Mostrando entradas con la etiqueta Sheamus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sheamus. Mostrar todas las entradas

domingo, 16 de julio de 2017

The Hardy Boyz vs Sheamus y Cesaro, WWE Great Balls of Fire 2017



Me parece bastante increíble ver a los hermanos Hardy venir a WWE en pleno 2017 a... luchar. A luchar, no como leyendas, no como grandes estrellas, sino a matarse todas las semanas, y a disputar los títulos en parejas. Y es que, pensaba que sus carreras, básicamente, habían acabado hace mucho tiempo.

Jeff Hardy abandonó WWE en 2009, Después de convertirse, definitivamente, en main eventer. Pero el horario inflexible de la empresa, y su política antidrogas, no combinaban bien con su forma de vida. Al año siguiente, después de perderse en el mid-card, y tras varias peleas con la WWE, también su hermano Matt consiguió irse.

Los dos estaban muy tocados, y pensaron que serían más felices dejando WWE. Pero la cosa fue de mal en peor. Sin normas, se metieron en problemas mayores con las drogas, la bebida, problemas con la ley, accidentes de tráfico, problemas de sobrepeso... Pero hay quien dice que lo malo del vicio es quedarse corto. Los Hardy tocaron fondo, y eso se vio en la lucha entre Jeff y Sting en Victory Road 2010. En ese combate, Hardy se presentó borracho, y Sting tuvo que castigarle, derrotándole con un squash. Cuando uno toca fondo, es cuando se da cuenta de que debe cambiar.

Los Hardy acabaron levantando cabeza, y se convirtieron en las grandes estrellas de TNA, liderando a esa empresa en la peor época de su existencia. Incluso en ese momento, Matt sacó algo grande, creando el Broken Universe, y montando una de las grandes storylines de los últimos años en el mundo del wrestling.

En 2017, Los Hardy abandonaron Impact Wrestling, y ficharon por WWE, previo paso por Ring of Honor. Pero TNA se quedó con los derechos del Broken Universe, y los Hardy todavía no han conseguido comprarselos, aunque parece que eso ocurrirá más tarde que pronto. Matt y Jeff volvieron a la empresa de Vince McMahon en WrestleMania 33, y se convirtieron en campeones por parejas.

Y, aunque Matt hace algunos gestos de su nuevo personaje, no puede, por ahora, explicitar su personalidad broken. Así, en los primeros meses de los Hardy en la empresa, Han luchado como miembros más del roster de RAW, sin que sus inmensas carreras llamen demasiado la atención. Su rivalidades son bastante normalitas, porque ya sabemos que WWE tampoco tiene guionistas que merezcan tal nombre. No obstante, es probable que, cuando consigan recuperar los derechos sobre el broken universe, monten alguna historia interesante.

Jeff y Matt perdieron los títulos en parejas frente al equipo formado por Sheamus y Cesaro, dos tipos muy fuertes, que han hecho, recientemente, un turn-heel, convirtiéndose en una pareja muy poderosa. En el evento Great Balls of Fire, tenemos la revancha entre estas dos formidables parejas, en un 30 minutos Iron Man Match.

He dicho antes que no esperaba ver a Los Hardy venir a luchar a WWE, y realmente luchan, y lo hacen al estilo vieja escuela. Pasaron a la historia por su combates con escaleras, y en TNA, por su Broken Universe. Aquí vemos una lucha tag team muy clásica, algo no muy habitual en esta pareja. Y lo hacen muy bien.

Pero sobre todo, lo hacen bien Sheamus y Cesaro, que dominan la mayor parte del combate, con trampas, con golpes fuertes, y con perdidas de tiempo. Y es que, empiezan ganando desde el principio, cuando, al comenzar la lucha, Sheamus aplica un Brogue Kick a Matt, pillándole por sorpresa.

Con un movimiento en equipo, los rudos ponen el 2-0 en el marcador, y se dedican a hacer trampas y a perder tiempo para mantener su ventaja. Pero los buenos consiguen pegar un buen comeback, y cubren a Cesaro, vía Twist of Fate. Pero el 3 - 1 llega cuando los malos consiguen forzar el count-out de Matt.

La lucha, como digo, es de vieja escuela. No hay prisas, no hay desorden, tenemos 30 minutos por delante de unos malos usando una psicología de wrestling clásico muy buena, y unos buenos usando el gran apoyo del público para conseguir reponerse.  Con una jugada muy habilidosa, Jeff consigue embolsar a Cesaro en una posición de la que no puede escapar de ninguna manera, consiguiendo, así, un punto para su equipo. Posteriormente, intenta un montón de conteos rápidos para empatar, que ponen al público a 100, a falta de 5 minutos para el final. Cesaro consigue evitar la cuenta de forma polémica, porque parecía que esta había llegado a 3, después de que Matt conectara un Moonsault sobre Sheamus, pero el mayor de los Hardy consigue el punto igualmente, con un Twist of Fate desde el top rope. La cosa queda empatada a falta de 3 minutos, y está extremadamente interesante.

Doble vuelo de los hermanos sobre Sheamus, sin que la cuenta llegue a tres, aunque Matt se abre una ceja, y comienza a sangrar sin parar. El último minuto es de locura. Jeff conecta Swanton Bomb, Pero es Cesaro el que estaba activo, y no el que la recibió, Sheamus, así que el Suizo hace el conteo sobre Hardy, poniendose por delante. Quedan segundos, Jeff persigue a Cesaro, aplica de nuevo su finisher, pero el tiempo se acaba. Los Hardy pierden, y el público se lleva las manos a la cabeza muy decepcionado.

Gran lucha, old school.

Puntuación: ****

miércoles, 5 de abril de 2017

The Hardy Boyz vs Luke Gallows y Karl Anderson vs Cesaro y Sheamus vs Enzo Amore y Big Cass




Para WrestleMania 33, teníamos programada una triple amenaza por los campeonatos mundiales en pareja de Raw, mientras que los de Smackdown se quedaron en la Battle Royal. En realidad, parecía un combate que podía ocurrir, fácilmente, en el preshow, lo que no creo que hubiera sido especialmente malo, porque pienso que no hay diferencia práctica entre el preshow y el PPV posterior, y no entiendo a la gente que se escandaliza porque una lucha acabe ahí (sobre todo si es Baron Corbin vs Dean Ambrose, que jamás puede ser buena). Pero, para esta Ladder, había algo especial reservado.

Para mí, la aparición de los Hardy para participar en la batalla sí que fue una gran sorpresa. Aunque había habido algún rumor sobre ello, los rumores sobre regresos en WrestleMania siempre se quedan en nada, porque todos los billetes están vendidos ya, y porque para las storylines viene mejor empezar a partir del Raw siguiente. Además. los míticos hermanos habían tenido una gran batalla la noche anterior en Ring of Honor, y eso sí que es extremadamente novedoso: que dos luchadores que ha peleado en otra empresa 24 horas antes, luchen en WWE, sin pruebas médicas ni nada de por medio. Es algo muy raro. 

