ver más luchas de mujeres en las que se utilizara, por primera vez, una estipulación. Por motivos de agenda, sólo pude escribir sobre el Hell in a Cell y el Iron Man que disputaron Sasha Banks y Charlotte a finales de 2016. No obstante, como el tema sigue en boca de todos, porque en unas semanas tendrá lugar la primera Elimination Chamber de mujeres, todavía planeo hacerlo, aunque cambiando el orden. Voy a ver, primero, el Royal Rumble, que me interesa más.

Charlotte Flair es la campeona de Smackdown, mientras que Alexa Bliss porta la correa de Raw. La ganadora podrá elegir el título que quiera para pelear en WrestleMania. Las dos campeonas se sientan en ringside, mientras que Stephanie McMahon está en la mesa de comentaristas, y María Menounos hace de ring announcer. Así, da comienzo una batalla que a mí me ha gustado mucho, porque, aunque a nivel de wrestling no es una maravilla, creo que es todo lo que un fan espera de un Royal Rumble Match.

Porque no hay que engañarse. Nadie se pone a ver un Rumble esperando que sea una lucha de 5 estrellas. Lo que más le interesa al fan es saber quién entrará, qué sorpresas habrá, quién ganará, y quién eliminará a más rivales. Esas cosas suelen ser un poco decepcionantes en el Royal Rumble Masculino, ya que el roster es muy amplio y los luchadores del día a día merecen estar en la batalla real, aunque no tengan ninguna posibilidad. Pero el roster femenino es muy inferior en cuanto a número, así que aquí tenemos la aparición de muchas leyendas de distintas épocas, Hall of famers, chicas que vuelven tras lesiones, chicas de NXT, y una gran figura internacional que hace su aparición para anunciar su participación en WrestleMania. Vamos, todas las cosas que molan en un Royal Rumble.

Es una pena que antes de la lucha se lesionaran Paige y Alicia Fox. La primera es una de las mujeres con más personalidad del roster, pero parece que su lesión podría ser definitiva. Esperaré una confirmación oficial para hacerle un especial. La verdad es que tengo abiertos demasiados frentes. La segunda no es que sea una luchadora muy interesante, pero lleva currándoselo en la empresa un montón de años, así que hubiera sido bonito que pudiera participar. La lucha es bastante entretenida, y no tiene muchas aglomeraciones. Las luchadoras se salen mucho del ring para dejar a otras pelear, y eso siempre le da un toque animado a una batalla.

Las primeras en entrar al ring son Sasha Banks y Becky Lynch, que tienen un buen intercambio, y hacen un gran Rumble. Aparecen, también, miembros de los nuevos stables de RAW y Smackdown, Absolution y Riott Squad, que sirven para enfrentar a las heroinas y se prestan a eliminaciones sencillas. Y hace su entrada la primera gran leyenda, Lita, que consigue un par de eliminaciones y hace uso de su arsenal clásico, incluido en Twist of Fate y el Moonsault. También sale a escena una chica de NXT, la brillante Kairi Sane, que se enfrenta a Lita. Es chulísimo ver enfrentarse a una chica de la Era Attitude de WWF con una chica de Stardom. Dos mundos muy distintos.

La pirata japonesa lleva a cabo una serie de ataques muy potentes, pero acaba siendo eliminada después de no mucho tiempo. También Lita sale fuera tras un ataque de Becky. Hay que dejar hueco a nuevas leyendas. La siguiente en salir es Torrie Wilson, también con una buena reacción, aunque es expulsada por la villana Sonya Deville. Molly Holly también está aquí,y aplica un movimiento sobre Sasha muy impresionante. Pero la que de verdad causa estragos es Michelle McCool, que expulsa a 5 rivales.

Michelle fue muy importante en su época. Junto a Layla, mantuvo el interés en la división de Divas, pues formaban una pareja de chicas guays del insti muy odiosas, y con buen manejo del micro. Su relación con Vickie Guerrero también ayudó. Y, para mi alegría, esta también entra en escena, con el número 16. No para de gritar el "Excuse me" para que le presten atención, pero las 4 supervivientes, McCool, Ruby Riott, Sasha y Becky, la echan fuera. LLega Carmella con su Maletín, y la enfadada viuda de Eddie Guerrero se lo quita y le golpea con él. Qué mala es.

Kelly Kelly y Mss Jacqueline también hacen acto de presencia, pero el juego se acaba cuando aparece la poderosa Nia Jax. Expulsa a todo el mundo. Naomi hace una acrobacia tipo Kofi Kingston, salvándose de la derrota andando por las barricadas y volviendo al ring sobre una silla. Pero no sirve de nada, porque vuelve a ser proyectada fuera por Nia. Ember Moon, la campeona de NXT, que también es grandota, le hace frente, pero está herida en el brazo por su lucha de la noche anterior, y no consigue nada.

Nia Jax es demasiado fuerte. Nadie puede con ella. ¿Quién podría hacerle frente? Pienso en Kharma, pero parece que ese animalico no está en los planes de WWE, por desgracia. La que sí aparece es Beth Phoenix, The Glamazon, que tiene exactamente el mismo estado de forma de su época en activo, y es la única luchadora presente que está en su segundo Rumble. Se une a su amiga del alma, Natalya, para enfrentarse a Jax. Entre las dos, consiguen lanzarla fuera, pero por encima de la segunda cuerda, así que no cuenta como eliminación. Beth abraza cariñosamente a su gran amiga, pero esta la traiciona y la elimina, la muy canalla.

Entra Asuka al ring, y vuelven las gemelas Bella, una tras la otra. El caso de Brie es especialmente interesante, porque recordemos que dejó el wrestling para ser madre. Con el 29 entra Bayley, y con el número 30, entra la legendaria Trish Stratus. Ya están todas, ¿quién ganará?

