Mostrando entradas con la etiqueta prince devitt. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta prince devitt. Mostrar todas las entradas

sábado, 3 de marzo de 2018

The Miz vs Finn Balor vs John Cena vs Roman Reigns vs Seth Rollins vs Braun Strowman vs Elias, WWE Elimination Chamber 2018



En el anterior post, repasamos el Elimination Chamber femenino del evento homónimo de WWE en 2018. Resultó ser una muy buena lucha. Pero, también hubo un combate masculino dentro de la estructura de metal. Veamos qué tal salió.

Shinsuke Nakamura ganó el Royal Rumble Match de 2018, y es considerado como el mejor RR de la historia. Roman Reigns ha ganado el Elimination Chamber, y muchos dicen que es este el peor combate de este tipo desde que se inventó. ¿Tenemos, de nuevo, un caso de evaluaciones sesgadas por los favoritismos de los influencers?

Sí, y no. Aquel Rumble era muy bueno (aunque no tanto) y este Elimination Chamber es bastante malo (aunque no tanto). Busquemos las claves de este resultado tan mediocre.

Por primera vez, WWE ha metido a siete tipos en una jaula. ¿Para qué? Para nada, en la lucha no pasa nada especial por tener a 7 personas. Simplemente, al empezar el match, hay tres tipos, en lugar de dos. La mayoría de los miembros se han visto las caras antes o después, pero no hay ninguna historia abierta, ahora mismo, entre ellos. O, desde luego, no la hay dentro de la jaula. Además, los 7 batallaron, en lunes anterior, en un difícilmente explicable Gauntlet Match en el que todos quedaron mal, porque todos acabaron derrotados, salvo Strowman, cuyo único papel consistió en vencer a The Miz, algo que no requiere demasiado esfuerzo.

Rollins, Balor y Miz comienzan luchando. No es que sea mala lucha, pero no tiene alma. No se usa la jaula apenas en toda la batalla. Quizás un poco al final. Y el público es un desastre, como en gran parte del evento. Se nota que se vendieron pocas entradas, y que muchas se compraron por una oferta de última hora de dos por uno. Mientras la comunidad de Internet exige que se le den oportunidades a jóvenes atletas sin personalidad sólo por sus capacidades físicas, el público que de verdad cuenta, el que paga los boletos, no va a los estadios. Eliminar el kayfabe significa eliminar los sentimientos del público con respecto a los luchadores y las storylines. Si al público no le importa lo que pasa, por muy entretenido que sea, y por muy buenas que sean las peleas, no se va a gastar el dinero. Para encontrar simple entretenimiento, tiene opciones mucho mejores. Y si la gente no va al estadio, las luchas no pueden ser buenas, porque una lucha en silencio es insoportable.

Entra Cena, y entra Reigns. Los luchadores siguen peleando, como si esto no fuera un elimination chamber, como si fuera la típica batalla grupal de Raw, pero sin el público de RAW. Sólo hay un par de cosas buenas, que vienen de parte de The Miz, que es el único que tiene algo dentro. La gente se ríe, cuando este intenta aliarse con Rollins para atacar a Balor. Obviamente, el miembro de The Shield se niega. No tarda mucho, el rudo, en intentar aliarse con el líder del Balor Club, e incluso intenta hacer el "Too Sweet" con él. Después, cuando ya están Cena y Roman en la jaula, golpea a todos con la Yes Kick que le robó a Daniel Bryan. Es curioso que el público disfrute más con el único rudo que con el resto, que son todos técnicos.

Pero entra Braun Strowman, que arregla un poco la lucha. Destroza a todos, y deja un reguero de cuerpos a su paso. Pero muy lentamente. Se nota a kilómetros que está haciendo tiempo para que salga Elias. Mala actuación, y mucha pasividad por parte del resto. La mayoría de los luchadores se tiran todo el combate tumbados en el suelo, tras recibir daños que, en realidad, no eran tan duros.

Strowman se cansa de esperar, y elimina al Miz con su Running Power Slam. En un buen segmento, recibe los finishers de todos, pero no recibe el conteo, porque está en la parte metálica exterior, y ahí no se puede hacer. Es raro, porque juraría que he visto a gente ser eliminada justo ahí en otras ediciones. 

Strowman va eliminando a todos de la misma manera. Cae Elias, y cae también Cena, que nuevamente, es derrotado sin la menor transcendencia. Esta es la manera en la que se tira abajo una leyenda construida durante 15 años. Finn Balor opone más resistencia, pero también cae. Rollins y Reigns se unen contra Strowman, y tienen posibilidades de ganarle. Pero acaban luchando entre ellos, porque no tienen ni pizca de conocimiento. Running Power Slam para Rollins, que queda fuera.

Todos sabíamos que, en WrestleMania 34, Reigns se tiene que enfrentar a Lesnar para, por fin, ganarle y ser el Dios de la Tierra. Strowman se ha mostrado como un gran monstruo, invencible, pero comete un gran error. Se lanza contra reigns, y se come la cabina de metraquilato, pegándose un buen golpe en la cabeza. Esto lo aprovecha muy bien Roman para golpearle con varios Super Man Punch, y rematarle con dos Spears.

Gran final para una lucha que era desastrosa. Lo arregla un poquito. Ya sé que a mucha gente le enfada que gane Roman, pero era lo que tenía que pasar, y lo que tiene sentido en la historia. La parte final sí que levanta un poco al público, y la victoria de Reigns es bien recibida. Creo que Roman vencerá a Lesnar en WrestleMania, y tendrá un reinado largo que le situé como la gran estrella de esta época, y eso será muy bueno para los negocios.

Lesnar se ha escaqueado últimamente de algún programa de Raw. Su contrato espira tras WrestleMania, y se dice que podría dejar WWE para irse a UFC. Se ha hecho alguna foto con Dana White. Pobre, el dueño de UFC, parece que Brock le está utilizando, como hizo la última vez que tuvo que renovar contrato con WWE, para sacarle algo más de pasta al pobre Vince. El caso es que, cada vez que lo hace, todo el público se lo traga, y se cree que se va a ir de WWE. Y quizás lo haga si no le dan lo que quiere, pero su estrategia es obvia.

En cualquier caso, su hegemonía acabará, y llegará la de Roman, que ha sido pospuesta demasiadas veces. En cuanto a Strowman, su rol de monstruo destructivo no queda dañado, después de eliminar a 5 hombres, y darle una paliza a Roman tras la lucha. Lástima que, seguramente, lo dejen en un segundo plano en WrestleMania. Se merece una lucha importante ya.

