Mostrando entradas con la etiqueta bray waytt. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bray waytt. Mostrar todas las entradas

lunes, 12 de junio de 2017

Roman Reigns vs Samoa Joe vs Bray Wyatt vs Seth Rollins vs Finn Balor, WWE Extreme Rules 2017



Hace tiempo que Extreme Rules se convirtió en un evento en el que todas las luchas que había era con unas reglas distintas. Pero no necesariamente extremas. De hecho, muy poco extremas. Debería llamarse el PPV, simplemente, WWE Rules.

Más allá del nombre del PPV, lo más interesante de la edición 2017 de este evento era la lucha a cinco bandas, por hallar un nuevo retador por el Título Universal de WWE. Porque más que un retador a ese título, se buscaba un adversario para Brock Lesnar.

Se suponía que ese rival iba a ser Braun Strowman, el tipo más interesante que hay hoy en día en WWE. Por desgracia, se lesionó, y estará un tiempo fuera. Pero bueno, será una excusa para cocinar un poco más a esa gran estrella en la que se está convirtiendo. Primero, Lesnar tendrá que pelear contra uno de estos 5 tipos: Bray Wyatt, Seth Rollins, Roman Reigns, Finn Balor y Samoa Joe.

Esta es una lucha que la gente ha amado. Posiblemente, y una vez más, haya sido por el resultado: Samoa Joe ganó. Será genial ver a la Samoan Submission Machine meterse en Súplex City, pero hay que tener en cuenta que Lesnar no ha tenido una lucha de verdad desde mediados de 2015, en su última rivalidad con Undertaker. Esperemos, por lo que más queramos, que esto no sea un nuevo squash.

Esta lucha es muy diver, pero no es un MOTYC, ni de lejos, me temo. Tenemos unos primeros minutos bastante aleatorios, con ataques al azar sin mucha historia, hasta que Bray y Joe, los canallas gorditos de la batalla, se unen para apalizar a todo el mundo.

Incluso usan sillas, y hay varios momentos de dudas y tensión entre ellos. Estas dudas se diluyen cuando Wyatt utiliza a Joe como escudo en contra de un vuelo de Rollins. Ya no hay equipos.

Reigns destroza a Balor y Bray con un spear sobre las llamadas barricadas (si queremos hacer una de esas traducciones literales), mientras Rollins vuela sobre la mesa en la que estaba Joe. Así, aprovechan, por primera vez en la lucha, para enfrentarse los dos héroes, en un duelo interesante. Van entrando luchadores al ring, y hay finishers por todos lados, hasta que Joe consigue dormir a Balor con el Coquina Clutch. Samoa Joe gana, y se convierte en el rival de Brock Lesnar.

La pelea es buena, larga y divertida, pero no consigue transcender.

Puntuación: ***1/2

miércoles, 15 de febrero de 2017

John Cena vs AJ Styles vs Bray Wyatt vs Baron Corbin vs Dean Ambrose vs The Miz, WWE Elimination Chamber 2017



Ahora que WWE tiene más PPVs en parrilla que nunca, ha vuelto a traer a la palestra la Elimination Chamber. El evento homónimo pertenece a Smackdown, como TLC y Money in the Bank, lo que me hace pensar que todos los PPVs temáticos se están quedando en la marca azul. Sería preferible que fueran rotando, para que las luchas grupales queden más heterogéneas.

John Cena ganó su campeonato mundial número 16 en Royal Rumble, igualando así los campeonatos ganados por Ric Flair, según WWE (él dirá que son 18). Pero todos sabíamos que en EC, lo perdería, en favor de Bray Wyatt, que, así, culminará su storyline con Randy Orton en WrestleMania. WWE, por tanto, perdió la oportunidad de contar la más mínima historia con respecto a este récord, aunque se podrían haber hecho mil cosas. Quizás tengan en mente una historia buena para cuando Cena gane el título 17, aunque siendo WWE, seguramente no. Me parece increíble que le paguen a guionistas.

Tenemos una Elimination Chamber previa a WrestleMania, con John Cena, Bray Wyatt, AJ Styles, Dean Ambrose, The Miz y Baron Corbin. Es una buena participación, con buenos luchadores y personajes muy definidos. Veamos qué sale de aquí.

La lucha comienza con una tradición en las Elimination Chambers: que comiencen peleando dos tipos con mucha química entre sí. Así, comienzan la batalla John Cena y AJ Styles, que ya se conocen bien. Aquí, llevan a cabo algunas buenas maniobras, sacando varios spots de los que han mostrado en sus anteriores enfrentamientos. 

Pasa mucho tiempo hasta que alguien es eliminado en esta lucha. Y eso es porque aquí no hay jobbers, los 6 participantes están muy over en Smackdown, y se tiene que respetar su posición. Hay que decir que la estructura es nueva, y es bonita desde arriba, ya que se ve el logo de WWE en el centro. Pero los suelos han dejado de ser de metal, no suenan, y no parecen nada dolorosos, y las celdas están bien tapadas por arriba, así que no se puede agarrar a nadie como en otras ediciones. Por otro lado, ya no hay nada de cristal, todo es plástico.

Van saliendo Ambrose, Bray y Corbin. Nadie es eliminado, pero todos se dan una buena paliza. Hay buen uso de la estructura, con algunos saltos desde arriba, golpes contra las rejas, y golpes contra las cristaleras de plástico. Corbin hace el papel de monster heel, golpeando a todos su rivales, que están KO. Se abre la última cabina, la de Miz, que está demasiado asustado para salir. Ambrose aprovecha el despiste del Lobo Estepario para cubrirle con un Rollup. Baron es el primer eliminado, y como venganza, masacra a Dean. Ya tenemos otra rivalidad para WrestleMania. The Miz le hace el pin a Ambrose, y le elimina.

A Cena no le cuesta mucho derrotar a Miz, y luego, debe enfrentar a los dos rivales que quedan, Bray y AJ. Tienen un buen enfrentamiento, pero al final es cazado por la Sister Abigail. Styles y Wyatt dan una gran final, con victoria para el barbudo, utilizando de nuevo su finisher.

Me parece una buena lucha, sin mucha historia, pero con mucha competición, con mucho uso de la jaula, y con cierto toque old-school. 