Asuka y Ember Moon se conocen bien, y rememoran su rivalidad entre gritos de "NXT, NXT". Por supuesto, sale ganadora la japonesa, que se aprovecha de la lesión de su rival. También un buen encontronazo tienen Trish y Mickie James. Recordemos la rivalidad con toques lésbicos que tuvieron hace tantos años. Trish gana esta pelea. Sasha Banks traiciona a su mejor amiga, Bayley, y la lanza fuera. Y lo propio hace con Trish. Quedan para la Final Four The Boss, las gemelas Bella y Asuka.

Sasha es eliminada por Nikki, y la cosa peligra. Hay una posibilidad de que una de las Bella esté en WrestleMania. Pero no es así, Nikki traiciona a su hermana y la lanza fuera, y finalmente es derrotada por Asuka, que continúa con su invicto. Su rival para WrestleMania es desconocido, porque si bien Alexa Bliss es la campeona, es posible que no salga con el título de Elimination Chamber.

Tras el Rumble, las dos campeonas entran al ring, y en ese momento, suena la música de Ronda Rousey, la excampeona de UFC, cuyo fichaje por la empresa se ha rumoreado durante años. Ronda aparece para señalar el símbolo de Wrestlemania, dejando claro que luchará en el evento. Intenta darle la mano a Asuka, pero esta se la retira. Ronda saluda también a Stephanie. Recordemos que hubo una pelea entre ellas hace unos años, y que desde entonces se habla de un posible combate mixto: Steph y Triple H vs Ronda y The Rock. Pero también se ha hablado mucho de una lucha entre Ronda y Charlotte, o una batalla entre las 4 Horsewomen de WWE y las de UFC. Veremos en qué queda todo.

Hay que señalar, para acabar, los coreos de la gente. Cuando Lana entra al ring, hay cánticos de "Rusev Day". Cuando lo hace Michelle, suena "Undertaker". Y para las gemelas Bella, también hay gritos en alusión a John Cena y Daniel Bryan. Es una pena que las mujeres todavía tengan que ser identificadas por sus maridos.

Puntuación: ***3/4

martes, 30 de enero de 2018

30-Man Royal Rumble Match, WWE Royal Rumble 2018



Ya ha llegado la edición de 2018 de Royal Rumble, con la que inicia el camino hacia WrestleMania. Este año, tenemos dos Rumbles, uno de hombres y otro de mujeres. Y, aunque era un experimento riesgoso poner dos batallas de este tipo en un mismo show, creo que la cosa ha quedado muy bien, y que los dos Royal Rumble matchs han sido bastante buenos. Vamos a empezar repasando el de hombres, que es el que tiene lugar primero en el evento, porque el femenino resulta ser el main event.

Que este Rumble no sea main event, nos indica que en el de mujeres van a pasar cosas más importantes. Por tanto, y teniendo en cuenta la participación de luchadores con pocas opciones como Heath Slater, supuse desde el principio que no habría grandes sorpresas. Hay un par de apariciones muy chulas, pero efectivamente, no hay ninguna locura. No obstante, la participación es de mucho nivel, y la lucha queda muy bien, sobre todo gracias a la parte final. 

Finn Balor y Rusev comienzan la batalla. El búlgaro se lleva el mayor pop de la noche, pues todo el mundo corea "Rusev Day". El tercer participante es Rhino, que golpea a ambos con fuerza, pero es eliminado por el 4º luchador del día, Baron Corbin, que es, seguidamente, eliminado por Balor. Corbin se enfada y asesina a todo el mundo, incluido Heath Slater, que era el siguiente en salir. Es gracioso, porque después, todos los luchadores que salen le pegan al pobre Slater.

Aparece Elias, catando con su guitarra, aprovechando que no hay nadie en condiciones de luchar. Y después, aparece la primera sorpresa de la noche, Andrade Cien Almas, el campeón de NXT, que el día anterior había tenido una lucha fantástica ante Johnny gargano en Takeover. Los dos tienen un buen intercambio, pero ahora sí, se van acumulando luchadores en el ring.

Con el número 10, debería haber salido The Perfect Ten, Tye Dillinger. Pero la pareja formada por Kevin Owens y Sami Zayn, que anteriormente habían fracasado a la hora de intentar quitarle el WWE Championship a AJ Styles, le ataca para quitarle el sitio en el Rumble. Owens quiere salir a luchar, pero Sami insiste en entrar él, y así lo hace. No sirve para mucho, porque es eliminado pronto. Después de recibir muchos golpes, Heath Slater es introducido en el ring por Sheamus, y aprovecha para echar fuera al irlandés cuando este se mete también en el cuadrilátero. No dura mucho el padre de familia, que es expulsado por Bray Wyatt.

Los tres miembros de New Day coinciden en el ring, pero dos de ellos, Woods y Big E, son eliminados por Jinder Mahal. El indio intenta hacer lo propio con kofi Kingston, pero llega el momento de realizar la acrobacia de turno para sobrevivir. Cae fuera, pero pone un pie sober Xavier, que aún estaba tirado en el suelo. Sus amigos le ponen una bandeja de tortitas, para que pueda apoyar el otro pie, porque, como sabéis, para ser eliminado, un luchador debe tener los dos pies sobre el suelo. Big E y Xavier Woods impulsan a Kofi, que vuela de vuelta al ring y expulsa al excampeón de la WWE. Esto tiene pinta de ser el primer capítulo de una rivalidad entre New Day y el grupo de Jinder. Almas echa fuera a kingston, y llega el Woken Matt Hardy para enfrentarse a Bray Wyatt.

Aunque los ánimos a Rusev continúan, los dos locos le echan fuera, y luego se eliminan mutuamente. Veremos como continúa esta rivalidad. Después de que Bray derrotata a Matt sin problemas en RAW, parece que el mayor de los Hardy podría dejar de ser Woken y llegar al estado Broken. 