Yo ni lo tenía en mente. Por eso, cuando New Day aparecieron para anunciar que otra pareja se uniría a la fiesta, yo caí en la trampa, y pensé que se referían a ellos mismos, que eran los hosts del show, e iban vestidos con ropa de Final Fantasy XIV. Cuando vacilaron un poco, me di cuenta de que se referían a otro equipo, y después de cavilar, pensé en los Hardy, justo antes de que sonara el tema musical de Jeff. Tuvimos entonces una gran reacción del pasivo público de WrestleMania.

Ya veremos si los Hardy llegan a usar los personajes del Universo Broken. En principio, no lo han hecho, pero tampoco han sido muy explícitos a la hora de hablar. Quizás, cuando los problemas legales con TNA se acaben, alguna storyline los lleve a transformarse. Y es que, como muchos sabrán, Impact Wrestling reclama el derecho intelectual sobre los personajes Broken de Matt y Jeff, y hay un lío ahí montado. No creo, en cualquier caso, que una empresa pueda impedir a trabajadores hacer su trabajo, más allá de usar nombres o logotipos, que es lo que se puede registrar.

Los Hardy aparecen en WrestleMania, y comienza la batalla con escaleras, bastante entretenida. Big Cass pega Big Boot a todo el mundo, y la pareja de Sheamus y Cesaro tienen algunos momentos muy buenos, como aquel en el que Cesaro está aplicando su ruleta, al mismo tiempo que Sheamus pega sus puñetazos en el pecho. Hay muchos golpes con escaleras, y algunos vuelos.

Matt Hardy consigue aplicar un doble Twist of Fate sobre los campeones, Gallows y Anderson, uno de ellos desde la escalera. Por su parte, Jeff ejecuta un nuevo salto suicida desde una escalera sobre Cesaro y Sheamus, que estaban sobre otra. De esta manera, los Hardy se quedan sin rivales, y Matt consigue agarrar las correas, para convertirse, después de mucho tiempo, en campeones en parejas de WWE (o en este caso, de Raw).

Puntuación: ***1/2

viernes, 20 de enero de 2017

Royal Rumble Match 2012



Todos los años, cuando llegan estas fechas, tengo muchas ganas de ver Royal Rumble. Y el canal de Youtube de WWE fomenta esas ganas, publicando varias batallas completas. Es una buena forma de hacer publicidad, para que la gente contrate la Network. 

Voy a comentar el Royal Rumble Match 2012, que es el último que ha sido subido. No es una de mis favoritas, pero todo Royal Rumble merece ser comentado en un blog sobre historia del wrestling. Vamos a ello.

Esta batalla tiene cosas entretenidas y novedosas. Pero tiene un gran problema, que es la participación. Si al hablar del Rumble de 2009, decía que el roster participante era genial, en este caso ocurre todo lo contrario. Y eso no ayuda, puesto que la mayoría de los luchadores que entran no tienen ninguna oportunidad de ganar.

The Miz es el primero en entrar, y lo hace con una promo en la que asegura que volverá a estar en el main event de wrestlemania, como el año anterior. Sus dos primeros rivales son dos tipos a los que traicionó en el pasado, Alex Riley y R-Truth, aunque los derrota a ambos. Entra también Cody Rhodes, y los dos rudos, ambos de gran nivel, llevan a cabo un Rumble bastante bueno, siendo los principales malos del mismo. 

Hay varias historias buenas dentro de la batalla. The Great Khali se ve las caras con el otro indio de la empresa, Jinder Mahal, y le elimina. Pero posiblemente lo mejor de la edición es ver a Mick Foley luchar, eliminando a varios rivales, y protagonizando un segmento muy cómico.

Cuando Mick Foley estaba en el ring, sonó la música de Alberto Del Río, y la gente esperaba el regreso tras lesión del mexicano. Pero en lugar de su cochazo entró uno más modesto, conducido por su presentador, Ricardo Rodríguez. Es él el que participa, y con la ayuda de Foley, elimina a Justin Gabriel, lo que festeja como si hubiera metido un gol en la final de la Champions League. Ahora entra Santino Marella, y continúa el delirio.

Santino se enfrenta a Ricardo, y le derrota con facilidad. Le estira el bañador, como un abusón de instituto sobre un empollón, y lo lanza fuera. Ahora Marella se enfrenta a Foley. Se miran como si estuvieran en un western, y sacan sus calcetines: La Cobra y Mr Socko. No les da tiempo a luchar, porque aparece el siguiente luchador, épico. Este sucumbe ante los dos calcetines, y ahora sí se enfrentan. Pero Cody y Miz se recuperan, y expulsan a ambos.

También entran al ring los tres comentaristas: Jerry Lawler, Booker T y Michael Cole. Los dos primeros tienen una participación digna, siendo eliminados por Rhodes, pero el tercero sale huyendo cuando aparece Kharma. Booker y Lawler le agarran desde ringside para que caiga fuera, porque era rudo en esos momentos.

Kharma también tiene un pequeño momento muy bueno. Había debutado en WWE casi un año antes, destruyendo a todo el mundo, pero su embarazo frenó su carrera. Volvió para este Rumble, aunque nunca más apareció. Lástima, porque en la época actual de la división femenina podría haber hecho grandes cosas. En este Rumble, aplica su finihser a Dolph Ziggler, y elimina a Hunico, pero Dolph aprovecha ese momento para expulsarla a ella.

Se van acumulando luchadores de muy poco nivel en el ring. En el número 22, aparece Sheamus, que es el primer participante con posibilidades de ganar que sale. Luego llega Road Dogg, que vuelve muchos años después. y la gente le canta eso de "todavía lo tienes", porque los años no han pasado por él. Su actuación, y la reacción del público le valdrían para tener, al año siguiente, un nuevo reinado como campeón por parejas junto a Billy Gunn.

Otra leyenda que aparece es Jim Duggan. Hay bastantes sorpresas en este rumble, aunque todas son un poco light. Llegan al ring, también, Randy Orton, Chris Jericho y Big Show. Este elimina al fin a Miz y Cody, y tenemos una Final Four bastante digna, con Y2J, The Viper, el gigante y Sheamus.

Show puede con todos, pero le cae un RKO de la nada. Orton elimina al grandote, y Jericho le elimina a él, aprovechando el momento. Parecía basante claro que Jericho ganaría este Rumble, porque volvía después de año y medio fuera, y porque había rumores de una lucha frente a Punk en WrestleMania, por el WWE Championship. Y esa lucha se dio, pero por otros cauces. Aquí, después de una final bastante entretenida, gana Sheamus, que se enfrentaría a Daniel Bryan en WrestleMania, ganando el World Heavyweight Championship con una sola patada.