Puntuación: ***

martes, 30 de enero de 2018

30-Man Royal Rumble Match, WWE Royal Rumble 2018



Ya ha llegado la edición de 2018 de Royal Rumble, con la que inicia el camino hacia WrestleMania. Este año, tenemos dos Rumbles, uno de hombres y otro de mujeres. Y, aunque era un experimento riesgoso poner dos batallas de este tipo en un mismo show, creo que la cosa ha quedado muy bien, y que los dos Royal Rumble matchs han sido bastante buenos. Vamos a empezar repasando el de hombres, que es el que tiene lugar primero en el evento, porque el femenino resulta ser el main event.

Que este Rumble no sea main event, nos indica que en el de mujeres van a pasar cosas más importantes. Por tanto, y teniendo en cuenta la participación de luchadores con pocas opciones como Heath Slater, supuse desde el principio que no habría grandes sorpresas. Hay un par de apariciones muy chulas, pero efectivamente, no hay ninguna locura. No obstante, la participación es de mucho nivel, y la lucha queda muy bien, sobre todo gracias a la parte final. 

Finn Balor y Rusev comienzan la batalla. El búlgaro se lleva el mayor pop de la noche, pues todo el mundo corea "Rusev Day". El tercer participante es Rhino, que golpea a ambos con fuerza, pero es eliminado por el 4º luchador del día, Baron Corbin, que es, seguidamente, eliminado por Balor. Corbin se enfada y asesina a todo el mundo, incluido Heath Slater, que era el siguiente en salir. Es gracioso, porque después, todos los luchadores que salen le pegan al pobre Slater.

Aparece Elias, catando con su guitarra, aprovechando que no hay nadie en condiciones de luchar. Y después, aparece la primera sorpresa de la noche, Andrade Cien Almas, el campeón de NXT, que el día anterior había tenido una lucha fantástica ante Johnny gargano en Takeover. Los dos tienen un buen intercambio, pero ahora sí, se van acumulando luchadores en el ring.

Con el número 10, debería haber salido The Perfect Ten, Tye Dillinger. Pero la pareja formada por Kevin Owens y Sami Zayn, que anteriormente habían fracasado a la hora de intentar quitarle el WWE Championship a AJ Styles, le ataca para quitarle el sitio en el Rumble. Owens quiere salir a luchar, pero Sami insiste en entrar él, y así lo hace. No sirve para mucho, porque es eliminado pronto. Después de recibir muchos golpes, Heath Slater es introducido en el ring por Sheamus, y aprovecha para echar fuera al irlandés cuando este se mete también en el cuadrilátero. No dura mucho el padre de familia, que es expulsado por Bray Wyatt.

Los tres miembros de New Day coinciden en el ring, pero dos de ellos, Woods y Big E, son eliminados por Jinder Mahal. El indio intenta hacer lo propio con kofi Kingston, pero llega el momento de realizar la acrobacia de turno para sobrevivir. Cae fuera, pero pone un pie sober Xavier, que aún estaba tirado en el suelo. Sus amigos le ponen una bandeja de tortitas, para que pueda apoyar el otro pie, porque, como sabéis, para ser eliminado, un luchador debe tener los dos pies sobre el suelo. Big E y Xavier Woods impulsan a Kofi, que vuela de vuelta al ring y expulsa al excampeón de la WWE. Esto tiene pinta de ser el primer capítulo de una rivalidad entre New Day y el grupo de Jinder. Almas echa fuera a kingston, y llega el Woken Matt Hardy para enfrentarse a Bray Wyatt.

Aunque los ánimos a Rusev continúan, los dos locos le echan fuera, y luego se eliminan mutuamente. Veremos como continúa esta rivalidad. Después de que Bray derrotata a Matt sin problemas en RAW, parece que el mayor de los Hardy podría dejar de ser Woken y llegar al estado Broken. 

Suena la música de John Cena. El rapero llega al ring entre cánticos de "John Cena Sucks", aunque todos los supervivientes se ceban con él. Aún así, se venga de Elias, que le pegó un guitarrazo en el 25 aniversario de Raw. Después de su entrada, tenemos una bonita sorpresa, porque llega al ring The Hurricane.

Hace poco, desde Twitter, Shane Helms se postuló para formar parte de la nueva división crucero de WWE. No estaría mal darle ese toque a 205 Live, después de las bajas de los últimos meses. En el Rumble, por lo pronto, Hurricane intenta atacar a Cena con un ChokeSlam, pero es lanzado fuera por el 16 veces campeón.

Tenemos otro participante de NXT: Adam Cole, que le da una pequeña alegría al público. El excampeón de Ring of Honor viene con vendas, por las heridas causadas en el evento de NXT de la noche anterior. Aún así, tiene una buena participación en esta pelea. En la posición 27, tenemos la mayor sorpresa de la noche: llega Rey Mysterio, con una forma física muy mejorada, y una gran ovación del público. Esto es bueno, porque el hombre acabó muy decepcionado después de que en su última aparición en un Rumble, el público le abucheara por salir con el número 30, cuando todos esperaban a Daniel Bryan.

Andrade Cien Almas vuela, sólo para tragarse un RKO de Randy Orton, y ser eliminado. Tremendo ataque. Aunque siempre hay muchos luchadores en el ring, lo cierto es que hay muchas historias que se cuentan. El séquito del Miz evita que Roman Reigns le elimine, pero los dos se llevan un Superman Punch. Rollins ayuda a Roman con un curb Stomp, y con una bomba, echan fuera al rudo, que cae sobre sus lacayos. Roman no agradece el trabajo de su compañero, y también aprovecha la ocasión para hacerle caer.

En la última posición, aparece Dolph Ziggler, que semanas antes había dejado el título de Estados Unidos vacante, y había desaparecido de la programación de WWE. Esta aparición sorprendente le situaba como principal favorito, pero es eliminado muy pronto. Supondremos que la storyline del rubito va por otro lado, si es que la hay.

Tras la salida de Ziggler, solo 6 luchadores quedan en el ring: John Cena, Randy Orton, Rey Mysterio, Roman Reigns, Shinsuke Nakamura y Finn Balor, que aguanta desde el principio. Los tres primeros unen fuerzas para montar un choque generacional, puesto que son tres de las grandes estrellas de su tiempo, y se enfrentan a tres tipos que ahora están arriba. En primera instancia, salen ganadores, puesto que Cena aplica AA sobre Balor, Rey Mysterio golpea con 619 a Reigns, y Orton conecta un RKO sobre Nakamura. Pero cuando se pelean entre ellos, Reigns aprovecha para eliminar a Orton, y Balor a Mysterio. Se termina, así, la participación del enmascarado. Si bien parece que no ha firmado un nuevo contrato con la empresa, el tiempo que ha permanecido en el ring, mucho más alto que el que suelen tener los invitados de un día, me hace pensar que es probable que vuelva.