Suena la música de John Cena. El rapero llega al ring entre cánticos de "John Cena Sucks", aunque todos los supervivientes se ceban con él. Aún así, se venga de Elias, que le pegó un guitarrazo en el 25 aniversario de Raw. Después de su entrada, tenemos una bonita sorpresa, porque llega al ring The Hurricane.

Hace poco, desde Twitter, Shane Helms se postuló para formar parte de la nueva división crucero de WWE. No estaría mal darle ese toque a 205 Live, después de las bajas de los últimos meses. En el Rumble, por lo pronto, Hurricane intenta atacar a Cena con un ChokeSlam, pero es lanzado fuera por el 16 veces campeón.

Tenemos otro participante de NXT: Adam Cole, que le da una pequeña alegría al público. El excampeón de Ring of Honor viene con vendas, por las heridas causadas en el evento de NXT de la noche anterior. Aún así, tiene una buena participación en esta pelea. En la posición 27, tenemos la mayor sorpresa de la noche: llega Rey Mysterio, con una forma física muy mejorada, y una gran ovación del público. Esto es bueno, porque el hombre acabó muy decepcionado después de que en su última aparición en un Rumble, el público le abucheara por salir con el número 30, cuando todos esperaban a Daniel Bryan.

Andrade Cien Almas vuela, sólo para tragarse un RKO de Randy Orton, y ser eliminado. Tremendo ataque. Aunque siempre hay muchos luchadores en el ring, lo cierto es que hay muchas historias que se cuentan. El séquito del Miz evita que Roman Reigns le elimine, pero los dos se llevan un Superman Punch. Rollins ayuda a Roman con un curb Stomp, y con una bomba, echan fuera al rudo, que cae sobre sus lacayos. Roman no agradece el trabajo de su compañero, y también aprovecha la ocasión para hacerle caer.

En la última posición, aparece Dolph Ziggler, que semanas antes había dejado el título de Estados Unidos vacante, y había desaparecido de la programación de WWE. Esta aparición sorprendente le situaba como principal favorito, pero es eliminado muy pronto. Supondremos que la storyline del rubito va por otro lado, si es que la hay.

Tras la salida de Ziggler, solo 6 luchadores quedan en el ring: John Cena, Randy Orton, Rey Mysterio, Roman Reigns, Shinsuke Nakamura y Finn Balor, que aguanta desde el principio. Los tres primeros unen fuerzas para montar un choque generacional, puesto que son tres de las grandes estrellas de su tiempo, y se enfrentan a tres tipos que ahora están arriba. En primera instancia, salen ganadores, puesto que Cena aplica AA sobre Balor, Rey Mysterio golpea con 619 a Reigns, y Orton conecta un RKO sobre Nakamura. Pero cuando se pelean entre ellos, Reigns aprovecha para eliminar a Orton, y Balor a Mysterio. Se termina, así, la participación del enmascarado. Si bien parece que no ha firmado un nuevo contrato con la empresa, el tiempo que ha permanecido en el ring, mucho más alto que el que suelen tener los invitados de un día, me hace pensar que es probable que vuelva.

El Fatal Four final está muy bien, con muchas opciones por parte de todos. Los 4 serían ganadores creíbles. Además, hay muchos minutos de pelea. La gente está claramente con Shinsuke, y le grita a Reigns y Cena que los dos apestan cuando pelean el uno contra el otro. Cena acaba expulsando a Balor, después de que este le pegara un pisotón muy fuerte a Nakamura. Y, luego, es el japonés el que consigue derrotar al legendario luchador americano. Se queda sólo con Reigns, y para sorpresa de todos, se lleva el triunfo final en el Royal Rumble 2018. Después de la pelea, declara que quiere como rival en WrestleMania a AJ Styles, el campeón de WWE. Así, veremos una nueva versión de la pelea que pudimos ver en New Japan, pero en el mayor escenario del mundo del wrestling.

Puntuación: ***3/4

lunes, 29 de enero de 2018

Royal Rumble Match, WWE Royal Rumble 2006



El de 2006 será el último Royal Rumble Match que veré antes de ver el de este año, 2018. Es el Rumble que ganó Rey Mysterio, poco después de la muerte de Eddie Guerrero. La victoria de Rey en el Rumble, y posteriormente, en WrestleMania ante Orton y Angle, fueron en honor del fallecido luchador.

En esta batalla, Triple H y Rey Mysterio entran en las primeras dos posiciones, y tienen un buen intercambio. Me hubiera gustado ver una buena rivalidad entre ellos. Y la primera parte del combate me gusta, porque ambos se mantienen, mientras van saliendo rivales, cada vez más potentes, y siempre acaban ellos dos solos en el ring. Los primeros en salir, y en ser eliminados, son jobbers, pero luego aparece Ric Flair, que había tenido una buena rivalidad con Triple H (como todo Evolution). HHH se libra de él, pero luego tenemos en escena a Big Show, Bobby Lashley, y Kane. Mucho peso.

Kane y Show eran campeones en parejas, así que unen fuerzas para derrotar al Superman Moreno. Pero luego se pelean entre ellos, y Triple H lo aprovecha para eliminarlos a ambos. Rey y Hunter vuelven a quedarse solos. Pero ahora siguen saliendo luchadores, y ya apenas hay eliminaciones. Es una pena, porque la batalla se estanca aquí. Ya no hay mucho interés, salvo por apariciones especiales o vueltas, como las de Rob Van Dam, Tatanka, Road Warrior Animal o Goldust, que debe ser el tipo que más veces ha vuelto a la empresa en Royal Rumble (también porque le han despedido mil veces, y porque debutó en la empresa hace casi 30 años, y allí sigue). Tatanka pelea bien, y tiene una gran forma física, para llevar tantos años fuera. Por eso, se ganó un contrato para luchar un tiempo en Smackdown.

