Mostrando entradas con la etiqueta USA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta USA. Mostrar todas las entradas

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Asuka vs Ember Moon, WWE NXT Takeover Brooklyn III



Asuka se convirtió en la gran campeona femenina de NXT. Batió todos los records como campeona, jamás fue derrotada desde su llegada a WWE, y su aura japonesa hacía que se viera como algo lejano, inalcanzable.

Había miedo, por la forma en que WWE le quitaría el título. Podía ser derrotada en varias ocasiones antes de su subida al roster principal, de tal manera que en su ascenso, se viera mucho más débil. Es lo que hicieron con Nakamura y Joe.

Por suerte, no tuvieron la oportunidad de hacerlo. Asuka se lesionó después de su lucha con Ember Moon. Así que William Regal, General Manager de NXT, anunció su subida al main roster, y dijo que, para eso, tenía que dejar vacante su campeonato. Fue la mejor manera de que ocurriera esto. Así, llegará a Raw o Smackdown como el gran fantasma imbatible que ha sido en NXT. Lo que no sabemos es cómo la utilizará Vince arriba, teniendo en cuenta lo que estamos viendo últimamente en las ligas femeninas de WWE.

Su lucha frente a Ember Moon en Brooklyn 3 ha sido bastante buena, y una manera correcta de despedirse de NXT. La morena se muestra implacable desde el principio, y se lanza veloz contra su rival, con golpes rapidísimos en la cara. Moon busca hacer lo que nadie ha hecho: vencer a Asuka, y puede ser que sorprenderla sea la única manera.

No lo consigue en primera instancia, y la batalla continúa en ringside. Moon se daña el brazo cuando Asuka le aplica un súplex en la rampa metálica, y durante los siguientes minutos, la japonesa ataca el brazo de Ember, con mucho llaveo y golpes fuertes. Es interesante, porque hasta ahora, las luchas de Asuka en WWE han sido de otro estilo, pero aquí podemos ver también su repertorio técnico.

La lucha va subiendo de tono. Las dos guerreras se dan de lo lindo, con ataques bastante stiff, y algún que otro golpe de poder. Asuka está a punto de ganar después de reversar un cross-body, pero el referee para el conteo, porque observa que la japonesa tiene una mano por la parte de abajo. Mientras esta discute con el árbitro, se lleva una superkick bestial, que está a milésimas de costarle el campeonato.

No es así, Asuka resiste y las hostilidades continúan. La japonesa, en última instancia, consigue hacer rendir a la morena, con una sleeper.

La lucha es bastante genial, aunque esperaba algo más del final. Gran manera de dejar NXT para Asuka.

Puntuación: ***3/4 

martes, 29 de agosto de 2017

The Usos vs New Day, WWE SummerSlam 2017



Estoy seguro de que nadie en el planeta se suscribió a WWE Network, ni contrató el PPV SummerSlam 2017 para ver la lucha entre los hermanos Uso y New Day. De hecho, esta tuvo lugar en el preshow del evento, que se emitió por YouTube. Nadie tenía ilusión por ese combate, que además tiene frente a frente a dos parejas veteranas, que se habrán encontrado en un ring muchas veces. Sin embargo, esta lucha, junto a la Fatal 4 Way por el Título Universal, es la que más ha gustado a la gente.

Muchas luchas del preshow de PPVs se quedan en nada, pero a esta le dieron tiempo, y los 5 luchadores, curtidos ya en mil batallas, lo aprovecharon para dar un buen espectáculo, y conseguir que los aficionados canten eso de "This is Awesome". Buena lucha para dignificar los títulos en pareja de Smackdown.

New Day son los campeones, y defienden los Campeonatos ante los tramposos pero habilidosos Usos, que ya les vencieron en anteriores capítulos de Smackdown, al noquear a Kofi Kingston de una manera no muy limpia. Hoy, se enfrentan a ellos Big E y Xavier Woods.

Woods comienza muy fuerte, con un par de golpes de antebrazo mortíferos, pero pronto, el juego sucio de los Uso acaba con su iniciativa. Los rudos dominan, y tenemos unos minutos de lucha al estilo vieja escuela muy interesante, con todo el público deseando que se dé el hot tag de alguna manera.

Este llega al fin, después de mucho rato, y sale Big E como una bestia, usando Slams a diestro y siniestro.  También lanza con Power Bomb a Woods sobre uno de los Uso, y luego salta desde los hombros de este con un splash. 

La lucha está llena de finales falsos, pero de los de verdad, ataques en equipo por uno y otro lado, en los que uno cree que, realmente, esto se va a acabar. Es una lucha de parejas bookeada como main event, salvo por el hecho de que está en el preshow.

Xoods sobrevive a un Frog Splash, después de que Big E recibiera otro sobre una cuerda, dolororosísimo. No obstante, New Day está a punto de ganar con otro gran ataque en equipo, aunque los Uso siguen apoyándose entre sí. Con un ataque muy peligroso, Jimmy lanza volando por encima de la tercera a Woods, que cae encima de su hermano. Jey se lleva un golpe todavía peor. Big E ataca con un spear volador, como siempre impresionante, pero en el ring se enfrenta a los dos Usos, y acaba cayendo tras un doble Frog Splash.

Buena y divertidísima lucha por parejas.

Puntuación: ****

sábado, 26 de agosto de 2017

Braun Strowman vs Samoa Joe vs Brock Lesnar vs Roman Reigns, WWE SummerSlam 2017



Llega SummerSlam 2017, y WWE nos prepara un main event por el Campeonato Universal en el que se dan cita los 4 mayores poderes de la empresa: Brock Lesnar, Samoa Joe, Roman Reigns y el gran Braun Strowman.

El General Manager de Raw, Kurt Angle, decidió que Lesnar tuviera que defender su título ante estos 3 adversarios. Ni La Bestia ni Paul Heyman estuvieron contentos con esto, y anunciaron que Lesnar dejaría la empresa si perdía su correa. Eso le da un toque interesante a la lucha, porque siempre hay sospechas de que Brock puede irse, y volver, una vez más, a UFC.

Por otro lado, hay mucha historia entre estas 4 bestias. Lesnar derrotó recientemente a Joe, y Strowman y Reigns se han estado matando durante todo el año. También hace tiempo que Brock y Reigns lucharon en Wrestlemania, y todo hace indicar que lo volverán a hacer.

La lucha es muy buena, y es muy divertida. Hay un storytelling bastante notable, pero más que por las historias pasadas, por las futuras: se acerca una rivalidad entre Lesnar y Strowman.

Porque esta lucha es, sobre todo, Lesnar vs Strowman, con la colaboración de los otros dos, que se ven muy inferiores a ellos. Pero empecemos por el principio.

La lucha empieza enloquecida. Hay un momento en el que es imposible seguir el ritmo, por el montón de cosas que pasan. Reigns destroza a Lesnar con un Spear contra las vallas, que acaban destruidas, pero recibe un STJoe sobre una mesa. El propio Joe vuela con un tope suicida desde el ring un poco después. Y es que, en estos minutos, todo pasa fuera del ring.

Strowman asesina a Brock, con un Running Power Slam contra una mesa, rompiéndola de forma muy violenta. No se contenta con ello, y después de librarse del resto de los rivales, aplica de nuevo ese ataque sobre otra mesa. Todo el mundo teme por la salud de Lesnar, porque ha recibido dos ataques demoledores. No es sufieciente, así que Strowman le tira la otra mesa encima.

Es interesante que una estrella como Lesnar se preste a recibir ataques tan peligrosos como estos. Trabajadores de la empresa, como Noble y Finlay, tienen que venir a liberarle de debajo de la mesa, y se lo llevan en camilla. Y recordemos que, si Lesnar pierde, se va de la empresa, así que esta lesión aparenta ser el último momento del campeón en WWE. El público le canta una despedida.

Joe y Reigns consiguen sacar un momento del juego a Strowman, y tienen un buen intercambio entre sí. Pero Braun vuelve, y aplica un doble chokeslam sobre ambos. Después de hacerlo, queda parado un rato... y Lesnar vuelve a escena.

La verdad es que aquí, Strowman falla un poco, porque se queda un tiempo excesivo mirando a la rampa, como si supiera que Lesnar iba a volver. O este tarda demasiado en salir. El caso es que no queda bien la transición, y no produce el efecto que debería. Pero lo importante es que la guerra entre Lesnar y Strowman renace.

Strowman aplica Running Power Slam sobre Samoa Joe, y sobre Roman Reigns, pero en ambos casos, Lesnar evita la cuenta. El ex-campeón de UFC se defiende panza-arriba, pero se ve sobrepasado por el inmenso poder de un Strowman que le ha sorprendido mucho. De nuevo, el barbudo se impone, y está a punto de aplicar Running Power Slam sobre el campeón, pero se come un Spear de Reigns, que lo saca de la escena. Brock es ahora quien aplica F5 sobre Joe y Reigns, y a la segunda, se lleva la victoria.

Es muy buena lucha, y la historia es brillante, con un par de vacíos. Hubiera sido mejor si Strowman hubiera estado presente en el final del combate, intentando evitar el conteo sobre Roman, o algo así, pero sigue siendo genial. Reigns vuelve a perder, supuestamente con el objetivo de que el público le quiera más, al ver que no se le regalan tantas cosas. Posiblemente, lo que estén consiguiendo es que no le quieran ni los que ya lo hacían. Parece que lo próximo para él es John Cena, lo que es muy interesante.

