Mostrando entradas con la etiqueta 2017. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 2017. Mostrar todas las entradas

viernes, 22 de septiembre de 2017

Bobby Roode vs Drew McIntyre, WWE NXT Takeover Brooklyn III



Estamos en un momento bastante interesante para ser seguidor del wrestling, puesto que hay material fácilmente accesible en Internet sobre montones de empresas, y estas se benefician del medio para ganar visibilidad. Es tan fácil hacer un streaming en directo, montar iPPVs o publicitar y ganar dinero a través de Youtube, que las oportunidades de negocio son mucho mayores.

Pero WWE está fichando a... todo el mundo. Incluso cuando Internet da oportunidades para cualquiera, los poderosos encuentran la forma de que su dinero suponga una gran ventaja. Tiene una gran Network, para la que está creando contenidos muy interesantes, y pronto, la mayor parte de su negocio estará relacionada con ella. Pero también se está beneficiando de otras formas.

Todas esas otras empresas se han hecho famosas en Internet, y sus luchadores también. Desde que WCW cerró, si un luchador llegaba desde otra empresa a WWE, debía ser presentado desde cero, y se le cambiaba el nombre. Ahora, puede fichar a luchadores independientes que ya son famosos cuando llegan a NXT, al menos para los fans del estadio. Así que está fichando sin parar, y dejando a otras empresas muy mermadas. En ROH se está notando mucho. En Impact Wrestling también, aunque esa empresa ya se dispara sola en el pie. Incluso New Japan lo está notando, aunque tiene la suerte de que en WWE no hay interés en tener muchos japoneses... Hasta que decida hacer una liga en Japón. El perro grande siempre se come al pequeño, incluso en medios supuestamente "democratizadores".

Uno de los últimos fichajes de WWE es Drew McIntyre, luchador escocés que ya estuvo en la empresa bastante tiempo. Fue presentado como "El elegido", por el propio Vince McMahon, que aseguró que llegaría a ser campeón mundial. No fue así. Después de unos primeros meses prometedores, la empresa se olvidó de él, y acabó en el programa WWE SuperStars, en el que, como ha pasado tantas veces, dio sus mejores luchas. En última instancia, se unió al estable humorístico 3MB, junto a Heath Slater y Jinder Mahal. Se mantuvieron unidos un tiempo, y al menos tenían un papel en la empresa, aunque siempre quedaran mal. Algo es algo.

Tanto Mahal como McIntyre fueron despedidos, aunque ya han vuelto los dos a la empresa. Pero Drew, a diferencia de muchos otros despedidos, aprovechó esto al máximo, y se hizo un gran nombre en las indies. Su carrera como Drew Galloway fue buena. Su nivel en el ring mejoró, y también su forma física. Finalmente, tuvo una etapa en Impact Wrestling en la que también tuvo la oportunidad de enfrentarse a la idea de ser un main eventer.

Así, WWE formó a su luchador, dejándolo vivir aventuras. Ahora ha vuelto, para convertirse en campeón de NXT. Eso, si consigue vencer al campeón, Bobby Roode. No es que haya una historia detrás de su combate en Takeover: Brooklyn III. Bobby debía ascender al roster principal, así que había que buscar a alguien que le quitara la correa.

La lucha no me ha interesado mucho. Me ha parecido bastante vacía. No hay un claro dominador, hasta que McIntyre pega un buen slam sobre el borde del ring, pero recibe un DDT en ringside. Bobby aplica buenos candados y ataques a la cabeza de Drew, que vende bastante bien el dolor en el cuello. Este contraataca con fuerza, con un Future-Shock DDT, y un gran Moonsault hacia ringside. Poco a poco, el escocés va ganando ventaja a base de zapatazos. Roode aplica el Glorious-DDT, e intenta hacerlo más veces, algo que le salió bien en anteriores combates. En esta ocasión no es así, McIntyre se revuelve, y asesta un cabezazo, seguido de un segundo Claymore. Roode no se levanta, y tenemos nuevo campeón.

Lucha floja para ser de campeonato.

Puntuación: *** 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Asuka vs Ember Moon, WWE NXT Takeover Brooklyn III



Asuka se convirtió en la gran campeona femenina de NXT. Batió todos los records como campeona, jamás fue derrotada desde su llegada a WWE, y su aura japonesa hacía que se viera como algo lejano, inalcanzable.

Había miedo, por la forma en que WWE le quitaría el título. Podía ser derrotada en varias ocasiones antes de su subida al roster principal, de tal manera que en su ascenso, se viera mucho más débil. Es lo que hicieron con Nakamura y Joe.

Por suerte, no tuvieron la oportunidad de hacerlo. Asuka se lesionó después de su lucha con Ember Moon. Así que William Regal, General Manager de NXT, anunció su subida al main roster, y dijo que, para eso, tenía que dejar vacante su campeonato. Fue la mejor manera de que ocurriera esto. Así, llegará a Raw o Smackdown como el gran fantasma imbatible que ha sido en NXT. Lo que no sabemos es cómo la utilizará Vince arriba, teniendo en cuenta lo que estamos viendo últimamente en las ligas femeninas de WWE.

Su lucha frente a Ember Moon en Brooklyn 3 ha sido bastante buena, y una manera correcta de despedirse de NXT. La morena se muestra implacable desde el principio, y se lanza veloz contra su rival, con golpes rapidísimos en la cara. Moon busca hacer lo que nadie ha hecho: vencer a Asuka, y puede ser que sorprenderla sea la única manera.

No lo consigue en primera instancia, y la batalla continúa en ringside. Moon se daña el brazo cuando Asuka le aplica un súplex en la rampa metálica, y durante los siguientes minutos, la japonesa ataca el brazo de Ember, con mucho llaveo y golpes fuertes. Es interesante, porque hasta ahora, las luchas de Asuka en WWE han sido de otro estilo, pero aquí podemos ver también su repertorio técnico.

La lucha va subiendo de tono. Las dos guerreras se dan de lo lindo, con ataques bastante stiff, y algún que otro golpe de poder. Asuka está a punto de ganar después de reversar un cross-body, pero el referee para el conteo, porque observa que la japonesa tiene una mano por la parte de abajo. Mientras esta discute con el árbitro, se lleva una superkick bestial, que está a milésimas de costarle el campeonato.

No es así, Asuka resiste y las hostilidades continúan. La japonesa, en última instancia, consigue hacer rendir a la morena, con una sleeper.

La lucha es bastante genial, aunque esperaba algo más del final. Gran manera de dejar NXT para Asuka.

Puntuación: ***3/4 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Tomohiro Ishii vs Kenny Omega, NJPW G1 in USA Night 2




Llegamos a la final del G1 in USA que llevó a cabo NJPW en 2017 en Estados Unidos. En él, se celebró un torneo para buscar al primer campeón de Estados Unidos de la empresa, y hoy repasamos la final.

El torneo no me ha parecido la gran maravilla que opina mucha gente que es. No obstante, me ha entretenido bastante. Creo que en la noche 2, el público mejoró un poco, por algún motivo. En la final, tenemos a Tomohiro Ishii y Kenny Omega.

Estos dos tipos ya se habían enfrentado entre sí en varias ocasiones durante el año, en combates también muy celebrados. Yo ya comenté el primero hace tiempo en el blog, y ya dije que quedé bastante decepcionado. Esta final por el Campeonato USA me ha gustado bastante más, sin ser tampoco uno de los mejores combates del año, ni de lejos. Pero es muy bueno.

Omega es otro de los locos que intentan luchar con Ishii frontalmente, en pruebas de fuerza. Como suele pasar, y como pasó con Sabre, Ishii sale ganando. Sin embargo, Omega pone en práctica un montón de técnicas para dañar la espalda y el cuello del calvito, y le pone en graves problemas. Y estos problemas empeoran mucho, cuando el occidental aplica un súplex sobre una mesa en ringside. En una acción para el recuerdo, Ishii se sujetaba a las cuerdas con los dientes, para evitar el súplex, pero, finalmente, el rubito se sale con la suya.

Ishii sale muy muy dañado de este ataque. Y Omega lo aprovecha para dominar más fuerte todavía. Ataca el cuello de su rival, hasta que empieza a dar rodillazos. Poquito a poco, va desgastando la resistencia de su oponente con esos rodillazos tan sonoros que aplica.

La lucha va subiendo de nivel, y esto ya es una batalla, con súplexs y golpes muy fuertes. Ishii también pega buenos Lariatos, e incluso conecta el One Winged Angel. Omega resiste, y la batalla sigue.

Los rodillazos de Omega son muy fuertes. Como siempre, Ishii saca su espíritu de paseo. Frena con la cara todos los golpes de antebrazo de Omega, que incluso se hace daño. Ishii ataca como un loco, pero acaba perdiendo ante todos los rodillazos de su rival, y un final One Winged Angel.

Muy buena lucha, aunque en el G1 Climax 2017 hay cosas mejores, que empezaremos a repasar en breve.

Puntuación: ****

lunes, 11 de septiembre de 2017

Tomohiro Ishii vs Zack Sabre Jr, NJPW G1 in USA Night 2




De la noche 2 del Especial G1 Climax en USA, tenía ganas de ver el combate entre Tomohiro Ishii y Zack Sabre Jr. Es una mezcla de estilos muy interesante, así que me apetecía ver algo distinto.