Con el número 30, entra al ring Randy Orton. Se acaban las entradas, y el ring está lleno. Hace muchos minutos que esto es muy aburrido, demasiado, pero el final está entretenido. La mayoría de los participantes son eliminados. Carlito y Chris Masters, que componían entonces una gran pareja, eliminan al enorme Viscera, pero Carlito traiciona a Chris, y le empuja también. Shawn Michaels se enfrenta en solitario a los MNM, y los echa fuera, y lo mismo hace con Shelton Benjamin. Pero Michaels debe ser el tipo que más storylines ha trabajado dentro de un Rumble. Aparece Vince McMahon, quien se enfrentaría con él en WrestleMania 22, y le distrae, mientras su hijo Shane le empuja por detrás, para provocar su derrota.

Rob Van Dam echa fuera a Carlito, y se queda en el ring con Randy Orton, Triple H y Rey Mysterio. Estos dos últimos están haciendo un trabajo titánico. Mysterio pide su colaboración a Rob, para enfrentarse juntos a los dos fornidos rudos. Tienen un buen enfrentamiento, pero Triple H lanza a Rey contra Van Dam, provocando que este salga fuera del ring. Lo que resta de la batalla es bastante interesante, porque es un David vs dos Goliats, y queda genial la manera en la que el Underdog definitivo, Rey Mysterio, consigue expulsar a ambos. Primero a Triple H, y después, a Orton, con sendas tijeras cuando estos intentaban proyectarle fuera. Buen final que mejora una lucha que hasta la parte de Michaels, no era muy buena.

Puntuación:***1/4

miércoles, 24 de enero de 2018

Royal Rumble Match, WWE Royal Rumble 2003



Se acerca Royal Rumble y, durante las semanas previas, hemos visto algunas ediciones antiguas. En concreto, últimamente hemos revisado la del 93 y la del 99, aunque hay unas cuantas más en el blog. Hoy, echamos un vistazo a la batalla correspondiente al año 2003.

En esta edición, el foco principal reside en la rivalidad entre Chris Jericho Y Shawn Michaels, que daría lugar a la pelea entre ambos en WrestleMania 19, mucho antes de su gran feudo del 2008. En los programas anteriores de Monday Night Raw, sus careos habían dado lugar a que Michaels y Jericho entraran, respectivamente, con los números 1 y 2 en el Rumble, así que son los primeros protagonistas de la contienda.

Pero Jericho es un malvado. Cuando suena su música, el que aparece es Christian, burlesco. Michaels no entiende nada, pero recibe un golpe bajo por detrás por parte de Jericho, que entraba por el lado opuesto del ring. Chris le abre la cabeza a Michaels con una silla, y lo elimina sin dificultad. Una ambulancia debe llevárselo, herido, con mucha sangre en su frente.

La primera mitad de la batalla transcurre con mucho dinamismo. Entran buenos luchadores, y muchos son eliminados, de tal manera que nunca hay mucho aburrimiento. Además, tipos como Rey Mysterio, Edge, Christian o el propio Jericho, luchan muy bien. Entran bastantes cruceros, y Tommy Dreamer, con palos de Kendo. Golpea a todo el mundo, incluido Jericho, al que le abre una ceja. Visiblemente enfadado, este se venga y le expulsa. Chris elimina a un montón de rivales. Mientras Christian y Edge pelean, los expulsa a ambos, y se queda, de nuevo, sólo en el ring, triunfante. El siguiente en entrar es Rob Van Dam, que tiene una buena participación también. Para empezar, le pega una buena paliza a Jericho.

En la siguiente parte de la lucha, hay menos eliminaciones, y un poco más de acumulación. Lo más interesante viene de los 3 Minutes Warning, que pelean bien, y tienen enfrentamientos con Rikishi. Tiene gracia, porque los comentaristas hispanos dicen que parecen familia de Rikishi... Lo son, obviamente, pero estos comentaristas no dan ni una. Por supuesto, Michaels vuelve a por Jericho, y,  aunque este vuelve a librarse de él, Test aprovecha el momento para echar al canadiense. 

También está bien la participación de Matt Hardy, que tiene un personaje rudo un poco capullo, y que va acompañado por Shannon Moore, que se lleva unos cuantos golpes por él. Matt tiene un buen enfrentamiento con su hermano Jeff. Pero, en las últimas posiciones, salen al ring Undertaker, Batista y Brock Lesnar, que junto a Kane, dejan el ring casi vacío. Maven intenta jugársela al Enterrador como hizo en 2002, con una patada voladora traicionera, pero esta vez lo paga caro y es expulsado. Shelton Benjamin y Charlie Haas hacen buen equipo, y eliminan a Goldust y Booker T, pero son destrozados por Lesnar. Kane y Rob Van Dam también hacen buen equipo, y eliminan a A-Train, que lleva toda la noche haciendo bombas. Kane, no obstante, traiciona a Rob y lo echa fuera. 

La batalla entre los 4 finalistas está bastante bien. Undertaker consigue echar fuera a Kane y Batista, pero Lesnar, que había recibido un Tombstone, aprovecha la ocasión para eliminarlo a él, llevándose, así, un Royal Rumble Match para sus vitrinas.

Creo que es un buen Rumble, entretenido y con algunas historias trabajadas, sobre todo, la de Michaels y Jericho. Tampoco hay demasiado jobber, hay muchos luchadores con participación destacada.

Puntuación: ***1/2

lunes, 15 de enero de 2018

Royal Rumble match, WWF Royal Rumble 1999



Durante este mes de enero, estamos viendo algunas ediciones anteriores del Royal Rumble, y también, estamos viendo luchas femeninas de WWE en las que se ha utilizado una estipulación por primera vez. Sí, estamos viendo muchas tonterías, pero la actualidad así lo exige. No en vano, tendrá lugar, a finales de mes, el primer Royal Rumble match femenino.