Puntuación: ****

lunes, 30 de enero de 2017

WWE Royal Rumble Match 2017



Tengo que confesar que tenía bastante 'hype' por el Royal Rumble Match de este año. Pobre de mí, que todavía confío en los bookers de WWE.

El evento Royal Rumble no ha estado mal. Las luchas titulares están bien, incluida la del título crucero, para variar. Ya las repasaremos durante los próximos días. Pero hoy voy a hablar del Royal Rumble Match, que es el que estropea la noche, sobre todo teniendo en cuenta que dura una hora, siendo una parte muy importante del PPV.

Royal Rumble es una lucha única. Solo se da una vez al año, y lo que ocurra, para bien o para mal, va a pasar a la historia, necesariamente. Por eso, sería de esperar que hubiera un equipo de guionistas,o bookers, escribiendo una historia interesante, para que la batalla sea recordada como algo grande. Pero no, como pasó en el Rumble de 2015, aquí nadie ha escrito nada, no pasa nada en toda la batalla, no avanzan, casi, rivalidades, ni hay actuaciones individuales especialmente reseñables.

No hay apariciones sorpresa interesantes, tampoco. Eso no es muy malo, porque las grandes estrellas de la batalla ya habían sido anunciadas, con el fin de llenar el AlamoDome de San Antonio. Pero Goldberg, Lesnar y Undertaker cobran mucho por combates reales, lo que significa que podían estar poco tiempo sobre el ring, así que llegan todos al final de la batalla. Mientras tanto, casi nada importa.

Empiezan Big Cass y Chris Jericho, que no hacen... nada. Entran Kalisto, Mojo Rawley, y Jack Gallagher como representante del programa 205, con su paraguas, haciendo un par de cosas divertidas. Luego entra Mark Henry, que tiene una buena reacción del público, ya que es texano, y elimina al crucero.

Posteriormente, entra Braun Strowman, que es lo mejor de todo el Rumble. Recordemos que, previamente, le había costado la lucha titular a Roman Reigns, pero a él no se le ocurre entrar a vengarse. Eso hubiera sido lógico.

Strowman elimina a todo el mundo, menos a Jericho, que es el único que tiene cabeza suficiente como para huir. Henry opone un poco más de resistencia, pero es inútil. Justo después entra Sami Zayn, el gran rival de Braun, que intenta realizar una nueva gesta, sin éxito en primera instancia. Luego llega Big Show, que tiene un buen duelo con Braun, pero sale derrotado, no sin antes dejar KO a Jericho con un puñetazo.

Con el número 10, entra, de NXT, Tye Dillinger, The Perfect 10. Era una entrada un poco obvia. Tye se une a Sami para intentar derrotar a Braun, que es demasiado fuerte. Otra sorpresa obvia es James Ellsworth, que no se atreve a entrar, hasta que sale el siguiente luchador, Ambrose, que le obliga a subir, tan solo para que sea destruido. El siguiente en entrar es Baron Corbin, que aprovecha una Helluva Kick de Zayn sobre Braun para eliminar al monstruo, de una forma un poco fría.

Y aquí muere la lucha. Hasta entonces había estado bien la cosa, pero ahora tenemos una media hora por delante en la que no pasa nada. Empiezan a entrar luchadores, pero ninguno sale fuera. Se amontonan. Kofi Kingston tiene su momento de escapar de la eliminación, agarrándose al poste  exterior del ring. Pero lo más llamativo es la eliminación de New Day por parte de la pareja formada por Sheamus y Cesaro, que justo después son sacados fuera por Chris Jericho.

Siguen entrando luchadores. Randy Orton y Bray Wyatt coinciden. Llega Luke Harper, y les ataca, continuando con la historia de la Familia Wyatt. Está a punto de aplicar un Sister Abigail a su señor, pero se come un RKO, como la mitad del ring.

También sale Dolph Ziggler, que aplica superkicks también a todo el mundo. Aparece Apollo Crews, que se supone que está en rivalidad con Dolph, pero este ni le mira. Luego se pasa la vida por los medios, hablando de lo bueno que es. La gente grita "booring" y "Bullshit", porque aquí no pasa nada.

La cosa se anima cuando llega Brock Lesnar, con el número 26, y asesina al ring completo. Y en el ring hay gente muy importante, como Bray, Orton, Jericho o Rusev. Lesnar elimina a Ambrose y a Ziggler, como si no valieran nada. Como tampoco han hecho nada destacable en toda la batalla, a nadie le importa. No hay ninguna referencia a la rivalidad pasada entre Lesnar y Ambrose. Con el número 27, tenemos la aparición sorpresa de... Enzo Amore. Lesnar le destruye con un clothesline, y le elimina.

Ahora llega Goldberg. Aplica un Spear a Lesnar, y le elimina. A este se le queda cara de tonto, porque le ha hecho lo mismo que en Survivor Series. Gran jugada, y gran preparación de cara a WrestleMania. Como WWE cuenta con pocas apariciones de los dos luchadores, y Goldberg no está en condiciones de luchar mucho, han creado una historia que se adapta perfectamente a esta falta de medios. Es parecido a lo que hizo Steven Spielberg en Tiburón, que podía mostrar poco, y mal, al bicho, lo que  hizo a la película ganar en tensión por el terror a sus contadas apariciones.

Llega Undertaker, y se mira cara a cara con Goldberg. Va a por ChokeSlam, pero se meten Rusev y Corbin, que acaban eliminados. Spear de Goldberg sobre Taker, pero cuando el ex WCW elimina a Harper, el Deadman le echa fuera. Da pena, porque no llega a haber emoción entre los 3 grandes, no hay grandes batallas entre ellos.

Con el número 30 sale Roman Reigns, a quien nadie espera, la verdad. Elimina a Undertaker, cuando este estaba sacando a Zayn. El público no reacciona nada bien a esto, porque teme que otra vez va a ganar Roman. Reigns consigue echar a Jericho y Wyatt del ring, pero no puede con Orton. Randy gana, y va a WrestleMania, lo que significa que su storyline con Bray tendrá el título de por medio.

Por cierto, ni rastro de Seth Rollins, ni de su rivalidad con Triple H. Lo sacaron del Rumble en Raw para... nada.

