Mostrando entradas con la etiqueta mitsuharu misawa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mitsuharu misawa. Mostrar todas las entradas

miércoles, 9 de agosto de 2017

Kenta Kobashi vs Mitsuharu Misawa, NOAH 01/03/2003




Completamos el especial de 5 luchas de Mitsuharu Misawa. Intentaré extenderlo, no obstante, con dos luchas más próximamente, pero buscaré cosas menos canónicas, porque al fin y al cabo, luchas de entre 4 y 5 estrellas de Misawa vais a encontrar millones, y creo que es mejor, para el usuario que se acerque por primera vez a este tipo de producto, no saturar con más de lo mismo.

En esta quinta lucha de la serie, vamos a ver su combate en marzo de 2003 frente a su buen amigo y rival, Kenta Kobashi, ya en NOAH, otra lucha de 5 estrellas según el Wrestling Observer.

En 1999, falleció Giant Baba, el inmenso luchador que fundó All Japan Pro Wrestling, y que era el que mandaba en esa compañía, que si bien generaba el mejor wrestling del mundo, a nivel comercial estaba por debajo de su gran rival histórico, la New Japan Pro Wrestling de Antonio Inoki. Tras su muerte, su esposa, Makoto Baba se quedó con el poder, y la gran estrella de la empresa, Mitsuharu Misawa, cumplía el rol de presidente.

Pero había muchas diferencias entre la dueña y el presidente, desde el punto de vista creativo, y desde el punto de vista económico. Así, Misawa retó a Baba, y le robó, básicamente, todo el negocio. Montó su propia compañía, y se llevó todo el roster de All Japan consigo, salvo a 4 personas, entre las que estaba Kawada. Todos los trabajadores de la empresa fueron con él, y así se dio el segundo de los 3 grandes éxodos de la historia de AJPW.

Mitsuharu Misawa fundó Pro Wrestling NOAH en el año 2000. El nombre de la empresa, a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de federaciones de wrestling del mundo, no está formado por siglas, sino que es una referencia bíblica a Noé, y su arca. En su nueva empresa, Misawa usó, por encima de cualquier otro, el color verde que le había acompañado durante tantos años, y llevó a cabo políticas de colaboración con gente de fuera, como Ring of Honor, con grandes resultados, algo que habría sido imposible en AJPW.

All Japan sobrevivió gracias a la ayuda de NJPW y de luchadores como Keiji Mutoh, que se hizo cargo de la presidencia. Inoki, en New Japan, viendo como el público perdía interés en el wrestling y se pasaba a las MMA, empezó a hacer híbridos que resultaron en una caída de la calidad en la lucha de la empresa muy obvia. En este contexto, NOAH se convirtió en la gran federación de lucha libre de Japón.

Cuando Youtube se empezó a popularizar y pudimos ver wrestling internacional de forma gratuita y con mucha facilidad, entre 2005 y 2010, había dos empresas que destacaban a nivel in-ring: ROH y NOAH. En la empresa de Misawa, por encima de él mismo, destacó Kobashi, con sus luchas frente a Akiyama y Joe, y se dieron pushes a luchadores nuevos, algunos de ellos pequeños, tan solo porque lo merecían.

Por desgracia, en 2009, Mitsuharu Misawa falleció, de la manera más evocadora posible para el mejor luchador de la historia: encima del ring. El 13 de junio de 2009, hacía pareja con Go Shiozaki, para enfrentarse a los campeones por parejas GHC: Akitoshi Saito y Bison Smith. Misawa quedó inconsciente tras un Belly to Back Suplex de Saito, y jamás se despertó, muriendo horas después en el hospital. Nadie puede culpar a Saito por esto, ya que Misawa recibió millones de golpes así durante su carrera, muchos ejecutados de manera especialmente peligrosa. El estado de su cuerpo para esas alturas de su carrera no debía ser ya muy bueno a nivel interno.

Misawa no es el primero ni el último luchador que muere en un ring. Pero si nos referimos a la lucha de élite, a esas 10 o 15 empresas que todos conocemos, realmente el número de casos que se han dado son muy concretos. El hecho de que uno de esos muertos sea el mejor de todos los tiempos no puede ser casual

Tras la marcha de Misawa, el nivel de NOAH bajó mucho. Taue y Kenta no duraron demasiado en activo, posiblemente conscientes de las limitaciones, ahora sí, del cuerpo de un ser humano. Hoy en día, si bien NOAH sigue dando algunas buenas luchas y se mantiene ese estilo de wresling puro, la verdad es que el interés en la empresa, como el que hay sobre AJPW, es prácticamente nulo.