Mezclando ambas cosas, vamos a revisar el Royal Rumble de 1999, que es el primero en el que participó una mujer, Chyna. También es un Royal Rumble famoso por ser aquél en el que salió victorioso Vince McMahon. Vamos a sentar precedentes.

Estamos en lo más calentito de la Era Attitude. Días extraños. En esa época, las storylines estaban centradas en tres stables distintos: 

- The Corporation, que era el grupo comandado por Vince McMahon, y que se ocupaba de que en la empresa se hicieran las cosas como mandaba el chairman. Vince quería poner en su sitio a luchadores rebeldes, como Steve austin. En tiempos del Rumble, formaban parte de La Corporación su hijo Shane, The Big Bossman, el campeón de WWE The Rock, Ken Shamrock, Test o Kane, entre otros currantes de la empresa.

- D-Generation X, el stable formado originalmente por Shawn Michaels, que ahora estaba liderado por Triple H, junto a Chyna, X-Pack y los New Age Outlaws (Road Dogg y Billy Gunn).Últimamente, estaban rivalizando con The Corporation, y la mayor parte de las luchas previas del evento son DX vs Corporation. De hecho, Chyna se había ganado su puesto en la batalla en una lucha previa entre los dos grupos.

- The Ministry of Darkness, un grupo que no tiene participación en el Rumble, pero que aparecerá en un momento dado. Es el stable satánico de The Undertaker, con su mánager, Paul Bearer, además de bradshaw, Faaroq y Mideon.

Por supuesto, lo más importante en esta época es la rivalidad entre Vince y Austin. Vince puso a Steve en la posición 1, pero el Comisionado Shawn Michaels le dio a él el número dos. Así comienza la cosa, con Austin llegando entre aplausos, seguido de un Vince que sorprende a todo el mundo por su musculatura, ahora que entra sin camiseta. Por supuesto, Stone Cold le pega una paliza. McMahon huye por el estadio, mientras Austin le persigue. Pero le tiende una trampa en los baños, y varios miembros de The Corporation le dan una paliza. Una ambulancia se lleva a Austin.

Está bien que se intente contar una historia un poco diferente en un Rumble. Pero los minutos que siguen, con Austin y Vince fuera, son horribles. En esa época, WWF tenía interesantes main eventers, pero las estrellas secundarias era muy mediocres.

El ring se llena de gente poco interesante, hasta que vemos un ataque en Backstage. Mabel ha dejado KO a un luchador, y ha ocupado su sitio, volviendo a WWE después de un tiempo fuera. El obeso y enorme luchador negro entra al ring, y lo limpia, con ayuda de Road Dogg. Cuando sólo quedan estos dos luchadores, se apagan las luces, y suena la música del Undertaker.

Cuando se encienden las luces, los acólitos del Enterrador están golpeando y sacando fuera del ring a Mabel. Aparece Undertaker, con su estética luciferina, y le habla a Mabel, mientras este niega con la cabeza. Se llevan al luchador a base de golpes. Por supuesto, se unirá al Stable.

En los siguientes minutos, Road Dogg se libra de los luchadores que van saliendo. Me gustan los Royal Rumbles en los que el ring no se llena mucho, aunque es raro que alguien como Road Dogg juegue un papel tan importante. Llega Kane, y elimina a Road Dogg, Goldust, The Godfather, y otros luchadores mediocres que había en el cuadrilátero. Pero vienen un montón de loqueros, y se lo llevan. Vince vuelve al ring, y espera al próximo combatiente: Ken Shamrock, un miembro de The Corporation. Vince se va a comentar junto a Jerry Lawler y JR.

Llega al ring Billy Gunn, que ya se ha enfrentado a Shamrock en una lucha anteriormente, durante la noche. Gunn cojea debido al castigo en la pierna por parte del ex MMA. Tenemos, de nuevo, un DX vs Corporation. Test llega para poner ventaja en el bando de McMahon, pero en ese mismo momento, la ambulancia de Stone Cold vuelve a la arena. Austin ha resucitado, y persigue a Vince, aunque este es ayudado por sus acólitos. Austin elimina a Shamrock, pero es atacado por el nuevo combatiente: el Big Bossman, que es el líder del cuerpo de seguridad del jefe.

En la última parte de la batalla, se vuelven a acumular los luchadores. En último lugar, aparece Chyna, que no se corta, y va directa a por Mark Henry. Le pega una paliza al Sexual Chocolote, y le elimina, aunque Austin aprovecha el momento para expulsarla también a  ella del ring. Pero es interesante ver como una mujer derrota al hombre más fuerte del mundo.

Triple H elimina a Vel Venis, y Austin a Triple H. Además de McMahon, sólo quedan 4 hombres: Big Bossman, Owen Hart, D'Lo Brown y Austin. No es un gran Final Four. Austin sale ganador, y se va a por Vince, pero en última instancia, aparece el campeón, The Rock, y ayuda a McMahon a salir ganador de la batalla real. Por suerte, Austin conseguiría su lugar en WrestleMania para enfrentar a Johnson.

La lucha tiene algunas partes de storyline buenas, pero es basntate aburrida en sí misma, y la mitad de los participantes, muy malos. Aunque está bien la rivalidad DX vs Corporation, lo cierto es que, si bien coinciden muchos miembros en el ring, casi nunca se les ve luchar en equipo.

Puntuación: ***

jueves, 11 de enero de 2018

Sasha Banks vs Charlotte Flair, Ironman Match, WWE Roadblock: The End of the Line 2016



Estamos repasando los primeros combates bajo estipulaciones especiales de mujeres en WWE. En el anterior post, hablamos del Hell in a Cell Match entre Charlotte y Sasha Banks en el PPV Hell in a Cell 2016. En el siguiente evento de pague por ver de Raw, las luchadoras volverían a hacer historia al protagonizar el primer Ironman match de 30 minutos en el roster principal. Recordemos que Sasha y Bayley ya habían luchado en NXT en un combate de este tipo.