Puntuación: **1/2 

viernes, 25 de noviembre de 2016

Team Smackdown Live vs Team Raw, WWE Survivor Series 2016



Tras la separación de marcas en WWE, comenzó una pequeña rivalidad entre Raw y Smackdown Live. La marca azul pasaba a emitirse en directo los martes, en la misma cadena que Raw, USA Network, así que cabía, incluso, una batalla por los ratings.

Pero esa pelea ha sido bastante amistosa, porque los que mandan en Smackdown, Shane O Mac y Daniel Bryan; y los que mandan en Raw, Mick Foley y Stephanie McMahon; son todos face. Bueno, Steff seguramente no, tan solo lo está fingiendo, pero mientras tanto, no hace nada que sea muy odioso.

Llegamos a Survivor Series, y, aparte de la lucha entre Lesnar y Goldberg, el evento se centra en el enfrentamiento entre las dos marcas. Hay una lucha por el campeonato IC de Smackdown, una lucha por el campeonato Crucero de Raw, una lucha tradicional de eliminación entre equipos de mujeres, una lucha tradicional de eliminación entre equipos de tags, y una lucha tradicional de eliminación entre equipos de hombres. Esta última lucha es, a mi entender, lo mejor del PPV, a nivel luchístico.

Hay que recordar que Undertaker apareció en el Smackdown previo para amenazar a los miembros del equipo azul. Si perdieran, habría consecuencias. Además, ese tipejo que sale últimamente, James Ellsworth, hace de mascota de Smackdown.

En el equipo de Raw, están los super-amigos, Chris Jericho y el Campeón Universal, Kevin Owens. También están los dos principales faces de la marca, que están rivalizando con ellos, Roman Reigns y Seth Rollins. Cierra el team el bestiajo Braun Strowman, un tipo que nunca ha sido derrotado, y que da verdadero miedo.

En el Team Smackdown, están Dean Ambrose y el Campeón de WWE, AJ Styles, que rivalizan por el título desde hace tiempo. Les acompañan Bray Wyatt y el nuevo miembro de la familia Wyatt, Randy Orton, que tarde o temprano se levantará en armas contra su amo, demostrando que todo era una obvia farsa. Y el quinto miembro es el comisionado Shane, que sustituye a Baron Corbin, agredido en su momento por Kalisto.

Dado que el PPV duró 4 horas, sin contar el previo, y que el main event fue muy corto, para esta pelea les dieron a los luchadores todo el tiempo del mundo. Entre promo, entradas, lucha y post-match, la cosa durará como hora y media. Y está bien que así sea, porque aquí no hay participantes random, está lo mejor de cada casa, así que no sería correcto que hubiera aliminaciones que no estuvieran bien contadas. Todos tienen que mantener su papel, y creo que esa es la gracia del combate: todos hacen lo que tienen que hacer.

Comienza la cosa con varios enfrentamientos, muy normalitos y muy ordenaditos. Hasta que se arma la gorda. Empiezan a matarse todos los luchadores, algunos vuelan a ringside, y quedan en el ring, tan solo, dos luchadores de Smackdown, Aj Styles y Dean Ambrose. Se pelean entre ellos, aunque Shane intenta impedirlo. Cuando las cosas se calman, Styles ataca por la espalda al lunático, lo que aprovecha Strowman para destruirlo. Uno menos.

El monstruo de Raw arrasa con todos, nadie puede con él. Es muy poderoso, y así se muestra. Limpia una mesa de comentaristas, para aplastar a Shane contra ella, pero aparece Randy Orton de la nada, y le aplica un RKO. Entre The Viper y Wyatt sujetan a Strowman (que anteriormente había hecho caso omiso a las órdenes de su antiguo amo), para que Shane salte desde el esquinero del ring, con un Flying Elbow. Gran golpe.

Braun, a pesar del daño recibido, está a punto de llegar al ring antes del conteo de 10, pero lo impide James Ellworth, quien le sujeta desde debajo del cuadrilátero. Strowman es eliminado, y se enfada. Asesina a James, lanzándolo desde la rampa a unas mesas que había abajo.

Buena historia la de Strowman, y la cosa sigue en un 4 contra 4. De nuevo, la lucha es ordenada, castigando los rojos a Shane. Esto es así, hasta que los super amigos canadienses, que juegan en casa y, por tanto, tienen el apoyo del público, empiezan a meter la pata. Owens entra para defender a su compañero, pero lo hace atacando con la famosa lista de Jericho (dónde apunta a todos los estúpidos idiotas). Owens es descalificado, y Jericho se vuelve loco, recogiendo las hojas tiradas de su amada libreta. No han llegado las tablets, ni Microsoft Office, al wrestling, así que este tío va por ahí con un montón de folios. Al canadiense le cae un RKO Outta Nowhere, y queda eliminado. El equipo de Raw se mete en problemas, con un 2 vs 4.

Shane McMahon lucha contra Roman Reigns. Consigue un poco de ventaja, y decide realizar un Coast to coast sobre el Imperio Romano. Pero recibe un fuerte spear en vuelo. El referee va a hacer un conteo, pero este no llega a 3. Algo va mal, Shane se ha llevado un buen golpe, y es eliminado por KO. La gente se preocupa, pero se queda en un susto.

La batalla pasa al ringside. Hay golpes por todos lados. Vuelve Dean Ambrose, y se une a los otros miembros de The Shield para atacar a AJ Styles. El campeón de Smackdown recibe una triple powerbomb sobre una mesa, y claro, perece. La cosa se vuelve a igualar. 

Roman Reigns y Seth Rollins se enfrentan a Bray Wyatt y Randy Orton. Luke Harper, aparece para despistar y atacar a los ex-Shield en los momentos precisos. Gracias a ello, Seth Rollins se traga un RKO de la nada, y Reigns un Sister Abigail. El equipo de Smackdown sale victorioso.

Gran victoria para la familia Wyatt, que vuelve a los primeros planos. Parecía que la rivalidad entre Bray y Orton era algo secundario, pero son dos luchadores muy importantes, y hay que tenerlos en cuenta. La lucha está muy bien, todos los wrestlers son valiosos, y todos hacen su parte, avanzando en todas las historias: la amistad entre Jericho y Owens, y la tontería de la lista; la nueva Familia Wyatt con Randy Orton; la rivalidad entre Ambrose y Styles; la coincidencia de los ex-shields como faces; el poder de Braun Strowman; las tonterías de James Ellworth; y el papel clásico de Shane: utilizar saltos peligrosos para tapar sus carencias como luchador. 