El Fatal Four final está muy bien, con muchas opciones por parte de todos. Los 4 serían ganadores creíbles. Además, hay muchos minutos de pelea. La gente está claramente con Shinsuke, y le grita a Reigns y Cena que los dos apestan cuando pelean el uno contra el otro. Cena acaba expulsando a Balor, después de que este le pegara un pisotón muy fuerte a Nakamura. Y, luego, es el japonés el que consigue derrotar al legendario luchador americano. Se queda sólo con Reigns, y para sorpresa de todos, se lleva el triunfo final en el Royal Rumble 2018. Después de la pelea, declara que quiere como rival en WrestleMania a AJ Styles, el campeón de WWE. Así, veremos una nueva versión de la pelea que pudimos ver en New Japan, pero en el mayor escenario del mundo del wrestling.

Puntuación: ***3/4

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Team Raw vs Team Smackdown, WWE Survivor Series 2017




Llega Survivor Series 2017, un evento que, como el año pasado, se ha vendido como Smackdown vs Raw. Todas las rivalidades individuales se dejaron de lado, para llevar a cabo una rivalidad entre las dos ligas principales de WWE.

Estas rivalidades son interesantes de vez en cuando, pero hacerlas todos los años le quita encanto. Entre otras cosas, porque son muy falsas. WWE tiene una línea de estilo muy conservadora, que prohibe a sus personajes parecer personas, tener libre albedrío. Así, en los Drafts, cuando son movidos de una marca a otra, lo aceptan con toda la ilusión del mundo, y cuando hay una rivalidad, defienden su liga por encima de todo. Como si les importara. O como si al público le importara si gana Smackdown o Raw. Es una rivalidad que no puede obtener credibilidad.

Algo más de credibilidad puede tener un feudo entre Kurt Angle y Shane McMahon. Tuvieron una confrontación en 2001 que tuvo como resultado un gran combate entre ellos. Luego, con la Invasión, Angle se coló en el Team Alliance como espía. Y ahora, uno es General Manager de Raw, y el otro es Comisionado de Smackdown. Por desgracia, no puede haber una lucha entre General Managers, porque a Daniel Bryan no le van a dar permiso para luchar. Pero le quedan 10 meses para irse, y poder hacerlo en otra parte.

Así, ha habido batallas entre la gente de Smackdown y Raw, y para Survivor Series, la mayoría de las luchas son crossovers. Y muy buenas, carajo. Ha ayudado el buen estado de las ligas tag, que en este evento se han mezclado. Hemos tenido un The Bar vs The Usos; y un New Day vs The Shield, que están muy bien. Tendremos que mirarlas, como la lucha entre campeones, entre AJ Styles y Brock Lesnar, que es de revisión obligada.

Pero hoy toca revisar la lucha clásica de eliminación entre miembros de las dos ligas. Tenemos dos conjuntos llenos de estrellas, de ahora, y de siempre. Demasiadas, de hecho. Parecen, los equipos, conformados para vender entradas, y no hay una razón semántica para que, la mayoría de los integrantes esté ahí. Además, las eliminaciones son bastante humillantes para todos.

Ha habido muchas críticas, de hecho, por las eliminaciones de los luchadores, por decirlo de alguna manera, menos legendarios. Porque la moral judeocristiana lleva a la gente a defender a los débiles, así que muchos esperaban ver a Nakamura y Balor ser los ganadores. Eso no tendría ninguna lógica, como tampoco la tendría decir que Nakamura, Roode o Samoa Joe son el futuro de la empresa. Llevamos 15 años diciendo que Triple H humilla al futuro de la empresa, mientras que el único que siempre sigue aportando algo a la empresa es él. 

No es que me importe, por tanto, que los "más jóvenes" (que no lo son tanto), pierdan. Me molesta que pierdan todos. Porque la presencia de la mayoría de los participantes no significa nada. La lucha es buena, muy larga, pero no es muy transcendente.

En el equipo de Raw, están Triple H, Kurt Angle, Braun Strowman, Finn Balor y Samoa Joe. A Smackdown le representan John Cena, Shane McMahon, Randy Orton, Bobby Roode y Shinsuke Nakamura.

La cosa comienza con Braun lanzando por los aires a Shane, que queda totalmente impresionado por su poder. Strowman se vuelve a mostrar impresionante. Es una lástima el bookeo de su combate contra Lesnar. 

Hay varios intercambios buenos. Nakamura y Balor se ven las caras, y el público canta "NXT", aunque quizás debería gritar "NJPW". Triple H se enfrenta tanto al japonés como a Roode, y queda bastante igualado en ambos casos. El duelo de spin busters con Roode me gusta. Pero luego sale Strowman y destruye con sendos Running Power Slam a Bobby y Shinsuke. Demasiado poder.

Cena y Orton consiguen aplicar un súplex sobre una mesa a Strowman, para dejarle KO un rato. Roode y Nakamura vuelven de Backstage para ayudarles a completar el movimiento. Lo normal sería que Strowman hubiera sido eliminado por count out, pero no está claro quién es el luchador activo de cada equipo. Se retoman las hostilidades, y Cena consigue aplicar un Attitude Ajustment a Balor, y dos a Samoa Joe, que es eliminado. Posteriormente, varios miembros del equipo rojo concatenan ataques, para que el 16 veces campeón sea eliminado. No sé qué hacía aquí.

Randy Orton tiene un buen enfrentamiento con Finn Balor, y acaba cazándole con un RKO. Los dos miembros del equipo azul son atacados por Kevin Owens y Sami Zayn, que como sabemos, se volvieron a unir en Hell in a Cell. Randy se libra de Kevin con otro RKO salido de la nada, pero ya ha vuelto Braun, y lo destruye con un nuevo Running Power Slam. Shane se queda solo ante esta bestia, Triple H y Kurt Angle.

Kurt pide ser él quien le enfrente. Tienen cuentas pendientes. los dos guerreros luchan, y no lo hacen mal. Es Kurt el que consigue colocarse cerca de la victoria, al usar su Ankle Lock. Triple le frena, y le aplica un Pedegree, para poner a Shane encima suyo. Braun no entiende lo que ocurre. Shane no sabe si darle las gracias, y, mientras vacila, se lleva otro Pedegree, que le da la victoria a Hunter y al equipo Rojo.

