Mostrando entradas con la etiqueta nxt takeover. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta nxt takeover. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de abril de 2018

Johnny Gargano vs Tomasso Ciampa, WWE NXT Takeover New Orleans




El evento NXT Takeover New Orleans fue muy interesante. Pero no tuvo una lucha por el campeonato principal de NXT en el main event de la velada. Hacía mucho tiempo, creo recordar, que eso no pasaba. No, todo el protagonismo recaía, en esta ocasión, en la rivalidad entre Johnny Gargano y Tomasso Ciampa, un feudo como los de antes.

Es raro que esto pase en estos tiempos. En un momento en el que el kayfabe, prácticamente, no existe, y en el que no parece triunfar ningún intento deliverado de convertir a un luchador en un héroe para el pueblo, Johnny Gargano se ha ganado el amor del público como un gran babeface underdog como los de antes. 

En realidad, ya se ganó bastante cariño cuando luchaba en EVOLVE. Es un tipo de los que se hace querer de manera natural. Y su carrera en WWE ha contribuido en ello. Empezó a trabajar en la empresa de manera freelance, con su amigo Tomasso Ciampa, completando la división de parejas, gracias a la colaboración entre WWE y EVOLVE. Las buenas actuaciones de la pareja tanto en NXT como en el CWC, hicieron a ambos merecedores de un contrato a tiempo completo. Y sí que lo han aprovechado, sí.

Gargano y Ciampa formaron la pareja DIY, muy querida por todos, y protagonizaron inmensas batallas en la división Tag Team. Ganaron los títulos por parejas, pero después los perdieron. Y Ciampa cambió. Tras la última derrota de la pareja ante The Authors of Pain, Tomasso atacó brutalmente a Johnny. Pero, justo después, se lesionó de gravedad, y quedó fuera de acción durante muchos meses.

En ese tiempo de ausencia de Tomasso, Gargano fue subiendo como la espuma, de ser un debilucho que no podía contra nadie, a conseguir una posición para luchar por el título de NXT. La aprovechó para dar una lucha de 5 estrellas ante Andrade 100 Almas, pero falló en su cometido de ganar el campeonato. Tras la lucha, el malvado Ciampa hizo su regreso, atacando con una muleta a Johnny Wrestling.

Durante los meses previos a WrestleMania, la rivalidad entre ellos continuó. Gargano retó, de nuevo, a Cien Almas por el título, con la condición de que, si perdía, perdería también su trabajo en NXT. Una interfrencia de Ciampa hizo que Johnny perdiera, así que se quedó sin trabajo. Pero no lo iba a consentir, no podía permitir que Tomasso se saliera con la suya. Volvió a por él, desde el público. Consiguió una oportunidad para volver a NXT, y la condición era vencer a Ciampa en un Unsanctioned Match en NXT Takeover New Orleans.

Meltzer le dio 5 estrellas a la lucha entre Almas y Gargano, y otras 5 a la que disputaron Ciampa y Gargano. Buenos tiempos para Johnny. Aunque la opinión de Meltzer no va a misa, no puedo decir que esté muy lejos de eso.

Esto es un Unsanctioned Match. La empresa no se responsabiliza si los dos luchadores se matan entre sí. Ciampa entra sin música, con una chaqueta de personaje malvado, entre gritos de "asshole". La gente lo odia mucho, y lo odia por el papel de rudo que ha hecho. Wrestling clásico.

Gargano llega con una ropa mucho más chula. Su chaqueta recuerda a un gladiador de verdad. Él sí trae música, y le acompaña una gran ovación por parte del público. A pesar de que este es un programa que sólo se emite por WWE Network, la gente está metida en la rivalidad como si de ella dependiera su vida.

Esta es una gran batalla, con mucho odio, mucho dramatismo, y muchos minutos. Desde el principio, los primeros encontronazos son desesperados.La alegría de la gente cuando es Gargano quien golpea se deja oir.

La lucha no tarda mucho en convertirse en una brawl en ringside. Los primeros golpes de Ciampa parecen buscar romperle la espalda a su rival. Hasta quita el tatami del suelo, para dejarlo desnudo y poder aplicar un Súplex en él. Por ahora, no tiene suerte. Por ahora.

Ciampa y Gargano pelean sobre la mesa de Ranallo y compañía. Les pisotean todas las teles y papeles.Ahora que existen las tablets, no son necesarias las pequeñas teles cuadradas que había antes. Pero estas salen volando antes. Tomasso vuela con un Súplex desde la mesa hacia el suelo. Los dos se pegan un buen porrazo.

Hay más golpes con las mesas y los objetos cercanos. La espalda de Gargano parece ser el principal objetivo de su rival. Este demuestra mucho odio y mucha maldad, con golpes muy muy stiff. Con una patada, le rompe el labio a Johnny Wrestling. También utiliza algunas llaves para hacerle daño, de nuevo, en la espalda. Aunque todo está muy bien, quizás un Unsanctioned match no es el mejor sitio para hacer esto. Aquí hay que matarse.

Pero sirve para que el espectador sea consciente de que aquí no sirven los Rope Breaks. Gargano no se rinde, y Tomasso le destroza la cabeza con una patadas en la nuca realmente excesivas. Qué malo. Encima, aplaude al público, burlándose. Sigue golpeándole con esa maldad, y busca su muleta bajo el ring, para golpearle como hizo en programas anteriores. No la encuentra, y se va al público a robársela a un pobre cojo. Genial.