Puntuación: ****1/4

domingo, 13 de agosto de 2017

Asuka vs Nikki Cross, Last Woman Standing, WWE NXT 28/06/2017



Asuka está batiendo todos los records. Quizás sea porque WWE no ha encontrado rivales de su nivel, aunque después de las grabaciones del torneo Mae Young, seguro que tiene muchos. El caso es que, después de mucho tiempo en la empresa, no ha perdido ni un solo combate.

Asuka ha batido el record de Goldberg de luchas ganadas. Teniendo en cuenta que la racha de la leyenda de WCW era un poco fake, y la de Asuka es 100% real, la diferencia es mucho mayor.

Pero no es el único record que ha superado la japonesa. Se ha convertido en la segunda mujer con el reinado más largo en la historia de la empresa. Y aquí también tiene un mérito aumentado frente a sus rivales, porque la dominante en este campo fue Fabulous Moolah, a la que no va a alcanzar, porque mantuvo la correa durante 28 años seguidos. Pero eran otros tiempo, la lucha femenina era dominada por completo por Moolah, también en los bookeos, y cualquier oponente debía rendirle pleitesía Además, en esa época, sí que hubo varios cambios titulares, pero WWE no los reconoce. No se puede comparar. Si hablamos de reinados "legales", alejados de acusaciones de esclavitud o prostitución, el de Asuka es el mayor.

El reinado de Asuka también superó a los de CM Punk como campeón de WWE, y New Day como campeones en parejas, por lo que se ha convertido en la persona que más tiempo ha mantenido su título en los últimos 20 años de la empresa. Casi nada.

El personaje de Asuka mola, y su racha lo dice todo. El hecho de que sea japonesa, que hable en su lengua materna, y su máscara, le otorgan un carácter de asesina oriental que es genial. Lo único que le echo en cara es que, en sus combates, casi nunca veo esa psicología de asesina, sino que pelea en igualdad de condiciones contra sus rivales, por eso de dar buenos combates, y, aunque es bueno para el espectáculo, no lo es tanto para el personaje.

En un programa de NXT de junio de 2017, Asuka tuvo una muy buena lucha frente a Nikki Cross, con el título en juego. Superó a la ex de Shimmer en una Triple Amenaza en la que también estuvo presente Ruby Riot, pero Cross no se rinde, y ansía la correa. Acosó durante un tiempo a Asuka, atacándola, incluso, cuando estaba en su coche, y todo condujo a un Last Man Standing. O, más bien, a un Last Woman Standing.

Es un lujo tener luchas como estas en programas semanales de NXT. Y creo que podría haber muchos más, porque el roster de la marca amarilla es ya demasiado grande, y mucha gente se queda fuera de los Takeover. Además. tenemos en los comentarios al gran Nigel McGuinness y a Mauro Ranallo, que ha conseguido volver a WWE a hacer lo que tanto le gusta y tan bien hace. Tan solo necesitaba alejarse de JBL.

Esta lucha me ha gustado mucho, más que la de Braun Strowman y Roman Reigns en Raw, con las mismas normas. Asuka llega con su máscara y su baile, mientras Nikki la mira desde la esquina, con un odio que no puede ocultar. Se muestra muy furiosa durante los primeros instantes, y lanza a Asuka contra las escaleras metálicas, pero esta le devuelve lo mismo, y comienza con su dominio.

Asuka patea y golpea el cuerpo de Nikki de una forma muy dura. La mete en un cubo de basura, mientras el público grita eso de "ECW, ECW", y pega un montón de patadas.  La japonesa sigue golpeando a la británcia, que debe tener el cuerpo lleno de morados.

Cross reacciona, y tiene momentos geniales durante la lucha. Asuka la tira contra un montón de sillas, pero Nikki Cross se lo devuelve, con un Back Suplex sobre el montón que es mortífero. Posteriormente, concatena un montón de Neck Breakers geniales, que ponen a la campeona en su sitio. Pero intenta rematarla con un golpe con el campeonato, y se lleva dos buenas patadas en la cabeza.

En ringside había otro montón de sillas. Nikki lanza a su rival contra ellas con una Power Bomb, en otro spot brutal. Asuka se golpea en la cabeza con el borde de la pasarela de entrada al ring, y eso duele. La campeona levanta antes de que la cuenta llegue a 10, y Nikki se lamenta.

Asuka pega un culazo volador, e intenta asestar una gran patada, pero le pega a un foco, quedando bastante coja, Nikki aprovecha su estado para seguir golpeando duramente su cabeza, con dos nuevos Neck Breakers. Ahora quiere volar sobre ella desde una escalera, pero Asuka se sube también. Los comentaristas huyen, porque saben lo que va a pasar: Asuka usa un Súplex para tirar a Cross contra su mesa. La japonesa consigue levantarse antes de que la cuenta llegue a 10, pero la occidental no. Una nueva defensa titular exitosa para Asuka.

Puntuación: ***3/4

sábado, 12 de agosto de 2017

Roman Reigns vs Braun Strowman, Last Man Standing, WWE Raw 07/08/2017



La rivalidad entre Roman Reigns y Braun Strowman se está extendiendo durante mucho tiempo. Parecía que se iba a acabar hace mucho, pero WWE no se ha querido decantar por ninguno de los dos como gran dominador, así que no ha habido ninguna victoria determinante. Estos dos seres super-poderosos parecen tener mucho que decir en el futuro de la empresa.

Me gusta bastante esta rivalidad. Muy física, muy trabajada, sin claro dominio. Los dos luchadores están quedando bien, y eso es difícil, en una empresa que, normalmente, está claramente dividida en dos bandos: el de los jobbers y el de los que reciben push. 

No pensé que un push a un monster heel fuera a funcionar en la empresa de Vince. Normalmente, después de una buena racha, el monstruo en cuestión aburre a todo el mundo, y cae en picado. Al fin, después de muchos  años, aparace que WWE tiene a un gigante que pueda sustituir a los eternos Show, Kane y Taker.

Se trata de Braun Strowman, un tipo que ascendió al roster principal sin, prácticamente, ninguna experiencia, pero que ahora lucha con gran solutra, tan solo dos años después. En el último programa de Raw, y con una lucha de 4 personas estipulada para el SummerSlam, con Strowman, Reigns, Jow y Lesnar, pudimos ver un Last Man Standing entre el gigante y Roman. Bastante entretenido.

Estos dos luchadores han protagonizado momentos de gran violencia. Caídas, lanzamientos, y, en general, spots muy destacables. En un Last Man Standing, tienen la oportunidad perfecta para hacerlo de nuevo.

Tenemos, de nuevo aquí, un buen intercambio con algunos momentos buenos de gran poder. Strowman domina los primeros minutos, sin mucha oposición. Roman intenta tener un comeback, pero incluso el hecho de tumbar a Braun ya es complicado, así que mantenerlo 10 segundos abajo se presenta como algo casi imposible. El ex-miembro de Shield utiliza las escaleras de metal para tal fin.

Pero Strowman siguen siendo invencible, y aplica varios slams para ganar, Roman vuelve a aprovechar los objetos que su rival introduce para acercarse a él. El emperador usa Samoan Drop sobre una mesa, aunque la cuenta sigue lejos de 10. Debo decir que veo entre el público a varios seguidores tremendamente sobreactuados, y uno de ellos se parece mucho a Daniel Bryan. 

Strowman lanza una de las sillas de oficina sobre el héroe, en un momento bastante impresionante, y peligroso. Si algún lector trabaja en oficina, sabrá que esas sillas no pesan precisamente poco. Hay lucha entre el público, y los contendientes llegan a la parte alta del escenario, recordando anteriores eventos protagonizados por ambos, en los que ha habido buenas caídas. En este caso, tenemos un tremendo spear de Roman Reigns, con un sprint de 10 metros, que resulta muy impactante.

Pero Samoa Joe se encontraba entre el público, y agarra a Roman para ponerlo a dormir con el Coquina Clutch. Braun consigue despertar antes de la la cuenta llegue a 10, pero Roman no lo hace, así que el gigante gana,

Lucha muy entretenida, con ese corte de Joe que la estropea un poco pero que permite un final bueno para los dos luchadores involucrados. Veremos, en SummerSlam, una auténtica guerra entre estos 3 animales, y Brock Lesnar.

Puntuación: ***1/4

martes, 25 de julio de 2017

Team Teddy vs Team Johnny, WWE WrestleMania 28




No quería terminar el especial del Salón de la Fama de WWE 2017 sin mencionar al no-wrestler exaltado: Teddy Long.

Teddy Long no es un luchador, pero ha tenido suficiente incidencia en la historia de WWE como para merecer estar en el Salón de la Fama. Los hay mucho menos importantes. Este hombre ha estado mucho tiempo vinculado al mundo del wrestling, y desde mucho antes de que se le empezara a reconocer. Empezó muy abajo, como chico de los recados de varios wrestlers, y como referee. Incluso estuvo metido en una storyline en la que hacía de árbitro tramposo en Jim Crocket Promotions. Posteriormente, comenzó a llevar a cabo roles de manager, acompañando a muchos luchadores, includio Mark Callous, que sería conocido posteriormente como The Undertaker. Su relación con el Deadman, posiblemente, facilitó el rol que cumpliría en Smackdown años después.