A Ishii lo conocemos perfectamente. Es un japo de esos de vieja escuela, a los que les gusta pegar fuerte, y recibir fuerte. Zack, por su parte, es un británico muy joven, tremendamente técnico, y bastante delgadito. Quizás, por eso, muchos no le han visto futuro, pero este año, hasta el más tonto ha tenido que reconocer que este chico va a ser un grande. Solo le falta crecer un poco, en todos los sentidos.

En esta lucha, comienza intentando pelear contra Ishii en su mismo terreno. No lo consigue, y el japonés le pega un palizón, poniéndolo en su sitio. Zack debe ser fiel a sí mismo, y comienza a poner en práctica sus grandes conocimientos técnicos.

Pronto, ZSJR empieza a aplicar buenas llaves al brazo. No ceja en su empeño, y durante toda la lucha, va insistiendo en ello, además de utilizar paquetes y embolsamientos muy hábiles. Ishii se rehace de vez en cuando, a golpe limpio. Pega algún cabezazo que deja a su rival hecho trizas. Pero, la mayor parte del tiempo, Sabre domina, haciendo llaves.

A Ishii cada vez le duele más, pero aparece su espíritu combativo. Reta al británico para que le golpee en el brazo. Ahora puede con todo. Se lanza como un animal, y mata a Zack Sabre Jr con unos pocos golpes. Un Brain Buster le da la victoria.

Buena lucha, muy bien ejecutada, aunque le falta un poco para subir al siguiente nivel. Ishii, por cierto, pasa a la final del torneo por el título USA de NJPW. En el main event, le espera Kenny Omega.

Puntuación: ***1/2

sábado, 9 de septiembre de 2017

Michael Elgin vs Kenny Omega, NJPW G1 in USA Night 1




Seguimos viendo luchas del especial de NJPW en Estados Unidos de este año, 2017. En él, se llevó a cabo un torneo en el que se buscaba al primer Campeón de Estados Unidos de la empresa. 

En la noche 1, se enfrentaron Michael Elgin y Kenny Omega, en una lucha que me parece un gran ejemplo del over-rating existente en la crítica de wrestling actual. Meltzer le dio a esta lucha 4 estrellas y 3 cuartos, lo que me parece una locura. Es una lucha buena, incluso notable, pero no entiendo de dónde sale ese tipo de notas, que por otro lado, es constante en cualquier lucha del mid-card de NJPW hacia delante.

Creo que la lucha se  ve muy dañada por el público. Con un público japonés, sería mejor, pero en este evento, tenemos un publico indy. Este tipo de aficionados expresa, con sus reacciones, que le gusta la lucha, pero no expresa que le importe lo más mínimo. No se siente la energía de que esté pasando lalgo importante, sino tan solo, divertido. Y eso no ayuda.

Tenemos una lucha del tipo "David vs Goliat", en la que Michael Elgin le mete una buena paliza a Omega, que apenas puede hacer algo. Consigue un poco de aire este, no obstante, al aplicar un DDT sobre la rampa metálica. Con audacia, Kenny intenta ganar por count out. Incluso aplica un Body Slam sobre el borde del ring cuando la cuenta iba por 18, pero Elgin sube a tiempo, también porque el referee le espera un poco.

Eso puede ser un fallo, pero lo cierto es que Kenny y sus colegas, los Young Bucks, habían trolleado, como siempre, al referee antes de comenzar el combate, y Michael le había defendido. Ahora le espera claramente, y el público se lo recuerda. Como a este público, el resultado le importa poco, se toma esto como entretenimiento, y no con pasión.

El dominio de Elgin vuelve, y aplica un súplex y una power bomb desde la segunda que son golpes para ganar. Pero Kenny resiste, y levanta el combate a base de rodillazos en la cara. Pega unos 7 rodillazos, que van demoliendo el espíritu del canadiense. Con el One Winged Angel, Omega se lleva el combate, y pasa a semifinales en este torneo por el Título USA de NJPW.

Puntuación: ***1/2

viernes, 1 de septiembre de 2017

Sexy Star vs Lady Shani vs Ayako Hamada vs Rosemary, TripleManía 25




La actuación de Sexy Star en TripleManía 25 le ha conseguido el repudio de toda la industria. Tanto luchadores como empresas se han manifestado en su contra, y eso pone en peligro su carrera, sobre todo el Estados Unidos, ya que era parte importante de Lucha Underground. Veremos si, con el tiempo, todo se olvida.

El caso es que, durante una lucha a 4 bandas en el gran evento de Tiple A, a Sexy Star se le fue un poco la mano. Se fue encendiendo poco a poco durante la lucha, y lo acabó pagando con Rosemary, lesionándole el brazo con la palanca que le dio la victoria. Y eso es lo peor que puede hacerle un luchador a otro, al que confía su cuerpo y su salud. Por eso mismo ha recibido tantas críticas.

La carrera de Sexy Star es larga y variada. Después de muchos años en Triple A, se hizo famosa a nivel internacional en Lucha Underground, llegando a ganar el título máximo de la empresa, lo que supone un gran hito para la lucha femenina. Después de eso, ha podido debutar en una liga femenina muy competitiva como Shimmer, y ha hecho sus pinitos en el mundo del boxeo. En su debut, en abril de 2017, obtuvo su primera victoria ante Yanely Ceja.

E hizo su regreso a Triple A. Pero este regreso estuvo cargado de polémica. Taya Valkyrie era la campeona, pero el que manda en la empresa, Vampiro, le despojó del campeonato, según él, porque ella no quiso defenderlo. Ese mismo día, volvió Sexy Star, y ganó el título Reina de Reinas ante Faby Apache, La Hiedra, Lady Shani, Big Mami y Goya Kong.

Pero no era cierto que ella no quisiera defender su título. De hecho, se enteró de que se lo habían quitado a través de Twitter. Declaró sentirse apuñalada por la espalda, y abandonó Triple A al instante. Y fue defendida por Johnny Mundo, quién posee todos los títulos masculinos individuales de la empresa.

Así que la cosa se puso aún peor, porque la continuidad de Morrison también peligró. Este, incluso llamó cretino mentiroso a Vampiro, y afirmó que le había perdido el respeto a él y a la nueva campeona. Vampiro, obviamente, se defendió, hablando de haber escrito una historia, y de problemas con Taya que no desveló.

Pero lo cierto es que eso se quedó ahí, y por lo visto en TripleManía XXV, se está preparando una rivalidad entre Vampiro y Morrison, que quizás acabe en un Cabellera vs Cabellera en TripleManía 26. El tiempo lo dirá.

Sexy Star, por su parte, defendía el Campeonato Reina de Reinas en TripleManía 25, ante Lady Shani, Ayako Hamada y Rosemary, luchadora de TNA, ahora conocida como GFW. La lucha es lo que uno siempre espera de un combate de triple A: nada de reglas, muchos objetos, y violencia. No hay mucha historia, y se observa mucha confusión en todo momento. Sobre todo por parte de Sexy.

En un momento dado de la lucha, Hamada le pega un sillazo en la espalda a Star, y esta se va a ringside, doliéndose. Parece enfadada, como si le hubiera dolido mucho más de lo que debería. Las otras tres luchan en el ring, hasta que Sexy vuelve, y parece lista para vengarse de Hamada. Pega un buen par de bombazos, y acaba haciendo rendir a Rosemary con el arm breaker citado.

Sexy Star gana, y a primera vista, uno solo puede observar un a victoria por rendición como tantas, aunque la rubia insiste una y otra vez con la palanca, lo que no tiene sentido, ya que se supone que es la buena. Posteriormente, se sabría que Rosemary acabó lesionada con este ataque, lo que provocó la ira de toda la comunidad luchística. Sexy Star, obligada a disculparse por Vampiro, todavía no ha hecho una declaración oficial al respecto.

Puntuación: **

miércoles, 30 de agosto de 2017

Dr Wagner Jr vs Psycho Clown, AAA TripleManía 25



Se cumplen 25 años del nacimiento de de la empresa Triple A de lucha libre mexicana. Para celebrarlo, la compañía celebra su magno evento anual, que tiene por main event la lucha de apuestas, máscara vs máscara, entre Dr Wagner Jr y Psycho Clown.

Dr Wagner Jr es una de las pocas grandes leyendas de alrededor de 50 años que todavía mantienen la máscara. Y no es una cualquiera, ya que Wagner es muy seguido, y ha sido considerado como el luchador más importante de México en varias etapas, tanto en CMLL como en Triple A. Su carrera supera los 30 años, y ya estaba presente en la época del Toreo de 4 Caminos, llevando a cabo grandes luchas, y formando parte de muchos combates de tercias, que se hicieron famosos entonces.

Su máscara vale mucho, aunque parecía que estaba reservada a LA Park. Estuvieron a punto de luchar por ella hace poco, cuando volvieron los dos al Consejo, pero la cosa salió mal. Después de eso, Dr Wagner Jr volvió a Triple A, esperando que esta empresa le pagara una buena cantidad por poner su incógnita en liza una última vez. Y lo logró.