Este Rumble tiene unas cuantas cositas que suman, pero en general, no tiene mucho nivel, porque hasta que sale Sheamus, no había nadie en la batalla que realmente causara interés. Pero esas cosas la hacen bastante entretenida y disfrutable.

Puntuación: ***

lunes, 1 de agosto de 2016

Roman Reigns vs Sami Zayn vs Chris Jericho vs Sheamus, WWE RAW 25/07/2016



Ya comentamos la primera Fatal 4 Way del RAW del 25 de julio. Finn Balor ganó, y como consecuencia, se enfrentaría, en el main event, al ganador de la segunda pelea de 4, con la intención de conseguir una plaza en la lucha por el nuevo campeonato universal de WWE en SummerSlam.

La segunda batalla clasificatoria es un pelín peor, pero sigue siendo un espectáculo terriblemente entretenido, con un público enfervorecido. Participan Roman Reigns, tachado de perdedor previamente, Sami Zayn, Jericho y Sheamus. No está mal la participación, tampoco, en este caso.

Los dos malos se van, directamente, a por Reigns. Sami vacila, no sabe qué hacer, y acaba uniéndose al ataque. Pero Sheamus y Jericho se van a ringside, a cargarse allí al medio samoano, mientras Sami observa sin hacer nada.

Grave error, puesto que, ahora, estos dos van a por él. Después de una paliza un poco aburrida, Sami consigue librarse de ellos. Pero es ahora, Roman, el que ataca al canadiense por la espalda. Su dominio sobre él también se hace un poco pesado.

Pero la cosa se va animando, poco a poco, la epicidad de la batalla aumenta. LLega un punto en el que todos buscan ganar de forma desesperada, así que caen Helluva Kicks, Brogue Kick, Walls of Jericho, Super Man Punch, Code Breaker... Hasta que Roman caza a Jericho con un Spear para ganar.

Muy divertida, un poco peor que la anterior.

Puntuación: ***1/4

viernes, 8 de julio de 2016

Team USA vs Team Multinational, WWE Raw 04/07/2016




Especial Genérico vs Kevin Steen

Este año 2016, el 4 de julio, Día de la Independencia en USA, ha caído en lunes. Como los yankis, los días como ese, hacen celebraciones especiales, es normal que la audiencia de Raw baje. En este caso, y en una dinámica de bajada constante, esa audiencia se ha desplomado hasta dados previos a la Attitude Era.

En el main event de la noche, WWE nos trajo algo bastante distinto a lo que está acostumbrado a ofrecer, sobre todo por los implicados. Presentó un tag match 8 vs 8 de eliminación, una batalla en la que luchadores americanos se enfrentaban a una combinación de luchadores extranjeros. Lo más interesante es que, entre el equipo de los buenos estaban, defendiendo a Estados Unidos, tipos a los que no vemos muchos últimamente, veteranos. Es raro verlos estelarizar Raw en medio de la Nueva Era.

En el equipo yankie estaban 7 tíos que llevan 10 años o más en la empresa: Big Show, Kane, Mark Henry, Jack Swagger, Los Dudleys, y Zack Ryder, además de Apollo Crews. En el equipo multinacional, están los upper-midcard que han tenido mucho protagonismo en los últimos meses: Chris Jericho, Cesaro, Kevin Owens, Sami Zayn, Sheamus, Del Río, Sin Cara y Kalisto.

Lo primero que se puede observar es que hay una mezcla de buenos y malos en ambos equipos, lo que no suele dar una buena reacción por parte del público. Y en este caso, no es una excepción. Pero la lucha es entretenida, con eliminaciones muy rápidas, sin mucha historia. Sin Cara es el primer eliminado, por el 3D de los Dudleys. Sheamus no deja ni respirar a Ray, plantándole en seguida la bota en la cara. Kalisto remata con una plancha, y empata las cosas.

Cesaro hace rendir a Devon, y Jericho se carga a Swagger vía Code Breaker. La cosa se pone interesante para los extranjeros. Mark Henry, al que pensaba que no volvería a ver en un ring, destruye a Kalisto vía World Stronger Slam, pero Owens no le da tiempo a respirar, y le propia una Popup Power Bomb. La verdad es que me encantaría ver una rivalidad entre estos.

La cosa se lía entre Owens y Sami, aunque sean compañeros de equipo. Kevin pilla una silla, y golpea tanto a su compañero como a Kane, quien le devuelve el sillazo. Como consecuencia, los dos son eliminados. Pero antes de irse, Kane le pega un CokeSlam a Sami, para que Apollo le cubra sin problemas. Pero Sheamus, que es el más listo de la clase, de nuevo, le da un zapatazo antes de que pueda darse cuenta. Se queda la cosa en 2 vs 4.

Los malos dominan a Ryder durante un buen rato, hasta que Cesaro se pelea con todos, lo que aprovecha el Brosky para cubrir al suizo. Zack consigue dar el relevo al big Show, quien deja KO a Jericho y a Del Río. Los americanos se ponen por delante, y Ryder consigue planchar a Sheamus con la ayuda del gigante.

La lucha no es mucho, es eliminación tras eliminación, pero me gusta ver a un equipo de veteranos, de pronto, estelarizando Raw, y me soprende ver un programa que termina con la victoria de Ryder y Show.

Puntuación: ***

lunes, 2 de mayo de 2016

New Day vs League of Nations, WWE WrestleMania 32




No pensaba poner la lucha entre New Day y League of Nations en el blog, pero he decidido hacerlo, por un ánimo completista, más que nada: había puesto todo el resto de las luchas de WrestleMania 32, y es una estupidez dejarlo incompleto. Además, es especialmente interesante, ya que WWE ha dado carpetazo a La Liga de las Naciones.

Se suponía que en Payback veríamos una lucha entre League of Nations y The Wyatt Family, una Familia Wyatt que, parece, va a dejar de ser totalmente malvada. Pero Bray se ha lesionado poco antes del evento, así que ambas formaciones se han quedado fuera, y no parece que la empresa vaya a dar más vidilla al grupo de extranjeros.

En realidad, su formación no tenía mucho sentido, ni en kayfabe, ni en realidad. Se trataban de cuatro luchadores muy potentes: Del Río, Barret, Sheamus y Rusev, que individualmente pueden hacer grandes cosas, pero que en conjunto no son nada. Tan solo nacieron para poder convertir en un héroe a Roman Reigns, algo que no es posible lograr, porque no estamos en el año 90, no se puede pretender que la gente ame a un luchador solo porque le ataquen unos extranjeros. Aunque viendo los número de Donald Trump, quizás si que haya una buena parte del público a la que se puede engañar con esas bobadas.

Cuando Triple H volvió en Royal Rumble, Y La liga de las naciones hizo el ridículo con aquel ataque contra Roman, que le hizo librarse de la mitad de la batalla, el grupo se quedó sin misión. Para WrestleMania, los pusieron contra el divertido grupo de los New Day, quienes también pasaron al bando técnico. La idea era buscar al grupo más dominante de WWE.