Después de 11 años en WCW, Teddy llegó a WWF, convirtiéndose en referee, una vez más. Y una vez más, tuvo la oportunidad de hacer de manager para varios luchadores. Posiblemente, el más recordado de esa época sea Mark Henry. Esto fue así hasta 2004, cuando recibió la oportunidad por parte de Eric Bischoff de ser General Manager invitado de Smackdown. Este fue el paso previo para que se convirtiera en GM definitivo, el más longevo y recordado de la marca azul de WWE.

Teddy no era un GM especialmente interesante. Casi siempre fue face, y le caía muy bien a la gente. Su baile y sus gritos característicos gustaban al público. Eso está bien, pero para las storylines, siempre viene bien alguien rudo. Los poderosos son fáciles de odiar, eso forma parte de la moral judeo-cristiana. Así, Teddy no daba mucho juego, pero siempre estaba ahí para hacer frente a los tramposos de la marca, ante el júbilo del respetable.

Teddy tuvo varias etapas como General Manager. En un momento dado, se hizo rudo, y tuvo una pequeña rivalidad con Undertaker, aunque no duró mucho la idea. En última instancia, de nuevo como face, comenzó un feudo frente al GM de Raw, el vicepresidente de relaciones con el personal, John Laurinaitis. En WrestleMania 28, se jugaron el puesto de doble General Manager. Teddy tenía consigo un equipo de luchadores faces de Smackdown, mientras que Johnny contaba con un montón de heels de Raw.

Por el equipo azul tenemos al divertido y de moda Santino Marella, que había llegado a protagonizar momentos memorables durante los meses previos en Smackdown, por la falta de héroes en la marca. También estaba Zack Ryder, que tras tirunfar con su webserie, recibía un pequeño push, y se había metido en una especie de relación personal con la bella Eve, que le acampaña hoy. También estaba Kofi Kingston, que en todos los WrestleMania tiene que estar en una lucha de relleno; el enorme Great Khali, R-Truth y Booker T, que dejaba la mesa de comentaristas para luchar, en la que creo que es su última batalla en WWE. Acompañan al equipo, además de Eve, Hornswoggle, Nikki Bella, Aksana y el propio Teddy Long.

Por parte del Team Johnny, tenemos a David Otunga, que era abogado de John, o algo así, además de malosos habituales como Drew McIntyre, The Miz, Dolph Ziggler, Jack Swagger y el poderoso Mark Henry. Junto a ellos están Vicky Guerrero y Brie Bella, además de Laurinaitis.

La lucha es un poco mejor de lo que recordaba. Es un buen entretenimiento para descansar de las grandes rivalidades de WrestleMania. Johnny Ace, más que odioso, es ridículo, pero todo el mundo quiere que pierda. Y teniendo a Santino y Ryder en su equipo, Smackdown tiene asegurados los aplausos.

Tenemos unos primeros minutos iniciales con los buenos entrando, uno detrás de otro, haciendo cada uno su parte. El  legendario Booker T entra, y tiene unos buenos minutos de dominio, pero comete el error de atacar a todos los rivales a la vez. Al final, se lleva un golpe, y tenemos un buen rato de dominio heel, en busca del hot tag. Después de muchos minutos así, entra Henry para hacer un World Strongest Slam sobre el 6 veces campeón mundial, para que se líe la montonera, y todos tengan la oportunidad de lanzar grandes ataques. R-Truth, Zack Ryder y Kofi Kingston vuelan sobre sus rivales en ringside, mientras las mujeres se matan entre sí.

Santino Marella protagoniza un gran segmento frente a The Miz en el ring, Cobra incluida. Se mete Ziggler, se mete Ryder, y este resulta el protagonista de la parte final. Cuando va a finalizar con su patada en la esquina, hace sus gestos, y entra Eve para hacerlos junto a él en el ring. El referee la echa, lo que despista a Ryder, momento que aprovechan sus rivales para derrotarlo.

John Laurinaitis se convierte en doble General Manager, y Eve Traiciona a Zack después de la lucha. Todo malo para los chicos de Smackdown, en una lucha entretenida, que cumple su rol dentro del evento.

Puntuación: **3/4

domingo, 23 de julio de 2017

Armstrong's Army vs Camp Cornette, Rage in the Cage, SMW Fire in the Mountain 14/08/1993




Vamos a ver otra lucha de RnR Express para este especial sobre el Salón de la Fama de WWE en su edición de 2017. Nos vamos a los años 90.

Hace poco se dio a conocer que empezarían a emitirse en WWE Network algunos episodios de la promoción Smoky Montain Wrestling. Quizás a muchos les sonó a chino, pero es algo terriblemente interesante. Muchas buenas luchas se dieron en la corta vida de esta empresa, que estuvo activa entre 1991 y 1995. Fue creada por Jim Cornette, así que no es de extrañar que esto esté en un especial sobre los Rock'n'Roll Express.

Cornette creó esta empresa con sede en Knoxville, Tenesse. Tuvo sus principales funciones en esa zona: Tenesse, Virginia, Kentucky... zonas que no se identifican por la evolución tecnológica o por la cultura. Normalmente, arenas llenas de catetos pueblerinos son las mejores para crear un buen ambiente de violencia.

Cornette se trajo consigo a algunos luchadores de WCW, como Stan Lane y Tom Prichard. Lane había sido miembro de la última versión de los Midnight Express, y junto a Prichard y Cornette, tuvieron una nueva rivalidad frente a los Rock'n'Roll Express, así como con la familia Armstrong.

Bob Armstrong, actual Hall of Famer, era una leyenda de la zona. Para los 90, ya estaba semi-retirado, pero luchó en esta rivalidad, haciendo equipo con sus hijos, Scott Armstrong y Steve Armstrong. El apoyo que tenía por parte del público era increíble.

Cornette, como todo el mundo sabe, es un amante inmenso del wrestling clásico, de vieja escuela. Mientras WWF y WCW evolucionaban en otra dirección, Cornette llenó sus arenas de catetos ignorantes, y creo rivalidades de buenos contra malos de las de toda la vida. Y lo cierto es que la calidad en el ring de algunas de sus luchas es inmensa. Posiblemente, las luchas que tuvieron los Rock and Roll aquí frente a los compinches de Cornette fueron las mejores de su carrera.

En 1993, en el evento Fire on the Mountain, tuvo lugar un Rage int the Cage match, que era un tipo de combate muy parecido a las WarGames, con la única diferencia de que había esposas en la jaula, para atrapar a los luchadores. En esta batalla, Los Armstrongs y Los Rock 'n' Roll Express se aliaron para derrotar a Jim Cornette, que entró en la jaula como luchador, acompañado por los Heavenly Bodies (Jimmy del Ray y Tom Prichard) y los enormes Bruise Brothers (Don Harris y Ron Harris). 

En los comentarios escuchamos a Dutch Mantell (Zeb Colter), y como referee especial está The Big Bossman, con su equipación de WWE. Aunque lo cierto es que en una lucha como esta, no hace nada de valor. Cornette y Armstrong, con sendas promos, se encargan de calentar el ambiente para una notable lucha. Es cierto que existe un Rage in the Cage Match de esta época al que Meltzer le dio 5 estrellas. No es este, no lo he encontrado en primera instancia, pero este tampoco está mal.

Partimos de la premisa de que no soy un gran fan de las Wargames. Siempre me ha parecido que son de gran psicología, pero aburridas y predecibles. Esta de hoy es, básicamente, igual que todas las que he visto, porque nunca cambian en su planteamiento. Aún así, siguen siendo muy buenas.

La cuestión es que dos luchadores, uno por bando, empiezan luchando. Luchan 5 minutos, y en este caso lo hacen notablemente, con violencia y sangre, hasta que entra el siguiente luchador. Como siempre, el siguiente luchador es uno de los malos, de manera que tenemos unos minutos de lucha en handicap, hasta que entra el próximo bueno a hacer el comeback. Y así una vez, y otra, y otra. Por eso, aunque se dan con todo, usan una gran violencia física y el ambiente es muy caldeado, uno nunca espera que pase... nada.

Cuando los Bruise le dan ventaja a su equipo con su diferencia física, empezamos a tener a tíos esposados a la jaula. Al final, entra Cornette a hacer de las suyas, siendo protegido por sus gigantes, hasta que le toca a  Bob Armstrong, y la arena se viene abajo.

En los últimos minutos, todos los luchadores quedan esposados, y se quedan solos Armstrong y Cornette. El público estalla cuando Bob hace rendir al bocazas de Jim mediante la Jawbreaker.

Puntuación: ***1/2

sábado, 22 de julio de 2017

Rock 'n' Roll Express vs Midnight Express, WCW WrestleWar 1990




Vamos a acabar, de una vez por todas, el especial sobre el Salón de la Fama de WWE, edición 2017. Todavía no hemos hablado del equipo que se ha llevado los anillos este año, Rock 'n' Roll Express, formado por Robert Gibson y Ricky Morton. 

Gibson y Morton forman una de las parejas más importantes de la historia del wrestling americano. Destacaron mucho por su trabajo en la NWA en los años 80, mateniendo una de las rivalidades más largas e importantes entre tag teams que se recuerdan, frente a Midnight Express. Posteriormente, durante los 90, trabajaron en empresas independientes como SMW, protagonizando encuentros poco conocidos, pero terriblemente buenos. Aún hoy, no se han retirado oficialmente, y participaron en un encuentro de Impact Wrestling a finales de 2016, dentro del Broken Universe de los Hermanos Hardy. 