Pero volvamos al año 2003, a esa lucha entre Misawa y Kobashi.  En abril de 2001, Misawa se había convertido en el primer campeón mundial de su empresa, al ganar un torneo en el que Kobashi no pudo participar, por sus sempiternos problemas en la pierna. En septiembre de 2002, ganó ese título por segunda vez, pero para marzo de 2003, Kobashi ya estaba listo para quitarle el oro a su compañero y rival de tantos años.

Esta lucha es considerada de 5 estrellas. A mí me parece que está por debajo de otras luchas con estos hombres involucrados, pero sigue estando muy bien. Después de unos pocos minutos de intercambios, comienza lo bueno, cuando Misawa se lanza a ringside, y se traga las vallas metálicas.

Hemos visto ese spot muchas veces. La lucha entre Hogan y Savage de WrestleMania V estaba basada en eso, si no recuerdo mal. Pero nunca he visto a nadie llevarlo a cabo con este realismo. Misawa se lanza, y se traga la valla... casi literalmente. Hubiera sido literal, si la valla hubiera sido más tierna. El golpe es bueno, y el campeón empieza a sangrar por la boca. Algún diente se ha debido cargar.

Kobashi lo aprovecha muy bien, atacando con headlocks poderosísimos, muy duros, y también golpes en el cuello, y DDTs, incluyendo uno en la pasarela. El dominio del retador es brutal, y va pasando de la parte delantera del cuello, a la trasera. Kenta pega muchos hachazos ahí, e intenta rematar con bombas y súplexs. Pero se acaba llevando la peor parte.

Porque Misawa le agarra, y consigue aplicar un gran súplex desde la pasarela a ringside, venciendo algunos metros de desnivel. Kobashi se lleva un golpe muy fuerte, y la gente se levanta de sus asientos para ver si le ha pasado algo. Con los gritos de ánimo del respetable, consigue subir al ring cuando la cuenta, más emocionante que nunca, pasaba de 19.

A partir de ahí, la lucha es una guerra de golpes duros y, sobre todo, súplexs y bombas. Está muy muy bien, aunque creo que hay cosas superiores en este ámbito, por eso yo no me acerco a las 5 estrellas. Después de muchos intentos de asesinato, Kobashi conecta un Wrist-Clutch Burning Hammer que le da la victoria y su primer y único Campeonato Mundial de Peso Pesado GHC.

Kobashi derrotaría a Misawa, y disfrutaría de un reinado fantástico de dos años, hasta ser derrotado por Takeshi Rikio, no sin antes vencer a Jun Akiyama en otro sensacional combate ante 60.000 personas. Desde un principio, Jun Akiyama era la esperanza de futuro de NOAH, pero los reinados de Misawa y Kobashi, que en teoría debían servir tan solo para darle credibilidad a la correa, duraron demasiado, y para cuando Akiyama llegó a campeón, ya tenía más pasado que futuro. Pero esa es otra historia.

Puntuación: ****1/4

sábado, 5 de agosto de 2017

Mitsuharu Misawa y Kenta Kobashi vs Toshiaki Kawada y Akira Taue, AJPW 09/06/1995




Misawa, posiblemente, esté en el mejor combate individual de la historia, el mejor en parejas, y el mejor en tríos. Se podría decir, en consecuencia, que es un luchador único, pero lo cierto es que tal concentración de grandes luchas no es obra suya, sino de una generación completa. 

La lucha que vemos hoy es una definición de esa generación, puesto que están en ella presentes los 4 principales artífices de la gran década que vivió All Japan en los 90. Y encima, tiene lugar justo en la mitad de la década. Kenta Kobashi y Mitsuharu Misawa se enfrentan a Toshiaki Kawada y Akira Taue.

Hemos visto luchas de unos años antes. Misawa y Kawada eran buenos amigos, mientras que el gigante Taue era el gran rival de Toshiaki. Para el 95, Misawa era la estrella de la empresa, y Kawada se presentaba como su gran alternativa, al mismo tiempo que consolidaba un gran equipo junto a Akira, la Holy Demon Army. Así, tenemos un encuentro en el que están presentes los 4 principales pilares de la década más brillante en la historia del wrestling.

Tenemos un encuentro por los títulos en parejas que están en manos de Kobashi y Misawa. Tiene lugar el 9 de junio de 1995 en el Tokyo Nippon Budokan, con un ambiente atronador, y con 42 minutos de duración. Pero lo importante es lo increiblemente bueno que es, de principio a fin. Un gozo constante, y otro claro candidato a mejor lucha de la historia.