La Liga de las Naciones estaba formada por 4 hombres. Hubiera sido muy fácil que alguien como Mark Henry se uniera a New Day, ya que había tenido un par de encontronazos con ellos, y tener un 4 vs 4 en WrestleMania, así, Barret no tenía que quedarse fuera, y Henry podía tener un poco más de protagonismo en su último WrestleMania. Pero no se les ocurrió, y parece ser que no volveremos a ver a Wade Barret por WWE, ya no ha soportado más su uso.

Me sorprendió que los miembros de New Day aparecen vestidos de saiyans, y Xavier Woods lleva los pelos como Son Goku. Es gracioso que una empresa que se preocupa tanto por los derechos de autor, e intenta quedárselo todo, utilice en su show personajes que no le pertenecen. No creo que Toriyama haya visto un centavo por esto. Pero queda guay.

Empieza luchando Woods, y le acaban dominando los rudos. Luego entra Kofi, y la lía, con movimientos extraordinarios sobre todos. La cosa se vuelve loca, como es habitual en estas luchas de grupo, y Sheamus acaba noqueando a Xavier con un buen bocata de queso.

Entretenida lucha. Después de la misma, los rudos se pavonean, afirmando que ninguna tercia podría derrotarlos nunca. Pero aparece una tercia de leyendas, Shawn Michales, que está en una gran forma física; Mick Foley, que también está algo mejor que otras veces; y Steve Austin, que parece ser que lleva una lesión importante. Estos tres legendarios luchadores agarran a los 4 miembros de La Liga de las Naciones, y los apalizan, aplicando sus respectivos finishers. Buen segmento para el público, aunque 3 vejestorios quedan por encima de 7 importantes activos de la empresa.

Puntuación: **3/4

miércoles, 2 de marzo de 2016

Sheamus vs Luke Harper, WWE NXT 24/07/2013



Hace poco, leí un comentario sobre la lucha entre Sheamus y Luke Harper, en NXT, en 2013, cuando la Familia Wyatt todavía permanecía en la liga de desarrollo de WWE. No la había visto, no seguí mucho NXT ese año, así que me apetecía echarle un vistazo. No en vano, Son dos luchadores que tengo en alta consideración, pero que no acaban de tener rivalidades en las grandes ligas que les permitan demostrar su capacidades.

Sobre todo, son dos tipos muy duros, pegan muy fuerte, y de eso va la lucha, de dos tipos haciéndose pupa sin parar, a base de puñetazos, rodillazos y uppercuts. No es una gran lucha, no tiene un background ni una trascendencia relevante, pero está bien ejecutada, como lucha de vieja escuela.

Puntuación: ***

viernes, 5 de febrero de 2016

Sheamus vs John Morrison, WWE TLC 2010



Otra de mis luchas favoritas de Sheamus en WWE es el ladder que mantuvo con John Morrison en TLC 2010. Sí, es raro, que una lucha con escaleras, y con Morrison, pueda ser tan interesante como para recordarla, entre tantas ladders genéricas llenas de spots. Pero es mejor de lo que cabía esperar.

Veamos, después de un primer año con 2 campeonatos mundiales, el personaje de Sheamus se fue estancando, hasta que se convirtió en Rey del Ring en 2010, en otro insulso torneo. Pero, en esa época, se metió  en una rivalidad con John Morrison, primera rivalidad más o menos potente que este tenia como face. En esa rivalidad, hubo segmentos muy chistosos con la pareja Santino Marella - Vladimir Kozlov de por medio. Y Morrison aparecía como héroe.

Sheamus ganó a Morrison en la final del King of the Ring 2010, y ahora, en TLC, se enfrentaban por conseguir un contrato como number 1 contender al WWE title, en manos de The Miz. Obviamente, no había manera de que Sheamus ganara esta lucha.

Como digo, esta lucha es mejor de lo que cabía esperar, porque es una lucha muy psicológica. Sheamus intenta, desde el principio, imponerse por la fuerza, pero siempre recibe los comebacks voladores de Johnny Mundo, que le amargan la vida. Entonces, Sheamus se decide a destrozarle la pierna con todo tipo de ataques y llaves con escaleras. Una lástima que en esta época aún no usara el Texas Cloverleaf. Destroza la pierna de John Morrison, y este lo vende muy bien, se limita a arrastrarse.

Pero Morrison sigue siendo un grano en el culo, aunque sea arrastrándose, desde el suelo, o a la pata coja, sigue molestando para coger el contrato. El tío vende muy bien el dolor en la pierna, cualquier movimiento que hace, lo hace cojeando.

En la parte final de la contienda, John consigue tomar ventaja, a base de escalerazos fortísimos, que hacen temer por la seguridad del blanquito. A pesar de su estado, consigue tirar a Sheamus contra una escalera, partiéndola. El europeo, no obstante, consigue llegar a la escalera antes de que el cojo llegue al contrato,pero cuando intenta tirarla, Morrison se impulsa con las cuerdas para volver y dejar KO a sheamus de una patada, para así poder coger el contrato que le asegura una opción titular.

Opción titular que acabaría en un No Hold Barred Match en RAW, que perdería ante de Miz, Es gracioso, porque todas las luchas en PPV del campeón serían horrible, pero destacana dos en RAW: esta, y una ladder frente a Jerry Lawler.

Puntuación: ****

jueves, 4 de febrero de 2016

Daniel Bryan vs Sheamus, WWE Extreme Rules 2012



Recientemente, Sheamus ha sido WWE World Heavyweight Champion. Yo siempre he visto grandes cualidades en él, pero este reinado ha sido poca cosa, solo ah servido para impulsar el monotema de la WWE de hoy en día, que es Roman Reigns. Y los combates entre ellos no han sido gran cosa.

A pesar de que me gusta Sheamus como luchador, lo cierto es que no tengo en el blog mis dos luchas favoritas del irlandés. Tengo un par buenas, como esta frente a Triple H, o esta frente a Cesaro, pero no las mejores. Voy a poner esas dos entre hoy y mañana. Empezamos con su lucha frente a Daniel Bryan en Extreme Rules 2012.

Durante mucho tiempo, WWE estuvo obsesionada con enfrentar a Sheamus y Daniel Bryan en WrestleMania, pero en realidad, nunca hemos visto un combate entre ellos, aunque estuviera en la cartelera 2 veces, y en los planes hasta 4. Primero, después de ese push de inicio, después de su despido y vuelta en SummerSlam 2010, Vince se aburrió de Bryan. Era campeón de USA, pero dejó de aparecer en los PPVs, a pesar de que, a menudo, su lucha era lo más interesante de cada evento. Luego, cuando se acercaba WrestleMania y un Upper-Midcarter como Sheamus estaba sin lucha, se decidió que el irlandés ganara el título en Raw, y Bryan tuviera su revancha en WrestleMania.