Gibson y Morton fueron exaltados al Salón de la Fama de WWE por  Jim Cornette, un tipo que llevaba mucho tiempo sin aparecer por WWE, pero que era el más indicado para estar aquí. Él es uno de los grandes causantes del éxito del equipo, precisamente por ser manager de sus rivales, los Midnight Express. Y es que, sus promos eran capaces de poner over a cualquiera.

Morton y Gibson comenzaron a hacer equipo en el año 1983, en Memphis Wrestling, empresa en la que mandaba Jerry Lawler. Se convirtieron en grandes rivales de The Fabulous Ones, destacando por un estilo más aéreo en el ring, y más roquero en cuanto a vestimentas. Tardaron muy poquito tiempo en toparse con los Midnight Express, equipo formado en el 81 en Florida, que había ido moviéndose por los territorios. Originalmente había estado formado por Dennis Condrey, Randy Rose y Norvell Austin, pero el grupo se había disuelto. Sin embargo, en 1983, en Mid-South Wrestling, Bill Watts decidió crear una nueva y definitiva versión, formada por Condrey y Bobby Eaton, con Jim Cornette como manager. Este nuevo equipo se convirtió en campeón de la empresa, y comenzó su rivalidad con Rock and Roll Express cuando estos llegaron al Mid-South.

Los dos equipos se patearon la cabeza, noche tras noche, y Bill Watts se hizo rico llenando arenas. Ambos tags estaban bien engrasados, trabajaban bien, y Cornette sabía hacerse odiar.  

La rivalidad entre los dos Express pasó de ser regional, a ser nacional. Nunca antes se había visto una rivalidad así, innovadora por el estilo aéreo de los equipos, con luchadores más pequeños que los que poblaban los rings de la época. El trabajo de Cornette, y la violencia generalizada, hizo el resto. Cuando volvieron a coincidir en la NWA, alrededor de 1986, se enfrentaron en televisión nacional, por los títulos más importantes que existían.

RnR estuvieron un tiempo fuera de la NWA, lucharon en la AWA, y volvieron a verse las caras en más ocasiones con los Midnight por otros territorios, en una rivalidad que no acababa. De nuevo en NWA, ya como WCW, en WrestleWar 1990, se enfrentaron, en el último gran combate en PPV de estos dos equipos. Stan Lane había sustituido a Condrey un par de años antes en los Midnight Express.

Vamos a ver, por tanto esta pelea entre equipos que crearon escuela, y dieron pie al surgimiento de otros dúos de bajitos, como los Rockers, y en consecuencia, el génesis de Shawn Michaels. El público está encendido contra los Midnight, y en la presentación de Cornette hay un chiste sobre Donald Trump. Recordemos que, hoy en día, se dedica a hacer comentarios sobre él como presidente de Estados Unidos. Quién lo hubiera dicho entonces...

En los primeros minutos, Cornette y el referee protagonizan una pelea muy ridícula, dándole al público un espectáculo peculiar. También entre la pareja ruda hay problemas. Los rockeros, pronto, levantan los aplausos del respetable, con su habilidad superior, aunque los malos se lo ponen a huevo. Hay bastante comicidad aquí también. Una y otra vez, los héroes humillan a los villanos.

Eaton y Lane consiguen llevar ventaja, y aplican varios buenos movimientos sobre Morton, incluyendo movidas en equipo notables. Cornette golpea con su raqueta cuando puede, y se hace odiar muchísimo, porque es malo y muy idiota. Mientras tanto, el castigo de Midnight Express se hace notar en el organismo de Morton, con duros candado a brazos y cabeza.

Pasan los minutos, y Robert Gibson no recibe el relevo, mientras Ricky Morton resiste las llaves al brazo. Cuando el moreno de los rockeros consigue entrar, el publico estalla en júbilo, pero lo hace aún más cuando sobrevive al raquetazo en la cabeza de Cornette. Cuando parece que los malos van a ganar con un movimiento en equipo, los dos héroes consiguen llevárselos y poner sus espaldas planas, para así conseguir una buena victoria frente a sus eternos rivales.

Puntuación: ***1/2

domingo, 16 de julio de 2017

The Hardy Boyz vs Sheamus y Cesaro, WWE Great Balls of Fire 2017



Me parece bastante increíble ver a los hermanos Hardy venir a WWE en pleno 2017 a... luchar. A luchar, no como leyendas, no como grandes estrellas, sino a matarse todas las semanas, y a disputar los títulos en parejas. Y es que, pensaba que sus carreras, básicamente, habían acabado hace mucho tiempo.

Jeff Hardy abandonó WWE en 2009, Después de convertirse, definitivamente, en main eventer. Pero el horario inflexible de la empresa, y su política antidrogas, no combinaban bien con su forma de vida. Al año siguiente, después de perderse en el mid-card, y tras varias peleas con la WWE, también su hermano Matt consiguió irse.

Los dos estaban muy tocados, y pensaron que serían más felices dejando WWE. Pero la cosa fue de mal en peor. Sin normas, se metieron en problemas mayores con las drogas, la bebida, problemas con la ley, accidentes de tráfico, problemas de sobrepeso... Pero hay quien dice que lo malo del vicio es quedarse corto. Los Hardy tocaron fondo, y eso se vio en la lucha entre Jeff y Sting en Victory Road 2010. En ese combate, Hardy se presentó borracho, y Sting tuvo que castigarle, derrotándole con un squash. Cuando uno toca fondo, es cuando se da cuenta de que debe cambiar.

Los Hardy acabaron levantando cabeza, y se convirtieron en las grandes estrellas de TNA, liderando a esa empresa en la peor época de su existencia. Incluso en ese momento, Matt sacó algo grande, creando el Broken Universe, y montando una de las grandes storylines de los últimos años en el mundo del wrestling.

En 2017, Los Hardy abandonaron Impact Wrestling, y ficharon por WWE, previo paso por Ring of Honor. Pero TNA se quedó con los derechos del Broken Universe, y los Hardy todavía no han conseguido comprarselos, aunque parece que eso ocurrirá más tarde que pronto. Matt y Jeff volvieron a la empresa de Vince McMahon en WrestleMania 33, y se convirtieron en campeones por parejas.

Y, aunque Matt hace algunos gestos de su nuevo personaje, no puede, por ahora, explicitar su personalidad broken. Así, en los primeros meses de los Hardy en la empresa, Han luchado como miembros más del roster de RAW, sin que sus inmensas carreras llamen demasiado la atención. Su rivalidades son bastante normalitas, porque ya sabemos que WWE tampoco tiene guionistas que merezcan tal nombre. No obstante, es probable que, cuando consigan recuperar los derechos sobre el broken universe, monten alguna historia interesante.

Jeff y Matt perdieron los títulos en parejas frente al equipo formado por Sheamus y Cesaro, dos tipos muy fuertes, que han hecho, recientemente, un turn-heel, convirtiéndose en una pareja muy poderosa. En el evento Great Balls of Fire, tenemos la revancha entre estas dos formidables parejas, en un 30 minutos Iron Man Match.

He dicho antes que no esperaba ver a Los Hardy venir a luchar a WWE, y realmente luchan, y lo hacen al estilo vieja escuela. Pasaron a la historia por su combates con escaleras, y en TNA, por su Broken Universe. Aquí vemos una lucha tag team muy clásica, algo no muy habitual en esta pareja. Y lo hacen muy bien.

Pero sobre todo, lo hacen bien Sheamus y Cesaro, que dominan la mayor parte del combate, con trampas, con golpes fuertes, y con perdidas de tiempo. Y es que, empiezan ganando desde el principio, cuando, al comenzar la lucha, Sheamus aplica un Brogue Kick a Matt, pillándole por sorpresa.

Con un movimiento en equipo, los rudos ponen el 2-0 en el marcador, y se dedican a hacer trampas y a perder tiempo para mantener su ventaja. Pero los buenos consiguen pegar un buen comeback, y cubren a Cesaro, vía Twist of Fate. Pero el 3 - 1 llega cuando los malos consiguen forzar el count-out de Matt.

La lucha, como digo, es de vieja escuela. No hay prisas, no hay desorden, tenemos 30 minutos por delante de unos malos usando una psicología de wrestling clásico muy buena, y unos buenos usando el gran apoyo del público para conseguir reponerse.  Con una jugada muy habilidosa, Jeff consigue embolsar a Cesaro en una posición de la que no puede escapar de ninguna manera, consiguiendo, así, un punto para su equipo. Posteriormente, intenta un montón de conteos rápidos para empatar, que ponen al público a 100, a falta de 5 minutos para el final. Cesaro consigue evitar la cuenta de forma polémica, porque parecía que esta había llegado a 3, después de que Matt conectara un Moonsault sobre Sheamus, pero el mayor de los Hardy consigue el punto igualmente, con un Twist of Fate desde el top rope. La cosa queda empatada a falta de 3 minutos, y está extremadamente interesante.

Doble vuelo de los hermanos sobre Sheamus, sin que la cuenta llegue a tres, aunque Matt se abre una ceja, y comienza a sangrar sin parar. El último minuto es de locura. Jeff conecta Swanton Bomb, Pero es Cesaro el que estaba activo, y no el que la recibió, Sheamus, así que el Suizo hace el conteo sobre Hardy, poniendose por delante. Quedan segundos, Jeff persigue a Cesaro, aplica de nuevo su finisher, pero el tiempo se acaba. Los Hardy pierden, y el público se lleva las manos a la cabeza muy decepcionado.