Triple H finge que esa era su estrategia, y celebra junto a Strowman. Sin embargo, este se enfada, y le ataca. Triple H se convierte en el gran protagonista de la noche, y ahora está posicionado para tres posibles rivalidades para WrestleMania: Angle, Shane y Strowman. Lo más probable es que los dos primeros luchen entre ellos, y  que Triple se vea las caras con el gigante. Pero todo puede cambiar.

Puntuación: ***1/2

sábado, 28 de octubre de 2017

Finn Balor vs AJ Styles, WWE TLC 2017



Finn Balor, como demonio, y Bray Wyatt, como la Hermana Abigail, debían verse las caras en TLC, y cerrar así la larga rivalidad que han tenido, para que Balor pasara, posiblemente, a luchar por el título de WWE ante Brock Lesnar. Pero esa epidemia de varicela, o lo que sea, que se ha cebado con el roster de WWE, dejó fuera a Bray, así que ese enfrentamiento tendrá que aplazarse, posiblemente, hasta Survivor Series.

AJ Styles abandonó la expedición se Smackdown para sustituir, por una noche, a Bray, y luchar frente a Finn en TLC 2017. Es una lucha muy interesante, porque ambos eran miembros fundamentales del Bullet Club. Pero, a pesar de haber coincidido en otras empresas, y en storylines importantes, no se han enfrentado nunca en una lucha individual. Bueno, eso es algo que no se puede afirmar tan fácilmente, pero si lo han hecho, no ha sido muy importante. Y esta pelea, por la forma que se ha dado, tampoco lo va a ser, pero son buenos atletas, y seguro que nos dan algo entretenido.

También es interesante que se de en este momento. Ha habido algo de polémica, porque actuales miembros del Bullet Club, los Young Bucks, llevaron a cabo una pequeña invasión contra WWE. Aparecieron  cerca del recinto en el que se grababa un capítulo de Monday Night Raw, haciendo su símbolo "too sweet", los cuernos de Heavy Metal, que en realidad es un homenaje al gesto que llevaban a cabo los miembros de The Kliq, un grupo de colegas, que no formaban parte de un stable delante de las cámaras, sino detrás, en el que estaban Triple H, Sean Waltman, Kevin nash, Scott Hall y Shawn Michaels, en la época en la que coincidieron en WWE, y no tenían mucha madurez intelectual. 

Los Young Bucks también son muy niños. Se grabaron haciendo eso junto a Jimmy Jacobs, trabajador de WWE, y buen amigo suyo desde tiempos en los que luchaba en las indies. Como consecuencia, Jimmy fue despedido, y los Bucks recibieron una carta de "Cese y desista", una extorsión que suelen llevar a cabo los abogados en USA, con la que informan de que, si alguien insiste en seguir haciendo uso de una propiedad intelectual ajena, será demandando. Pero, como dijo algún miembro de The Kliq hace poco, no sé yo si un gesto puede ser registrado como propiedad intelectual.

El caso es que esta polémica ha coincidido con esta lucha entre el creador del Bullet Club, y un miembro fundamental de otra época. Obviamente, el público actual se lo sabe todo, y se pasa la lucha haciendo el gesto, y gritando "too sweet".

Esto también es interesante, y habla mucho de la forma en la que está evolucionando el fan del wrestling. En 2010, cuando Bryan Danielson volvió a WWE en SummerSlam, prácticamente no hubo reacción, porque, a pesar de ser, sin duda, el mejor luchador del mundo, casi nadie conocía nada que no ocurriera en WWE. Unos años después, la cosa ha cambiado mucho.

La lucha es pareja. Los dos son faces, y eso se nota, ya que no hay ningún claro dominante. Hay muchos movimientos hábiles, buenos ataques, y llaves, aunque sin mucha historia.

Tras el paso de los minutos, el nivel de la lucha sube. Styles comienza a dar buenos ataques en la cara: a un Phenomenal Porearm, y un face buster. Balor aplica una lanza al estilo Hijo del Perro Aguayo, que es como su Coupe de Grace, pero sin saltar desde la esquina. Parece bastante doloroso, y AJ lo paga. En ringside, es dominado, pero lanza a  su rival contra las mesas. Ambos llegan al ring justo al mismo tiempo, antes de que la cuenta llegue a 10.

Es un momento que expresa bien la igualdad entre ambos contendientes, que, creo, es de lo que va esto. En el ring, refuerzan esa hipótesis, con un doble Crossbody del que los dos salen mal parados. Pero, poco a poco, Balor consigue, de nuevo, ponerse por delante, para rematar con un Coup de Grace. Victoria limpia para Finn, que se supone que será el próximo rival de Lesnar, y por eso debe ganar siempre. Aunque poco después, perdería con Kane en un programa de Raw, lo que no se entiende muy buen.

Buena lucha, muy entretenida e igualada, aunque sin una gran historia. Más historia tiene el post-match, en el que Finn y AJ hacen el gesto de "too sweet". Por ahora, no parece que eso vaya a llevarles a ningún sitio, pero, quizás, tarde o temprano, pasará algo.

Hay que recordar que Balor entró a esta batalla como "The Demon". Ese personaje, parece, solo sirve para la entrada. No hay nada en la lucha que diferencie a este Balor del semanal. Alguien tiene que decirle a Finn que si no lucha como un demonio, no es un demonio.

Puntuación: ***1/2

lunes, 12 de junio de 2017

Roman Reigns vs Samoa Joe vs Bray Wyatt vs Seth Rollins vs Finn Balor, WWE Extreme Rules 2017



Hace tiempo que Extreme Rules se convirtió en un evento en el que todas las luchas que había era con unas reglas distintas. Pero no necesariamente extremas. De hecho, muy poco extremas. Debería llamarse el PPV, simplemente, WWE Rules.

Más allá del nombre del PPV, lo más interesante de la edición 2017 de este evento era la lucha a cinco bandas, por hallar un nuevo retador por el Título Universal de WWE. Porque más que un retador a ese título, se buscaba un adversario para Brock Lesnar.

Se suponía que ese rival iba a ser Braun Strowman, el tipo más interesante que hay hoy en día en WWE. Por desgracia, se lesionó, y estará un tiempo fuera. Pero bueno, será una excusa para cocinar un poco más a esa gran estrella en la que se está convirtiendo. Primero, Lesnar tendrá que pelear contra uno de estos 5 tipos: Bray Wyatt, Seth Rollins, Roman Reigns, Finn Balor y Samoa Joe.