Puntuación: ****

martes, 26 de enero de 2016

WWE Royal Rumble Match 2016



El Royal Rumble más interesante de los últimos años está aquí, con el título de Roman Reings en juego, y muchas dudas sobre quién aparecerá.

Veamos, Vince está forzando al público, de una forma casi vejatoria, a amar a Roman Reigns. En realidad ya lo amaban bastante hasta, precisamente, el Rumble 2015, por utilizarlo de forma incorrecta. Pero, en los últimos meses, con Rollins, Cena, Bryan o Sting fuera por lesión, todo a girado en torno a Roman Reigns.

Cada programa de Raw ha ido sobre lo mismo, y cada semana, tanto la Autoridad como La Liga de las Naciones, han quedado como tontos y débiles a pies de Reings. Realmente parece que nos toman por tontos, con cosas que valían con John Cena hace 10 años, pero ahora no. Y valían porque  no había redes sociales, no estaba todo el mundo desproticando conta la empresa 24 horas al día, y porque Cena tiene carisma, y hace grandes promos, mientras que Reigns no sable hablar, y es ridículo verle hacer los típicos gestos de mal actor que hace.

Todo WWE gira alrededor de Roman Reigns, y también lo hace el Rumble. Se ha vendido como 1 contra todos, el primer Rumble en el que está el WWE World Heavyweight Championship en juego, lo que es bastante insultante para la inteligencia de los fans, porque todo el mundo sabe que el título vacante en el 92 fue ganado en el Rumble por Ric Flair. Pero claro, se escudarán en que el campeonato se llamaba de otra forma...

Y Roman, por supuesto, entra con elnúmero 1 en la batalla. Con el 2 entra el poderoso Rusev, de la Liga, que sin embargo, es eliminado pronto. 

Con el numero 3 entra AJ Styles, que debuta en WWE. Es presentado con su nombre de siempre, y con el apodo de "Phenomenal", y la gente lo ama. Gran momento, y gran participación del ex-camepón de TNA.

Algo bueno de este Rumble es que no participan muchos jobbers, la mayoría de los entrantes son gente con currículum, y los que tienen menos opciones, cumplen bien con su personaje. Y no hay parejas, tan solo Kofi de los New Day. Es una pena por gente tan querida como los DUdley o los Usos, pero nadie cree en los miembros de parejas para un campeonato individual, y ocupan dos plazas para nada.

Breeze entra y no dura mucho, y llega Axel, con los Social Outcast, un stable divertido. Todos son aniquilados por Reigns y Styles, y Curtis se va, este año sí, eliminado.

Y llega Chris Jericho, que se ha reservado sin luchar desde que volvió, así que es su primer combate televisado en meses, y le sigue Kane, quien tampoco había salido mucho en pantalla últimamente. Buena participación hasta ahora. El ring se va llenando, y tiene un momento fantástico con R-Truth apareciendo y cogiendo una escalera para intentar llegar hasta un maletín de money in the bank que no existe. El hombre, una vez más, se ha equivocado, y es eliminado por Kane, que suma un punto más a su leyenda en los rumbles.

Sigue apareciendo gente, pero la lucha nunca se hace aburrida, porque la gente que hay es de nivel. Llega Big Show, y se juntan los tres mantodontes de la familia Wyatt. Strowman elimina a Show, Kane y mark Henry, y probando que es el más poderoso. Aparece Owens, que elimina a Styles, y luego aparece otra de las sopresas del rumble, Zami Zayn, que se lía a mamporros con su viejo amigo. Es bueno ver como esa rivalidad sigue manteniendose más allás de las empresas y de las marcas, como las viejas rivalidades mexicanas, que nunca mueren.

Zayn se libra de Owens, y aparece la bestia encarnada, Brock Lesnar, que siembra el caos. Fuera los tres miembros de la familia Wyatt, justo antes de que aparezca el patriarca, pero los 4 se encargan de echarle fuera. The miz hace un buen papel también, apareciendo y lléndose a la mesa de comentaristas mientras todas esas malas bestias desaparecen, para subir al ring justo cuando no están Lesnar, Reigns o los Wyatts grandotes. Pero luego es eliminado pronto.

Porque Roman Reigns pasa buena parte de la batalla fuera. Resulta que aparece Vince McMahon con League of Nations, Rusev, Del Río y Sheamus, y le pegan una golpiza al campeón. Rusev salta sobre él en la mesa de comentaristas en Español, destrozándolo, y haciendo que se lo lleven en camilla, pero no tienen, los malos, luces suficientes para eliminarlo de la battle royal. Se van muy contentos, Rusev se lleva hasta una tele (bromeará en Twitter diciendo que es el Television Champion), alegre por haberse vengando tras su pronta eliminación, pero lo único que consiguen es que Reigns vuelva luego, saltándose media batalla.

Entran Ziggler, Del Río, Sheamus y, finalmente, Triple H, que como era de suponerse, vuelve a por Roman, tras estar fuera después de la paliza que este le metió en Survivor Series. Nada más entrar, le mete un Pedegree a Ziggler. Entre él y Sheamus, consiguen eliminar al gran Bray Wyatt. Persisten Ambrose, Ziggler, Roman y Jericho, ademas de estos dos rudos. Los guerreros restantes intercambian sus finishers, Ziggler va con una Superkick sobre Hunter cuando este está en la parte exterior del ring. Parece que cae fuera, pero se sujeta a la cuerda, y acaba eliminando al Show off. Jericho le pega un codebreaker al CEO, pero Ambrose le elimina, fomentando la rivalidad que empezó en Night of Champions, y que seguramente les lleve a enfrentarse en WrestleMania, después de que Chris se pase a rudo de nuevo.

Roman elimina a Sheamus, y Triple H elimina a Roman, ante el clamor popular. Finalmente, Hunter se convierte en campeón del mundo por decimocuarta vez tras eliminar a Ambrose. 