Su rival es Psycho Clown, elegido como la nueva estrella de Triple A. Después de que Aberto Del Río, Rey Mysterio y Místico abandonaran la empresa, esta decidió que el payaso debía ser su nueva cara. Para eso, y para que se ganara el amor del respetable, participó en una potente rivalidad frente a Pagano, que le puso en órbita. Pero eso no era suficiente para superar a Wagner.

Triple A ha querido que, en esta rivalidad, Wagner sea el rudo y Clown el técnico, pero no ha funcionando tan fácilmente. La gente quiere demasiado al Galeno del Mal. En cualquier caso, esta rivalidad ha sido trabajada muy bien, desde hace mucho tiempo. Hace un año que se anunció la pelea de apuestas. La comparación con lo que ofrecerá el Consejo en su próxima función de Aniversario, es lejana. La Empresa Mexicana de Lucha Libre ha preparado una lucha de apuestas entre Gran Guerrero y Niebla Roja, que, aunque han tenido una buena rivalidad entre sí, no tienen el nivel suficiente como para atraer a nadie.

Pero Triple A tiene en su cartelera la lucha de la década. Y no solo la empresa lo dice, todo el mundo ha estado de acuerdo con eso, incluido Meltzer: La gran estrella del pasado se enfrenta a la gran estrella del futuro, y cualquier resultado tiene implicaciones muy poderosas. 

En TripleManía 24, Psycho Clown se encontraba en disputa de su lucha definitiva frente a Pagano, en un máscara vs cabellera. Como en todas las luchas de Triple A, tenía que haber interferencias, así que Damian 666 y Nicho El Millonario llegaron en auxilio del rudo.

Wagner apareció para ayudar al payaso, pero justo después, le traicionó, atacándole sin piedad. No obstante, Clown se llevó la victoria en esa sangrienta contienda.

La cosa continuó en Héroes Inmortales X. Los compañeros de toda la vida de Psycho Clown, Murder Clown y Monster Clown, le traicionaron también, uniéndose al Doctor. El hijo de Brazo de Plata acabó atravesando una mesa en llamas, lo que le causó quemaduras graves.

Después de esto, no había salida. Se pactó la lucha de apuestas para TripleManía, y durante el camino, el veterano y el joven siguieron viéndose las caras una y otra vez. Incluso hicieron pareja en Verano de Escándalo 2017, para desenmascarar a Carta Brava Jr y Soul Rocker.

Pero aquí llegamos a la lucha de la década, ante un público de decenas de miles de personas, que anima sin parar a Wagner. El Payaso les grita, aplicando a los totalmente payasos, pero los Wagnermaníacos son mayoría. Y es que, en su casa y con su gente, al Doctor Wagner se le respeta.

El Doctor viene con su hijo, que le ayuda en ocasiones. Wagner  domina, pegando en la cabeza, y entre el público, rompiendo la máscara de su rival, y haciéndole sangrar. Hay bastante violencia, pero en ritmo el lento, y la furia no se respira como debería.

Clown tiene un pie en la tumba, pero renace. Intenta ganar en varias ocasiones con conteos rápidos, y con algún vuelo, consigue llevar la voz cantante. También rompe la máscara de su rival, y le hace sangrar.

Sí, son las cosas que se deben hacer en una lucha de apuestas... Pero parece que se hacen porque deben hacerse, y no de manera orgánica, en base al odio y la violencia demostrados. Después de estos minutos, hay muchos near falls, con slams por ambas partes.

Pero esto, en México, no lo hacen tan bien. Hay muchos ataques, pero no subyace una diferencia semántica entre unos y otros. Ahora Wagner hace uno, ahora lo hace Clown. Y el final llega con uno de los que hace el payaso, sin más. Era un ataque como cualquier otro, y aunque el público ya estaba bastante asustado, se queda un poco frío.

El público, después de darse cuenta de que Wagner ha perdido su máscara, queda en shock. Incluso hay lágrimas. Era una máscara muy muy valiosa, pero ha sido puesta en juego con un storyline y un ambiente muy adecuados. La lucha no es mala, pero tampoco hace justicia a una máscara de este valor.

Wagner le da a su hijo la máscara antes de que este se la de a Psycho Clown, que está acompañado por sus hermanos y otros miembros de la familia Alvarado. Wagner declara que será ahora su hijo el que plante cara a Psycho Clown, que es una forma de buscarle trabajo.

Dr Wagner dice llamarse Juan Manuel González Barrón, y cuenta ya con 52 años de edad. A partir de ahora, se llamará Rey Wagner. Después de la lucha, hubo muchas críticas de sus fans, que le acusaron de haberse vendido. Él, ante la tontería supina, bromeó, publicando un meme, en el que decía que perdió la máscara, porque tenía hambre. Pero la ha perdido, porque tenía que perderla, porque ya es veterano, hay que dejar hueco a jóvenes como Psycho Clown y su hijo, y cobrar un buen dinero por perder su máscara, como hacen todos aquellos luchadores que da su incógnita por el espectáculo, después de una vida entera. No entiendo la crítica, pero los fans son así, en todas las disciplinas. Ni caso.

Puntuación: ***1/4

martes, 29 de agosto de 2017

The Usos vs New Day, WWE SummerSlam 2017



Estoy seguro de que nadie en el planeta se suscribió a WWE Network, ni contrató el PPV SummerSlam 2017 para ver la lucha entre los hermanos Uso y New Day. De hecho, esta tuvo lugar en el preshow del evento, que se emitió por YouTube. Nadie tenía ilusión por ese combate, que además tiene frente a frente a dos parejas veteranas, que se habrán encontrado en un ring muchas veces. Sin embargo, esta lucha, junto a la Fatal 4 Way por el Título Universal, es la que más ha gustado a la gente.

Muchas luchas del preshow de PPVs se quedan en nada, pero a esta le dieron tiempo, y los 5 luchadores, curtidos ya en mil batallas, lo aprovecharon para dar un buen espectáculo, y conseguir que los aficionados canten eso de "This is Awesome". Buena lucha para dignificar los títulos en pareja de Smackdown.

New Day son los campeones, y defienden los Campeonatos ante los tramposos pero habilidosos Usos, que ya les vencieron en anteriores capítulos de Smackdown, al noquear a Kofi Kingston de una manera no muy limpia. Hoy, se enfrentan a ellos Big E y Xavier Woods.

Woods comienza muy fuerte, con un par de golpes de antebrazo mortíferos, pero pronto, el juego sucio de los Uso acaba con su iniciativa. Los rudos dominan, y tenemos unos minutos de lucha al estilo vieja escuela muy interesante, con todo el público deseando que se dé el hot tag de alguna manera.

Este llega al fin, después de mucho rato, y sale Big E como una bestia, usando Slams a diestro y siniestro.  También lanza con Power Bomb a Woods sobre uno de los Uso, y luego salta desde los hombros de este con un splash. 

La lucha está llena de finales falsos, pero de los de verdad, ataques en equipo por uno y otro lado, en los que uno cree que, realmente, esto se va a acabar. Es una lucha de parejas bookeada como main event, salvo por el hecho de que está en el preshow.

Xoods sobrevive a un Frog Splash, después de que Big E recibiera otro sobre una cuerda, dolororosísimo. No obstante, New Day está a punto de ganar con otro gran ataque en equipo, aunque los Uso siguen apoyándose entre sí. Con un ataque muy peligroso, Jimmy lanza volando por encima de la tercera a Woods, que cae encima de su hermano. Jey se lleva un golpe todavía peor. Big E ataca con un spear volador, como siempre impresionante, pero en el ring se enfrenta a los dos Usos, y acaba cayendo tras un doble Frog Splash.

Buena y divertidísima lucha por parejas.

Puntuación: ****

sábado, 26 de agosto de 2017

Braun Strowman vs Samoa Joe vs Brock Lesnar vs Roman Reigns, WWE SummerSlam 2017



Llega SummerSlam 2017, y WWE nos prepara un main event por el Campeonato Universal en el que se dan cita los 4 mayores poderes de la empresa: Brock Lesnar, Samoa Joe, Roman Reigns y el gran Braun Strowman.

El General Manager de Raw, Kurt Angle, decidió que Lesnar tuviera que defender su título ante estos 3 adversarios. Ni La Bestia ni Paul Heyman estuvieron contentos con esto, y anunciaron que Lesnar dejaría la empresa si perdía su correa. Eso le da un toque interesante a la lucha, porque siempre hay sospechas de que Brock puede irse, y volver, una vez más, a UFC.

Por otro lado, hay mucha historia entre estas 4 bestias. Lesnar derrotó recientemente a Joe, y Strowman y Reigns se han estado matando durante todo el año. También hace tiempo que Brock y Reigns lucharon en Wrestlemania, y todo hace indicar que lo volverán a hacer.

La lucha es muy buena, y es muy divertida. Hay un storytelling bastante notable, pero más que por las historias pasadas, por las futuras: se acerca una rivalidad entre Lesnar y Strowman.

Porque esta lucha es, sobre todo, Lesnar vs Strowman, con la colaboración de los otros dos, que se ven muy inferiores a ellos. Pero empecemos por el principio.