Como decíamos en el anterior artículo, durante la larga rivalidad entre estas dos mujeres, hubo muchos cambios titulares. Sasha salía vencedora en Raw, mientras que a Charlotte le beneficiaba el ambiente de PPV. Hay gente a la que le disgustaron tantos cambios, pero a mí me parecía dinámico. O me lo parecía hasta que, después de su rivalidad, la correa empezó a pasar de mano en mano, lo que demostraba que nunca hubo ningún plan a medio plazo para la división femenina.

Pero a corto plazo, la rivalidad fue muy buena. Infravalorada, posiblemente. Las notas que se le dieron a los combates de PPVs fueron muy bajas, y a mí me parecen muy buenas. El caso es que Sasha había perdido su título en Hell in a Cell, pero lo recuperó en Raw, en un Falls count anywhere. Pensé en revisar esa lucha para este especial (si es que no lo he hecho ya, que no lo recuerdo), pero luego me di cuenta de que Melina y Mickie James ya habían tenido un Falls Count anywhere años atrás. Si da tiempo antes del Rumble, uniré esa lucha a la revisión general que estoy haciendo.

La rivalidad entre Sasha y Charlotte acaba aquí. O así debería ser, y así se anuncia, pero ya sabemos que tuvieron alguna pelea más. En cualquier caso, los Iron Man matchs se han utilizado, históricamente, para terminar las principales rivalidades de la empresa. Sólo aquellas en las que están las estrellas más importantes de cada época. Esa es una muestra de la importancia que le quiso dar WWE a este feudo, quizás por aparentar feminismo, pero lo hizo.

Me parece una lucha muy buena, con una Charlotte muy malvada, muy psicológica. Domina la mayor parte de la lucha, aunque la cosa empieza con Sasha utilizando buenos headlocks y sleepers, Su intención es allanar el camino para utilizar el Banks Statement. Sin embargo, su buen trabajo se ve truncado cuando recibe una zancadilla, y cae de boca contra las escaleras de metal.

Es un golpe grandioso. Muy realista, si no real. Sasha está en el filo del ring, en la parte exterior, y Charlotte saca la pierna, provocando que banks caiga y se de un golpe de muerte. En primera instancia, me pareció tremendamente peligroso.

Ahora Charlotte tiene un buen objetivo. También ella utiliza buenos candados y llaves a la cara y el cuello. Domina mucho, lo que hace sufrir a Sasha, mientras La Reina se burla de ella. Sus golpes son muy buenos, pero su rival lo aguanta todo. ocurre buena parte de la lucha antes de que haya un solo pin. Banks aguanta un Natural Disaster, pero un segundo finisher desde el esquinero acaba con toda su resistencia. Charlotte pone el 1 - 0  en el marcador.

Todo parece encarrilado para la rubia. Después de su golpe en la cara, Sasha no está bien. Pero con varios intentos de conteo veloces, le pone el miedo en el cuerpo a la retadora. Y con razón, porque acaba ganando dos puntos seguidos de la nada, cuando sólo quedan unos 3 minutos para el final del combate. Increíble giro, Charlotte está entre la espada y la pared.

Pero ahora saca lo mejor de sí. Cuando Sasha se está apoyando en las cuerdas, Charlotte aprovecha para atacarle la pierna. Se la destroza al golpearse entre cuerdas y lona. Flair no para de hacerle daño en la pierna, y la campeona lo vende de manera fantástica. De hecho, desde ese momento, nunca se pone totalmente en pié. 

Charlotte consigue cerrar una Figura 8 durante un par de minutos. Sasha aguanta y aguanta, ya queda poco. Va por delante en el marcador, debe aguantar, y así lo espera su público. Pero el dolor es demasiado grande. Cuando quedan unos 3 segundos, Sasha palmea. Charlotte ha conseguido empatar en el último suspiro. Ha sido muy emocionante

En tal caso, como la lucha ha terminado sin ganadora, el referee decreta que esta debe seguir hasta que alguien consiga un nuevo punto. Vamos a por el gol de oro.

Cuando Sasha ni siquiera ha podido levantarse para que el referee reinicie la pelea, Flair le pega una buena patada en la pierna. La chica del pelo rosa está a punto de ganar con un par de paquetitos, pero su oponente no se lo permite. A Sasha le sangra mucho la nariz después de algún golpe fortuito. Va a por el banks Statement, pero su dolor en la pierna le impide cerrarlo en primera instancia. Consigue aplicar, después la llave, pero Charlotte la transforma en una nueva Figura 8. Así, tenemos a una Sasha torturada, con mucha sangre en la cara, y mucho dolor en la pierna. Esa imagen muestra lo que ha sido la lucha para ella. Charlotte la ha superado en todo. Por mucha fuerza de voluntad que tenga la heroína, tiene que tapear de nuevo. Charlotte gana por cuarta vez el Raw Women's Championship.

Maginifica pelea, gran historia.

Puntuación: ****1/2

martes, 9 de enero de 2018

Sasha Banks vs Charlotte, WWE Hell in a Cell 2016



En la edición de WWE Royal Rumble de 2018, tendrá lugar, por primera vez en la historia, un Royal Rumble match sólo con mujeres. Aunque las divisiones femeninas, por mucho que se diga, siguen siendo tan aburridas como siempre, con campeonas como Alexa Bliss, Naomi o Natalya, que son lo mismo de siempre, un Rumble femenino me parece muy interesante. Tengo ganas de ver qué sorpresas puede haber ahí. Al ser un roster mucho más reducido que el de los hombres, las oportunidades son múltiples. Y como WWE sigue eligiendo campeonas, prácticamente, de manera aleatoria, la verdad es que puede ganar cualquiera. La prueba es que Carmella fue la ganadora del Money in the Bank.