Esta es una lucha que la gente ha amado. Posiblemente, y una vez más, haya sido por el resultado: Samoa Joe ganó. Será genial ver a la Samoan Submission Machine meterse en Súplex City, pero hay que tener en cuenta que Lesnar no ha tenido una lucha de verdad desde mediados de 2015, en su última rivalidad con Undertaker. Esperemos, por lo que más queramos, que esto no sea un nuevo squash.

Esta lucha es muy diver, pero no es un MOTYC, ni de lejos, me temo. Tenemos unos primeros minutos bastante aleatorios, con ataques al azar sin mucha historia, hasta que Bray y Joe, los canallas gorditos de la batalla, se unen para apalizar a todo el mundo.

Incluso usan sillas, y hay varios momentos de dudas y tensión entre ellos. Estas dudas se diluyen cuando Wyatt utiliza a Joe como escudo en contra de un vuelo de Rollins. Ya no hay equipos.

Reigns destroza a Balor y Bray con un spear sobre las llamadas barricadas (si queremos hacer una de esas traducciones literales), mientras Rollins vuela sobre la mesa en la que estaba Joe. Así, aprovechan, por primera vez en la lucha, para enfrentarse los dos héroes, en un duelo interesante. Van entrando luchadores al ring, y hay finishers por todos lados, hasta que Joe consigue dormir a Balor con el Coquina Clutch. Samoa Joe gana, y se convierte en el rival de Brock Lesnar.

La pelea es buena, larga y divertida, pero no consigue transcender.

Puntuación: ***1/2

domingo, 31 de julio de 2016

Rusev vs Cesaro vs Kevin Owens vs Finn Balor, WWE RAW 25/07/2016



Dean Ambrose se quedó el WWE World Heavyweight Championship, y se lo llevó a Smackdown, dejando a RAW sin título mundial. Obviamente, esto no puede ser. El día siguiente, se anunció en el programa rojo, la creación de un nuevo campeonato, el WWE Universal Championship.

El primer campeón de ese título se definirá en SummerSlam. Seth Rollins se enfrentará, en el mayor evento del verano, al ganador del pequeño torneo que se dio esa noche en RAW. 

Se dieron dos Fatal Four Away, y los dos ganadores, se enfrentaron en el main event de la noche, para así, determinar el otro contendiente al título en SummerSlam. Y ya sabemos que una pelea de 4 en Raw siempre es algo tremendamente divertida. Si hay dos, tenemos programón.

En la primera pelea, la participación fue bastante impresionante. Rusev, Kevin Owens, Cesaro y Finn Balor se enfrentaron en esa batalla, que tuvo de todo, muy divertida. Rusev y Owens colaboran para hacer daño a sus rivales de forma individual. Cosen a Balor a base de Suplexs, y hacen lo mismo con Cesaro. Cuando vuelven a hacérselo a Balor. Rusev ya se harta de las tonterías de Owens, que es un tío insoportable, y acaba atacándole a él.

Kevin Owens tiene minutos en los que hace, prácticamente, de todo a todo el mundo. Cesaro tiene su momento bueno, con su lluvia de Uppercuts. Balor tiene un vuelo de esos suyos a ringside, pero en general, está un poco desaparecido. Rusev consigue atrapar a Owens con su Accolade. Cesaro se lo quita de encima, pero se acaba comiendo otro. Sin embargo, consigue revertirlo a un SharpShooter. Pero ahora, vuelve Owens, y le pega una superkick. Pega unas cuantas durante la lucha.

El final está bastante bien. El pobre Rusev no las ve venir. Balor entra en el ring cuando Owens y el búlgaro se están matando arriba. Patada voladora a Kevin, que se pega de espaldas contra Rusev, que a su vez, se empotra en el esquinero. Ahora, patadas de canguro directamente para Rusev, sin que apenas pudiera levantarse, y el campeón USA se la vuelve a pegar contra el esquinero. Ahora sí, Balor vuela con el Coup de Grâce, y se lleva la victoria.

Muy divertida batalla, todos dan el máximo.

Puntuación: ***1/2

viernes, 15 de julio de 2016

Finn Balor vs Shinsuke Nakamura, WWE NXT 13/07/2016




Finn Balor salió derrotado dde su rivalidad por el título de NXT con Samoa Joe, pero me parece normal, puesto que va de cabeza al main roster, posiblemente, a formar para de The Club. O Balor CLub, porque, aunque parece que WWE no renovó la marca, en la última entrada de Finn en NXT, ahí estaba.

Espero que Finn Balor pase a ser el lider de The Club, porque como face es muy aburrido. No ha tenido un gran reinado como campeón de NXT. Y después de perder su título, lo siguiente para él era su antiguo compañero en la New Japan, Nakamura, quien, pensó, que antes de enfrentar a Joe debía vencer al irlandés. 

Yo tenía la sensación de que Shinsuke le daría a Balor su mejor combate desde que llegó a WWE, pero ha sido al revés: Finn hace su mejor trabajo, pero Nakamura lo arruina, al no vender de forma correcta las ofensivas del ex-campeón.

Los dos luchadores se pegan bien en la cara. Balor sabe que los rodillazos de Nakamura son imparables, y que, tarde o temprano, dejan KO a cualquiera. Por eso, toma la iniciativa de castigar duramente la pierna del japonés

Fin hace un gran trabajo con eso, y si bien Nakamura se duele, cuando tiene que dar patadones increíbles con la misma pierna, los da sin problemas. Eso no tiene lógica, puesto que Balor aplica un llaveo y un castigo brutales ahí, no debería poder moverse con tanta facilidad, por mucho espíritu que tenga.

La lucha, en términos generales, es muy buena, el castigo de Balor a la pierna es fantástico, y también sus ofensivas para ganar. Nakamura no está mal, siempre con su estrategia del rodillazo, pero esa negativa a vender bien el trabajo del rival se carga una lucha que podría haber sido muy grande.

Gana Nakamura, que va directo a por el título.

Puntuación: ***3/4

jueves, 7 de julio de 2016

Finn Balor vs Samoa Joe, Steel Cage Match, WWE NXT Takeover The End




La rivalidad entre Samoa Joe y Finn Balor se ha extendido más de lo que esperábamos. Y el resultado final del mismo ha sido bastante distinto a lo que yo, al menos, esperaba. Samoa Joe se ha quedado el título para él.

Balor venció a Joe a finales de 2015. Sorprendentemente, el ex-TNA consiguió un hueco para volver a luchar por el campeonato en Dallas, en el evento de la semana de WrestleMania. Volvió a perder, y parecía que su camino se alejaba del trofeo. Sin embargo, en un Live Event volvió a disputarlo, y a ganarlo.