La lucha empieza enloquecida. Hay un momento en el que es imposible seguir el ritmo, por el montón de cosas que pasan. Reigns destroza a Lesnar con un Spear contra las vallas, que acaban destruidas, pero recibe un STJoe sobre una mesa. El propio Joe vuela con un tope suicida desde el ring un poco después. Y es que, en estos minutos, todo pasa fuera del ring.

Strowman asesina a Brock, con un Running Power Slam contra una mesa, rompiéndola de forma muy violenta. No se contenta con ello, y después de librarse del resto de los rivales, aplica de nuevo ese ataque sobre otra mesa. Todo el mundo teme por la salud de Lesnar, porque ha recibido dos ataques demoledores. No es sufieciente, así que Strowman le tira la otra mesa encima.

Es interesante que una estrella como Lesnar se preste a recibir ataques tan peligrosos como estos. Trabajadores de la empresa, como Noble y Finlay, tienen que venir a liberarle de debajo de la mesa, y se lo llevan en camilla. Y recordemos que, si Lesnar pierde, se va de la empresa, así que esta lesión aparenta ser el último momento del campeón en WWE. El público le canta una despedida.

Joe y Reigns consiguen sacar un momento del juego a Strowman, y tienen un buen intercambio entre sí. Pero Braun vuelve, y aplica un doble chokeslam sobre ambos. Después de hacerlo, queda parado un rato... y Lesnar vuelve a escena.

La verdad es que aquí, Strowman falla un poco, porque se queda un tiempo excesivo mirando a la rampa, como si supiera que Lesnar iba a volver. O este tarda demasiado en salir. El caso es que no queda bien la transición, y no produce el efecto que debería. Pero lo importante es que la guerra entre Lesnar y Strowman renace.

Strowman aplica Running Power Slam sobre Samoa Joe, y sobre Roman Reigns, pero en ambos casos, Lesnar evita la cuenta. El ex-campeón de UFC se defiende panza-arriba, pero se ve sobrepasado por el inmenso poder de un Strowman que le ha sorprendido mucho. De nuevo, el barbudo se impone, y está a punto de aplicar Running Power Slam sobre el campeón, pero se come un Spear de Reigns, que lo saca de la escena. Brock es ahora quien aplica F5 sobre Joe y Reigns, y a la segunda, se lleva la victoria.

Es muy buena lucha, y la historia es brillante, con un par de vacíos. Hubiera sido mejor si Strowman hubiera estado presente en el final del combate, intentando evitar el conteo sobre Roman, o algo así, pero sigue siendo genial. Reigns vuelve a perder, supuestamente con el objetivo de que el público le quiera más, al ver que no se le regalan tantas cosas. Posiblemente, lo que estén consiguiendo es que no le quieran ni los que ya lo hacían. Parece que lo próximo para él es John Cena, lo que es muy interesante.

Puntuación: ****1/4

sábado, 19 de agosto de 2017

Blue Panther vs Sam Adonis, Cabellera vs Cabellera, CMLL 04/07/2017



Cuando se ven storylines relacionadas con el racismo en WWE u otras empresas de Estados Unidos, estos son criticados. A mí, personajes como el de Jack Swagger me han entretenido bastante, me parece divertido. Dicho esto, sí que ha habido momentos de verdadero peligro debido al estado de excitación de los aficionados. Tanto Sargento Slaughter como Mohammed Hassan tuvieron problemas en sus vidas privadas, ante las amenazas de seguidores que no sabía que solo interpretaban personajes.

Por eso, en América  se intenta no tocar mucho ese tema. En WWE, pocas menciones se hacen sobre Donald Trump, después de que fallara la historia de Alberto Del Río como Mex-americano. Pero en México no se cortan. El tema de Trump como presidente da mucho juego.

El luchador americano, Sam Adonis, hermano de Corey Graves, lleva un tiempo ya en el Consejo Mundial de Lucha Libre. Después de las elecciones americanas y toda la polémica que incluyeron con respecto a México, Adonis se convirtió en un racista americano, heredero de Love Machine. Ha jurado rapar a todos los mexicanos, y la primera  víctima, por supuesto, debía ser Blue Panther, el gran rival del fallecido gringo loco.

Blue Panther le quitó su máscara a Love Machine, y no contento con ello, lo rapó unos meses después. Y es que, aunque el felino ganó la máscara, Machine le aplicó un Martinete, o sea, un Tombstone Piledriver, que en México está prohibido, y se vendió como algo que podía acabar con la carrera del aún joven Panther. Había tanto odio, que lo importante era hacer daño.

Adonis, que era entonces tan solo un niño, llega aquí para emular a aquel que le sirve de inspiración. Ha conseguido una lucha de apuestas con Blue, y llega a la Arena México con la bandera americana, su pantalones bien customizados, incluyendo la máscara de Panther rota, y con todo el odio del respetable.

Buena propuesta del Consejo Mundial de Lucha Libre para un viernes de verano. El ambiente es muy bueno, y los luchadores son muy buenos. Panther es uno de los mejores luchadores de la historia de la empresa, sin duda, aunque ya tiene 56 años. Por desgracia, en México todavía no tienen muy claro lo de bookear una gran lucha.

El Tirantes es el referee malo. Y siempre está molestando a los técnicos. No se cansan de hacer siempre la misma tontería. Aburre desde hace 20 años.

Blue Panther comienza con mucha violencia, lanzándose contra su rival. Pero el Tirantes le para, por usar los puños cerrados, y Adonis aprovecha para sacar ventaja y ganar la primera caída sin muchas dificultades. Sin embargo, en la segunda sucumbe ante el Lazo Lagunero.

En la tercera caída, tenemos a un Adonis que castiga a Panther sin parar con muchos slams. Hace un buen brawl, mientras el mexicano protagoniza algunos buenos comebacks, que siempre son cortados por el referee. Pero este se porta bien cuando Sam intenta llevar a cabo un martinete, en una gran referencia a la lucha clásica antes citada. El tirantes evita que la técnica finalice con éxito.

Después de recibir muchos golpes, Panther intenta ganar con muchos intentos de conteo veloces. Hay un momento humillante para México, en el que Sam cubre al técnico con la bandera, y usa el Frog Splash de Love Machine. El veterano sobrevive in-extremis.

Panther consigue aplicar una gran palanca al brazo sobre Adonis en la rampa de entrada. Adonis se rinde, pero ahí no vale. Panther entra al ring pensando que ha ganado, pero esto aún no ha terminado.

Sam empuja a su rival, y este se choca con el referee, que cae. El rudo aplica un slam, y hace el conteo para ganar. En última instancia, se agarra a la cuerda, y el referee no lo ve, así que gana con trampas, lo que sirve de excusa para que el técnico no quede tan mal.

Pero creo que esto no debería haber sido así. Todo hace indicar que, en el momento en el que el referee había caído, el americano debía haber aplicado un piledriver, y de esa manera, hubiera ganado con trampas, le habría dado sentido a la caída del árbitro, y hubiera tenido un gran sentido en la historia. Pero de la manera que ocurre, la trampa no tiene relación con la caída de Tirantes, y apenas tiene efecto, porque se sujeta a la cuerda, poco, mal, y tarde. Lástima.

Puntuación: *** 

jueves, 17 de agosto de 2017

Hiroshi Tanahashi vs Billy Gunn, NJPW G1 Special in USA




Antes de repasar las mejores luchas del G1 Climax de este año, 2017, hay que señalar que New japan se pasó, poco antes, por los Estados Unidos de América, para celebrar allí un evento especial llamado G1 Special in USA, en el que se condecoró al primer Campeón de Estados Unidos de la empresa. Y es que, como WWE, NJPW tiene una plataforma de vídeos en Internet con la que quiere convertirse en un producto global, y para eso, tiene que llamar la atención, visitando paises. Igual que WWE está llevando a cabo eventos especiales en Japón y Reino Unido, New Japan ha hecho esto en USA, y tiene a muchas de sus estrellas apareciendo en empresas de México, Estados Unidos, Reino Unido y Europa.

Quiero mirar los main events de las dos noches de este evento. Recibieron muy buenas notas por parte de todo el mundo, pero ya ocurre con casi todas las luchas importantes de NJPW. Y no solo por foreros, Meltzer daba ****3/4 a una lucha por noche del G1. Hay otros que han sacado 3 o 4 luchas de 5 estrellas del torneo de este año. La gente se está pasando.

Pero en el NJPW Special in USA hubo otra cosa realmente friki: Billy Gunn retó a Hiroshi Tanahashi por el título intercontinental de la empresa. Y eso me llamó mucho la atención. Tanahashi es uno de los mejores luchadores del mundo, y su campeonato es uno de los más importantes. Por su parte, Gunn es un veterano de la era Attitude que hizo cosas muy graciosas entonces, pero al que no se le recuerda una lucha buena en toda su vida. Y ahora recibe esta oportunidad, con más de 50 tacos.

Gunn había estado ya presente en la battle royal de Wrestle kingdom, y había hecho pareja con otro ex-WWE, Yoshitatsu, formando el Hunter's Club, que pretendía, sin éxito, dar caza al Bullet Club, y de camino hacía un guiño a Triple H. Gunn tenía buena relación con New Japan, y según él mismo, Tanahashi pidió esta lucha para el evento especial en USA. Quizás sea verdad.