Me parece un buena Rumble, no aburre nunca, hay muchas rivalidades en juego (Ambrose-Owens, Zayn-Owens, Hunter y League of Nations - Roman Reigns, Ambrose-Jericho...), tenemos el debut de AJ Styles en WWE, el debut de Zayn en Rumble, la participación de Lesnar, la muestra de poder de los Wyatt, La aparición de Triple H, y su victoria después de ganar en 2002, hace 14 años, la vuelta a los rings de Jericho... muchísimas cosas, que convierten a esta batalla real en una muy buena forma de entretenimiento.

Puntuación: ****

lunes, 21 de diciembre de 2015

ECW originals vs Wyatt Family, WWE RAW 14/12/2015



La Familia Wyatt fue derrotada por los Hermanos de la Destrucción, Undertaker y Kane. Después de eso, pocos veían futuro en el grupo, juzgaban la situación tan sólo teniendo en cuenta la derrota, sin darse cuenta de que Bray lleva un par de años haciendo un gran trabajo, manteniendo, siempre, la segunda o tercera rivalidad más importante del momento en WWE.

¿Qué venía después de ese enfrentamiento entre el pasado y el futuro de la oscuridad? WWE, que empieza a hacer cosas distintas para arreglar sus preocupantes números de audiencia, rescata algo que Vince odia, los ECW originales, y los pone a luchar en una interesante rivalidad que no puede tener nada malo, puesto que todo el mundo disfruta viendo luchar de nuevo a los Dudley, Rhyno y Dreamer, sin necesidad de que salgan como ganadores, y los macabros salen reforzados con importantes victorias para su historial.

Los Wyatt comenzaron a luchar contra los DUdley en programas semanales, derrotándolos, por lo que estos recurrieron a su propia familia, la familia de lo extremo. Primero se les unió Tommy Dreamer, quien siempre ha tenido buena relación con la empresa, después de tanto trabajo detrás de las cámaras; y después, Rhyno, quien es luchador habitual de NXT. Me hubiera gustado ver a RVD, pero no hubo suerte.

Los dos equipos tuvieron una Tables Match en TLC 2015 que fue ligerita, y que se saldó con victoria de los Wyatts. Pero en el RAW siguiente, y justo después de que Dreamer se despidiera de la afición por Twitter, en Philadelphia, hogar de ECW, se dió un sorprendente Extreme Rules Match.

En ese Extreme Rules Match todo mola. Mola que exista en WWE PG, en un programa de TV semanal, con un nivel de violencia muy aceptable para la época. Mola la promo anterior de los ECW originales, en plan tipos duros que buscan venganza, muy estilo vieja escuela. Mola el público, y mola el resultado, porque la lucha es buena, muy divertida, basada en spots, obviamente. Destaca un gran slam sobre un montón de mesas que se lleva Luke Harper, obra de Dreameer, y también el gran golpe contra las vallas que se lleva este último, lanzado por Braun Strowman. Hay golpes de este tipo por todos lados, y de todas las maneras, hasta que Erick Rowan le da la victoria a su familia, tras una plancha sobre Rhyno, quién estaba en una mesa.

Buena lucha, con cero psicología, puro spotfest, con un público que se lo pasa pipa. Buen revulsivo para un programa, que junto al nacimiento de La Liga de las Naciones y la storyline de Reigns vs Triple H y la familia McMahon, convierten a RAW en algo interesante de ver por primera vez en muchos meses.

Puntuación: ***1/2

martes, 24 de noviembre de 2015

The Brothers of Destruction vs The Wyatts, WWE Survivor Series 2015



Iba a hacer un especial sobre Suvivor Series 2015, pero no vale la pena. El torneo por el WWE World Heavyweight Championship es mediocre, y la final es vergonzosa, con una victoria de Roman Reigns sobre Ambrose sin despeinarse, en menos de 10 minutos. En ningún momento en el torneo hay la más mínima épica, ni la emoción que deberían tener todos estos luchadores por disputar el máximo galardón de la industria, sobre todo porque la mayoría de ellos no ha sido campeón mundial. Y tampoco hay ninguna emoción en la final. Luego aparece Sheamus y se cobra el maletín, quitándole el título a Reigns, quien va preparando una aparente rivalidad con Triple H de cara a Wrestlemania.

En el evento no ha habido calidad luchística alguna, por eso no me voy a para en él, salvo por la lucha del Taker. A estas alturas, cualquier lucha de Undertaker es algo digno de reseñar, y eso voy a hacer.

Pudimos ver un Shield vs Wyatts, y un Shield vs Evolution, y ahora, una nueva combinación histórica: Brothers of Destruction vs The Wyatt Family. No será un combate de gran calidad, pero es una idea interesante, y me alegro de que se haya llevado a cabo una rivalidad entre los personajes mágicos de otra época, y los de esta. Es algo que queda ahí para la historia. Porque, ¿Quién sabe? Quizás Bray, o quizás Harper, dentro de 20 años sean leyendas como ahora lo son Undertaker y Kane.

Porque he leido a los típicos simples hablar, una vez más, de que Bray Wyatt va "sin rumbo", porque ha perdido ante Undertaker. Ni siquiera ha recibido él el conteo, pero de nuevo, está ahí el comentario de los que no entienden la industria, y piensan que esto va sobre victorias y derrotas, y no sobre contar una historia. En los últimos años, Bray se ha enfrentado a las principales estrellas de la empresa: Cena, Bryan, Jericho, Undertaker, Ambrose, Reigns, Ryback, y seguramente se las tendrá que ver con Randy Orton cuándo este vuelva de su lesión. Ha tenido muchas luchas importantes en rivalidades largas, con derrotas, pero también con importantes victorias. Pero aquí lo importante es tenerle en grandes rivalidades con ese tipo de estrellas, algo que casi nadie puede llegar a tener. Se parecen mucho, sus primeros años, a los de Undertaker, quien tampoco se media por victorias, ni por títulos. Es cierto que Taker pasó a face mucho antes, pero eso es lo de menos.

Bray luchó en WrestleMania con Taker, y se tuvo que hacer él solito toda la rivalidad, puesto que el Deadman no apareció hasta el magno evento. Ahora, hemos podido ver cosas con rayitos, fuegos y tonterías de esas. Resulta que Undertaker fue derrotado en Hell in a Cell por Brock Lesnar, y, nada más terminar, aparecieron los Wyatts para atacar a un desgastado Enterrador. Se lo llevaron y, supuéstamente, le robaron su poder. Y en el siguiente Raw, hicieron lo propio con el Monstruo Rojo, su hermano Kane. 