Desde la revolución femenina, hay varios tipos de luchas en las que han debutado las mujeres. En su larga y notable rivalidad, Sasha Banks y Charlotte tuvieron el primer Hell in a Cell femenino, y el primer Iron Man femenino en el roster principal. En Smackdown, pudimos ver el primer Money in the Bank Ladder Match entre mujeres, que, creo, también es el primer ladder match en el que participan féminas. Aunque es cierto que hubo que repetirlo. El caso es que vamos a repasar todas estas primeras luchas, antes de ver el Royal Rumble. También repasaremos el primer Steel Cage Match, que no es el de Alexa Bliss y Becky Lynch, sino uno mucho más antiguo entre Lita y Victoria. Bliss y Becky también tuvieron un Tables Match, per eso había pasado ya también entre mujeres, y lo repasamos hace tiempo: fue la lucha entre Laycool y Natalya y Beth Phoenix, una lucha entretenida.

Empezamos por el combate entre Sasha Banks y Charlotte dentro de la jaula infernal, en el PPV de Raw Hell in a Cell 2016. También es interesante, porque es el primer main event de mujeres en la historia de los PPVs de WWE.

Sasha y Charlotte tuvieron una rivalidad en Raw muy potente, con mucho cambio titular. Sasha siempre ganaba el título en los programas de Raw, mientras que la hija de Ric Flair se lo volvía a llevar en los PPVs. WWE le dio mucha importancia a esta rivalidad, poniéndola en las luchas principales, y tapando, de paso, el hecho de que sus otras rivalidades principales era Roman Reigns vs Rusev y Seth Rollins vs Kevin Owens. Insufrible.

El primer experimento de mujeres dentro de una jaula de acero no está nada mal. Le falta un pelín de ritmo, porque Sasha y Charlotte hacen esfuerzos enormes, lo que provoca que haya demasiado momento de descanso. Aún así, la lucha me ha gustado bastante. Tiene mucha acción previa al comienzo del combate, porque Charlotte ataca a Sasha, y la lanza fuera del ring, cuando la jaula estaba todavía bajando desde los cielos. El referee tiene que pedir que se frene la bajada, para que no pille a la, entonces, campeona. Las dos luchadoras pelean entre el público, y la cosa acaba con Charlotte aplicando una gran Power Bomb sobre la mesa a su rival. La mesa de comentaristas se parte con el delgado cuerpo de la retadora, que tiene que ser retirada en camilla, mientras Charlotte exige que le den su correa.

Hay que tener el cuenta que el evento tiene lugar en el hogar de Banks: Boston, Massachussetts. La gente está a muerte con la del pelo rosa, y mata por ella. La anunciadora está a punto de declarar ganadora a Charlotte, pero en mitad de la frase, Sasha levanta de la camilla, sube al ring, y exige que se cierre la jaula. La lucha tendrá lugar, y Sasha está que arde.

Sasha golpea en la cara a Charlotte con fiereza. Pero tiene la espalda destrozada después de ese golpe contra la mesa de comentaristas. Y Charlotte lo utiliza muy bien, atacándole ahí, y tirándola contra la jaula. The Boss no se queda atrás, y también utiliza la estructura a su favor.

Tenemos un buen momento de lucha con silla. Sasha consigue golpear a Charlotte en la cara con ella, pero finalmente, después de dos quebradoras, utiliza un Side Slam contra la silla, que destroza a la pobre Sasha. La silla no se rompe, así que el dolor parece peor. Charlotte aplica algún otro Side Slam bastante potente.

Las dos luchadoras se pegan con todo, aunque como decía antes, los tiempos de descanso entre movimientos son excesivos, haciendo la lucha un poco más aburrida, y durmiendo, por momentos, al público. Sasha consigue lanzar a Charlotte contra una mesa, pero cuando va a intentar lo mismo contra otra mesa, en el esquinero, su dañada espalda le falla. No consigue sostener a The Queen el tiempo necesario para aplicar una Power Bomb, y su rival se aprovecha de ello. Charlotte la lanza varias veces contra la mesa, sin que esta se rompa, y termina el combate con un Natural Selection.

Muy buena lucha. Me gusta que Sasha perdiera la lucha debido a su dolor en la espalda, ya que legitima todo el trabajo de Charlotte durante la batalla. Ya hizo lo mismo en alguna pelea contra Bayley en NXT. Así se hace.

Puntuación: ****

lunes, 8 de enero de 2018

Royal Rumble match, WWF Royal Rumble 1993



En enero, cuando se acerca Royal Rumble, suelo ver ediciones anteriores de la battle royal más famosa de la industria del wrestling. Soy muy fanboy en ese sentido. Y, además, como los últimos años, las batallas se han convertido en una gran promesa de sorpresas variadas, pues es el momento más indicado del año para seguir el wrestling como si fuera un niño. Otra cosa es que acabe muy decepcionado después del Rumble, pero bueno, no me quitéis la ilusión todavía.

El primer rumble que he visto este año es el de 1993, que en mi memoria, siempre será el de Bob Backlund. Además, es el primero que tiene el premio de que el ganador tiene el derecho de enfrentarse al campeón de la WWF, con el título mundial en juego, en WrestleMania. Vamos a repasarlo.

Comienzan dos grandes leyendas: Ric Flair y Bob Baclund. Casi nada. 10 años antes, eran los campeones de NWA y WWF, respectivamente, pero nunca tuvieron una gran rivalidad entre ellos, por pertenecer a mundos distintos. Hay, eso sí, una lucha de campeón vs campeón del año 82 que algún día repasaremos.