Recuerdo ver aquel WrestleMania 27, con la ilusión de ver el Bryan vs Sheamus. Pero, a medida que iba avanzando el evento, yo iba perdiendo la esperanza. Poco más tarde, me enteré que la lucha había sido en el previo, que por aquel entonces no se podía ver hasta el lanzamiento del espectáculo en DVD. Además, 3 o 4 minutos después de empezar, la lucha se convirtió en un caos, y fue cambiada por una Battle Royal, sin el título en juego, en la que ganaría el Gran Khali.

De cara a WrestleMania 28, Daniel Bryan se convirtió en World Heavyweight Champion al cobrar su maletín de Dinero en el Banco cuando Big Show acababa de derrotar a Mark Henry en una lucha titular. Poco después, Sheamus ganaría el Royal Rumble, dejando clara la lucha por el campeonato pesado para el magno evento anual.

Un Bryan rudísimo, con gritos de NO! y YES!, llegaba a la lucha con su nueva novia, la enferma mental AJ Lee. Pero nada más sonar la campana, Lee besaba a Bryan, y Sheamus le pegaba una Brogue Kick que le dejaba KO sin llegar a luchar. Maldito seas Vince.

Al menos, tuvimos la lucha que ambos se merecen en el siguiente PPV, Extreme Rules. Hay que decir que tanto en 2014 como en 2015, otra lucha entre ambos estuvo sobre la mesa para ambos, aunque por distintos motivos, no se realizó.

Para Extreme Rules 2012, teníamos una lucha al mejor de 3 caídas. Durante las semanas previas, Bryan había abandonado y humillado a Lee, acusándola de haberle hecho perder la mayor lucha de su vida en pocos segundos, con su beso. Sheamus había tenido algunos problemas de caracter, atacando a referees, y siendo multado, lo cual había aprovechado bien Bryan en su beneficio. Pero ninguna de estas dos cosas, en realidad, tendría mucha incidencia durante la lucha.

Veamos, la historia es que Sheamus es más fuerte y duro que Bryan, pero este tiene mucho más conocimiento luchístico. Lleva la ventaja en la mayor parte del enfrentamiento. En los primeros compases, hay llaveo a ras de lona, y buenos intentos de conteo. Bryan se lleva un par de golpes buenos en la espalda, pero va atacando bien los brazos y la cara de Sheamus, con el fin de usar su No! Lock. A Sheamus se le ve totalmente impotente ante su rival.

Los ataques a los brazos de Sheamus se intensifican, y  el Dragón comienza a darle patadas cuando está agarrado a las cuerdas. Acaba siendo descalificado, y perdiendo la primera caída, pero vale la pena, porque Sheamus está tan mal, que queda KO ante el No! Lock. Los médicos se preocupan por Sheamus, pero este puede seguir en la lucha para disputar la tercera caída.

Nada más comenzar esa caída, El Celtic Warrior consigue conectar una Brogue Kick. No es suficiente para ganar, y Bryan vuelve a tomar ventaja, pero pronto, Sheamus comienza a usar sus movimientos de marca, y acaba con otra Brogue Kick, de una forma un poco fría.

Muy buena lucha, un poco menos la tercera caída, que es poquita cosa.

Puntuación: ****

martes, 26 de enero de 2016

WWE Royal Rumble Match 2016



El Royal Rumble más interesante de los últimos años está aquí, con el título de Roman Reings en juego, y muchas dudas sobre quién aparecerá.

Veamos, Vince está forzando al público, de una forma casi vejatoria, a amar a Roman Reigns. En realidad ya lo amaban bastante hasta, precisamente, el Rumble 2015, por utilizarlo de forma incorrecta. Pero, en los últimos meses, con Rollins, Cena, Bryan o Sting fuera por lesión, todo a girado en torno a Roman Reigns.

Cada programa de Raw ha ido sobre lo mismo, y cada semana, tanto la Autoridad como La Liga de las Naciones, han quedado como tontos y débiles a pies de Reings. Realmente parece que nos toman por tontos, con cosas que valían con John Cena hace 10 años, pero ahora no. Y valían porque  no había redes sociales, no estaba todo el mundo desproticando conta la empresa 24 horas al día, y porque Cena tiene carisma, y hace grandes promos, mientras que Reigns no sable hablar, y es ridículo verle hacer los típicos gestos de mal actor que hace.

Todo WWE gira alrededor de Roman Reigns, y también lo hace el Rumble. Se ha vendido como 1 contra todos, el primer Rumble en el que está el WWE World Heavyweight Championship en juego, lo que es bastante insultante para la inteligencia de los fans, porque todo el mundo sabe que el título vacante en el 92 fue ganado en el Rumble por Ric Flair. Pero claro, se escudarán en que el campeonato se llamaba de otra forma...

Y Roman, por supuesto, entra con elnúmero 1 en la batalla. Con el 2 entra el poderoso Rusev, de la Liga, que sin embargo, es eliminado pronto. 

Con el numero 3 entra AJ Styles, que debuta en WWE. Es presentado con su nombre de siempre, y con el apodo de "Phenomenal", y la gente lo ama. Gran momento, y gran participación del ex-camepón de TNA.

Algo bueno de este Rumble es que no participan muchos jobbers, la mayoría de los entrantes son gente con currículum, y los que tienen menos opciones, cumplen bien con su personaje. Y no hay parejas, tan solo Kofi de los New Day. Es una pena por gente tan querida como los DUdley o los Usos, pero nadie cree en los miembros de parejas para un campeonato individual, y ocupan dos plazas para nada.

Breeze entra y no dura mucho, y llega Axel, con los Social Outcast, un stable divertido. Todos son aniquilados por Reigns y Styles, y Curtis se va, este año sí, eliminado.

Y llega Chris Jericho, que se ha reservado sin luchar desde que volvió, así que es su primer combate televisado en meses, y le sigue Kane, quien tampoco había salido mucho en pantalla últimamente. Buena participación hasta ahora. El ring se va llenando, y tiene un momento fantástico con R-Truth apareciendo y cogiendo una escalera para intentar llegar hasta un maletín de money in the bank que no existe. El hombre, una vez más, se ha equivocado, y es eliminado por Kane, que suma un punto más a su leyenda en los rumbles.

Sigue apareciendo gente, pero la lucha nunca se hace aburrida, porque la gente que hay es de nivel. Llega Big Show, y se juntan los tres mantodontes de la familia Wyatt. Strowman elimina a Show, Kane y mark Henry, y probando que es el más poderoso. Aparece Owens, que elimina a Styles, y luego aparece otra de las sopresas del rumble, Zami Zayn, que se lía a mamporros con su viejo amigo. Es bueno ver como esa rivalidad sigue manteniendose más allás de las empresas y de las marcas, como las viejas rivalidades mexicanas, que nunca mueren.