Bray apareción invocando al rayo y al fuego, como hacen Taker y Kane. Pero en un programa de Raw, aparecieron los hermanos, y destrozaron a todos los Wyatts. Yo me pregunto: ¿Cuando los soltaron? En fin, estos ataques quedarían bien para el público, pero dejaron muy mal a Bray y sus secuaces, vendidos de cara a Survivor Series.


La lucha es cortita, es poca cosa, pero es un producto de entretenimiento que no está mal, para celebrar el 25 aniversario del debut de Undertaker. Esperaba un elimination match con todos los Wyatts, pero se ha quedado en un simple tag team match. Lástima.

Sorprendentemente, Wyatt elige a Luke Harper como su acompañante. Erick Rowan queda fuera de juego antes de empezar, ya que se lleva un doble chokeSlam de los veteranos. Y Braun Strowman se queda fuera como refuerzo.

Comienza la lucha, y Taker domina a Harper con sus clásicas movidas, sus llaves a los brazos, el old school y el leg drop en el filo del ring. Kane entra y sigue atacando, pero en ringside, lo engancha Strowman y lo tira contra la mesa de comentaristas.

Después de eso, Kane es dominado por Bray, hasta que hay un hot-tag, y de nuevo entra Undertaker para dominar a Luke. Hay un buen momento cuando los buenos le pegan un doble ChokeSlam a Braun sobre la mesa de comentaristas, y otro, cuando estando ambos KO, se acercan Wyatt y Harper arrastrándose, y se levantan al mismo tiempo para agarrarlos del cuello, y acabar la lucha via Tombstone de Undertaker sobre Luke Harper.

Lucha cortita y poca cosa, como homenaje a Undertaker. Entretenido momento.

Puntuación: **3/4

viernes, 6 de noviembre de 2015

Roman Reigns vs Bray Wyatt, WWE Hell in a Cell 2015



El otro Hell in a Cell Match del PPv Hell in a Cell 2015 de WWE era el que disputaban Bray Wyatt y Roman Reigns, después de una rivalidad que comenzó en Money in the Bank. Que haya tantos combates de este tipo, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría, en los últimos años, son mediocres, desvirtúa el carácter legendario de los Hell in a Cell. Pero, al mismo tiempo, sí que es necesario que los nuevos main eventers, como Roman y Bray, empiecen a tener un currículum mayor de grandes batallas, de ese tipo de batallas que quedan en el subconsciente de los aficionados, y que otorgan al luchador el respeto de aquellos que han sobrevivido a todo. 

Pero no esperaba eso de esta combinación, y no lo he obtenido. Roman Reigns y Bray Wyatt desaprovechan la oportunidad de tener una gran pelea dentro de una jaula infernal. Se limitan a tener un par de buenos spots con mesas, sillas y palos de kendo. A ojos de los neófitos, seguramente esta será una gran lucha, pero tan solo es entretenida. Gana Roman, spear mediante.

Puntuación: ***

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Dean Ambrose, Roman Reigns y Chris Jericho vs The Wyatt Family, WWE Night of Champions 2015




Llega Night of Champions 2015, un poco soso, y en el que destaca la primera lucha de Sting por el título de WWE en la historia. Un momento histórico, aunque ya veremos si la calidad de su enfrentamiento con Seth Rollins hace honor a una leyenda tan grande como la suya.

Poco más de este PPV veré, la verdad, no estoy especialmente interesado. Pero durante el mismo, ha hecho su regreso a WWE TV Chris Jericho, quizás para entrar en rivalidad con Dean Ambrose. Eso puede ser muy interesante, por fin una rivalidad con gente con talento en las promos.

Bray Wyatt lleva en rivalidad con Roman Reigns desde Money in the Bank. Volvió a refundar la Familia Wyatt, cuando Luke Harper volvió a su yugo, ayudándole a ganar a Reigns. El antiguo compañero de este en The Shield, Dean Ambrose, llegó para ayudarle e igualar las tornas, enfrentandose así 2 vs 2.

Se empezó a hablar de un tercer miembro de los Wyatts, pero Erick Rowan estaba lesionado. Así, llegó un tal Brawn Strowman, que por lo visto estaba en Nxt, pero yo no lo tengo en mi base de datos. Es una mula, que parece no sentir los golpes, la oveja negra de la familia, en contraposición de Rowan, que era la blanca.

Strowman es un asesino, que por ahora parece invencible, y ha destrozado en varias ocasiones tanto a Ambrose como a Reigns. Llegará el día en el que pierda un combate, y luego los perderá todos, pero por ahora da miedito. 

Reigns y Ambrose, junto a un compañero secreto, se enfrentan a la Wyatt Family en Night of Champions. Se rumoreaba que ese compañero podría ser Kane, o quizás Orton, que fue atacado anteriormente por Bray y sus secuaces. Pero finalmente ha sido Chris Jericho, que parece volver a televisión, espero que para quedarse.

La lucha es entretenida.Eso es lo que la define, muy movida. Los Wyatts dominan, aunque no con el típico dominio cansino de rudos sobre técnicos, dan buenos golpes. Una superkick de Harper o un topetazo suicida de este, entre otras movidas, animan mucho la lucha. Cualquier intento de victoria por parte de los técnicos es evitada por Strowman, que es inamovible. 

Pero finalmente, entre Ambrose y Reigns, consiguen derribar a la montaña, y parece que su trabajo en equipo les va a dar la victoria. Pero Jericho le roba el tag a Roman, aplica Lionsault, pero no le basta. Strowman lo engancha y lo destroza, antes las quejas de sus compañeros. Se viene turn heel de Jericho, que jamás debió haber sido face.

Puntuación: ***

jueves, 2 de abril de 2015

The Undertaker vs Bray Wyatt, Wrestlemania 31



Un año más, Undertaker vuelve a luchar para Wrestlemania. Y un año más, volvieron a surgir los absurdos rumores de que no volvería, rumores que no se han hecho realidad nunca, y eso que llevan saliendo muchos años. En esta ocasión, estaban reforzados por el hecho de que Undertaker hubiera perdido su invicto ante Lesnar el año pasado, pero no me cabe duda de que, cuando Undertaker se retire, será de forma especial.