Comienza la lucha tranquila, pero Kawada se encarga de poner nervioso a todo el mundo, atacando a patada limpia al miembro del equipo contrario que no está activo, y que está esperando en la esquina. Esto enfada mucho a los dos súper héroes de All Japan, y mete al público aún más en la lucha, si es que no la esperaban ya como agua de mayo.

Kobashi tenía problemas en su pierna desde hace tiempo. Todo el mundo lo sabía, y esos problemas eran 100% legítimos. Aquí viene con una venda grande en la extremidad, lo que supone un problema, porque sus rivales tendrán un objetivo claro durante la lucha. La cantidad de dolor que Kenta recibe en la pierna es muy grande, y lo vende de una forma inmejorable, seguramente porque, en muchos casos, el dolor es real.

Taue recibe, durante los primeros minutos, mucho ataque frontal, de manos de sus dos rivales. Misawa empieza a mostrar su codo. Pero Kawada le da el relevo, y comienza a patear la pierna del gran Kenta. Este se muestra muy dolorido, y durante parte del combate, será una pequeña carga para su compañero, lo que intentará impedir de forma muy explícita. Taue le aplica un buen Sharpshooter, mientras que Kawada le da patadas muy rudas, pero aún es muy pronto como para que Kenta Kobashi se rinda.

Entra Misawa con el objetivo de vencer a sus rivales él solo, a base de codazos, para proteger a su compañero. Cada uno de sus golpes con el antebrazo supone una caída para sus rivales, pero son dos contra uno, y Misawa se come una de las patadas en la cara de Kawada. Tiene que salir a ringside, medio KO, porque le han dado bien. El del pantalón amarillo y negro sigue pegándole, hasta que, como un zombie, se levanta a dar codazos. Pero el equipo conjunto de Kawada y Taue sigue siendo mucho más fuerte, porque Kobashi puede ayudar poco.

Taue pega un ChokeSlam a Misawa. Kenta intenta ayudarle, pero vuelve a ser atacado en su extremidad inferior. No solo eso, sino que Taue le lanza encima de la pierna a Misawa, mediante ChokeSlam, y Kawada se lanza con un rodillazo que impacta también en esa zona. Nunca un trabajo zonal fue tan duro. Kobashi debe salir de nuevo a ringside, mientras la Holy Demon Army sigue asesinando a Mitsuharu.

Los campeones pueden hacer poca cosa por ahora. Kawada aplica bombazos a Misawa en el ring, y Kenta recibe ataques en la pierna en ringside. Sin embargo, un sentimiento de amor por su amigo verdoso está creciendo en su interior, y con todo el dolor del mundo, es capaz de quitarle de encima el ataque de sus poderosos rivales.

Misawa puede darle el relevo al cojo, y este entra al ring a repartir. Pero cada patada que recibe en la piena le duele un montón, y lo vende tan bien, que hasta el público grita de dolor. Pero reacciona, cojo y todo, y ataca a la Demon Army, poniéndola en jaque él solo. Justamente, ataca las piernas de los retadores, en venganza. Su espíritu es grande.

Los campeones, amados por todos, consiguen tener ventaja, a pesar de que los retadores no dan tregua, y tampoco obvian la oportunidad de hacer alguna trampa cuando es necesario. Misawa entra al ring, y se acerca a la victoria. Mientras él aplica una poderosa dormilona sobre Taue en el ring, Kobashi hace lo mismo con Kawada. Los héroes se han dado cuenta de que tienen que mantener a los dos rivales a raya si quieren ganar, porque estos siempre se apoyan, y no permiten ninguna llave ni intento de conteo. El Belly to Belly Súplex que aplica Kawada a Misawa cuando se libra de Kobashi es asesino.

Misawa vuelve a quedar KO, y Kobashi le paga su sacrificio enfrentándose a los dos rivales en solitario. Sus esfuerzos son enormes, pero el trabajo en equipo de estos sigue siendo bestial. Ahora, los héroes buscan volar sobre sus rivales, pero el compañero no activo siempre lo evita. Cuando Misawa se recupera y apoya a Kenta, consiguen hacerlo, aplicando Frog Splash, Senton y MoonSault se forma consecutiva sobre Kawada. Mitsuharu aplica el Tiger Suplex dos veces sobre Kawada, y remata con un Tiger Driver para intentar ganar mientras Kobashi sujeta a Taue, pero este se suelta en el último segundo e impide que la cuenta llegue a tres.

Taue se había mantenido hasta ahora en un segundo plano, pero su furia es letal. El gigante aplica ChokeSlam sin parar a un Misawa que tiene un pie en la tumba. Kobashi intenta ayudarle, pero recibe un ataque en la pierna, y apenas puede mantenerse en pie. Kawada usa su patada giratoria, y Taue busca rematar a la gran estrella de All Japan. Ya había usado un ChokeSlam desde la tercera, y ahora usa uno hacia ringside que mata a Misawa.