Gran lucha, old school.

Puntuación: ****

viernes, 14 de julio de 2017

Samoa Joe vs Brock Lesnar, WWE Great Balls of Fire 2017



WWE estrena nuevo PPV en 2017, el llamado Great Balls of Fire, nombre que rinde homenaje a un momento de una lucha entre Jerry Lawler y Terry Funk en el que el primero usó una bola de fuego para atacar a su eterno rival. Un PPV bastante apañado, en el que tuvimos un Iron Man entre los Hardy y la pareja formada por Sheamus y Cesaro, así como la victoria del imparable Braun Strowman sobre Roman Reigns. Pero lo más llamativo, sobre cualquier otra cosa, fue la primera defensa titular televisada de Brock Lesnar, que se enfrentó a Samoa Joe.

Joe vs Lesnar es un Dream Match de otra época. En 2005, cuando Brock dejaba el wrestling, después de haber sido una gran máquina de demolición en WWE, mientras que Joe se convertía en el asesino del mundo indie, y daba luchas de un nivel increíble, nadie hubiera imaginado que esto pasaría algún día. Y mucho menos, que pasaría 12 años después, todo un mundo temporal para la carrera de cualquier deportista. Pero aquí está.

No era algo que se había planeado, la verdad. Después de una decepcionante participación en WrestleMania, Braun Strowman volvió a escalar posiciones en el roster de RAW, e incluso se puso por delante de la gran estrella de la empresa en estos tiempos, Roman Reigns. Se supone que él sería el contrincante de Lesnar, pero se lesionó. Estuvo fuera de acción durante semanas, así que hubo que buscar un plan B. Lo más parecido que había en WWE era Samoa Joe, así que, después de que este ganara una lucha de 5 personas por un puesto en este combate contra Lesnar en Great Balls of Fire, el dream match se hace realidad.

Chocan dos máquinas dominantes, pero de dos contextos muy distintos. Lesnar es una mole física, campeón de WWE y de UFC en peso pesado. Joe también ha sido siempre muy dominante, y podía destacar mucho en el mundo indie, o incluso en TNA, a nivel físico, pero para WWE, es un hombre mediano con un poco de sobrepeso. Por eso, es importante, ahora más que nunca en él, la psicología.

Joe no se convirtió en un campeón dominante con rachas invictas de más de un año en ROH y TNA por su físico, sino más bien, por su psicología, por la interpretación de su personaje asesino. Hace tiempo que toda esa energía había desaparecido, por su estancia excesivamente larga en Impact Wrestling. Pero, en su llegada a WWE NXT, volvimos a ver algo de eso, si bien sus luchas no acababan de ser realmente trascendentales.

Eso se mantuvo en su debut en el main roster. En su primer día en RAW, atacó a Seth Rollins, y le lesionó legítimamente en un segmento muy bien vendido. Pero, en WrestleMania, no apareció, ni en la lucha de su jefe, Triple H, frente a Rollins, ni en la battle royal. No había motivo para esa ausencia, pero no se le vio.

Y tampoco fue muy interesante su feudo frente a Rollins posterior a WrestleMania, al menos dentro del ring. Pero en su rivalidad frente a Lesnar, Joe sí que parecía Joe de verdad.

Hay algunos segmentos de Raw en esta rivalidad que me gustaron bastante. Atacó a Heyman cuando Brock no estaba, con su Coquina Clutch, y legitimó está técnica como la base para su lucha, después de haberla usado para derrotar a Finn Balor. Llegó a las manos con extrema violencia con Lesnar, y también le puso a dormir. Su Sleeper quedó genial, muy creíble, con la cara de Lesnar absolutamente morada. Lo bueno de enfrentar a estos dos es que a ninguno le va a importar que le peguen de verdad.

Cuando Lesnar hizo su retorno a WWE, comenzó a dar grandes luchas, algunas muy largas y violentas. Pero desde su rivalidad con Undertaker en 2015, lo cierto es que no ha dado una lucha larga de verdad. Aún así, sus últimas luchas frente a Randy Orton en SummerSlam 2016 y frente a a Goldberg en WrestleMania, resultaron, a su manera, geniales. Las dos fueron muy cortas, pero contenían una gran historia. La lucha entre Joe y Lesnar es un poco más larga, si bien no mucho más, y destaca, asimismo, por la historia que se cuenta en ella.

Joe hace de Joe, y esa es la buena noticia. No deja que comience la lucha, ataca a Lesnar por la espalda, y lo destruye, con un STJoe sobre la mesa de comentaristas. Lesnar vuelve renqueante a la lucha, mientras el público canta eso de que "Joe va a matarte". Esta parte no entra dentro del propio combate en sí, pero sí que suma una gran energía al ambiente.

Empieza la lucha, que es muy física, con rodillazos y agarrones, hasta que Joe empieza a aplicar la Coquina Clutch. De nuevo, aprieta fortísimo, con mucho realismo. Lesnar consigue quitárselo de encima, dando pie al siempre aburrido Súplex City. Joe lo frena, con un golpe bajo que pasa desapercibido para el referee, para aplicar, otra vez, dormilonas sin parar.

Las dormilonas del samoano son muy buenas, y la cara de Brock se pone como un tomate. Con un Side Slam, el Campeón Universal consigue librarse, para reiniciar su lluvia de Súplexs, hasta que va a por F5, y Joe consigue enganchar una nueva dormilona.

Ahora sí que parece que Lesnar se ahoga, pero cuando peor cara tenía, levanta a Joe para aplicar un F5 definitivo. La lucha resulta bastante buena, con una historia y una estrategia muy claras, y sin que nadie pudiera definirse como bueno o malo.

Puntuación: ***1/2

jueves, 6 de julio de 2017

Alberto El Patrón vs Lashley, Impact Wrestling Slammiversary XV



Al fin, Dixie Carter salió de TNA, y Anthem Media se hizo cargo de la empresa, incluidas sus deudas. Con la nueva empresa en el poder, volvió también Jeff Jarrett, uno de los principales artífices de TNA Wrestling, y lo cambió todo.

Un nuevo cambio, uno de tantos en TNA, o Impact Wrestling, que tampoco ha implicado un interés mayor en el producto. Pero, tras dejar TNA, Jarrett creó otra promoción, Global Force Wrestling, que fracasó en su intento de llegar a TV. Hasta ahora, porque sus luchadores se han involucrado en los programas de Impact, y porque, parece ser, Impact Wrestling pasará a llamarse próximamente GFW. Jaque mate.

Después de dejar salir a los hermanos Hardy, y comenzar una batalla legal con ellos por los derechos intelectuales del Broken Universe, Impact fichó a Alberto Del Río como gran estrella. Y se convirtió en campeón de GFW. En Slammiversary, se ve las caras con Lashley, el musculoso campeón de Impact Wrestling, en una lucha de unificación. Chocan, entonces, los dos mayores nombres de Impact, dos ex-WWE, con experiencia en MMA.

Y bien acompañados. Lashley llega con un séquito de hombres, encabezados por King Mo, también luchador de Strikeforce, mientras que a Alberto le acompañan su padre, el legendario Dos Caras, y su hermano, El Hijo de Dos Caras. Recordemos que su nombre como luchador en el Consejo mundial de Lucha Libre era Dos Caras Jr.

Slammiversary es el gran evento anual de Impact, y se ha vendido esta lucha como la lucha del año. Hay nivel para ello, pero ya sabemos como son las luchas en Impact. Sin cabeza ninguna. El público, que entra gratis, no tiene sangre, y los luchadores se dedican a aplicar golpes que pueden parecer chulos, pero que surjen sin que medie semántica alguna.

Tenemos en la lucha varios careos entre Kin Mo y Dos Caras, que es el que suele llevarse la mejor parte, a pesar de tener mil años, y que cuando es atacado por Lashley, no lo vende en absoluto (y no es sorpresa, conociendo el ego de esta familia). El Super Man Moreno aplica un par de golpes buenos a la espalda, que es lo más destacado de todo el combate, y tenemos una palanca al brazo por ambos lados. En última instancia, las peleas entre Bobby y Dos Caras permiten a Alberto pillar por sorpresa a su rival, aplicando un enzugiri. Lashley queda en la posición perfecta para que el mexicano aplique su pisotón y le derrote para unificar los títulos de GFW e Impact Wrestling, unificando también las empresas.

Como siempre, TNA y el wrestling no se llevan bien, independientemente de quién sea el dueño.

Puntuación: **1/2

sábado, 24 de junio de 2017

Johnny Mundo vs The Mack, Lucha Underground All Night Long... Again



La la emisión de la tercera temporada de Lucha Underground se frenó cuando iba por la mitad. Por algún tema relacionado con el canal o la producción del programa que no recuerdo, se pospuso la emisión de la segunda mitad de la temporada para verano de 2017. Hay que tener en cuenta que las luchas que se ven en esa parte fueron grabadas durante los primeros meses de 2016.

En los episodios previos, Johhny Mundo se convirtió en el Campeón Mundial de Lucha Underground, derrotando a a Sexy Star. Pero The Mack era amigo de la chica, y acabó siendo el nuevo retador. Y como las trampas de Mundo y sus secuaces hacían imposible un combate justo mediante las reglas habituales del wrestling, la historia derivó en un All Night Long.