El año pasado, me deprimió un poco el hecho de que se acabara la racha. Pero lo cierto es que Undertaker ya está muy viejo, no puede aguantar grandes batallas, mientras que a Lesnar le ha reforzado mucho esa victoria en Wrestlemania 30, y ahora es visto como una verdadera máquina. La decisiń fue correcta.

En esta ocasión, Undertaker tiene una lucha necesaria frente a la nueva generación de la oscuridad, Bray Wyatt. WWE le ha mantenido escondido desde Wrestlemania 30, mientras Bray le invocaba. Supongo que quería que los aficionados ansiaran verle. El enterrado llega con una pinta más parecida a la que tenía en 2005, con la ropa de motero, pero personaje de oscuridad, aunque bastante más viejuno.

La lucha no es mala, pero tampoco es demasiado memorable. Los ojos en blanco del enterrador enloquecen, aún más, a Wyatt, que se lanza contra él antes de que suene la campana, pero se come un bocadillo de queso. Undertaker parte dominando con sus movimientos de serie: Old School, Legdrop, llaves a los brazos, Snake Eyes... hasta que va a por un Big Boot y Bray lo recibe con un topetazo.

Wyatt ataca bien la zona del cuello de Undertaker, de cara al Sister Abigail. Pero cuando va a hacerlo, Undertaker revierte con un Chockeslam. Continúa con un Tombstone, pero la cuenta solo llega a 2. Bray conecta Sister Abigail, que tampoco es suficiente. Cuando va a por el segundo, Undertaker revierte a Tombstone y gana.

Lucha correcta, pero sin más. Se nota que Bray tenía una lesión en el tobillo.


Puntuación: ***1/4

martes, 27 de enero de 2015

Royal Rumble 2015



Un año después, WWE ha vuelto a cometer exactamente el mismo error que en Royal Rumble 2014. Es increíble ver como gente que se ha convertido en millonaria por su visión de negocios, es capaz de cometer errores tan obvios, y encima repetirlos.

Roman Reigns ha ganado el Royal Rumble Match, y lo ha hecho de una manera tan obvia y sin emoción alguna, y entre tantos pitidos, que ha habido hasta alborotos entre los aficionados de Chicago. En Twitter, fue trending topic mundial el hashtag #CancelWWENetwork, que hace referencia a la intención de muchos fans de dar de baja a su subcripción a la cadena temática de WWE. Y es que, ¿Acaso alguien quiere ver un Reigns vs Lesnar? No quiero ser uno de esos bobos que se vuelven locos si Daniel Bryan no lo gana todo, pero un Bryan vs Lesnar hubiera estado muy muy bien.

EL Roya Rumble empieza con dos luchadores que no le importan a nadie, como The Miz y R-Truth, que entra cantando, algo que no veía desde hace mucho tiempo, el que lleva alejado de los programas importantes de WWE.

Vemos a Bubba Ray Dudley, o Bully Ray, como le hemos conocido en TNA, donde ha aprendido a ser main eventer. La gente explosiona, y grita eso de “ECW!”, no en vano estamos en Chicago. El tantas veces campeón en parejas elimina a los dos primeros, pero no puede con el gran protagonista de la primera parte del Rumble: Bray Wyatt.

Gran batalla de este, que elimina a sus ex-pupilos, Harper y Rowan, al propio Bubba, a Sin Cara, a otra sorpresa, Boogeyman, a Zack Ryder, que vuelve tras lesión... A muchos, hasta que llega Daniel Bryan, y ahí sí que el público explota.

Gran batalla de Bryan también, se las ve con Bray, y también con Rusev. Entra DDP, que aplica su Diamond Cutter a todo Dios, pero también es eliminado pronto. Y el estadio se queda en silencio: Daniel Bryan es eliminado por Bray Wyatt.

Demasiado pronto, Bryan ha sido eliminado, y nos queda medio rumble que no le importa a nadie, y en el que todo el mundo pita. El ring se va llenando, y los principales favoritos están arriba del ring. En el puesto 29 se entra Big Show, para aliarse con Kane para hacer el mal. Y con el 30 entra Dolp Ziggler, que es ahora la principal ilusión del público, por delante de Dean Ambrose, Ryback y Jack Swagger. Ziggler hace un gran papel y se carga a Cesaro y a Barret. Pero ladupla Show/Kane es demasiado poderosa, y mata a todos, tirando fuera humillantemente a Ziggler, Wyatt, Ryback, Swagger y Ambrose.

La gente está furiosa. Observa una final con los dos gigantes, que todo el mundo sabe que no van a ganar ni locos, contra Roman Reigns, que es el más pitado de la noche desde que entró, y al que sigue pitando, ahora conscientes de que va a ganar. Kane y Show se pelean entre ellos, y Reigns aprovecha para tirarlos fuera, de forma totalmente anticlimática. Ambos vuelven a apalizar a Reigns, hasta que aparece The Rock para ayudar a su primo.

La intención de WWE es que The Rock haga al público amar a Reigns, pero no es así. Todo el mundo quiere a Rocky, pero cuando Reigns se queda solo, vuelve la ira. Resulta que esto no había acabado, quedaba Rusev por ahí escondido, pero Reigns lo tira fuera fácilmente para ganar de forma definitiva.

Poner a Rusev como malo final era otra técnica para que la gente aclamara a Roman como aquél que echó fuera al malvado ruso. Pero, de hecho, la gente está más con Rusev que con él. WWE ha vuelto a cometer el mismo error del año pasado con Batista, y esta vez no vale lo de pasarlo a rudo. Vince se ha cargado al que debía ser su gran héroe del futuro, por no saber manejarlo.


Puntuación: *1/5

lunes, 6 de octubre de 2014

The Shield vs Wyatt Family, WWE Raw 5/5/2014



Aparte de su fabulosa lucha en Elimination Chamber, The Shield y la familia Wyatt se enfrentaron varias veces más en programas de Raw, antes de que los chicos de negro se separaran tras la traición de Seth Rollins. Vamos a repasar una lucha que tuvieron el 5 de mayo de 2014.