La lucha no es especialmente destacable. Gunn está lentorro, no tiene mucho ritmo, y el público americano tiene muy poca vida. Veremos si mejora para los main events.

Gunn busca el brazo de Tanahashi después de unos breves minutos iniciales. Tanahashi arrastra problemas ahí, y Billy intenta aprovecharlo. Castiga mucho el brazo de su rival, aunque de forma lenta y pesada, pero con constancia suficiente para debilitar a su rival.

El americano es mucho más grande y fuerte. Viendo esta lucha, uno puede imaginar a Tanahashi luchando en WWE, y lo pequeño que se vería. 

A pesar de la diferencia de tamaño, Tana es mucho mejor luchador. Gunn le golpea con el puño cerrado, mientras el referee le amonesta. El japonés le agarra del bañador, y se deja ver el calzoncillo que el rubio lleva debajo. Con ello, comienza el comeback del campeón.

Billy Gunn también agarra del bañador a su rival, dejándole, literalmente, con el culo al aire. Después de aplicar un Neck Breaker, Tanahashi falla el Frog Splash, y recibe el Fame-Ass-er, pero sobrevive a él, y acaba ganando con otro Frog Splash.

Puntuación: **3/4

domingo, 13 de agosto de 2017

Asuka vs Nikki Cross, Last Woman Standing, WWE NXT 28/06/2017



Asuka está batiendo todos los records. Quizás sea porque WWE no ha encontrado rivales de su nivel, aunque después de las grabaciones del torneo Mae Young, seguro que tiene muchos. El caso es que, después de mucho tiempo en la empresa, no ha perdido ni un solo combate.

Asuka ha batido el record de Goldberg de luchas ganadas. Teniendo en cuenta que la racha de la leyenda de WCW era un poco fake, y la de Asuka es 100% real, la diferencia es mucho mayor.

Pero no es el único record que ha superado la japonesa. Se ha convertido en la segunda mujer con el reinado más largo en la historia de la empresa. Y aquí también tiene un mérito aumentado frente a sus rivales, porque la dominante en este campo fue Fabulous Moolah, a la que no va a alcanzar, porque mantuvo la correa durante 28 años seguidos. Pero eran otros tiempo, la lucha femenina era dominada por completo por Moolah, también en los bookeos, y cualquier oponente debía rendirle pleitesía Además, en esa época, sí que hubo varios cambios titulares, pero WWE no los reconoce. No se puede comparar. Si hablamos de reinados "legales", alejados de acusaciones de esclavitud o prostitución, el de Asuka es el mayor.

El reinado de Asuka también superó a los de CM Punk como campeón de WWE, y New Day como campeones en parejas, por lo que se ha convertido en la persona que más tiempo ha mantenido su título en los últimos 20 años de la empresa. Casi nada.

El personaje de Asuka mola, y su racha lo dice todo. El hecho de que sea japonesa, que hable en su lengua materna, y su máscara, le otorgan un carácter de asesina oriental que es genial. Lo único que le echo en cara es que, en sus combates, casi nunca veo esa psicología de asesina, sino que pelea en igualdad de condiciones contra sus rivales, por eso de dar buenos combates, y, aunque es bueno para el espectáculo, no lo es tanto para el personaje.

En un programa de NXT de junio de 2017, Asuka tuvo una muy buena lucha frente a Nikki Cross, con el título en juego. Superó a la ex de Shimmer en una Triple Amenaza en la que también estuvo presente Ruby Riot, pero Cross no se rinde, y ansía la correa. Acosó durante un tiempo a Asuka, atacándola, incluso, cuando estaba en su coche, y todo condujo a un Last Man Standing. O, más bien, a un Last Woman Standing.

Es un lujo tener luchas como estas en programas semanales de NXT. Y creo que podría haber muchos más, porque el roster de la marca amarilla es ya demasiado grande, y mucha gente se queda fuera de los Takeover. Además. tenemos en los comentarios al gran Nigel McGuinness y a Mauro Ranallo, que ha conseguido volver a WWE a hacer lo que tanto le gusta y tan bien hace. Tan solo necesitaba alejarse de JBL.

Esta lucha me ha gustado mucho, más que la de Braun Strowman y Roman Reigns en Raw, con las mismas normas. Asuka llega con su máscara y su baile, mientras Nikki la mira desde la esquina, con un odio que no puede ocultar. Se muestra muy furiosa durante los primeros instantes, y lanza a Asuka contra las escaleras metálicas, pero esta le devuelve lo mismo, y comienza con su dominio.

Asuka patea y golpea el cuerpo de Nikki de una forma muy dura. La mete en un cubo de basura, mientras el público grita eso de "ECW, ECW", y pega un montón de patadas.  La japonesa sigue golpeando a la británcia, que debe tener el cuerpo lleno de morados.

Cross reacciona, y tiene momentos geniales durante la lucha. Asuka la tira contra un montón de sillas, pero Nikki Cross se lo devuelve, con un Back Suplex sobre el montón que es mortífero. Posteriormente, concatena un montón de Neck Breakers geniales, que ponen a la campeona en su sitio. Pero intenta rematarla con un golpe con el campeonato, y se lleva dos buenas patadas en la cabeza.

En ringside había otro montón de sillas. Nikki lanza a su rival contra ellas con una Power Bomb, en otro spot brutal. Asuka se golpea en la cabeza con el borde de la pasarela de entrada al ring, y eso duele. La campeona levanta antes de que la cuenta llegue a 10, y Nikki se lamenta.

Asuka pega un culazo volador, e intenta asestar una gran patada, pero le pega a un foco, quedando bastante coja, Nikki aprovecha su estado para seguir golpeando duramente su cabeza, con dos nuevos Neck Breakers. Ahora quiere volar sobre ella desde una escalera, pero Asuka se sube también. Los comentaristas huyen, porque saben lo que va a pasar: Asuka usa un Súplex para tirar a Cross contra su mesa. La japonesa consigue levantarse antes de que la cuenta llegue a 10, pero la occidental no. Una nueva defensa titular exitosa para Asuka.

Puntuación: ***3/4

sábado, 12 de agosto de 2017

Roman Reigns vs Braun Strowman, Last Man Standing, WWE Raw 07/08/2017



La rivalidad entre Roman Reigns y Braun Strowman se está extendiendo durante mucho tiempo. Parecía que se iba a acabar hace mucho, pero WWE no se ha querido decantar por ninguno de los dos como gran dominador, así que no ha habido ninguna victoria determinante. Estos dos seres super-poderosos parecen tener mucho que decir en el futuro de la empresa.

Me gusta bastante esta rivalidad. Muy física, muy trabajada, sin claro dominio. Los dos luchadores están quedando bien, y eso es difícil, en una empresa que, normalmente, está claramente dividida en dos bandos: el de los jobbers y el de los que reciben push. 

No pensé que un push a un monster heel fuera a funcionar en la empresa de Vince. Normalmente, después de una buena racha, el monstruo en cuestión aburre a todo el mundo, y cae en picado. Al fin, después de muchos  años, aparace que WWE tiene a un gigante que pueda sustituir a los eternos Show, Kane y Taker.

Se trata de Braun Strowman, un tipo que ascendió al roster principal sin, prácticamente, ninguna experiencia, pero que ahora lucha con gran solutra, tan solo dos años después. En el último programa de Raw, y con una lucha de 4 personas estipulada para el SummerSlam, con Strowman, Reigns, Jow y Lesnar, pudimos ver un Last Man Standing entre el gigante y Roman. Bastante entretenido.

Estos dos luchadores han protagonizado momentos de gran violencia. Caídas, lanzamientos, y, en general, spots muy destacables. En un Last Man Standing, tienen la oportunidad perfecta para hacerlo de nuevo.

Tenemos, de nuevo aquí, un buen intercambio con algunos momentos buenos de gran poder. Strowman domina los primeros minutos, sin mucha oposición. Roman intenta tener un comeback, pero incluso el hecho de tumbar a Braun ya es complicado, así que mantenerlo 10 segundos abajo se presenta como algo casi imposible. El ex-miembro de Shield utiliza las escaleras de metal para tal fin.

Pero Strowman siguen siendo invencible, y aplica varios slams para ganar, Roman vuelve a aprovechar los objetos que su rival introduce para acercarse a él. El emperador usa Samoan Drop sobre una mesa, aunque la cuenta sigue lejos de 10. Debo decir que veo entre el público a varios seguidores tremendamente sobreactuados, y uno de ellos se parece mucho a Daniel Bryan. 

Strowman lanza una de las sillas de oficina sobre el héroe, en un momento bastante impresionante, y peligroso. Si algún lector trabaja en oficina, sabrá que esas sillas no pesan precisamente poco. Hay lucha entre el público, y los contendientes llegan a la parte alta del escenario, recordando anteriores eventos protagonizados por ambos, en los que ha habido buenas caídas. En este caso, tenemos un tremendo spear de Roman Reigns, con un sprint de 10 metros, que resulta muy impactante.