Zayn se libra de Owens, y aparece la bestia encarnada, Brock Lesnar, que siembra el caos. Fuera los tres miembros de la familia Wyatt, justo antes de que aparezca el patriarca, pero los 4 se encargan de echarle fuera. The miz hace un buen papel también, apareciendo y lléndose a la mesa de comentaristas mientras todas esas malas bestias desaparecen, para subir al ring justo cuando no están Lesnar, Reigns o los Wyatts grandotes. Pero luego es eliminado pronto.

Porque Roman Reigns pasa buena parte de la batalla fuera. Resulta que aparece Vince McMahon con League of Nations, Rusev, Del Río y Sheamus, y le pegan una golpiza al campeón. Rusev salta sobre él en la mesa de comentaristas en Español, destrozándolo, y haciendo que se lo lleven en camilla, pero no tienen, los malos, luces suficientes para eliminarlo de la battle royal. Se van muy contentos, Rusev se lleva hasta una tele (bromeará en Twitter diciendo que es el Television Champion), alegre por haberse vengando tras su pronta eliminación, pero lo único que consiguen es que Reigns vuelva luego, saltándose media batalla.

Entran Ziggler, Del Río, Sheamus y, finalmente, Triple H, que como era de suponerse, vuelve a por Roman, tras estar fuera después de la paliza que este le metió en Survivor Series. Nada más entrar, le mete un Pedegree a Ziggler. Entre él y Sheamus, consiguen eliminar al gran Bray Wyatt. Persisten Ambrose, Ziggler, Roman y Jericho, ademas de estos dos rudos. Los guerreros restantes intercambian sus finishers, Ziggler va con una Superkick sobre Hunter cuando este está en la parte exterior del ring. Parece que cae fuera, pero se sujeta a la cuerda, y acaba eliminando al Show off. Jericho le pega un codebreaker al CEO, pero Ambrose le elimina, fomentando la rivalidad que empezó en Night of Champions, y que seguramente les lleve a enfrentarse en WrestleMania, después de que Chris se pase a rudo de nuevo.

Roman elimina a Sheamus, y Triple H elimina a Roman, ante el clamor popular. Finalmente, Hunter se convierte en campeón del mundo por decimocuarta vez tras eliminar a Ambrose. 

Me parece un buena Rumble, no aburre nunca, hay muchas rivalidades en juego (Ambrose-Owens, Zayn-Owens, Hunter y League of Nations - Roman Reigns, Ambrose-Jericho...), tenemos el debut de AJ Styles en WWE, el debut de Zayn en Rumble, la participación de Lesnar, la muestra de poder de los Wyatt, La aparición de Triple H, y su victoria después de ganar en 2002, hace 14 años, la vuelta a los rings de Jericho... muchísimas cosas, que convierten a esta batalla real en una muy buena forma de entretenimiento.

Puntuación: ****

viernes, 15 de enero de 2016

Brock Lesnar vs Sheamus, WWE Live Texas 08/01/2016



Otra lucha de Lesnar en House Show de WWE. La verdad, me encantaría ver un Lesnar vs Sheamus, de poder a poder, en un combate serio, pero para luchar con Lesnar de igual a igual, hay que tener un estatus muy alto, y Sheamus no lo tiene por ahora. Si hubieran tratado mejor su reinado como campeón, quizás lo tendría, pero ha sido vencido demasiadas veces por Reigns.

Aún así, la lucha que tienen en este evento es disputada, en los 7 minutillos que dura. Sheamus hace un gran trabajo, huyendo de los Suplexs de su rival, y atacándole mucho la cara, a sabiendas de que con una patada no le valdrá. Muchos uppercut, y tres brogue kicks seguidas, pero Lesnar se levanta. Sheamus va a por otra, pero Brock para la patada, con sangre en su cara, y rostro asesino. Mata a Sheamus a Suplexs y acaba con F5.

Son 7 minutillos, no puede llegar la nota a mucho, pero la ejecución es genial. Un combate serio entre ambos podría estar muy muy bien.

Puntuación: **3/4


miércoles, 23 de diciembre de 2015

Roman Reigns vs Sheamus, WWE RAW 14/12/2015



Sheamus derrotó a Roman Reigns en TLC 2015, gracias a sus compis de The League of Nations, reteniendo así su campeonato. Esto desató tal locura en Roman Reigns, que los masacró a todos, incluyendo a Triple H, quien llegaba buscando calma. Por fin, vemos a Reigns con la actitud que tenía cuando era miembro de the Shield.

En el siguiente programa de RAW, vimos algunos cambios en WWE, como si, por primera vez en muchos años, hubiera interés de arriesgar y dar un programa diferente. No por amor al arte, tampoco, sino por la incesante caída de en la audiencia. Por un lado, tuvimos la culminación de esa rivalidad entre Los Wyatts y los ECW originales, con un Extreme Rules Match, y por otro, la rivalidad a tres bandas entre Roman Reigns, La Liga de las Naciones, y la Autoridad.

Roman destrozó a Triple H, y nada más comenzar el programa, llegaba Steph, su mujer, muy enfadada. Le mete muchos tortazos a Roman Reigns, quién insulta a su familia. Posteriormente, en el programa, el propio Vince K. McMahon llegaría para insultar a Roman, y meterle una patada en los huevos. Además, entre unas cosas y otras, con la aparición de Sheamus, acabamos teniendo para el main event de la noche, una lucha entre el irlandés y el samoano con el World Heavyweight Championship en juego, así como la carrera de Roman en el aire.

Y con un público metidísimo, que ya ha disfrutado de lo lindo en el extreme rules match, comienza una lucha con mucha tensión, y con Vince en ringside. No tenemos un gran despliegue luchístico, de hecho, el combate es mediocre, pero el público está onfire, y cada ataque se ve interesante (justo lo contrario a lo que pasaba la noche anterior). 

La cosa se pone interesante. Vince impide que el referee haga la cuenta de tres cuando Roman le pega un superman-punch al campeón, y Rusev y Del Río aprovechan para atacarle también. Pero Roman saca superman-punch para todos, incluido Vince, y acaba aplicando una spear que tumba a Sheamus y le da el título.

El público está en júbilo. Con la historia puesta sobre la mesa, ha desaparecido, al menos por una noche, la división de opiniones con respecto a Roman Reigns. Ahora sí, es campeón mundial de los pesos pesados de WWE. Vamos a ver como sigue la historia.

Puntuación: ***

martes, 22 de diciembre de 2015

Roman Reigns vs Sheamus, WWE TLC 2015



Esta lucha no es muy llamativa por sí misma, pero sí por las implicaciones que tiene, así que, después de pensarlo un poco, he decidió ponerla en el blog.

El campeón pesado de WWE, Seth Rollins, se lesionó, dejando el título en manos del ganador de un torneo totalmente irrelevante y bookeado de tal manera, que pareciera que no había nada en juego. El ganador de ese torneo, sin épica ninguna, fue Roman Reigns, aquel a quién, parece, WWE quiere meter con calzador en el corazón de la gente, sí o sí.