The Shield estaba sumergido aquí en una rivalidad con la renacida Evolution. La noche anterior, Reigns, Rollins y Ambrose derrotaron a Batista, Orton y Triple H. Con solo 24 horas de diferencia, los nuevos ídolos del WWE Universe debían enfrentarse a la otra gran tercia de la empresa, Los Wyatts.

El combate es ordenadito al principio. Los Wyatts dominan, y los enfrentamientos entre Seth Rollins y Luke Harper son realmente divertidos. En un momento dado, comienzan los vuelos, los todos contra todos, y las palizas de Roman Reigns a todos sus rivales.

La lucha lleva camino de ser buenísima, hasta que llegan los chicos de Evolution a distraer. Shield se defiende, y Reigns le parte la cara a Triple H con su puño meteórico, pero Bray Wyatt aprofecha esto para pillarlo desprevenido, y terminar la lucha aplicando un Sister Abigail.

Después de la lucha, Evolution masacraa Shield, pero eso ya es otra historia.


Puntuación: ***1/4

domingo, 2 de marzo de 2014

The Shield vs The Wyatt Family, Elimination Chamber 2014



The Shield, posiblemente, es el trío más poderoso de la historia de WWE. Con el, la empresa de entretenimiento arregló los errores que había cometido con Nexus: Creó un equipo con pocos integrantes, y todos bien diferenciados, y le dio un papel dominante durante mucho tiempo, manteniéndolo imbatido durante muchos meses.

Y, además, dando grandes combates. En año y pico, la lista de grandes luchas de este equipo es inmensa. Ahora, de cara a Wrestlemania 30, WWE tiene la intención clara de separarlos, para preparar a Roman Reigns para ser un main eventer.

Pero la gente no se podía creer que la empresa desperdiciara la oportunidad de ponerlos en un combate de tríos frente a la familia Wyatt, otro gran equipo que ha despuntado en los últimos meses, con unos personajes que realmente dan un espectáculo genial. WWE fue lo suficientemente inteligente como para parar la rivalidad entre la familia de locos perdidos y John Cena, para enfrentar a los dos tríos en Elimination Chamber. Porque es, sin duda ninguna, y por la reacción del público, uno de los combates más esperados por el denominado WWE Universe.

La escusa era sencilla: The Wyatt Family se metió en un combate entre The Shield y John Cena, Sheamus y Daniel Bryan, para atacar al rapero, provocando la descalificación de los rudos, y costándoles así su puesto dentro de la Elimination Chamber por el título mundial. Venganza al canto.

En otros tiempos, WWE no se hubiera atrevido a promover un combate rudos vs rudos. El motivo es sencillo: el público no apoya a nadie, se aburre y el ambiente es ridículo. Pero el WWE Universe está cambiando, es cada vez más conocedor gracias al Internet, y le gusta el buen wrestling.

Los dos grupos son fantásticos, y el público está muy dividido. Shield lucha como los faces, pero en realidad hay cánticos a favor de los dos equipos. El ambiente es bestial, hay gritos de “esto es asombroso” tan solo cuando se miran. Es un dream match.

Y el resultado es fantástico. Sería una locura narrar todo lo que pasa, porque la acción no para en ningún momento. Los Wyatts dominan, como gigantones poderosos, pero los shields tienen grandes come-backs, sobre todo por parte de Seth Rollings. Luke Harper, a pesar de su gran tamaño, muestra patadas dropkick y topes suicidas.

El combate es enfermo. Llegando al final, Bray se va entre el público matándose con Ambrose, hasta que este último queda por ahí tirado. Entre los dos gigantes, destrozan a Rolling contra una mesa, y esto queda 3 vs 1.

Roman Reigns lucha contra los tres, en un esfuerzo superheróico, que de hecho está apunto de darle la victoria. Pero el número juega en su contra, y acaba siendo derrotado por el Sister Abigail de Bray. Fantástico combate que, en Wrestlemania, podría ser de 5 estrellas.


Puntuación: ****1/2

sábado, 1 de febrero de 2014

Daniel Bryan vs Bray Wyatt, Royal Rumble 2014


Como comentaba en el review del Royal Rumble Match 2014 que hice hace unos días, la edición del veterano evento en 2014 pasará a la historia por su sabor agridulce, por la forma en la que lo tira todo a la basura, conduciéndonos a un Wrestlemania irrelevante. La primera víctima de todo es CM Punk, que ya está hasta las narices y pasa de WWE.

Un combate interesante es el que nos dejaron Bryan y Wyatt como opener. En el mes y pico que hay entre TLC y Royal Rumble, WWE siempre presenta feudos televisivos, fuera de PPVs, vamos, para entretener al público mientras no pasa nada importante. En esta ocasión, le tocó a Bryan enfrentarse a la enferma familia Wyatt, y la diferencia numérica siempre fue un hándicap para el de Washington.

Después de muchas palizas, Bryan acabó rindiéndose y aceptando unirse a la familia… tan solo esperando el momento oportuno de quedarse a solas con el líder gordito y darle un palizón. En fin, nada sorprendente, si alguien pensaba realmente que Bryan se uniría a los Wyatts, es que no sabe nada de wrestling. Se trata de una rivalidad que acabó bien para el nuevo ídolo de WWE, que terminó el correspondiente episodio de Raw gritando eso de YES!! YES!! YES!! sobre una jaula de acero… pero WWE les da un combate final en Royal Rumble para darle un push a Wyatt de cara a Wrestlemania, para una rivalidad con Cena, si no cambian las cosas.

Así, la lucha comienza con un Bryan estratégico, que incita a los lacayos de Bray para conseguir que el árbitro los eche. Vuela varias veces contra el líder de la sexta, y consigue que se hiera la pierna donde, a posteriori, centra su castigo.

Pero Bray se safa y castiga a su oponente. Su ataques se centran se su cabeza, de cara a propinarle su finisher, el Sister Abigail (demasiado parecido al Cross Rhodes). Aunque el ataque tiene lógica, dura demasiado y es lento, quitándole puntos al combate. Pero Bryan se rehace, y esto se convierte en un toma y daca apasionante, con el público gritando “This is Awesome”, hasta que Bray aprovecha un vuelo de Bryan para darle un Sister Abigail  contra el protector del público, que le deja KO para tragarse un segundo finisher en el ring. Buen combate, muy largo.


Puntuación: ***1/2