Pero Samoa Joe se encontraba entre el público, y agarra a Roman para ponerlo a dormir con el Coquina Clutch. Braun consigue despertar antes de la la cuenta llegue a 10, pero Roman no lo hace, así que el gigante gana,

Lucha muy entretenida, con ese corte de Joe que la estropea un poco pero que permite un final bueno para los dos luchadores involucrados. Veremos, en SummerSlam, una auténtica guerra entre estos 3 animales, y Brock Lesnar.

Puntuación: ***1/4

miércoles, 2 de agosto de 2017

Kazuchika Okada vs Kenny Omega, NJPW Dominion 2017




Volvemos a Osaka para ver el main event de Dominion 2017, una lucha de una hora, así que haced hueco en la agenda. Tenemos una nueva revancha de Wrestle Kingdom 11: Kazuchika Okada vs Kenny Omega por el título máximo de la empresa.

Tanahashi y Kushida consiguieron imponerse en los anteriores encuentros comentados, vengándose, así, de los resultados cosechados en enero, cuando ambos fueron derrotados por los malvados rudos. En este caso, fue el bueno, Okada, el que mantuvo la correa en su cintura entonces, y se propone hacer lo propio hoy.

Omega tuvo pie y medio fuera de New Japan. Muchos pensaron que acabaría en WWE, como todo el mundo. Recuerdo los años 80, cuando la empresa de McMahon destrozaba a toda forma de competencia, quedándose con todas las estrellas de los territorios, aunque luego no tuvera espacio para ellas, de manera que podías ver a Harley Race, Dusty Rhodes o Arn Anderson en posiciones casi ridículas dentro de su roster. Por suerte, Kenny fue inteligente, y decidió quedarse en Japón, para poder dar unas cuantas grandes luchas más antes de probar suerte en el gigante del entretenimiento deportivo.

Así, tiene la posibilidad de estar en este main event, diseñado para ser grande. La lucha entre el rubio y Okada de Wresle Kingdom recibió las 6 estrellas de Meltzer, nota reservada a las luchas que definen una generación. ¿Podrán estar a la altura en esta ocasión?

Yo no creo que su primera lucha mereciera una notar que se saliera del rango, pero era maravillosa. Esta no me ha gustado tanto. Me recuerda un poco a la trilogía cinematográfica de El Hobbit, en el sentido de que hay material para hacer algunas cosas muy buenas, pero se empeñan en rellenar demasiado tiempo con otras no tan transcendentes, de manera que el conjunto global resulta muy aburrido.

En las anteriores luchas comentadas del evento, el odio entre los rivales se transmitía claramente desde el principio. Aquí, no, todo empieza muy tranquilo, muy genérico. Tenemos unos minutos de brillante trabajo de Omega sobre la pierna de Okada, con una dropkick muy buena en la rodilla, y una Sillita Eléctrica sobre la mesa, que cumplen bien con la misión del americano, pero después de dos minutos, Okada está corriendo en un spring rapidísimo, y todo lo referente a ese trabajo ha sido olvidado.

Volvemos a la lucha basada en ataques buenos, pero aleatorios. Hay varios de Kenny sobre el cuello del japonés que están muy bien, y varios intentos de Tombstone por parte de ambos que llaman mi atención. Pero en general, tenemos bastantes minutos sin que ocurra nada que incluya un carácter semántico.

Omega pega algunos buenos ataques más a la nuca, incluyendo una gran Power Bomb sobre un Okada que volaba en ese momento intentado pegar una patada voladora. El campeón, por su parte, conecta el Rain Maker, y lleva a cabo varios intentos más, buscando hundir a su contrincante.

Ante las protestas del referee y los Young Bucks, Okada vuela desde el esquinero para conectar un flying Elbow sobre Kenny, que estaba en una mesa en ringside. Remata con Missile Dropkick, pero no es suficiente para ganar. Ahora, sus ataques frontales no cesan, y están mejor justificados. Omega se humilla, pegando puñetazos de rodillas sin efecto alguno, y recibe otros dos RainMakers. Parece que esto llega a su fin.

Omega se niega a abandonar, pero parece estar en muy mal estado. Aparece Cody, liderando al resto del Bullet Club, y viene con la toalla, dispuesto a declarar la rendición de Su compañero. Los Young Bucks se oponen, y esto da tiempo a Omega para reaccionar con un rodillazo y una Hurracarrana. Los minutos que tenemos ahora son fantásticos, porque después de la intromisión de Cody, parece que el final va a llegar en cualquier momento, pero una y otra vez, los dos luchadores evitan ser derrotados. Okada soporta el One Winged Angel. Omega apunta amenazante al campeón, pero esa misma mano la agarra este para conectar un nuevo Rain Maker.

El Bullet Club asiste, como en una lucha de leñadores, a un duelo que, ahora sí, es dramático. Omega conecta algunos rodillazos, pero cuando va a buscar el One Winged Angel, Okada lo reversa y lo transforma en un Tombstone a su favor. Busca ahora un nuevo Rain Maker, pero Omega lo esquiva... cayendo de rodillas por el agotamiento. Genial escena.

Omega pega Tres rodillazos más propios de un asesino que de un wresler, pero Okada evita el finisher. El tiempo límite de una hora se va acercando, cuando el japonés consigue aplicar un Tombstone Piledriver. Omega se desespera por ganar, pero acaba llevándose un nuevo Rain Maker. Okada está demasiado dolorido, y no le da tiempo a llegar para hacer el conteo, por lo que la lucha queda en empate al terminar los 60 minutos de tiempo límite.

El combate tiene algunas partes que no me gustan demasiado, pero acaba convirtiéndose en algo bastante grande. A partir del codazo volador en la mesa, todo es buenísimo. Este fin en empate puede parecer algo frío, pero aporta un poco más de leyenda a la rivalidad entre estos dos.

Puntuación: ****1/2

jueves, 27 de julio de 2017

Kushida vs Hiromu Takahashi, NJPW Dominion 2017




El año 2017, en NJPW, está siendo bastante impresionante. Uno pensaría que, después de las salidas de algunos luchadores, y las lesiones de algunos otros, el nivel bajaría, pero parece que siempre va a más. Y es que, cuando hace falta gente, Gedo no duda en usar luchadores de fuera, como Zack Sabre Jr o Kota Ibushi, o le da un push a alguien, como Juice Robinson. Y siempre eligen bien. Al final, el nivel nunca baja, y siempre hay cosas originales.

Ahora mismo, está en marcha el G1, con maravillas múltiples, y antes, hubo un G1 Special en USA, con algunas cosas muy interesantes también. Llevamos algo de retraso, hablaremos de ambos proyectos, pero aún tenemos que ver Dominion, que precede a los G1, y que tiene un nivel muy alto.

Dominion in Osaka 2017 viene a ser una revancha de Wrestle Kingdom 11. Las tres mejores luchas del evento de enero, se repiten, y las tres tienen resultado distinto. La cuarta gran lucha, por desgracia, no pudo repetirse, dada la grave lesión de Katsuyori Shibata. Para sustituirle está otro que no es manco: Minoru Suzuki.

La primera lucha de Dominion que voy a repasar es la relativa al título IWGP Junior. Takahashi derrotó al gran Kushida en WK, y le quitó un título que parecía ya suyo para siempre. Pero en el Best of Super Junios, Kushida volvió a demostrar que es el mejor en este peso, se impuso en el torneo, y se ganó la posibilidad de volver a retar a Hiromu para quedarse lo que es suyo por derecho.

Gran lucha, de nuevo, en Dominion in Osaka-Jo Hall, entre Kushida y Takahashi. Se odian mucho, su rivalidad ya es larga, y tienen unos primeros minutos en los que no paran de darse codazos el uno al otro.

Están así un buen rato, hasta que los codazos se van de las manos, y esto se convierte en una pelea callejera. Se pegan, también, un montón de raquetazaos en el pecho, y pican mucho.

Takahashi aplica súplex en la esquina, y su rival se hace mucho daño en el cuello. El campeón aprovecha esto, con headlocks y golpes en un cuello muy dañado. El trabajo es tan bueno, que cuando el del pelo rojo aplica una power bomb, el público muestra su empatía con el dolor de Kushida. Bien jugado.

Kushida empieza con palancas al brazo, y utiliza una silla para propulsarse y pegar un missile dropkick muy poderoso al campeón. En el ring, tenemos a un rudo, que pega power slams y ataques al cuello muy buenos, mientras que Kushida, como es propio en su estilo, busca cualquier escusa para aplicar palancas al brazo del campeón. La lucha va subiendo de intensidad, Takahashi consigue aplicar una gran bomba en ringside, pero Kushida consigue matarlo a base de patadas en la cara, para hacerle rendir, después, con una nueva torcedura de brazo.

Kuchida vuelve a ser campeón Junior IWGP, lo que se suma a sus tirunfos en RPW y ROH. Está en la cima del mundo el pequeño fan de Regreso al Futuro. La lucha es muy buena, aunque es cierto que no es muy original, y sigue los patrones habituales en ambos luchadores.