Pero apareció Sheamus con su maletín de Dinero en el Banco, y le robó el título, para alegría de muchos. Posteriormente, formó la Liga de las Naciones, una Liga de extranjeros en la que, aparte del Irlandés, están el Mexicano Alberto del Río, el Búlgaro Rusev y el inglés Wade Barret. Si estuviera con ellos el suizo Cesaro, sería genial, lástima de esa lesión.

Roman Reigns tendría su revancha en TLC, en un Tables, Ladders and Chairs Match por el WWE World Heavyweight Champion. Lucha, que parte con un público muy poco interesado, que llega a pedir a Cena (vivir para ver), mientras los dos adversarios se pegan porrazos con sillas, escaleras y mesas, pero sin mucho ritmo, y el público no acaba de meterse, a pesar de que hay buenos spots. Finalmente, sí que les llama la atención un Samoan Drop de Reigns a Sheamus sobre una escalera colgada entre la segunda cuerda del ring y la mesa de comentaristas, cayendo  Sheamus visiblemente dolorido de forma legítima. Después de la lucha, mostraría una espalda destrozada por los golpes.

Al final, cuando van a subir la escalera para coger la correa, la Liga de las Naciones impide que Reigns lo consiga, y Sheamus logra conectar una Brogue Kick, que deja el cinturón al alcance de su mano, reteniendo así.

Después de la lucha, ya con la Liga de las Naciones fuera de combate por ataques anteriores, Roman masacra al campeón con una silla. La autoridad intenta poner paz, pero Roman explota, como no lo hacía desde que abandonó The Shield, y mata a sillazos a Triple H, le aplica una Power Bomv sobre la mesa de comentaristas, y acaba con una Spear. Triple H vende muy bien el ataque, y Steph llora como una loca.

Este altercado, que dará obviamente lugar a una entre Triple H y Roman Reigns en WrestleMania (aunque algunos todavía especulan con otras cosas, pobres), también da paso a una interesante storyline, a partir del día siguiente en Raw. Mañana repasamos la siguiente lucha entre Roman y Sheamus, de nuevo por el título, a ver si es mejor que esta en términos de lucha.

Puntuación: **1/2

domingo, 18 de enero de 2015

41 Man Battle Royal, Smackdown 14/10/2011



Si no contamos las World Wars de WCW, hasta octubre de 2011 la battle royal más grande que había habido en la historia de WWE era el Royal Rumble Match de ese mismo año, en el que participaron 40 guerreros. Esa noche, en Smackdown, se decidió llevar a cabo la batalla más grande de la historia, con 41 participantes, para encontrar un retador para uno de los dos títulos mundiales esa misma noche. WWE decidió hacer algo especial para celebrar que Smackdwon se convertía en el segundo porgrama más antiguo de la televisión americana, detrás de, obviamente, Raw.

Hay que mencionar además que esta batalla tiene casi 19 millones de visitas en Youtube, lo que debe convertirle en uno de los combates más vistos de la historia...

Pero por haber más luchadores, la pelea no es mejor. De hecho, es un coñazo, un batiburrillo en el que, de vez en cuando, salen volando luchadores del ring. Participa gente como Randy Orton, Sheamus, Christian, Daniel Bryan, CM Punk o The Miz.

Llegando al final, Sheamus empieza a lanza luchadores fuera del ring sin parar, hasta que Christian, que ya había sido eliminado por el irlandés, entra al ring para lanzarlo fuera, provocando que Sheamus lo persiga por todo el estadio. Orton comienza a echar gente hasta que se queda solo, salvo por The Miz, que estaba escondido. Los dos luchadores tienen un enfrentamiento en el borde del ring, hasta que The Viper aplica un RKO con el que caen los dos, y los referees determinan que Miz cayó primero, así que Orton es el ganador, y elige luchar con el World Heavyweight Champion, Mark Henry, esa misma noche.


Puntuación: **1/2

martes, 7 de octubre de 2014

The Shield vs Chris Jericho, Ryback y Sheamus WWE Raw 18/02/2013



Durante los primeros meses de su vida, The Shield no paró de atacar e increpar a todo aquello que encontró. Especialmente a Ryback, que ya intentó destruir al equipo en TLC 2012 junto al Team Hell No, pero no tuvo éxito. Tampoco lo tuvo haciendo equipo con Cena y Sheamus en No Way Out. Y en el Raw posterior, volvería a intentarlo, de nuevo junto a Shemus, pero esta vez con Jericho como tercer compañero.

Como lucha de televisión, el combate no llega al nivel de otros enfrentamiento, pero esta bien. De nuevo, Shield se aprovecha de su superior trabajo en equipo. A pesar de que los técnicos hacen un gran trabajo de manera individual, cada vez que están a punto de superar a su respectivo rival, aparecen los demás para entorpecerle, y darle ventaja a su compañero.

Lo hacen una y otra vez, hasta que Jericho le aplica las Murallas a Ambrose, pero mientras hay lío por todos lados, y Seth Rollins aprovecha para pegarle un Curb Stomp al canadiense, dándole así la victoria a su equipo.


Puntuación: ***

miércoles, 1 de octubre de 2014

Cesaro vs Sheamus, WWE Night of Champions 2014



Night of Champions 2014 no tiene ningún MOTYC, ningún combate que llegue a las 4 estrellas. El Main Event, Cena vs Lesnar, podría haberlo sido, pero la intervención de Rollings lo frenó cuando estaba en su mejor momento. Pero en general, la mayoría de las luchas que tuvieron lugar en el PPV son interesantes.

Lo es, por ejemplo, el Sheamus vs Cesaro por el campeonato de Estados Unidos, no me ha decepcionado. Me gustan ambos luchadores, son dos pesos pesados que pelean bien, y que espero que algún día se enfrenten en el main event por el título de WWE.

La lucha es un choque de trenes en el que ambos se dan con todo, con golpes muy duros, muy stiff. Se nota que los dos son europeos. La secuencia final, además, me gusta especialmente.

Cesaro concatena varios golpes poderosos, pero la cuenta nunca llega a tres. Sheamus le reta, le espera en el esquinero. “Dame tu mejor golpe” le dice. Cesaro se tira a por él, lo patea inmisericordemente, pero Sheamus aguanta, mostrando un gran fighting spirit, y se tira con una bicicle kick a por el suizo que le deja KO. Notable secuencia.


Puntuación: ***1//2

sábado, 20 de septiembre de 2014

Sheamus vs Triple H, Wrestlemania XXVI


Lucha que sirve solo para darle un combate a Triple H en WM. Hubiera sido más lógico ponerlos a ambos en el Money in the Bank, que ganaría caché, pero bueno.

