Mostrando entradas con la etiqueta kenta kobashi. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta kenta kobashi. Mostrar todas las entradas

sábado, 13 de mayo de 2017

Kenta vs Kenta Kobashi, NOAH 05/03/2006



Hacía tiempo que había perdido la fe en Kenta, o Hideo Itami, como se le conoce en WWE. Desde que llegó a la empresa americana en 2014, ha estado casi todo el tiempo fuera por lesiones, y teniendo en cuenta su historial médico en NOAH, empezaba a dudar de que pudiera tener una carrera regular en WWE. Además, Shisuke Nakamura le ha adelantado por la izquierda como japonés de la empresa, y encima, tiene mucho más físico y carisma.

El principal problema que tiene Kenta es que ya casi nadie se acuerda de él. Si nos vamos a los años 2005-2010, podemos ver montones de luchas buenas, o muy muy buenas suyas, y también después, a pesar de las bajas por lesión. Eran los buenos tiempos de NOAH. Pero a veces da la sensación de que ya no es un luchador, debido a su constante ausencia. Eso sí, es un gran luchador, con un gran currículum. Por su peso, quizás acabe en la división crucero, nunca se sabe.

Hideo Itami luchaba en japón como KENTA, y su nombre real es Kenta Kobayashi, muy parecido al de su maestro, Kenta Kobashi. Formó parte de la nueva generación de luchadores de NOAH, que coincidió con la gran generación de la All Japan de los 90, con Misawa, Kobashi, Taue o Akiyama. Su generación estuvo llena de gente de mucho menos peso, así que pudimos ver historias interesantes en las que se trataba de dar credibilidad a los pesos junior en su paso a luchar frente a luchadores de peso completo, lo que es realmente complicado en Japón. Ya comenté una lucha entre Akira Taue y Naomichi Marufuji que me encantó.

Ahora que Hideo Itami ha vuelto a la acción, y se ha proclamado contendiente al título de NXT tras una buena lucha frente a Roderick Strong, parece que vuelve a sentirse luchador, y me gustaría recordar sus buenos tiempos. Hay montones de luchas buenas suyas para ver, pero hoy voy a mirar una contra su maestro, Kenta Kobashi, en 2006. De hecho, tiene lugar el mismo día que la de Marufuji y Taue, vaya noche.

Esta es una lucha de maestro contra alumno, y así la enfocan. KENTA no respeta a su maestro, no ha venido a hacer reverencias, sino a partirle la cabeza. 

Comienza la lucha con un intercambio de golpes duros. Kenta se burla del veterano, y le patea la cabeza de forma legítima. Se gana un buen súplex, pero responde con nuevos big boots, además de unas tijeras a ringside bastante impresionantes. Al caer, Kobashi se hace daño en el brazo derecho, lo que da un objetivo a su alumno. Además, hay que tener en cuenta que el principal arma de Kobashi es ese brazo, para hacer chops y hachazos.

Kenta joven ataca el brazo de Kenta viejo en repetidas ocasiones, con palancas y patadones. Incluso aprovecha para darle con el talón en el ojo, y demostrar, de nuevo, su falta de respeto hacia él. Esto sigue siendo así durante un montón de minutos, en los que Kobashi soporta un dolor grande. No obstante, aunque no puede usar su brazo derecho, consigue hacer una sleeper con el izquierdo, y convertirla en suplex, para luego aplicar también un DDT en la pasarela.

Kobashi se va recuperando del dolor en el brazo, y empieza a usar sus chops, y sus hachazos, los burning swords. Aún se duele, no obstante, al usarlo. Pero pega un hachazo en la cara al joven Kenta, que bien podría haberle roto la nariz.

Los golpes de Kobashi cada vez son más fuertes, y la mejora en su brazo, progresiva. Pero Kobayashi vuelve a la carga con sus poderosas patadas, que han creado escuela (recordemos que tanto Daniel Bryan como CM Punk le copiaron sus finishers para WWE, y no es decir poco). A cambio, se lleva la famosa lluvia de chops de su rival, la Machine Gun Chops. Llega la parte final de la lucha, en la que los dos se matan con suplexs y bombas, hasta que Kenta empieza a pegar rodillazos en la nuca como un desalmado, pero es frenado por un gran Lariato. Kobashi le remata con un Wrist-Clutch Burning Hammer, y se lleva la victoria.

Muy buena lucha, con una parte final un poco más floja, y un botch a la hora de hacer un GTS, pero muy buena en general.

Puntuación: ****

domingo, 30 de noviembre de 2014

Kenta Kobashi vs Steve Williams, AJPW 31/08/1993



Volvemos a la AJPW de principios de los 90, la mejor promoción de lucha de todos los tiempos. En esta época, pudimos ver decenas y decenas de grandes luchas, muchas de ellas, candidatas a la mejor de la historia.

Hoy vamos con la lucha entre Kenta Kobashi y Steve Williams de agosto del 93. No es la mejor lucha de esta época, ni Kobashi estaba aún en el estatus en el que estaría un año después. Pero, aun así, da un combate memorable frente al Dr. Death, no sé si es el primero entre ellos, pero es muy bueno.

El Doctor Muerte, con su cara de psicópata, es un luchador que, sobre todo, ha tenido grandes éxitos en ligas tag. Pero en esta época se encontraba en gran forma también en luchas individuales, y no en vano, ganaría el Triple Crown Championship unos meses después. Así, estaba siendo bookeado para ir hacia arriba, mientras que Kobashi, compañero inseparable de Mitsuharu Misawa, estaba un poco estancado en singles.