All Night Long es como llaman en LU a un Iron Man de toda la vida. En este caso, la duración de la lucha está marcada por la duración del programa. Pero creo que el reloj no aparece en directo en ningún sitio, sino que nos lo muestran a nosotros en la producción final. En los últimos minutos del combate, la anunciadora avisa de que quedan 5 minutos, y luego, 30 segundos.

Aunque hay mucho storytelling, y convierte a la lucha en algo muy interesante, a nivel de wrestling es bastante normalita. Los dos contendientes empiezan teniendo buenos encontronazos, pero es Mundo el que se lleva los dos primeros puntos. En el primero, consigue provocar una caída fuerte de The Mack, y aplica, posteriormente, el Starship Pain sobre él. El segundo punto lo consigue mediante La Casita del Negro Casas, al que Vampiro referencia durante la retransmisión. Mundo se sujeta a las cuerdas para conseguir ese pin, pero el referee no lo ve.

Willie reacciona: ataca con fuerza, y acorta distancias con una poderosa Power Bomb. Luego, Johnny finge una lesión en la pierna, y cuando parece que se lo van a llevar en camilla, pega un golpe bajo al afroamericano para volver a ponerse dos puntos por delante.

Nos vamos a unos momentos de brawl, en los que los luchadores pelean entre el público, y usan la camilla para sus fines. Mack lanza, escaleras abajo, a Mundo atado en la camilla, y luego lo tira al suelo de forma dolorosa. Gracias a eso, Willie pone un 2-3 en el marcado, al aplicar el Stunner.

Aparece TJ Black, disfrazado de Johnny Mundo, y Mack lo persigue, pensando que se trata de su rival. El parecido es grande. Entre los dos, atacan al retador, pegándole con palos de kendo. Pero The Son of Havoc hace acto de aparición, con otro palo, y ayuda a su amigo. El público lo pasa en grande.

Son of Havoc entra en la oficina de Cueto, y le pide unas latas de cerveza, con las que resucita a The Mack. Entre los dos, hacen frente a los rufianes, aunque estos consiguen darle la vuelta a la situación.

Mundo se burla de los músicos, que están arriba, y que, antes del combate, habían cantado Guadalajara. Creo que esa canción era lo único mexicano que había en este programa. Sin embargo, el tipo de las maracas salta con un impresionante Crossbody desde las alturas. Se trataba de Sexy Star, que junto a Son of Havoc, se lleva del lugar a Black.

Han pasado muchos minutos, y Johnny Mundo sigue por delante. The Mack le destroza con un Piledriver sobre las mesas que estaban en ringside, y con eso, consigue el empate.  Ahora, a falta de 5 minutos para el final, los luchadores comienzan a usar escaleras. The Mack vuela, a falta de 30 segundos, con un Frog Splash desde la escalera sobre Mundo, que estaba en la mesa. El golpe es impresionante. Pero no llega a tiempo para hacer el conteo, y el final del combate llega cuando el referee estaba a punto de dar la tercera palmada. Genial interpretación en este final.

Con el empate, se supone que Mundo mantiene el campeonato. Pero Cueto anuncia que no quiere empates, y la cosa continuaría en el siguiente programa. Entonces, en un Falls Counts Anywhere, Mundo se llevaría la victoria.

Puntuación: ***3/4

jueves, 22 de junio de 2017

AJ Styles vs Shinsuke Nakamura vs Sami Zayn vs Baron Corbin vs Dolph Ziggler vs Kevin Owens, WWE Money in the Bank 2017



Money in the Bank, en su edición de 2017, ha sido exclusiva de Smackdown. Aún así, ha habido dos luchas de Money in the Bank, una para el título masculino, y otra para el femenino.

Como el femenino acabó con trampas, en el siguiente programa de Smackdown, se certificó que se repetiría. Me parece una excusa pobre, porque ha habido millones de trampas en peleas de escaleras anteriores. Pero, como no ha sido la lucha definitiva, no la voy a comentar, prefiero hacer review de la próxima que hagan.

Por su parte, la lucha de escaleras masculina ha sido muy aclamada por todo el mundo. Y la participación no es para menos: están en ella tres de los mejores wrestlers del mundo, candidatos, de hecho, a ser el mejor: Shinsuke Nakamura, AJ Styles y Sami Zayn. Además, les acompañan Kevin Owens, Dolph Ziggler y Baron Corbin.

Yo no creo que sea de las mejores Money in the Bank, pero no está mal. Tiene algunas cosas muy buenas. Empieza bien, porque antes de comenzar la lucha, Baron Corbin ataca a Shinsuke Nakamura por la espalda, y le deja en muy mal estado, de tal manera que el japonés no puede comenzar la lucha.

Así, tan solo tenemos a 5 hombres para empezar. Creo que eso es bueno, porque a veces, en este tipo de luchas, hay tantos participantes que todos se difuminan individualmente. Sin embargo, tengo que decir que los primeros minutos son bastante aburridos.

Sami Zayn empieza a destacar en la lucha, presentándose como un underdog capaz de destrozar a los rudos de la contienda. Después, llegan buenos minutos, con un par de spots sobre escaleras bastante buenos. Corbin aplica ChokeSlam sobre Style en una escalera, y este lanza a OwenS sobre otra. Ambos ataques provocan una gran reacción del público. También, AJ, tiene una gran caída, cuando le quitan la escalera y queda colgado del gancho que sujeta el maletín.

Corbin está cerca de atrapar el maletín, pero vuelve a sonar la música de Nakamura, y el Rey del Strong Style vuelve a la batalla. Mientras la gente tararea su música, utiliza sus patadas para matar a todo el mundo. Todos sus rivales quedan noqueados, salvo AJ.

AJ Styles y Shinsuke Nakamura se ven en el ring de WWE, y tenemos un recuerdo implícito de su enfrentamiento en Wrestle Kingdom. De mutuo acuerdo, apartan las escaleras, y tienen un buen intercambio, a golpe limpio. Finalmente, se suben a la escalera y pelean para llevarse el premio, hasta que baron Corbin aparece, les hace caer, y se queda el maletín.

La lucha es bastante buena, tiene varias cosas muy interesantes, aunque también momentos no muy buenos y un final frio. La mayoría de los participantes hacen un buen trabajo. El que peor está es Kevin Owens, que pasa muy desapercibido.

Puntuación: ***3/4

lunes, 12 de junio de 2017

Roman Reigns vs Samoa Joe vs Bray Wyatt vs Seth Rollins vs Finn Balor, WWE Extreme Rules 2017



Hace tiempo que Extreme Rules se convirtió en un evento en el que todas las luchas que había era con unas reglas distintas. Pero no necesariamente extremas. De hecho, muy poco extremas. Debería llamarse el PPV, simplemente, WWE Rules.

Más allá del nombre del PPV, lo más interesante de la edición 2017 de este evento era la lucha a cinco bandas, por hallar un nuevo retador por el Título Universal de WWE. Porque más que un retador a ese título, se buscaba un adversario para Brock Lesnar.

Se suponía que ese rival iba a ser Braun Strowman, el tipo más interesante que hay hoy en día en WWE. Por desgracia, se lesionó, y estará un tiempo fuera. Pero bueno, será una excusa para cocinar un poco más a esa gran estrella en la que se está convirtiendo. Primero, Lesnar tendrá que pelear contra uno de estos 5 tipos: Bray Wyatt, Seth Rollins, Roman Reigns, Finn Balor y Samoa Joe.

Esta es una lucha que la gente ha amado. Posiblemente, y una vez más, haya sido por el resultado: Samoa Joe ganó. Será genial ver a la Samoan Submission Machine meterse en Súplex City, pero hay que tener en cuenta que Lesnar no ha tenido una lucha de verdad desde mediados de 2015, en su última rivalidad con Undertaker. Esperemos, por lo que más queramos, que esto no sea un nuevo squash.

Esta lucha es muy diver, pero no es un MOTYC, ni de lejos, me temo. Tenemos unos primeros minutos bastante aleatorios, con ataques al azar sin mucha historia, hasta que Bray y Joe, los canallas gorditos de la batalla, se unen para apalizar a todo el mundo.

Incluso usan sillas, y hay varios momentos de dudas y tensión entre ellos. Estas dudas se diluyen cuando Wyatt utiliza a Joe como escudo en contra de un vuelo de Rollins. Ya no hay equipos.

Reigns destroza a Balor y Bray con un spear sobre las llamadas barricadas (si queremos hacer una de esas traducciones literales), mientras Rollins vuela sobre la mesa en la que estaba Joe. Así, aprovechan, por primera vez en la lucha, para enfrentarse los dos héroes, en un duelo interesante. Van entrando luchadores al ring, y hay finishers por todos lados, hasta que Joe consigue dormir a Balor con el Coquina Clutch. Samoa Joe gana, y se convierte en el rival de Brock Lesnar.

La pelea es buena, larga y divertida, pero no consigue transcender.

Puntuación: ***1/2

jueves, 8 de junio de 2017

Ricky Steamboat vs Rick Rude, WCW Beach Blast 1992




Volvemos al especial del WWE Hall of Fame 2017, que estaba muy abandonado. Pusimos, anteriormente, dos posts con luchas de Rick Rude, pero prometimos un par más. Y es que, es un luchador que las merece.