En 4 días, Sheamus consiguió convertirse en campeón de WWE, pero HHH lo eliminó en el Elimination Chamber, acabando con su reinado. Esto ha desembocado en un feudito de cara a Wrestlemania. Aprovechando lo que se ha dicho de que Sheamus ha avanzado tanto gracias al enchufe del narigón, se ha creado una historia en la que Sheamus declara que quiere seguir los pasos de su rival. La verdad es que el británico parece, físicamente, una versión joven de Triple H (menos por lo panocho), aunque su manejo del micro es menor.

Triple H advirtió a Sheamus de que, en su primer Wrestlemania, estaba muy confiado y le costó una buena paliza ante el Ultimate Warrior. El combate comienza con esa pinta, con el 12 veces campeón dominando a su rival, e intentando hacerlo rendir con la figura 4. Hasta que Sheamus se repone y lanza contra las escalerilla al juego. Sigue con dos Irish Curse, el finisher que usaba en ECW, y un power slam.

El combate se nivela cuando HHH hace un DDT y sus rodillazos característicos. De ahí el combate es una búsqueda del pedigree por parte de uno y del Celtic Cross por parte del otro. Por el camino, Sheamus conecta 2 Bicycle Kick, pero cuando se dispone ha realizar su mayor finisher, se come un Pedigree que le da la victoria en 12 minutos al Rey de Reyes.

Buen combate, mucho brawl. HHH es un gran luchador y Sheamus demuestra que tiene futuro en este tema. 

Puntuación:***1/2

lunes, 10 de marzo de 2014

CM Punk vs Sheamus, WWE Main Event 03/10/2012


Main Event es un programa de WWE que se estrenó en octubre de 2012. En su primer programa, presentó un interesante main event: una lucha de World Heavyweight Champion vs WWE Champion. En esta ocasión, los protagonistas eran, respectivamente, Sheamus y CM Punk.

Tengo muchas ganas de ver a estos dos luchando en un PPV, puede ser muy interesante. Pero en este programa, no es gran cosa. No tienen ninguna rivalidad, ni nada en juego, y la lucha acaba con un estilo de live event. Además, los cortes publicitarios tampoco ayudan.

Después de un combate correcto, CM Punk prepara una artimaña para ponerle la zancadilla a Sheamus y que se coma un esquinero al que le falta un protector, dandole la vitoria al mejor del mundo. Buen final, combate sosillo.


Puntuación: **3/4

martes, 28 de enero de 2014

Royal Rumble Match 2014


La edición de Royal Rumble pasará a la historia, no por la calidad de la batalla real, sino por la controversia y el enfado generalizado que ha provocado entre los fans. Y no, no estoy hablando de los fans hardcore, esos que están todo el día criticando en Internet, sino de todos. Este evento no ha gustado a nadie, aunque creo que ese disguto puede utilizarse de forma útil para futuras rivalidades.

Lo que ha quedado claro, por encima de todo, es que Daniel Bryan es el favorito de todos, de los que saben, y de los que no. La noche, empezó con un combate asombroso, Wyatt vs Bryan, que ya comentaremos en el blog, y que se saldó con la victoria de Bray Wyatt. No me preocupa que Bryan pierda un combate cuando ha tenido la calidad de esto, lo malo es sus consecuencias: Que gane Wyatt implicaba que preparaban un oponente para él más importante aun que Bryan en Wrestlemania, o sea, Cena, lo cual se confirmó justo después, lo que implicaba que Orton retendría el título y se enfrentaría al ganador de RoyalRumble, que no iba a ser otro que Batista… Todo esto deja una cartelera para Wrestlemania muy poco interesante, y a Bryan fuera de los eventos estelares, que por lo demás, seguramente tendrán a Undertaker vs Lesnar y Triple H vs Punk.

Pero el público se encargó de dejarle claro a Triple H que ya están hartos de musculitos, y que el retorno de Batista al Rumble no era nada comparado con Daniel Bryan. Primero, estuvieron ridiculizando a Orton y Cena durante su irrelevante combate por el título mundial, y luego, harían lo propio con Batista.

Llega la batalla real, que me deja claro que hace años que en WWE no se curran un bokeo del Royal Rumble Match, y siempre hace lo mismo: saca  unos pocos buenos luchadores al principio y unos pocos al final, mientras va llenando el ring sin contar ninguna historia dentro, de forma que hay un montón de luchadores que solo están ahí para ser eliminados por los main eventers. Durante la batalla, Kofi hace alguna monería para no ser eliminado, aunque nadie cree que vaya a ganar, y salen algunas leyendas que no hacen absolutamente nada, en el caso del Royal Rumble 2014, Kevin Nash y JBL.

Punk sale en primer lugar, y entre los 10 primeros aparece el trajeado Kane, que es eliminado rápidamente por su rival. A mitad de la batalla, aparece Sheamus después de su lesión, levantando la emoción del público. Los Shield se juntan y empiezan a hacer de las suyas. En el puesto 28, aparece Batista, que recibe una ovación muy inferior a la del irlandés. Finalmente, en el puesto 3, sale Rey Mysterio, ante una pitada monumental.

Y, ¿Por qué le pita la gente? ¡Si todo el mundo quiere a Rey Mysterio! Pues no es algo personal, Rey, lo que pasa es que su salida pone de manifiesto que Daniel Bryan no va a aparecer en la batalla. No, no les interesa Batista, y tampoco les entristece que John Cena no esté ahí. Para el público, Bryan es el verdadero campeón, y alejarlo del campeonato de esta manera es algo que les enfada de verdad.

Así, la batalla transcurre con Roma Reigns como principal protagonista, que se lía a sacar gente del ring como un loco, batiendo el record establecido por Kane en su día, llegando a los doce, incluidos sus dos compañeros de los Shield, lo que tendrá sin dudas controversia.

Y quedan los 4 últimos en la batalla: Batista, Reigns, Sheamus y Punk. Kane estaba por ahí escondido para sacar a este último como venganza, así que solo quedan tres. Y esto tampoco tiene mucho interés, porque todo el mundo sabe que ganará Batista, como así ocurre al eliminar en la final a Reigns.

Pero la gente sigue abucheando desde la salida de Rey Mysterio. La victoria de Batista no es la emocionante noticia que los directivos de la WWE esperaban, todos abuchean y gritan Yes! Yes! Yes! Y el Let’s Go Bryan. Un combate Batista/Orton no le interesa a nadie, todos quieren a Bryan, y así lo expresan. Esto, enfada mucho a Batista, que ya en las semanas previas al Rumble había despreciado a Alberto del Río a través de Twitter, haciéndose la estrellita. El Animal se enfrenta al público, casi tan enfadado como ellos.

Esperamos que esta manifestación de los fans a favor de Bryan y en contra de los musculitos inútiles, haga reflexionar a WWE, y podamos ver algo mejor en Wrestlemania. Estos abucheos se podrían utilizar fácilmente para lograr un turn-heel de Batista, a quien nadie quiere, y enfrentarlo a Daniel Bryan, que lograría el título en EC. Es la única esperanza.


Puntuación: **1/2