Flair había ganado el Rumble anterior, convirtiéndose, gracias a ello, en campeón de WWF. Salió en la posición 3, pero aguantó en el ring más de una hora, y salió victorioso. Gran trabajo. Sin embargo, para enero del 93, ya planeaba su regreso a WCW. En el Raw posterior al evento, de hecho, tendría una lucha frente a Mr Perfect, un Loser Leaves Town, en el que perdería, lo que le obligaba, en kayfabe, a dejar la empresa de los McMahon. Recordemos que Perfecto y Flair habían sido buenos amigos mientras el primero estaba lesionado, pero a su vuelta, comenzaron una fuerte rivalidad.

Esa lucha, el Loser Leaves WWF, posiblemente sea el primer gran momento de la historia de Monday Night Raw, que se empezó a emitir sólo unas semanas antes. Es interesante reseñarlo, ya que próximamente se emitirá un programa especial celebrando los 25 años de Raw. Lo gracioso es que ese programa se grababa con antelación, así que, cuando se llevó a cabo este Rumble, ya se había grabado la lucha en la que Flair perdía. 

El caso es que comienzan las dos leyendas, peleando, e intentando sacarse fuera el uno al otro. En la tercera posición sale Papa Shango, que es eliminado pronto debido a una traición de Flair. Siguen saliendo luchadores, con una interesante participación en esta primera parte de la lucha. Salen Ted DiBiase, Jerry Lawler, y Genichiru Tenryu, que había colaborado con WWF en algunas cosas. Posteriormente, en la segunda parte de la batalla, aparecerá también Carlos Colón. Aunque el público no conoce mucho a estos dos últimos, lo cierto es que aparecen en este rumble 6 de las figuras más importantes de la década de los 80, en el mundo del wrestling. 

La batalla es bastante aburrida durante la mayor parte del tiempo. Pero hay algunos hitos que la hacen interesante. Lo primero que destacaría es la aparición de Virgil para atacar a Ted DiBiase, su antiguo amo, en esa pequeña alegoría que se da del esclavismo. Pero el mayor pop de la batalla se lo lleva Mr Perfect, al salir a luchar. Consigue vencer a Ric Flair, y sacarlo del ring. Expulsa a algún combatiente más, hasta ser eliminado él mismo. Lo consigue sacar fuera Ted DiBiase, al atacarle de forma terriblemente violenta, con la ayuda de Jerry Lawler, al que Hennig había sacado fuera justo antes. Perfect y Lawler se pelean en ringside, cuando es el turno de entrar al ring de The Undertaker.

Undertaker limpia el ring. Elimina a todo el mundo, excepto a dos hombres, a los que elimina Ted DiBiase. El único superviviente a la masacre es Bob Backlund, que estaba inconsciente fuera del ring tras un ataque de Berzerker. Pero, en ese momento, tiene lugar el debut de Giant González.

González no participa en el Rumble. No es uno de los 30 luchadores oficiales. Nadie le conoce, ni el público, ni los comentaristas. Pero algo tienen claro: es el hombre más grande que han visto nunca. Llega al ring cuando Undertaker está sacando fuera a Berzerker. Es mucho más grande que él. Se miran. Luchan, y, por supuesto, el nuevo gigante arrasa. Elimina a Taker y le asesina, golpeándole en la pierna incluso cuando está inconsciente. Gigante González abandona el escenario, escoltado por miles de de minúsculos referees. El Royal Rumble se ha acabado para Undertaker, pero llega Paul Bearer con la urna mágica que encierra su poder, y Taker resucita, para poder salir por su propio pie. Se verá las caras con el gigante en WrestleMania.

El ring vuelve a llenarse de gente. En este caso, la mayoría son luchadores muy irrelevantes. La lucha, ahora, es bastante aburrida. Lo más destacable de esta parte es que coinciden los Natural Disasters, los obesos Earthquake y Typhoon. Ahora son técnicos, así que, en lugar de aprovechar su peso conjunto para acabar con todo el mundo, deciden luchar entre ellos para saber cuál de los dos es el mejor. Luchan, con sus bañadores de señora, y John Tenta gana. Posteriormente, aparece en el ring Yokozuna.

Earthquake y Yokozuna se enfrentan. El presunto japonés hace sus movimientos de sumo, aunque en realidad, el que fue sumo realmente fue Earthquake. Yokozuna elimina a su rival, que como Flair, el día siguiente, en Raw, tendría su última lucha frente a Bam Bam Bigelow. Abandonaría la empresa para ir a WCW, aunque volvería un año después para tener su combate de sumo contra Yokozuna.

Llegamos a la Final Four. Quedan Bob Backlund, Rick Martel, Randy Savage y Yokozuna. El primero, con dificultades, derrota a Martel, que aunque es un midcarter muy odioso en WWF, es también una leyenda de los 80, por su trabajo en la AWA. La gente aplaude a Bob por la gran batalla que está realizando, y por el esfuerzo sobrehumano que está haciendo. Sin embargo, Yokozuna le derrota y expulsa.

Randy Savage había entrado en una de las últimas posiciones, con una gran reacción del público. Esta es su mejor participación en un Rumble, aunque en WCW conseguiría ganar el World War III de 1995. Aquí recibe una paliza bestial por parte del luchador de Sumo, que es intocable debido a su enorme peso. Savage consigue tener un comeback y aplica un Flying Elbow, pero se pone encima de Yokozuna, como si intentara cubrirlo. Será por la costumbre, pero aquí no hay cuenta de 3. Desde el suelo, Yoko lo empuja hacia arriba, y Savage sale volando fuera del ring. Yokozuna gana para vencer a Pret Hart en WrestleMania, pero para ser humillado, posteriormente, por el regreso de Hulk Hogan.

La lucha tiene algunos eventos muy buenos, pero es muy aburrida en algunos momentos.

Puntuación: ***1/4