Las dos primeras luchas de Rick Rude que repasé eran ante el Ultimate Warrior, en WWF. Eran muy entretenidas, históricas, pero ahora vamos a buscar peleas de Rude en las que demuestra más capacidad como luchador. Ya tiene unas cuantas buenas en su etapa pre-WWF, pero también las tiene en su etapa post-WWF, en la WCW.

En WCW, Rude pudo sacar lo mejor de su talento como luchador, además de ese gran talento como rudo que tenía. Tuvo grandes rivalidades con Sting y Ricky Steamboat, y formó parte de la Dangerous Alliance. Gran carrera. A partir del año 1993, además, fue Campeón Mundial de WCW, pero eso lo veremos en el siguiente post.

Durante el 92, Rick fue Campeón de Estados Unidos. El título le duró 14 meses, y tan solo tuvo que dejarlo por lesión. Durante su etapa como Campeón EEUU, tuvo su fuerte rivalidad contra el gran Ricky 'The Dragon' Steamboat, al que, incluso, le rompió la nariz en kayfabe. De esta manera, se llegó a disputar un 30 Minutos Iron Man Match en Beach Blast 92.

Steamboat se lanza al ataque nada más empezar. Es una lucha entre un gran rudo, y un gran técnico, así que la gente sabe a quién animar. Ricky utiliza una quebradora que le hace mucho daño a Rude en el costado, y comienza a atacarle ahí sin parar. Recordemos que esto es un Iron Man, así que el malo podría rendirse, sin perder el combate, porque gana el que consigue más rendiciones o cuentas de 3, así que aún le quedaría tiempo para ganar.

Pero Rude no se rinde, ni siquiera ante las Walls of Jericho (o así las renombraría posteriormente Chris Jericho). Esteamboat continúa, sin parar, atacando el costado de Rude, pero de poco le sirve: se lanza hacia el esquinero, donde está el campeón, pero este le recibe con un rodillazo en la cara. parece poca cosa, pero Ricky queda KO, y Rude se lleva el primer punto.

Ese rodillazo ha sido mucho más fuerte de lo que parecía, y Rude se lleva el segundo punto con el Rude's Awakening. Posteriormente, Rick salta desde el esquinero con un gran rodillazo. Eso, en esa época, era ilegal, así que el heel pierde un punto por DQ, pero gana otro, porque Steamboat ha queado en mal estado. Esto va 3 - 1.

Rude lleva a cabo duros castigos a la cabeza del dragón, que consigue poner en práctica algunos leves contraataques. Tenemos un Piledriver del campeón USA, que sorprendemente no le permite puntuar. Intenta rematar con un Tombstone, pero Steamboat lo reversa, y se lleva él el punto mediante el finisher de Undertaker. El héroe se acerca.

Usando su técnica, Steamboat se lleva un tercer punto, vía rollup, y empata 3 - 3. Luego tenemos una serie de intentos de contéo por parte de ambos muy buenos, hasta que Rude vuelve a atacar la cabeza de su rival con saña. Llegamos a los últimos 5 minutos de lucha, y Steamboat consigue aplicar el Rude's Awakening sobre su adversario. Este llega a la cuerda, pero ahora es dominado por los súplex de Steamboat. No obstante, consigue atraparle con una sleeper, mientras este hace que se golpee en las esquinas varias veces. No es suficiente para que se suelte, y continúa enganchado, mientras la voluntad de Steamboat se va desgastando poco a poco. Muy poco a poco, tanto, que el tiempo se va agotando. Pero a falta de 40 segundos, revive, se apoya en el esquinero, empujando a su rival hacia atrás, y consiguiendo un punto que le pone por delante. Rude le golpea como un relámpago, e intenta al menos 5 conteos en medio minuto, a la velocidad del sonido, pero no consigue ninguno. Steamboat gana, y se convierte en campeón mundial de WCW.

Esta es una lucha que siempre me ha gustado mucho. Dura 30 minutos, pero nunca aburre. De hecho, se hace corta. Está muy bien escrita, y muy bien ejecutada, y tiene un gran final. Me encanta.

Puntuación: ****3/4

sábado, 3 de junio de 2017

Mr Perfect vs Blue Blazer, WWF Live Event Milan, 08/04/1989



El pasado 23 de mayo, se cumplieron 18 años del fatídico fallecimiento de Owen Hart, uno de los mejores luchadores de la historia del wrestling. Fue un día como ese, en 1999, cuando Owen encarnó por última vez al personaje Blue Blazer, durante el evento Over the Edge de WWF. Entonces, debía aparecer desde la zona alta del estadio, y bajar atado a un arnés, como hicieron otros muchos luchadores en la época. Por desgracia, algo salió mal, y el luchador cayó desde una altura de 23 pies, muriendo sin remedio.

La viuda de Owen siempre odió a WWF por lo ocurrido, y, aunque cogió con gusto los 18 millones de dólares con los que la empresa le indemnizó, nunca permitió que Owen fuera exaltado al Salón de la Fama, algo que su hermano Bret siente profundamente, puesto que no se permite honrar la carrera magnífica de un luchador que sentía pasión por el wrestling.

Yo espero, no obstante, que esa exaltación tenga lugar, tarde o temprano. En principio, no es momento de hacer un especial de Owen, porque tenemos muchas cosas entre manos, y me lo guardaré para cuando el canadiense entre en el Salón, o bien, en el 20 aniversario de su muerte, lo que ocurra primero. Las luchas que entrarán en ese especial no deberían bajar de las 4.5 estrellas. Por ahora, recordaré a ese personaje enmascarado que encarnaba en el momento de su muerte.  

Owen volvió a usar el personaje de Blue Blazer durante sus últimos meses de luchador, en storylines secundarias, incluido un tag team con Jeff Jarret. Pero ese personaje es más antiguo, ya lo usó en la empresa a finales de los 80, cuando era básicamente un jobber. Lo más destacado de esa etapa es su rivalidad con Curt Hennig, Mr Perfect, que les llevó a luchar en WrestleMania 5.

Pero esa lucha fue muy corta, y muy poco importante dentro de la cartelera. He encontrado una de un live show que tuvo lugar en Milan, Italia, y fue transmitido por la televisión italiana. Es un poco más larga, aunque sigue siendo algo secundario, pero tiene más chicha.

Hennig comienza con algunas maniobras de lucha olímpica, pero pronto es frenado por el mayor talento de Owen. Se sale del ring, y la gente le pita por cobarde. Lo cierto es que el público italiano está muy metido, y apoya a Blazer a muerte. 

Owen castiga el brazo de Mr Perfect sin parar. Este se duele, puesto que los ataques son duros y hábiles. El canadiense realiza estiramientos de todo tipo, y Hennig tiene que huir a ringside una vez más, llevándose los abucheos pertinentes. Pero vuelve, y pilla desprevenido a su rival, atacando de una forma muy violenta. Después de un montón de puñetazos, aplica candados variados a cuello y cabeza.

Su castigo es duradero y muy efectivo, pero Hart lleva a cabo un comeback que provoca un gran pop entre el respetable. Ataca hábil y veloz, y vuela con un crossbody, pero Hennig le da la vuelta y realiza él el conteo, llevándose una victoria que no deja mal a su rival ante el público, pero que mantiene su predominancia.

Puntuación: ***

miércoles, 31 de mayo de 2017

Hideo Itami vs Bobby Roode, WWE NXT Takeover Chicago



Bobby Roode consiguió superar a Shinsuke Nakamura, y convertirse en campeón de NXT. Y después de esa rivalidad, le toca luchar con otra leyenda del puroresu contemporáneo: Hideo Itami, anteriormente conocido como KENTA. Y Bobby sigue dando buenas luchas como main eventer de NXT, hasta el punto de que esta es la mejor etapa de su carrera, sin duda.

Ya comentamos que KENTA había vivido un calvario para volver a poder sentirse luchador. Y para que los demás lo consideráramos como tal, porque se había quedado, con tanta lesión, muy atrás de sus compañeros de NXT. Por suerte, aún con una gran cicatriz en el hombro, vuelve a luchar, y eso es lo que nos muestran en el vídeo anterior a la lucha. Como también nos muestran el desprecio del Glorious hacia él. Aún así, KENTA derrotó a Roderick Strong y se ganó este puesto en la pelea titular.

La lucha no es el main event de la noche, puesto el título de parejas se queda, en esta ocasión, con esa posición, pero es bastante buena. Es irónico, porque mucha gente consideraría a Roode como el peor campeón de NXT en cuanto a capacidad in-ring, pero está siendo uno de los mejores campeones. Ha podido poner en práctica un estilo old-school ante buenos rivales que ha dado un gran resultado.

KENTA, que como Nakamura, es experto en patadas, comienza de esa manera la lucha, dando patadones muy stiff. Le pega un puntapié a su rival, y se burla de sus ridículos gestos gloriosos. Pero, pronto, las cosas se igualan.

Roode ataca también con buenos candados al cuello, mientras que KENTA es más directo y frontal. Bobby se lanza a por él, pero se aparta, y el canadiense se come el poste de la esquina, haciéndose daño en el brazo. Itami, en consecuencia, empieza a aplicar palancas y patadas al brazo. El japonés es frenado por un gran Spine Buster, pero cuando Roode busca su Glorious DDT, el dolor en el brazo le impide hacerlo.