Kobashi se arrastra para salvar a su compañero. Le protege, se pone delante para que no reciba daño, Pero Akira se lo quita de encima sin dificultad, y mete a Misawa en el ring. Este no puede ni levantarse, pero al entrar al ring, gira para salir por el otro lado, y que no se le pueda hacer el conteo. Muy inteligente, así gana un poco de tiempo.

Esta maravilla no acaba nunca, y cada cosa que sucede a la anterior es mejor que esta. Kawada busca bombas con las que acabar con misawa, pero Kobashi todavía se arrastra para salvarlo. Bomba y ChokeSlam para las dos estrellas. La cuenta sobre Misawa no llega a 3, todavía se revuelve. Kawada le patea sin parar, y Kobashi vuelve a ponerse delante para protegerle. Se olvida de su propia seguridad, solo piensa en su compañero, y no se defiende cuando los Holy Demon Army le atacan en equipo y acaban con él. Misawa todavía tiene fuerzas para tumbar a Taue con un codazo, pero recibe una patada en la frente de Kawada, y cae ante varios slams más. La Holy Demon Army se lleva el campeonato en parejas de AJPW.

¡Guau! Es difícil recordar una lucha mejor que esta en toda la historia. El storytelling, la violencia, el público... todo es perfecto. Quizás sea la mejor lucha de todos los tiempos. Si tuviera que ponerle a algún combate 6 estrellas, sería a este.

Puntuación: *****

domingo, 2 de julio de 2017

Mitsuharu Misawa vs Toshiaki Kawada, AJPW 03/06/1994




En enero de 2017, el Wrestling Oberserver Newsletter evaluó la lucha entre Kazuchika Okada y Kenny Omega de Wrestle Kingdom como una de las mejores de la historia, adjudicándole 6 estrellas sobre 5 como nota.

Aquella valoración causó polémica, pero no fue la primera vez que se dio. En el 94, Meltzer  le dio 6 estrellas a la lucha que tuvieron Mitsuharu Misawa y Toshiaki Kawada en verano. Lo que es de comprender, puesto que 5 estrellas se quedan cortas para esa lucha. Y en 2017, Meltzer quiso dejar claro quienes eran, según su opinión, los mejores de la actualidad, dándole 6 estrellas a Okada y Omega. Es una forma, quizás, de asegurar que el wrestling no viva del recuerdo, y que se centre en la actualidad.

Pero a mí me gusta mucho más la de Kawada y Misawa, aunque estemos comparando luchas increíbles, de todos modos. Seguimos el especial de Misawa con la lucha que tuvo contra aquel a quien pidió que le quitara la máscara de Tiger Mask en el 90, que posteriormente se convirtió en su gran rival.

¿Es esta la mejor lucha de todos los tiempos? Bueno, quizás lo sea. Sería difícil decirlo, porque al fin y al cabo, cada persona tiene una lucha favorita, y esta lo es no solo en base a su calidad, sino por lo que significa para esa persona, por el momento en el que la vio, o por el amor o el odio que sentía por aquellos que participaba en ella... En cualquier caso, sí que Kawada vs Misawa del 94 es clara candidata a mejor lucha de todos los tiempos. En realidad, los dos wrestlers participan en batallas candidatas a mejor lucha en singles, mejor lucha en tag, y mejor lucha en trios. Tan importantes son, por tanto, estos dos luchadores para la historia del wrestling.

Misawa ya no es el mismo luchador que vimos enfrentarse a Tsuruta. Ha crecido mucho, ha madurado, y ganado masa corporal. Se ha olvidado de los movimientos técnicos y aéreos de Tiger Mask, y se dedica a romperle la cara a sus rivales a base de codazos. 

Kawada también ha crecido mucho. También tiene mucho más peso, y no siente el más mínimo remordimiento por romper narices a base de patadas.

Misawa se convirtió por primera vez en campeón del Triple Crown Heavyweight Championship en agosto del 92, al derrotar a Stan Hansen, así que llega a esta lucha contra Kawada después de casi 2 años consecutivos como campeón. Consiguió el título justo después de hacer rendir a Tsuruta, y derrotar al campeón, Hansen. Después de eso, el de los pantalones verdes y blancos dominó la All Japan por completo, mientras que Kawada se quedaba en un segundo plano. Sin embargo, se acercaba el momento de convertirle a él también en campeón. Tsuruta se había retirado en 1993, y Mitsuharu necesitaba un nuevo rival. Así, llega en verano del 94 a enfrentarse al gran Misawa, y dar la lucha de su vida.