Puntuación: ****

jueves, 20 de julio de 2017

Villano IV, Villano III Jr y Villano V Jr vs Negro Navarro, Texano Jr y Trauma II, IWRG Zona XXI 03/07/2017



En el anterior post, comentamos que Kaving, uno de los hijos de Villano V, se había ganado ya la máscara de su padre. Desde hace unos meses, lucha como Villano V Jr, y hemos podido ver algunas luchas suyas en IWRG.

Hoy vamos a mirar una en la que hace tercia con su primo, Villano III Jr, y su tío, Villano IV, el único de los hermanos que mantiene la máscara y se mantiene en activo. Aquí hace de patriarca familiar para tutorizar a sus sobrinos, después de que Villano III y Villano V presenten a sus respectivos hijos al público. En la otra esquina, hay una tercia ruda capitaneada por el maestro de maestros, Negro Navarro, integrante de esa mítica tercia llamada Los Misioneros de la Muerte, que puso en jaque al mismísimo Santo. Junto a él, está uno de sus hijos, Trauma II, y Texano Jr, hijo de otro de los miembros de esa tercia. Por tanto en esta lucha tenemos un enfrentamiento entre equipos legendarios, en medio de un salto generacional.

Villano V Jr es clavado a su padre, tanto en físico como en forma de luchar, y también en equipación. Esta, amarilla, es compartida por su tío, y es similar a la que usó el Quinto en el logro más importante de su carrera: desenmascarar a Blue Panther. Por su parte, Villano III Jr es mucho más pequeño, más joven también, delgadito, con un estilo más aéreo. Esto introduce un componente discordante en el estilo habitual de la Dinastía Imperial, ya veremos si para bien o para mal. Desde luego, los narrador es creen mucho en él, porque ya sabéis que los luchadores aéreos llaman mucho la atención. Parece, al menos, muy efusivo, con mucha energía. No tiene mala pinta.

En la primera caída, los dos juniors demuestran su talento, y tenemos una victoria imperial, con una estrella del Cuarto y el Quinto, y una hurracarrana en el centro de la misma por parte del Tercero. Pero en la segunda caída, los Misioneros de la muerte, que son rudos pero tienen al público de su parte, le pegan una buena paliza a los novatos. Debe ser parte del protocolo para aquellos que debutan en México, porque utilizan una violencia excesiva para este tipo de luchas. Le rompen la máscara al Tercero, que es con el que más se ceban, quizás porque es el más novato. También le hacen sangrar. Texano le muerde, y escupe su sangre, supongo que inconsciente del riesgo que eso implica para la salud de ambos. También llegan a usar sillas y objetos contra los Villanos, que no levantan cabeza.

Hasta la parte final, cuando el patriarca, Villano IV, los pone en su sitio, y sus sobrinos le siguen. Texano usa un golpe bajo aprovechando que el referee no miraba, sin darse cuenta de que había otro referee pendiente, que le descalifica. No sé muy bien por qué en estas luchas violentas de México, es legal golpear con todo tipo de objetos, pero no lo es dar golpes bajos. El caso es que los debutantes ganan con dos caídas al hilo, aunque se llevan una buena paliza de bienvenida.

Puntuación: ***1/4

domingo, 16 de julio de 2017

The Hardy Boyz vs Sheamus y Cesaro, WWE Great Balls of Fire 2017



Me parece bastante increíble ver a los hermanos Hardy venir a WWE en pleno 2017 a... luchar. A luchar, no como leyendas, no como grandes estrellas, sino a matarse todas las semanas, y a disputar los títulos en parejas. Y es que, pensaba que sus carreras, básicamente, habían acabado hace mucho tiempo.

Jeff Hardy abandonó WWE en 2009, Después de convertirse, definitivamente, en main eventer. Pero el horario inflexible de la empresa, y su política antidrogas, no combinaban bien con su forma de vida. Al año siguiente, después de perderse en el mid-card, y tras varias peleas con la WWE, también su hermano Matt consiguió irse.

Los dos estaban muy tocados, y pensaron que serían más felices dejando WWE. Pero la cosa fue de mal en peor. Sin normas, se metieron en problemas mayores con las drogas, la bebida, problemas con la ley, accidentes de tráfico, problemas de sobrepeso... Pero hay quien dice que lo malo del vicio es quedarse corto. Los Hardy tocaron fondo, y eso se vio en la lucha entre Jeff y Sting en Victory Road 2010. En ese combate, Hardy se presentó borracho, y Sting tuvo que castigarle, derrotándole con un squash. Cuando uno toca fondo, es cuando se da cuenta de que debe cambiar.

Los Hardy acabaron levantando cabeza, y se convirtieron en las grandes estrellas de TNA, liderando a esa empresa en la peor época de su existencia. Incluso en ese momento, Matt sacó algo grande, creando el Broken Universe, y montando una de las grandes storylines de los últimos años en el mundo del wrestling.

En 2017, Los Hardy abandonaron Impact Wrestling, y ficharon por WWE, previo paso por Ring of Honor. Pero TNA se quedó con los derechos del Broken Universe, y los Hardy todavía no han conseguido comprarselos, aunque parece que eso ocurrirá más tarde que pronto. Matt y Jeff volvieron a la empresa de Vince McMahon en WrestleMania 33, y se convirtieron en campeones por parejas.

Y, aunque Matt hace algunos gestos de su nuevo personaje, no puede, por ahora, explicitar su personalidad broken. Así, en los primeros meses de los Hardy en la empresa, Han luchado como miembros más del roster de RAW, sin que sus inmensas carreras llamen demasiado la atención. Su rivalidades son bastante normalitas, porque ya sabemos que WWE tampoco tiene guionistas que merezcan tal nombre. No obstante, es probable que, cuando consigan recuperar los derechos sobre el broken universe, monten alguna historia interesante.

Jeff y Matt perdieron los títulos en parejas frente al equipo formado por Sheamus y Cesaro, dos tipos muy fuertes, que han hecho, recientemente, un turn-heel, convirtiéndose en una pareja muy poderosa. En el evento Great Balls of Fire, tenemos la revancha entre estas dos formidables parejas, en un 30 minutos Iron Man Match.

He dicho antes que no esperaba ver a Los Hardy venir a luchar a WWE, y realmente luchan, y lo hacen al estilo vieja escuela. Pasaron a la historia por su combates con escaleras, y en TNA, por su Broken Universe. Aquí vemos una lucha tag team muy clásica, algo no muy habitual en esta pareja. Y lo hacen muy bien.

Pero sobre todo, lo hacen bien Sheamus y Cesaro, que dominan la mayor parte del combate, con trampas, con golpes fuertes, y con perdidas de tiempo. Y es que, empiezan ganando desde el principio, cuando, al comenzar la lucha, Sheamus aplica un Brogue Kick a Matt, pillándole por sorpresa.

Con un movimiento en equipo, los rudos ponen el 2-0 en el marcador, y se dedican a hacer trampas y a perder tiempo para mantener su ventaja. Pero los buenos consiguen pegar un buen comeback, y cubren a Cesaro, vía Twist of Fate. Pero el 3 - 1 llega cuando los malos consiguen forzar el count-out de Matt.

La lucha, como digo, es de vieja escuela. No hay prisas, no hay desorden, tenemos 30 minutos por delante de unos malos usando una psicología de wrestling clásico muy buena, y unos buenos usando el gran apoyo del público para conseguir reponerse.  Con una jugada muy habilidosa, Jeff consigue embolsar a Cesaro en una posición de la que no puede escapar de ninguna manera, consiguiendo, así, un punto para su equipo. Posteriormente, intenta un montón de conteos rápidos para empatar, que ponen al público a 100, a falta de 5 minutos para el final. Cesaro consigue evitar la cuenta de forma polémica, porque parecía que esta había llegado a 3, después de que Matt conectara un Moonsault sobre Sheamus, pero el mayor de los Hardy consigue el punto igualmente, con un Twist of Fate desde el top rope. La cosa queda empatada a falta de 3 minutos, y está extremadamente interesante.

Doble vuelo de los hermanos sobre Sheamus, sin que la cuenta llegue a tres, aunque Matt se abre una ceja, y comienza a sangrar sin parar. El último minuto es de locura. Jeff conecta Swanton Bomb, Pero es Cesaro el que estaba activo, y no el que la recibió, Sheamus, así que el Suizo hace el conteo sobre Hardy, poniendose por delante. Quedan segundos, Jeff persigue a Cesaro, aplica de nuevo su finisher, pero el tiempo se acaba. Los Hardy pierden, y el público se lleva las manos a la cabeza muy decepcionado.

Gran lucha, old school.

Puntuación: ****

viernes, 14 de julio de 2017

Samoa Joe vs Brock Lesnar, WWE Great Balls of Fire 2017



WWE estrena nuevo PPV en 2017, el llamado Great Balls of Fire, nombre que rinde homenaje a un momento de una lucha entre Jerry Lawler y Terry Funk en el que el primero usó una bola de fuego para atacar a su eterno rival. Un PPV bastante apañado, en el que tuvimos un Iron Man entre los Hardy y la pareja formada por Sheamus y Cesaro, así como la victoria del imparable Braun Strowman sobre Roman Reigns. Pero lo más llamativo, sobre cualquier otra cosa, fue la primera defensa titular televisada de Brock Lesnar, que se enfrentó a Samoa Joe.