Y tenemos una cuarta lucha titular, en Takeover: The End, en la que Finn Balor intenta recuperar el NXT Championship. Esta vez, y para crear un poco de diferencia con respecto a todos los combates anteriores, la lucha se da dentro de una jaula, en una Steel Cage. 

No está mal el combate, de un nivel similar al de los anteriores. Es una pena, porque creo que tenían algo más dentro, pero siempre se han quedado en ese notable.

Balor pega buenos golpes, golpes muy stiff, generalmente aplicados a la cara. Por su parte, Joe se vuelve a comportar como un bestiajo, siempre intentando destrozarlo contra la jaula. La lucha transcurre así, de forma correcta, pero monótona.

Hay una buena secuencia, ya en la parte en la que ambos intentan escapar. Balor se apoya en Joe para saltar arriba, pero es sujetado, tras lo cual, el británico le parte la cara de una patada.

Balor pega unas cuantas Sling Blades durante la lucha, y en última instancia, lo hace desde la tercera, todavía más potente. Le da una golpiza al campeón, otro sling blade, patadas voladoras, y remata con un Coup de Grace, pero el samoano sobrevive.

Balor intenta escapar, pero Joe, muy dañado, lo pilla y le pega un Muscle Buster desde la tercera, un ataque verdaderamente mortal

Puntuación: ***1/2

jueves, 21 de abril de 2016

Finn Balor vs Samoa Joe, WWE NXT Takeover Dallas




Terminamos el especial sobre NXT Takeover Dallas. Me ha faltado por comentar la lucha entre Austin Aries y Baron Corbin, pero no espero mucho de ella. No espero mucho de Corbin, en general.

Todo lo demás en el evento ha sido muy bueno, y el main event también está muy bien. Balor derrotó a finales de 2015 a un Joe face que no convencía a nadie. Pero el Joe rudo es otra cosa. Ya se libró de Sami Zayn en un gran match para ganarse esta plaza por el título de NXT en la semana de WrestleMania, con un público bestial.

Y bestial es, también, Joe. Vuelve a ser el que fue, la mejor versión de Joe en ROH, aquel que eliminaba enemigos como un animal. Y así se comporta en este combate, destroza a Balor de todas las maneras posibles, con un estilo muy duro, con golpes frontales, sobre todo.

Por desgracia, nada más empezar la lucha, Joe se abre una ceja, y los doctores para el enfrentamiento varias veces, ante la ira del público, y también la del samoano, que muestra su disconformidad, de acuerdo a su personaje.

Balor tiene algún come-back bueno, que es inutil, hasta el final, cuando empieza a enfadarse. Aparece la maldad de su personaje oscuro, y ataca con gran ira, ante el terror de Samoa Joe. Después del Coup de grace, Joe se rearma, va a por una sleeper, pero Finn consigue empujarlo apoyándose en el esquinero, lo pone con espaldas planas, y la cuenta llega a tres.

Buena lucha, sobre todo por parte de Samoa Joe, que es derrotado, pero gana credibilidad. Vamos a ver que pasa con el título de NXT, porque parece que el Bullet Club va a reunirse en Raw.

Puntuación: ***1/2

viernes, 25 de diciembre de 2015

Samoa Joe vs Finn Balor, WWE NXT Takeover London



Después de repasar la lucha entre Asuka y Emma, voy con el otro match que quería ver de NXT Takeover: London. Es el enfrentamiento entre Finn Balor y Samoa Joe por el NXT Championship.

La llegada a NXT de Samoa Joe fue muy interesante. Fue presentado con su nombre de toda la vida, y, cuando apareció para hostigar al campeón en ese momento, Kevin Owens, los comentaristas lo reconocieron, como si, por primera vez en muchos años, en WWE se admitiera que existe más wrestling que el suyo.

Parecía que tendríamos cosas chulas entre Owens y Joe, pero nada, todo se quedo en nada, y Owens pasó al roster principal, sin, aparentemente, planes para él a medio plazo, más allá de la rivalidad que tuvo con John Cena. Samoa Joe se quedó en una confrontación con Baron Corbin que dio lugar a una lucha muy mediocre en Brooklyn.

Después de ganar junto a Finn Balor aquél torneo Tag que se hizo en NXT en honor al fallecido Dusty Rhodes, Samoa Joe cambió a rudo, atacando a Balor. Al fin Joe parecía ser Joe. Tenemos lucha interesante para Takeover: London.

Pero, finalmente, no me ha parecido esta lucha gran cosa. Lastima, porque no acabo de darle a Joe buenas puntuaciones, más allá de su lucha frente a Kobashi, que fue obviamente de 5 estrellas. Tengo que colgar, un día, sus combates contra Punk, que es otro al que tengo muy olvidado.

El comienzo de la lucha es aburridillo, Joe realiza muchos ataques frontales, pero sin demasiado ritmo. Balor lleva a cabo movimientos muy impresionates, pero muchos de ellos parece bastante aleatorios. Poco a poco, y con apoyo del público de Londres, la cosa va mejorando, el castigo de Joe va teniendo más sentido, en busca del Coquina Clutch, y Balor empieza a pegar patadas en el pecho, de cara al Coup of Grace. Finalmente, cuando Joe busca un Muscle Buster, se acaba llevando el finisher de su rival, que acaba con él.

Lucha bastante decepcionante, sin ser mala.

Puntuación: ***1/4

domingo, 11 de octubre de 2015

Samoa Joe y Finn Balor vs Baron Corbin y Rhyno, WWE NXT Takeover: Respect



Dusty Rhodes es un personaje legendario para la historia del wrestling, en varios sentidos. Su trayectoria es increíble, como wrestler, como comentarista, como booker o como entrenador.

En los últimos años, se había dedicado a la cantera de WWE, primero, a FCW, y después, a NXT. Mucho les ha enseñado a las jóvenes promesas del wrestling. Y es por eso, que todos le quieren, y que todos han sentido mucho su pérdida.

WWE le ha homenajeado con un torneo en parejas que lleva su nombre, el Dusty Rhodes Tag Team Classic, que ha tenido lugar durante las últimas semanas, en live events y en la programación semanal de NXT. En el magno evento NXT Takeover: Respect tuvimos las semifinales y la final de este torneo.

En esas semifinales, Finn Balor y Samoa Joe derrotaron a The Mechanics, mientras que Baron Corbin y Rhyno vencieron a Jason Jordan y Chad Gable. Así, en la final tenemos a 4 hombres que han tenido sus más y sus menos últimamente, y en la que, en realidad, sólo hay un rookie, Corbin.