La lucha tiene lugar en el Nippon Budokan de Tokio, escenario de gran reconocimiento en la capital japonesa, donde tuvo lugar, también, la lucha entre Misawa y Tsuruta que comentamos en el último post, . 

Comienzan las hostilidades, y son... muy hostiles. Los dos pegan duro, pero las patadas de Kawada son especialmente dañinas. No obstante, un Belly to Belly Suplex de Misawa deja tocado a su openente.

El Guerrero Esmeralda vuela a ringside, tan solo para recibir un codazo en el aire, seguido de un Lariato. Los headlocks de Kawada son fortísimos, y sus patadas, sin miramientos. Misawa lo pasa muy mal. Cuando recibe una patada en plena cara, su oído, inflamado por los golpes, comienza a sangrar.

Después de una sleeper, Misawa frena el dominio implacable de su antiguo amigo, a base de patadas a las piernas. Son tan duras, y Kawada las vende tan bien, que realmente duelen hasta al espectador. Seguramente, son tan bien vendidas porque duelen de verdad. Misawa comienza a llavear las piernas, pero cuando se descuida, Kawada le pega con la suela en la boca. Ahora, el de los pantalones verdes debe llavear, pero con cuidado de que su rival no le alcance con la otra pierna. Y es que, es fácil hacer las luchas realistas, cuando los golpes son... de verdad. Si tienes miedo real a que tu rival te pegue en la cara, debes cambiar tu forma de aplicar las llaves.

Misawa sigue atacando las piernas, hasta que se lleva un par de codazos en la nuca, de los que duelen. Kawada vuelve a dar patadas en la cara, mientras el público no sabe a quién jalear, pero se lo está pasando pipa. Kawada empieza a dar hachazos sin parar en el cuello del campeón, una vez, y otra, y otra, y otra, pero Misawa, que vuelve a sangrar por su oreja, se recupera, y consigue conectar Tiger Bomb y Frog Splash.

Tenemos minutos de bastante igualdad, con golpes fuertes por un lado y por otro, y un ambiente atronador, porque a estas alturas, uno puede pensar que la lucha está  cerca de su final. Pero, no es así en absoluto, todavía falta mucho. Kawada pega más fuerte, y tumba a su oponente, que parece que ya tiene problemas graves en su cuello. Un Belly to Belly Suplex le deja medio muerto.

Las siguientes bombas y súplexs de Kawada son tan demoledoras, que uno no puede imaginar que Misawa sobreviva a esto. Pero lo hace.

El miembro de Holy Demon Army sigue atacando. Es increíble que esto no haya acabado ya. Misawa es un zombie, que se arrastra una y otra vez hasta las cuerdas, para salir de las opresoras llaves de Kawada. Pero se levanta, saca su codo a pasear, y Kawada cae.

Misawa es el que ataca ahora, pero Kawada responde con sus patadas giratorias, en plena cara, como no podía ser de otra manera. Misawa descansa en ringside, y vuelve al ring. Los dos luchadores empiezan a golpear la cara del rival, y Kawada se excede un poco con sus patadas en el esquinero. Misawa se levanta, furioso por esos golpes, y asesina a Toshiaki con los codazos descontrolados. La lluvia de golpes es definitiva, Kawada no puede mantenerse en pie, y el campeón le remata con un Tiger Driver 91 demoledor.

Buff, no hay forma de quitarle las 5 estrellas a esta lucha. Hay quien opina que, entre estos dos, las hay mejores, pero a mí me da igual. No hay nada que sobre en la lucha, el nivel de los golpes es absolutamente realista y peligroso, y la historia existente entre estos dos hombres, dentro y fuera del ring, permite que se maten sin preocupación. Tanto es así, que después del fallecimiento de Misawa, Kawada fue desapareciendo de los rings, sin motivación por volver a pisarlos, ni siquiera en los homenajes a Kobashi y Taue. En fin, día para la historia.

Puntuación: *****   

miércoles, 28 de junio de 2017

Mitsuharu Misawa vs Jumbo Tsuruta, AJPW 08/06/1990




Seguimos revisando luchas de Mitsuharu Misawa, ahora que han pasado 8 años desde su trágico fallecimiento, que no pudo haber ocurrido en un lugar más apropiado que un ring. Hoy nos ha tocado ver su lucha de 1990 frente a Jumbo Tsuruta.

Como vimos en el primer post de este especial, Misawa, con su personaje de Tiger Mask, pasó a la liga de peso completo de la All Japan Pro Wrestling. Sin embargo, mientras no se le viera la cara, no podía convertirse en una gran estrella.