Ese dolor se ve aumentado cuando el campeón es lanzado contra las escaleras metálicas, pero más daño aún se hace Hideo, al fallar una dropkick y golpear, también, las escaleras. Ahora, los dos están lisiados, e Itami vende el dolor tan bien como su rival, al ser incapaz de aplicar el GTS. Sin embargo, aún mostrando dolor, Roode consigue conectar su DDT, que no obstante, no es suficiente para ganar.

Después de descansar lo suficiente, KENTA aplicar su finsiher, mientras que el público de Chicago grita "CM PUNK". Bobby cae fuera del ring, así que el retador pierde la oportunidad de ganar. Hideo pega un montón de guantazos a Bobby, pero cuando va a por el GTS, se encuentra con dos Glorious DDT seguidos de su rival, que hacen que la lucha llegue a su fin.

Muy buena lucha titular de nuevo en NXT.

Puntuación: ***3/4

domingo, 28 de mayo de 2017

Hart Foundation vs Demolition, WWF SummerSlam 1990



Hace unos días, se anunció la separación definitiva del equipo Demolition, famoso por su trabajo en WWF a finales de los 80 y principios de los 90. Sé que para muchos será una gran sorpresa saber que aún trabajaban juntos, pero así es.

La empresa Keystone Championship Wrestling, que tiene sede en la ciudad de Broomall, Pennsylvania, realizó un evento hace dos semanas, en el que se presentaron los Demolition, Ax y Smash. En el anuncio del evento, se informó de que sería la última lucha del dúo como pareja. No se dijo nada de un retiro, pero es posible que Ax deje de luchar para siempre, puesto que va a cumplir pronto 70 años, mientras que Smash siga en activo.

En cualquier caso, los tiempos de gloria de los Demolition quedan muy atrás, cuando fueron creados en WWF como contrapartida a los Road Warriors de WCW, luchadores que tenían unas reacciones del público inmensas, no comparables a la de ninguna pareja actual, ni siquiera la de los Hardy. Pero los Demolition eran eminentemente rudos, y así fueron siempre. Además, en un momento dado, WWF firmó a los Road Warriors, los renombró como Legion of Doom, y pudieron tener una buena reunión frente a sus imitadores.

Vamos a ver una lucha de los Demolition en su buena época. Nos vamos al año 1990, al mayor evento del verano, SummerSlam. Los Demolition defendían el WWF World Tag Team Championship en una lucha de 3 caídas ante la Hart Foundation, formada por Bret Hart y Jim Neidhart. Pero Ax no participa en la batalla, puesto que el aparece es Crush, el tercer Demolition que WWE había creado para darle más vidilla a las trampas de estos rudos. No obstante, los títulos pertenecían a los tres, puesto que usaban la regla Freebird, como hoy en día hacen New Day, que permite a tres luchadores ser campeones, y cambiar los integrantes de las peleas en las que se tienen que defender los campeonatos.

Ax y Smash habían ganado el título en WrestleMania 6, al derrotar a Andre the Giant y Haku. Durante primavera y verano, después de que ambos equipos salieran victoriosos en WrestleMania, comenzó una rivalidad, en la que Demolition siempre tenía ventaja gracias a su tercer miembro. Así, se decidió que lucharan en SummerSlam, pero tan solo 2 de los rudos podían estar presentes.

La lucha es buena, de vieja escuela, y con un público entregado. Los heels son muy rudos, muy fuertes y físicos, mientras que los Hart tienen más talento, llevan a cabo ataques a los brazos y buenos intentos de conteo. Es una mezcla de estilos bastante buena.

Después de unos primeros minutos de buena pelea, Bret está a punto de cubrir a Smash con un Inverted DDT, pero no lo consigue. Crush deja KO a Neidhart en ringside, así que entre los dos Demolition destruyen a Bret, con un ataque en equipo.

La segunda caída comienza con un intenso dominio de los tíos con la cara pintada, hasta que los canadienses consiguen un hot tag que obtiene una gran reacción del público. Con un gran ataque en equipo, están a punto de ganar, pero Crush lo evita, cogiendo al referee, Hebner, en brazos. Este le descalifica, igualando así las tornas.

Va a comenzar la tercera caída, y vemos a AX llegar y esconderse bajo el ring. Trampas se aproximan. Después de un rato de lucha, Smash cae a ringside, y Ax sube en su lugar, sin que el referee se dé cuenta del cambio. Mucho más fresco, el rudo tiene ventaja sobre Bret.

Con el referee distraido, Ax y Smash atacan juntos a Bret, cuando el público entra en júbilo, al ver a los Road Warriors, que habían llegado a la empresa poco antes. Legion of Doom destruye a los tramposos, y Bret consigue llevarse con un paquetito al distraído Crush para conseguir la victoria.

Buena lucha, buen ambiente y buen storytelling.

Puntuación: ***1/4

viernes, 26 de mayo de 2017

Jinder Mahal vs Randy Orton, WWE Backlash 2017



Uno de los momentos más sorprendetes de los últimos años en WWE ha tenido lugar en el evento de Smackdown, Backlash 2017. En él, el indio Jinder Mahal se ha convertido en Campeón Mundial de WWE al derrotar a Randy Orton. Es algo que nadie hubiera esperado, ni un loco, hace un mes, y no se puede decir que sea muy justo en términos de méritos deportivos, pero ha ocurrido.

Jinder Mahal debutó en WWE hace unos años, en una storyline en la que intentaba llevar al lado oscuro a The Great Khali. Después de fracasar en ese intento, no tuvo demasiado protagonismo, hasta que entró a formar parte de la divertida tripleta de jobbers 3MB, junto a Drew McIntyre y Heath Slater. Finalmente, tanto el indio como el británico acabaron despedidos, mientras Slater tuvo, de vez en cuando, alguna que otra storyline jocosa.

Después de la división de marcas de WWE, en 2016, la empresa volvió a contratar a Jinder, para la marca Raw. No debieron hacerle grandes promesas, porque nada más llegar, fue a los programas de Main Event. Su firma tan solo servía para que el roster no pareciera demasiado corto. Así estuvo, hasta que a principios de 2017, cuando tuvo una pequeña historia como compañero de maldades de Rusev. Nada importante.

Sin embargo, si que empezó a evidenciar una mejora en su físico enorme. El tío se ha puesto cachas, y eso a Vince le pone mucho. 

En WrestleMania 33, tuvo un papel extrañamente protagonista en la Andre the Giant Battle Royal. Fue el rival de la pelea con el jugador de la NFL Rob Gronkowski y debió gustar su actuación.

Eso, junto a la necesidad de expandir la empresa por otros países, para vender la Network, parece ser un buen motivo para darle un buen push a Mahal. No obstante, como decía Ryback hace unos días, en la India, aunque haya una población muy grande, hay mucha miseria, y es raro conseguir ventas masivas de una cosa tan poco importante. En cualquier caso, el push de Jinder Mahal es un hecho, y ha conseguido lo que muchos, con carreras muy superiores, no han hecho nunca: ganar el WWE World Heavyweight Championship.

WWE usó una técnica muy buena para dar un push a un rudo: montarle un stable. Cogió a dos chicos que tenía por ahí sin hacer mucho, los Bollywood Boyz, también Indios, y los puso como vasallos de Mahal. Con su ayuda, consiguió convertirse en retador número 1, para enfrentarse al campeón Randy Orton en WWE Backlash.

Los indios amargaron la vida de Randy durante las semanas previas al evento, y por eso, comienza la lucha con mucha energía. De hecho, no deja que se hagan las presentaciones, ataca sin parar a Jinder, tirándolo contra las mesas. Precisamente, la falta de intensidad y psicología es, muchas veces, el gran problema de Randy. Pero cuando arregla ese problema, da buenos combates.

Por cierto, durante la lucha, trata con mucho respeto el sombrero de JBL, cuando está luchando en la zona de las mesas. Parece que Orton, de esta manera, lanza un mensaje a favor del comentarista, en una época en la que ha recibido muchas críticas por presuntos casos de bullying. Aunque quizás sea un trato normal, y hasta ahora no me había fijado.

Orton le pega una paliza a Mahal. Suena la campana, y busca el RKO, pero Jinder huye a ringside. Huye varias veces, enfriando la ira de Orton, y le empuja contra el ring, haciéndole daño en el hombro izquierdo.

Esto es perfecto para él, porque su finisher incide especialmente en el hombro izquierdo. Lleva a cabo un trabajo de vieja escuela bastante insistente sobre el hombro y el brazo, y Orton lo vende bastante bien. No obstante, lleva a cabo algún comeback bueno, con Superplex incluido.

Orton se acerca a la victoria, pero entran en juego los hermanos Singh Brothers. No llegan a golpear a Orton, pero sí le amenazan, así que se llevan una paliza. The Viper conecta un RKO, pero los lacayos de Mahal le sacan del ring, impidiendo la segura victoria del campeón.

Ahora sí que Orton destruye a los dos pequeños indios, rematándolos con un duble DDT desde la segunda. Pero Jinder llega por la espalda, y aplica el Arm Trap Neckbreaker, para ganar el combate y el WWE World Heavyweight Championship.

La lucha es bastante buena, quizás la primera importante en la carrera de Mahal. No ha debido tener muchos combates single en PPV desde que llegó a WWE. Pero aquí rinde bien, con un modelo de lucha old school. Veremos, hasta dónde llega esto. 

Puntuación: ***1/2