Y tienen en la final una lucha entretenida, aunque no muy larga. Pero lo que dura, ocurre con calidad. Comienza Joe repartiendo mamporros, hasta que se traga un power slam de Corbin, y pasa a ser dominado por los rudos. Esto es así, hasta que el ex-campeón de Ring of Honor y TNA consigue el hot-tag, y entra Balor con gran fuerza.

Pero la pierna de Finn había sido herida en la semifinal, y después de dos saltos, el campeón de NXT se empieza a doler. Sus rivales se aprovechan de esto, y le atacan duro en su extremidad inferior.

Balor acaba volviendo a dar el hot-tag, y se monta el lío, golpes poderosos por todos lados, hasta que Rhyno se jala un Muscle Buster de Joe, seguido del Coupe de Grace de Finn, resultando así ganadores los face.

Finn Balor y Samoa Joe reciben el trofeo de manos de la familia Rhodes, encabezada por Cody y Dustin, sin el maquillaje de sus personajes, Stardust y Goldust.

Puntuación: ***1/4

viernes, 18 de septiembre de 2015

Finn Balor vs Kevin Owens, Ladder Match, WWE NXT Takeover Brooklyn




Vamos a acabar, de una vez, con Takeover Brooklyn. Ya comentamos el mediocre combate entre Kevin Owens y Cesaro en SummerSlam, pero ya la noche antes, el primero había tenido que pelear en una lucha de escaleras, así que es normal que no llegara en condiciones de hacer gran cosa.

Owens había tenido un gran reinado como campeón, destrozando rivales, lesionándolos incluso. La dominación de NXT era absoluta. Llegó Samoa Joe, y pereció que iba a entrar en rivalidad con Kevin, lo que sonaba extremadamente interesante. Pero Kevin, subió al roster principal de pronto, y todo se olvidó. Más aún, se olvidó cuando WWE decidió poner a Finn Balor a luchar por el título de NXT en Tokyo. Era el momento perfecto para vender la empresa a los Japos, y lo consiguieron, con una gran victoria de Devitt ante el público fiel que le ha visto luchar durante muchos años en NJPW:

Owens, que ya ha olvidado sus tiempos de invicto, llega a Brooklyn con la idea de recuperar su título. La lucha es una Ladder Match, una ocasión perfecta para que estos dos luchadores den un espectáculo un poco distinto a sus enfrentamientos anteriores.

Esta lucha es distinta, pero yo diría que es la peor (siendo buena, ojo). Kevin Owens hace un gran trabajo como rudo, con sus gestos y gritos, pone al público en su sitio. Balor hace una entrada genial, animalesca, da miedo, pero Kevin le mira con asco, con desdén.

Los dos luchadores se odian mucho, y comienzan con una brawl entretenida. No tiene nada de ladder, pero como brawl está bien.

A mitad de la contienda, se van para el ring, y comienzan a usar las escaleras, dandose golpes de todo tipo. Ambos se enganchan arriba, va a por la correra, y Finn lanza a Owens contra una escalera que están en el ring, pegándose este un golpe tremendo. Gana Prince Devitt, como era previsible (en NxT, nadie nunca recupera su título, se hace previsible).

Puntuación: ***1/2

domingo, 12 de julio de 2015

Finn Balor vs Chris Jericho, WWE House Show en Japón, 07/07/2015



Cuándo se anunciaron las luchas para los house shows de WWE en Japón, lo que más ilusión me hizo es ver que Jericho, que participa en varios shows de este tipo en WWE, se enfrentaría en uno a Finn Balor. Con la repercusión de The Beast in the East, esto ha sido olvidado, pero hoy por hoy, se pueden encontrar muchas luchas de House Shows grabadas por aficionados con móviles, así que he podido ver este Jericho vs Balor.

Ver a Jericho, un tipo que lleva más de 20 años luchando frente a los mejores de todas las regiones, ahora luchando contra gente como Pac o Devitt, es todo un lujo. No van a ser, estos, los mejores combates de su carrera, pero está bien. Espero que vuelva a televisión para seguir agrandando su leyenda. Y sobre todo, espero llegar a ver un Jericho vs Bryan en PPV, si este último llega a recuperarse.

La lucha de Jericho vs Balor no tiene rivalidad ni nada detrás. Jericho hace de malo durante el enfrentamiento, dado que Balor es un héroe en Japón, aunque Jericho también gozara de cierta fama en su momento. La lucha comienza muy técnica, con llaveo y contra-llaveo, palancas a los brazos,y llaves a las piernas.

Jericho domina con dormilonas, y algunos ataques buenos, hasta que Balor consigue contraatacar con sus clásicos golpes voladores a la cara del rival. Jericho consigue atrapar el Devitt con sus Walls of Jericho, pero este, in-extremis, consigue hacer el rope break.

Siguen las hostilidades, y aumenta la agresividad. El Bloody Sunday casi le da la victoria a Balor, y el Code Breaker casi se la da a Jericho. Cuando este va a por el LionSault, Balor le recibe con las rodillas. El estomago de Jericho queda dañado, y Balor le remata con patadas de canguro y el Coup de Grace.

Buena lucha, me ha gustado, a pesar de que a Jericho se le ve bajo de forma, y sin mucho ritmo en ocasiones.

Puntuación: ***3/4

sábado, 11 de julio de 2015

Finn Balor vs Kevin Owens, WWE The Beast in the East




The Beast in the East es un evento especial para WWE, que convirtió un house show en un programa para WWE Network gracias a la presencia de Brock Lesnar. Pero si la presencia de Brock era lo más interesante para el público masivo americano, los japoneses estaban mucho más interesados en ver a su ídolo Prince Devitt, ya que la leyenda japonesa Kenta esta lesionada.

Devitt luchaba en el especial contra Kevin Owens por el título de NXT. Owens es un tipo que genera odio más que cualquier otro, y no en vano está metido en tres rivalidades a la vez: John Cena, Samoa Joe y Finn Balor. La que tiene contra este último es la última que se ha presentado, posiblemente porque WWE ha visto con muy buenos ojos darle el título al ex de NJPW en tierras niponas.

Owens es un asesino, pero Balor no se deja intimidar. Kevin empieza con dominios y abusos, pero Devitt se revuelve, y comienza a pegar golpes en la cara por todos lados. La lucha se vuelve muy rápida y divertida, con un público muy metido. Aunque Balor tiene como objetivo principal la cara y el pecho de Owens, este ataca arbitrariamente, como en él es habitual, y caba convirtiéndo la lucha en una guerra de Big Moves.