En la lucha que vimos anteriormente, Misawa se quitó la máscara en pleno combate, ante el clamor popular. Desde entonces, empezó a retar a las grandes estrellas de la empresa, llegando a tener oportunidades por el título máximo de AJPW, en manos de Stan Hansen.

Pero su primer main event en un gran evento de la empresa ocurrió el 8 de junio de ese mismo año, 1990, día en el que se consagró al derrotar a la gran leyenda del lugar, Jumbo Tusuruta, un luchador con una carrera enorme, que con esto, pasó la antorcha al joven Misawa. Eso sí, la victoria no fue nada humillante para el veterano.

Este combate es considerado de 5 estrellas habitualmente. Esa puntuación le dio Meltzer en su momento. Yo no creo que sea para tanto, ni mucho menos, pero es una gran lucha, que duda cabe.

La gente tiene el corazón dividido aquí. Todo el mundo quiere a Jumbo, pero Misawa pinta muy bien. El veterano, mucho más corpulento, comienza con grandes ataques frontales, pero recibe dos buenos vuelos de Misawa. De todos modos, su tiempo como peso junior ha pasado, así que aún queda lo mejor.

Los dos luchadores aplican ataques muy físicos, con candados y llaves a los brazos. Hay mucha igualdad aquí, aunque parece que el de verde lleva la voz cantante. Pero Tsuruta pega MUY fuerte. Frena la ofensiva de su adversario con un buen rodillazo, y sigue atacándole.

Pero, sobre todo, su dominio se clarifica cuando lanza, con una guillotina, al joven Misawa conta las cuerdas. Es un ataque peligrosísimo, ya que se golpea en el cuello. Y el peligro continúa, cuando Tsuruta aplica un gran piledriver. La cosa se pone mal para Mitsuharu.

Un big boot fortisimo de Jumbo impacta también sobre Misawa, así como una buena Powerbomb. El daño en cabeza y cuello es ya muy grande. Pero Misawa ha venido aquí a convertirse en leyenda, y no se va a rendir. Saca fuerzas de flaqueza para aplicar un golpe de antebrazo asesino, que deja medio muerto a Jumbo. Este huye a ringside para intentar recuperarse, aunque ahí recibe más daño aún, cuando Misawa vuela sobre él.

La lucha va subiendo en intensidad, y los gritos del público también. Tsuruta intenta asesinar a Misawa con sus siguientes clotheslines, pero no llega a conectar su principal arma, el Belly to Belly Suplex. El Tiger Suplex de Misawa tampoco es suficiente para que esto acabe. Jumbo, le pega un codazo en pleno vuelo a su rival, pero tiene la cabeza dura, y se destroza el brazo, solo para después fallar una Drop Kick y pegarse en sus partes contra las cuerdas.

En plena confusión, hay varios intentos de suplex, y Jumbo cae sobre Mitsuharu, pero este lo reversa, y hay un conteo que llega a 3, por muy poquito. Misawa se lleva un gran triunfo, y el público, que empezó gritándole a Tsuruta, ahora grita el nombre del joven de los pantalones verdes.

Lucha muy grande, no perfecta, pero muy buena, y con un significado histórico mayor.

Puntuación: ****1/2

domingo, 18 de junio de 2017

Tiger Mask II y Toshiaki Kawada vs Samson Fuyuki y Yoshiaki Yatsu, AJPW Super Power Series 1990 Day 1




El pasado 13 de junio de 2017, se cumplieron 8 años desde el fallecimiento de Mitsuharu Misawa, uno de los más grandes luchadores de todos los tiempos, y para muchos el mejor, si nos ceñimos al número de luchas maravillosas que tiene en su currículum. Este año, tal y como aconsejó un amigo del blog hace poco, vamos a llevar a cabo un pequeño especial, en el que comentaremos 5 luchas de Misawa.

Misawa lideró la All Japan en la década de los 90, época en la que esa empresa se convirtió en la mejor del mundo. Posiblemente, esa década corresponda a la mejor época de una empresa en toda la historia. Sería tremendamente fácil componer un especial de Misawa con 5 luchas de 5 estrellas. Sin embargo, el legendario luchador debutó en 1981, y se convirtió en el segundo Tiger Mask. Esa época también merece mención.