En la lucha, el Doctor se muestra muy violento, pero Kobashi no le va a la zaga, y le responde con todo. Así, tenemos golpes muy muy stiff, para haberse matado. Kobashi va a por la cabeza de Williams, mientras que este destroza la espalda del japonés, primeroe ringside, tirándolo al suelo y contra los postes, y luego, en el ring, con toda variedad de suplex. Kobashi no se rinde, pero acaba siendo derrotado con tres back-suplex seguidos, un castigo que no puede soportar.

Puntuación: ****1/2


domingo, 11 de agosto de 2013

Kenta Kobashi vs Stan Hansen, AJPW 29/07/1993


El gran Kenta Kobashi, quizás el mejor luchador de la historia, se retiró a mediados de 2013, destrozado ya por las lesiones y las enfermedades. Al menos, eso sí, lo ha dejado antes de morir en el ring, como le ocurrió a su compañero de batallas Mitsuharu Misawa.

¿Qué mejor momento, por tanto, para repasar la que, posiblemente, sea su mejor lucha single? Bueno, de hecho puede ser la mejor lucha single de la historia. Es su combate frente al  gran Stan Hansen, del 29 de julio de 1993.

Un jovencito Kobashi se enfrenta a un bestiajo al que todo el mundo tenía que respetar, un extranjero que pronto decide reventarle la cara al japonés. Pero Kobashi no es un don nadie, también tiene su furia, y le devuelve la misma moneda a Hanse, incluida su lluvia de chops.

Hansen se enfurece por la falta de respeto, incluido un perfecto suplex. ¡Nadie podía realizar un suplex como ese a un tipo tan pesado como Stan Hansen en esa época, y menos un nilñato como Kenta Kobashi! El duelo cambia y el americano tira a herir, lanzando fuera del ring a su rival y aplicando serios castigos a la espalda, powerbomb en ringside incluida.

El dominio de Stand Hansen en esta parte es obvio, pero comete un error grave: se lanza fuera del ring contra Kobashi, pero impacta contra la valla de seguridad al ser esquivado por este, hiriéndose el costado. Kenta ha estado picaro, Stan sufre mucho dolor, y el japonés ya tiene un objetivo.

Kenta Kobashi ataca a Stan Hansen repetidamente en su costado, y este vende cada ataque de forma perfecta, consiguiendo que el público se vuelve loco cada vez que Kenta consigue darle ahí. Y es que, Hansen es un maestro de contar historias en el ring, no hace shooting Star Press ni rollos de esos, consigue que la gente, incluso el público japonés, vibre con golpes simples, porque les ha hecho entender que de esos golpes depende el resultado del combate.

La gente corea a Kobashi, mientras Stan, utilizando su mayor tamaño, consigue reponerse por momento, aplicando poderosos back-suplexs, y sus típicos golpes en la cara. Cuando se arremanga la codera, haciendo entender que va a propinar un golpe de antebrazo o un Lariato, el estadio tiembla, pues todo el mundo conoce el poder de  sus golpes.

Finalmente, Kenta Kobashi consigue aplicar un monsault, pero en la primera tentativa, Hansen consigue girarse un pelín para que el japonés no impacte en su zona izquierda, en la que sufre dolores insoportables. No puede hacer lo propio con el segundo monsault, que le da la victoria a Kobashi en un combate épico, con una historia que no podría ser mejor contada.


Puntuación: *****

jueves, 5 de julio de 2012

Kenta Kobashi vs Samoa Joe, ROH in Manhattan 2005


A pesar de que ahora, en TNA, se ha diluido y no es absolutamente nada (como casi todos en esa empresa), Samoa Joe llegó a ser considerado como uno de los mejores wreslters del mundo en algún momento. Su reinado como campeón en ROH fue impresionante, así como sus luchas frente a CM Punk y algunos de sus combates en la X Division de TNA.

Cuando el samoano estaba en lo más alto de su carrera, recibió una oportunidad que muy poco en Estados Unidos tienen: la de luchar contra el gran Kenta Kobashi.

El público está como loco en este combate, nada más empezar ya  cantan el "this is Awesome". El ambiente es genial para conseguir un combate perfecto.

Samoa Joe no muestra ningún respeto por la leyenda japonesa, y lo destruye como una mala bestia. Kobashi tiene un espíritu inquebrantable, forjado en cientos de batallas. Responde a la paliza de Joe con gran coraje.

El objetivo de Kobashi es el pecho de Joe, y lo ataca con montones de chops y con ataques poderosísimos a la zona. El samoano no se rinde y vuelve a tomar ventaja.

El ataque de Joe es bestial, destroza a Kobashi con golpes super stiff a la cara. Power bombs, suplex, STF y Muscle Buster caen sobre Kenta, que sorprendentemente y contra todo pronóstico sobrevive.

Sin saber como, los suplex de Kobashi lo ponen de nuevo por delante y prosigue con sus chops. La locura se apodera de él y concatena decenas y decenas y decenas de golpes sobre el pecho de Samoa Joe, que llegan a hacerlo sangrar. ¡¡Sangrando a base de palmadas!!

El combate es durísimo, los dos se han dado bien fuerte y el público enloquece, animando a uno y a otro. Joe consigue safarse de la sleeper de Kenta, que acaba siendo abatido por un clothesline poderosísimo sobre una zona ya muy dolorida. Combate PERFECTO.

Puntuación: *****