Balor es más debil, pero tiene todo el poder del público japonés detrás, que le apoya, y le hace levantarse una y otra vez. Concatena un gran clothesline con patadas frontales de canguro, para acabar con un Coup de Grace, que le da la victoria.

Gran victoria de Balor, que en realidad puede significar que Owens se va al roster principal, mientras que él se queda en NXT. En realidad, veo un personaje más de WWE a Balor, con sus pinturas y su físico, puede cubrir el espacio de llenaba Jeff Hardy entre los adolescentes.

Puntuación: ***3/4

domingo, 5 de julio de 2015

Samoa Joe y Finn Balor vs Kevin Owens y Rhyno, WWE NXT 01/07/2015



Finn Balor se enfrentará a Kevin Owens por el título de NXT en el evento WWE The Beast in the East, un Live Show de WWE en Tokyo, que la empresa aprovecha para emitir en directo en WWE Network, creando así más contenidos interesantes para el canal.

Finn Balor es una gran estrella en Japón, y teniendo en cuenta las lesión de Kenta, es la principal arma de WWE allí. Obviamente, todo el mundo conoce a Cena y Brock Lesnar, y recuerdan las apariciones de Jericho, Neville o Cesaro, pero las verdaderas estrellas de WWE para el público japones son Kenta y Prince Devitt, y son quienes van a vender entradas de verdad.

Antes de la lucha por el campeonato mundial, tenemos en el programa semanal de NXT una lucha de parejas en las que el ex-campeón de TNA y el ex-campeón de NJPW Balor se enfrentan al ex-campeón de ECW Rhyno y al ex-campeón de ROH y campeón de NXT Owens. Cuatro grandes que han tenido líos entre sí las últimas semanas, y que los seguirán teniendo en el futuro.

La lucha es normalita, un tag sin más, en el que destaca Owens imitando a Cena, haciendo el "You can't See Me", y el final, en el que Rhyno falla su Gore dirigido a Balor y se lo traga Owens. Finalmente, Balor cubre a Owens, lo que supone la primera vez en NXT en la que este es derrotado por cuenta de tres (la segunda en WWE, ya que Cena le ganó en Money in the Bank).

Puntuación: **3/4

domingo, 17 de mayo de 2015

Finn Balor vs Kevin Owens, WWE NXT 25/03/2015



Prince Devitt y Kevin Steen son dos de los luchadores más importantes de los últimos años a nivel global, uno en un main stream japonés, y otro en territorios indies americanos. Por eso, un combate entre ellos es, prácticamente, un dream match, así que es gracioso verlos enfrentarse en un territorio de desarrollo.

Pero NXT se está convirtiendo en mucho más que una liga de desarrollo, es una liga en la que pueden pelear luchadores muy experimentados, como estos. Parece que WWE quiere transmitir esto a futuros fichajes, y por eso está utilizando a exs de la empresa, como Rhino y Brian Kendrick. Nuevos fichajes como Samoa Joe deben saber que no van a una liga de novatos. Al Místico le hubiera venido bien algo así, ya que se negó en su día a ir a FCW, y así le fue.

Kevin Steen, luchando ahora como Kevin Owens, es el campeón de NXT, y Prince Devitt, luchando como Finn Balor, se ganó una lucha por el título tras ganar un torneo por esa posición. Ya la lucha en NXT no es peor de lo que hubiera sido en NJPW, ROH o WWE. Quizás, tan solo, se reciente la intensidad por parte del público.

La lucha es muy buena. Partimos con Balor atacando al brazo de  Owens, hasta que este lo engancha con un headlock. Durante toda la lucha, le apretará la cabeza, y vacilará al público con ello.

Owens domina, hasta que Devitt vuela a ringside, y le pega fuerte al campeón. Owens se golpea contra la rampa metálica en la nuca, y se hace bastante daño. Esta herida es perfecta para Balor, que pretende ganar con el Reverse Bloody Sunday. Por eso, ataca la nuca de Owens, incluido slingblade.

Owens se reciente, pero Balor se hace daño en la pierna, así que el campeón cambia su estrategia. Ataca la pierna de Balor violentamente, e intenta ganar con medio escorpión. El ex-NJPW no se rinde, consigue pegar un come-back, va como un loco hacia Kevin, pero se come una power-bombrapidísima, que le deja KO y le da la victoria a Owens.

Muy buena combate, mucha estrategia, y un final muy realista.

Puntuación: ****1/4

martes, 23 de diciembre de 2014

Prince Devitt vs PAC, NJPW Best of Super Juniors 2012



Hoy se les conoce como Adrian Neville y Finn Balor en WWE NXT. Pero ambos luchadores tienen una gran carrera en su currículum en Dragon Gate y NJPW respectivamente. Antes, se llamaban Pac y Prince Devitt, y son dos pedazos de luchadores.

En el año 2012, se enfrentaron en un combate en el torneo Best of Super Juniors de New Japan Pro Wrestling, una lucha que quizás podamos ver proximamente en WWE, quien sabe si en el roster principal.

El combate de PAC y Devitt en Best of Super Juniors, un torneo reservado para luchadores de peso crucero (o juniors, que es casi lo mismo), fue bastante bueno. PAC arrasa castigando en el estómago a Devitt, buscando uno de las grandes y variadas planchas que es capaz de hacer. Prince se defiende como puede, lleva a cabo come-backs de todo tipo y color, pero los vuelos de PAC son un torbellino en su estómago, y es derrotado.


Puntuación: ***3/4

miércoles, 27 de junio de 2012

Prince Devitt vs Volador Jr, CMLL 30/03/2012




Prince Devitt está de gira por México y se lleva un trofeo muy importante: el título histórico NWA. El 30 de marzo de 2012, se lo quitó a uno de los principales luchadores del CMLL, el Volador Jr.

Devitt y Volador se quitan rápido las dos primeras caídas para jugárselo todo en la tercera. Esta acaba siendo un intercambio de finishers y near-falls, pero aunque son movimientos espectaculares, es todo demasiado homogéneo. Prácticamente todos los movimientos llevan a un conteo, y teniendo en cuenta lo lento que cuentan los árbitros en México, es un poco aburrido. Salva un poco el combate el público, que está metidísimo, porque aunque Volador es rudo, se enfrenta a un extranjero, así que la gente está con él a muerte.

Eso sí, el combate es bastante decepcionante, teniendo en cuenta las estrellas que están involucradas. Pero lo importante es que Devitt se lleva el título un tiempo a Japón (antes de fichar por WWE, hizo la mayor parte de su carrera en NJPW), hasta que lo perdiera en septiembre de 2012, frente al Dragón Rojo Jr.

Puntuación: **3/4