Hace unos meses, llevamos a cabo un especial sobre el personaje Tiger Mask, para conmemorar el nacimiento de una nueva serie de anime basada en su universo. Entonces, ya hablamos de Misawa como la segunda reencarnación del tigre enmascarado, y revisamos su lucha más famosa con el personaje, aquella en la que se enfrentó a Kuniaki Kobayashi, el cazador de tigres. Sin embargo, esa lucha a mí no me convenció mucho, a pesar de que el Wrestling Observer le dio 5 estrellas, supongo que por el impacto que le causó verla en esa época, 1985.

En el 86, después de luchar durante 5 años con el personaje de Tiger Mask en la división junior, Misawa se convirtió en peso completo. De hecho, llegó a luchar por los títulos más importantes de Occidente. Su aumento de musculatura era obvio. Pero no fue hasta 1990, con la salida de Genichiro Tenryu de All Japan, cuando Giant Baba decidió convertirlo en la gran estrella de la empresa.

El 14 de mayo de 1990, Tiger Mask II hizo pareja con el que sería su gran rival en el futuro, Toshiaki Kawada, para enfrentarse a Yoshiaki Yatsu y Samson Fuyuki. Ese es el combate que comentamos hoy, aquel en el que Misawa se desenmascaró.

No fue una lucha de máscara contra máscara, ni nada por el estilo. Ocurrió de forma orgánica. La lucha empezó con llaveos, y con buenos ataques de Yatsu y Samson sobre la espalda de kawada, que respondía con patadas asesinas. Después de esos primeros minutos, Tiger Mask entró al ring, y sus dos rivales se cebaron con su cabeza.

A misawa le llovieron cabezazos por todas partes, además de otros golpes y llaves. Yatsu intentó, incluso, quitarle la máscara en un momento dado. Después de muchos golpes, Misawa se enfadó, le pidió a Kawada que le desabrochara la máscara, y ante el clamor popular, la lanzó a las gradas, buscando como loco destrozar a sus rivales.

Una power bomb de Kawada deja en muy mal estado a Samson. Yatsu resiste bien ante las dos grandes próximas estrellas de All Japan, mientras el grandote se muestra incapaz de ayudar en la pelea. Se nota que la lesión de Fuyuki no estaba prevista, porque hay algunos momentos raros, y Yatsu queda como el héroe ahora, aunque se supone que es el gran momento de Tiger Mask. Este acaba ganando después de un Tiger Suplex.

Esta renuncia a la máscara supondría un gran cambio en la carrera de Misawa, que a partir de aquí, comenzó a retar a las grandes estrellas de All Japan, y poco a poco, se convirtió en la cara de la empresa. Lo veremos en el próximo post de este especial.

Puntuación: ***1/4

martes, 25 de octubre de 2016

Tiger Mask II vs Kuniaki Kobayashi, AJPW 09/03/1985




En Japón, ha comenzado a emitirse una nueva serie de anime protagonizada por el luchador Tiger Mask (o en este caso, Tiger Mask W), y como consecuencia, ha surgido en New Japan una nueva versión del personaje, homónima, debajo de cuya máscara está Kota Ibushi. Por eso, he decidido hacer un pequeño especial en el que repasaremos una lucha de cada uno de los wrestlers que han dado vida al personaje.

Ya hablamos de Satoru Sayama, el primer Tiger Mask, un luchador bastante impresionante, pero que perdió interés en la lucha y en el rumbo de su personaje, abandonándo New Japan de forma prematura, y metiéndose en otros proyectos relacionados con las artes marciales mixtas, antes, incluso, de que estas fueran conocidas como tal.

Tiger Mask desapareció, estando imbatido, lo que supuso un shock para los seguidores. Sin embargo, All Japan Pro Wrestling compró los derechos del personaje, y le dieron su equipación, nada más y nada menos que a Mitsuharu Misawa. Así comenzó su leyenda.

Misawa no era nadie cuando empezó a luchar como Tiger Mask. Usó ese personaje entre 1984 y 1990, cuando se desenmascaró en medio del ring, para, con el tiempo, convertirse en uno de los mejores luchadores de la historia.

En total, Misawa tiene como 25 luchas de 5 estrellas según el Wrestling Observer. Y la primera vez que recibió esa nota fue en el año 1985, en una lucha como Tiger Mask, en la que se enfrentaba a Kuniaki Kobayashi, "El Cazador de Tigres", llamado así por sus rivalidades con los dos primeros Tiger Masks. 

Sin embargo, a mi no me cabe en la cabeza por qué esta lucha es de 5 estrellas. Esta bien, correcta, pero no llega ni a las 4 estrellas para el más optimista de los críticos. Con solo saber que dura 11 minutos y termina en doble count-out, uno empieza a imaginar que no va a ser una guerra.