Joe vs Lesnar es un Dream Match de otra época. En 2005, cuando Brock dejaba el wrestling, después de haber sido una gran máquina de demolición en WWE, mientras que Joe se convertía en el asesino del mundo indie, y daba luchas de un nivel increíble, nadie hubiera imaginado que esto pasaría algún día. Y mucho menos, que pasaría 12 años después, todo un mundo temporal para la carrera de cualquier deportista. Pero aquí está.

No era algo que se había planeado, la verdad. Después de una decepcionante participación en WrestleMania, Braun Strowman volvió a escalar posiciones en el roster de RAW, e incluso se puso por delante de la gran estrella de la empresa en estos tiempos, Roman Reigns. Se supone que él sería el contrincante de Lesnar, pero se lesionó. Estuvo fuera de acción durante semanas, así que hubo que buscar un plan B. Lo más parecido que había en WWE era Samoa Joe, así que, después de que este ganara una lucha de 5 personas por un puesto en este combate contra Lesnar en Great Balls of Fire, el dream match se hace realidad.

Chocan dos máquinas dominantes, pero de dos contextos muy distintos. Lesnar es una mole física, campeón de WWE y de UFC en peso pesado. Joe también ha sido siempre muy dominante, y podía destacar mucho en el mundo indie, o incluso en TNA, a nivel físico, pero para WWE, es un hombre mediano con un poco de sobrepeso. Por eso, es importante, ahora más que nunca en él, la psicología.

Joe no se convirtió en un campeón dominante con rachas invictas de más de un año en ROH y TNA por su físico, sino más bien, por su psicología, por la interpretación de su personaje asesino. Hace tiempo que toda esa energía había desaparecido, por su estancia excesivamente larga en Impact Wrestling. Pero, en su llegada a WWE NXT, volvimos a ver algo de eso, si bien sus luchas no acababan de ser realmente trascendentales.

Eso se mantuvo en su debut en el main roster. En su primer día en RAW, atacó a Seth Rollins, y le lesionó legítimamente en un segmento muy bien vendido. Pero, en WrestleMania, no apareció, ni en la lucha de su jefe, Triple H, frente a Rollins, ni en la battle royal. No había motivo para esa ausencia, pero no se le vio.

Y tampoco fue muy interesante su feudo frente a Rollins posterior a WrestleMania, al menos dentro del ring. Pero en su rivalidad frente a Lesnar, Joe sí que parecía Joe de verdad.

Hay algunos segmentos de Raw en esta rivalidad que me gustaron bastante. Atacó a Heyman cuando Brock no estaba, con su Coquina Clutch, y legitimó está técnica como la base para su lucha, después de haberla usado para derrotar a Finn Balor. Llegó a las manos con extrema violencia con Lesnar, y también le puso a dormir. Su Sleeper quedó genial, muy creíble, con la cara de Lesnar absolutamente morada. Lo bueno de enfrentar a estos dos es que a ninguno le va a importar que le peguen de verdad.

Cuando Lesnar hizo su retorno a WWE, comenzó a dar grandes luchas, algunas muy largas y violentas. Pero desde su rivalidad con Undertaker en 2015, lo cierto es que no ha dado una lucha larga de verdad. Aún así, sus últimas luchas frente a Randy Orton en SummerSlam 2016 y frente a a Goldberg en WrestleMania, resultaron, a su manera, geniales. Las dos fueron muy cortas, pero contenían una gran historia. La lucha entre Joe y Lesnar es un poco más larga, si bien no mucho más, y destaca, asimismo, por la historia que se cuenta en ella.

Joe hace de Joe, y esa es la buena noticia. No deja que comience la lucha, ataca a Lesnar por la espalda, y lo destruye, con un STJoe sobre la mesa de comentaristas. Lesnar vuelve renqueante a la lucha, mientras el público canta eso de que "Joe va a matarte". Esta parte no entra dentro del propio combate en sí, pero sí que suma una gran energía al ambiente.

Empieza la lucha, que es muy física, con rodillazos y agarrones, hasta que Joe empieza a aplicar la Coquina Clutch. De nuevo, aprieta fortísimo, con mucho realismo. Lesnar consigue quitárselo de encima, dando pie al siempre aburrido Súplex City. Joe lo frena, con un golpe bajo que pasa desapercibido para el referee, para aplicar, otra vez, dormilonas sin parar.

Las dormilonas del samoano son muy buenas, y la cara de Brock se pone como un tomate. Con un Side Slam, el Campeón Universal consigue librarse, para reiniciar su lluvia de Súplexs, hasta que va a por F5, y Joe consigue enganchar una nueva dormilona.

Ahora sí que parece que Lesnar se ahoga, pero cuando peor cara tenía, levanta a Joe para aplicar un F5 definitivo. La lucha resulta bastante buena, con una historia y una estrategia muy claras, y sin que nadie pudiera definirse como bueno o malo.

Puntuación: ***1/2

domingo, 9 de julio de 2017

Kushida vs Will Ospreay, NJPW Best of Super Juniors 2017 Finals




Vamos con la final de la edición de 2017 del torneo Best of Super Juniors. Se encuentran los ganadores de las dos ediciones anteriores: Will Ospreay y Kushida. El ganador, se enfrentará a Hiromu Takahashi por el título IWGP Junior.

Gran lucha, posiblemente de lo mejor del torneo. A pesar de algunos problemas de selling por parte de Will Ospreay, vale la pena verla. El público está muy metido, y apoya sobre todo al británico, que comienza el combate muy igualado con Kushida. Ambos realizan movimientos para medir al adversario, y salen empatados en todos. Hay un poco de payaseo saltarín, pero no está mal.

Kushida lanza de cara a Will contra la lona, y este se hace daño en la rodilla. a partir de ahí, recibe buenos ataques, tanto en brazo como en pierna. Kushida tiene dos objetivos concurrentes: hacer rendir a Ospreay con sus llaves al brazo, y evitar sus saltos, con sus llaves a las piernas. Aplica una Figura 4 muy buena, pero Will vuelve a la carga. Aunque en un principio vende bien el dolor en la pierna, lo olvida en cuestión de segundos, y comienza a pegar saltos, que es lo suyo.

La parte del llaveo a piernas acaba, pero Kushida sigue insistiendo en su clásico ataque al brazo. No obstante, recibe unas tijeras-DDT en el borde del ring que resultan demoledoras, y está a punto de perder por conteo de 10. Aunque se despreocupa de vender el dolor al brazo, porque lo que importa en su cabeza es hacer cosas chulas, ataca bien con DDTs muy impresionantes.

La cosa sube de nivel, el ambiente se hace atronador, y los luchadores se destrozan con codazos muy fuertes, seguidos de patadas tipo Kawada, en toda la cara. Kushida deja de imitar a Kawada, y empieza a dar pisotones que le asemejan más a Danielson. Pero mucho más duras parecen las superkicks que le endosa Ospreay en el esquinero, donde no puede escapar. Es imposible que no sean reales; lo parecen, y el plano es muy corto.

Kushida engancha el brazo de Ospreay durante un buen rato, y parece que no hay escapatoria posible. Después de aguantar lo inaguantable, el británico se libra, pero solo para caer víctima del Back to the Future. Victoria para Kushida, que tendrá su revancha ante Takahashi.

Puntuación: ****1/4

sábado, 8 de julio de 2017

Kushida vs Volador Jr, NJPW Best of Super Juniors 2017 Night 13




En el Best of Super Juniors de 2017, ha destacado mucho, de nuevo, Kushida. No es de extrañar, porque es el mejor del mundo en su peso. En última instancia, ganó el torneo, y se volvió a convertir en Campeón IWGP Junior en Dominion.

Durante el torneo, fue dejando joyitas. No vamos a repasar su enésima gran lucha frente a Taguchi, pero sí que me gustaría verle luchar contra enemigos de fuera, que no están tan vistos. Voy a mirar su lucha frente al mexicano Volador Jr, y después, la final contra Will Ospreay.

La lucha entre Kushida y Volador Jr no es muy grande, pero está bastante guay, por la mezcla de estilos. Empezamos con una guerra de de tijeras, de la que sale muy vencedor Volador, que como buen mexicano, está aquí para lucirse y no vender nada. Vuela sin parar sobre el japonés, con varios movimientos bastante impresionantes. 

Kushida le engancha del brazo, y comienza a aplicar sus palancas y llaves. Tenemos una guerra de vuelos contra ataques a los brazos. Volador no vende mucho, pero por suerte no usa mucho el brazo, así que no se nota. En un momento dado, lleva a cabo un montón de casitas y movimientos de conteo rápidos para intentar ganar, sin éxito.

Kushida realiza un intento de Mística, que queda bastante bien, aunque no aplica la palanca final. Recordemos que el Místico tuvo una rivalidad enorme con Volador, así que este conoce bien esa técnica. Por primera vez, Volador vende el dolor en el brazo, y su rival lo aprovecha para retorcerle la extremidad. Volador se revuelve, pero acaba quedando empaquetado, y no puede escapar. Kushida gana un valioso punto.

Una lucha original y entretenida para un torneo con muchos perfiles distintos. Está muy bien, sin llegar a ser nada trascendente.

Puntuación: ***1/4