En realidad, la actuación de los wrestler es bastante buena, un duelo de golpes directos muy duros, grandes patadas, y vuelos a ringside que parecen de la edad moderna del wrestling... pero eso es todo. Se pegan muy muy duro, vuelan, y Misawa se impone en vuelos una y otra vez. Kuniaki intenta atacarle las piernas para frenarle, y finalmente, se vuelven locos y empiezan a darse suplexs por todos lados, hasta que en uno caen fuera del ring. Se matan ahí un rato, de una forma bastante violenta, y no consiguen llegar al cuadrilátero antes de que la cuenta llegue a 20.

Lucha buena, bien llevada por los dos luchadores, que no dura mucho y se queda a medias, aunque los momentos finales son muy buenos.

Puntuación: ***1/4

sábado, 19 de marzo de 2016

Hayabusa y Jinsei Shinzaki vs Mitsuharu Misawa y Jun Akiyama, AJPW Real World Tag League 1997




Seguimos con el especial del recientemente fallecido Hayabusa, un tipo que llevó a cabo la parte principal de su carrera en FMW, pero que también tiene cosas muy buenas fuera de ahí. Y en un pequeño especial como este, es interesante verlo luchar fuera de los términos de lo extremo. Un ejemplo de ello es su participación en la real World Tag Team League de AJPW de 1997, en la que participó junto a Jinsei Shinzaki, conocido como Hakushi en WWE.

Estos dos luchadores de FMW, se enfrentan a dos grandes leyendas del puroresu, estrellas de la década de los 90 en All Japan, Mitsuharu Misawa y Jun Akiyama, en una lucha realmente buena. Empieza más calmada, con los chicos de FMW demostrando su talento aéreo ante Akiyama, y atacando el brazo de Misawa. Los de All Japan frenan esto, con su hard-hitting, dándole a Shinzaki duro en el costado. Esto es así, hasta que entra Hayabusa, y los dos foráneos comienzan a luchar a una velocidad que abruma a las dos leyendas.

Los vuelos y movimientos de Hayabusa y Shinzaki son imparables, y sus rivales se muestran obviamente incapaces de enfrentarlos. Después de varias planchas, Akiyama está a punto de perder, pero entra Misawa por la espalda de los dos de FMW, y los mata a base de codazos.

Misawa y Shinzaki se pelean en ringside, y se quedan los otros dos en el ring. Con la ayuda del verdoso, Akiyama ahora tiene ventaja, y aplica un montón de suplexs y costalazos a Hayabusa. Este está apunto de ganar después de una Franksteiner, pero no lo consigue. Akiyama le da la victoria a su equipo después de un último suplex.

Gran lucha tag, con dos estilos muy enfrentados.

Puntuación: ****1/4 

sábado, 23 de mayo de 2015

Mitsuharu Misawa vs Takeshi Morishima, NOAH Second Navigation 2008




Seguimos repasando algunas de las grandes luchas de Takeshi Morishima, ahora que ha abandonado los cuadrilateros. La siguiente a estudiar es, nada más y nada menos que frente al mejor luchador de la historia, Mitsuharu Misawa, frente al que Morishima ganó su primer título mundial en NOAH.

Nos vamos a 2008, un año antes de la muerte de Misawa quien, como todos sabrán, murió dentro del mismo ring. Es posible que incluso naciera en un ring, no se sabe. El caso es que, a estas alturas de la película, Misawa llegaba como NOAH Heavyweight Champion, tras año y medio de reinado, a pesar de su aspecto viejo, cansado y falto de forma. Y es que, en Japón, lo del cambio generacional en el wrestling cuesta más, aún, que en Estados Unidos.

Pero en Second Navigation 2008, Misawa cedió la batuta de campeón a un luchador que venía pegando fuerte los últimos años, Takeshi Morishima. Sería el último campeonato de Misawa, y el primero de Morishima.

La lucha es muy buena. A pesar de su apariciencia (parece Totoro), Mori no es un peluche, es un luchador muy dominante, y destroza a un envejecido Misawa durante toda la lucha. Aparte de algún golpe a la espalda, el retador centra su ataque en el pecho del campeón. Este intenta reponerse, peroo cada vez está peor. Logra dar algúnos codazos marca de la casa, de los que suenan a dolorosos, y tumban al obeso luchador en más de una ocasión. Pero Morishima es imparable.

Morishima comienza con los back-suplexs, y no para de dar clothelines. Misawa consigue pegar un par de powerslams, uno  en ringside y otro desde el esquinero, que le dan aliento, pero Morishima es demasiado poderoso. Lariato, Backdrop Driver, y se acabó, Hay un nuevo Campeón Mundial de Peso Completo de Pro Wrestling NOAH.

Puntuación: ****1/4