Gargano consigue esquivar los golpes con la muleta en primera instancia, y aplica una gran Power Bomb sobre el suelo anteriormente desprotegido. Al fin, parece que el Underdog tiene opciones.Con un hematoma en la espalda, el calvo malvado vuelve a la batalla. Los dos están en una esquina, y corren por la muleta. Johnny se la queda, y le da a su rival lo que se merece.

Después de eso, tenemos más momentos de lucha en el ring. Quizás, de demasiada lucha, aunque los golpes de Ciampa en la cara vuelven a ser muy duros. Un rodillazo en la nuca está a punto de dejar a su rival sin opciones de volver a trabajar en NXT.

Gargano casi hace rendir a Ciampa, pero este consigue quitárselo de encima con un piquete de ojos. Se quita la muñequera, pero se da cuenta de que con esa cinta puede ahorcar a Johnny. Este no se deja, y acaban atados de las muñecas, dándose de lo lindo. Ciampa está a punto de ganar, con un nuevo golpe con la muleta, y un Project Ciampa. Gargano sobrevive a pesar de tanto dolor, y lanza a su rival contra el esquinero desprotegido, dándole un gran golpe en la cara, a lo que hay que sumarle varias super kicks y clotheslines. Pero esto no se acaba. Increíble.

Gargano y Ciampa hacen honor a lo de "Fight Forever". Esto no se acaba nunca, lo aguantan todo. Hay otro genial Project Ciampa desde el esquinero, pero Johnny lo resiste, y encima, el rudo se hace daño en la rodilla en la que traía un protector. Se lo tiene que quitar, por el gran dolor, pero ahora, tiene un nuevo arma. Busca un rodillazo sin protección alguna, y recibe un golpe con el protector justo en la rodilla. Gargano coge la muleta, que aún está por ahi, la dobla, y consigue tener un filo muy peligroso. Cuando va a pegarle a Tomasso, este se acobarda, y Johnny parece apiadarse de él. Son muchos años de amistad. Ciampa hace gestos de dolor en su pierna, para dar pena. Hay momentos de vacilación, pero Ciampa intenta pegarle con la rodillera. Gargano no es tan tonto, lo esquiva, y le aplica un Crossface con el propio protector de su pierna, ante lo que Ciampa se tiene que rendir sí o sí.

Este es un gran combate, el mejor de toda la semana de WrestleMania, en la que ha habido muchas cosas buenas en muchas empresas. No le voy a dar 5 estrellas, porque creo que hay, paradójicamente, demasiado wrestling. En un Unsanctioned Match, no debería haber tantos momentos en los que se lucha del modo clásico. Si hubiera sido un No DQ, le habría dado las 5 estrellas.

Puntuación: ****3/4

viernes, 13 de abril de 2018

Ricochet vs EC3 vs Adam Cole vs Velveteen Dream vs Killian Dain vs Lars Sullivan, WWE NXT Takeover New Orleans




Antes del plato fuerte de WrestleMania, WWE nos presentó el evento especial en New Orleans de su marca de desarrollo. Teniamos un nuevo Takeover para NXT, con una cartelera realmente interesante.

WWE está robando talento por todo el mundo. Ha acumulado tantos luchadores, que tiene que encontrar formas de aprovecharlos, antes de quebrar por exceso de sueldos, como le pasó a WCW. Ahora, NXT tendrá algo que le venía haciendo falta desde hace tiempo: un título masculino individual secundario. 

Así, en NXT Takeover: New Orleans, WWE estrena el NXT North American Championship, con un nombre que hace honor a un campeonato clásico que existió hace muchos años en la empresa, y que fue el predecesor del Intercontinental Championship, como comentamos recientemente. Para luchar por este título, se presentaron 6 estrellas que representan el crisol de culturas luchísticas que es, hoy, NXT. Estaban:

- Adam Cole, tres veces Campeón Mundial de Ring of Honor y ex-miembro del Bullet Club. Hombre de gran experiencia y con muchos admiradores, aunque con un "estilo Bullet Club", o sea, muchas super kicks y mucho fan-service. En NXT, es el lider de Undisputed Era.

- EC3, producto de las antiguas promociones de desarrollo de WWE (OVW y FCW). Fracasó en la empresa como Derrick Bateman, pero llegó a TNA, y con un físico muy musculado y el personaje de sobrino de Dixie Carter, tuvo un gran éxito y se convirtió en Campeón Mundial de la empresa.

- Velveteen Dream, participante de la edición de 2015 de Tough Enough. Desde entonces, ha estado entrenando en NXT, y en 2017, comenzó a luchar en los programas de televisión de la marca. A pesar de enfrentarse a luchadores con gran experiencia en el mundo indie, ha destacado mucho tanto por su personaje como por la calidad de sus últimas luchas en Takeover.

- Ricochet, quizás una de las mayores estrellas que quedaban fuera de WWE, y el highflyer más impresionante que existe. Es dos veces ganador del BOLA de PWG, y el campeón mundial más importante de la historia de la empresa. Es ganador del Best of Super Juniors y de varios títulos en New Japan, y Campeón Mundial de Lucha Underground bajo el nombre de Prince Puma, entre otras muchas cosas

- Killian Dain, poderoso luchador de Irlanda del Norte conocido anteriormente como Big Damo. La parte más importante de su carrera tuvo lugar en Reino Unido y en Europa, donde era bien conocido, y donde ganó varios títulos. 

- Lars Sullivan, uno de esos tipos que WWE firma sólo por su tamaño. Entrena en el Performance Center desde 2014. Aunque tiene, y siempre tendrá, muchos detractores, tiene pinta de convertirse en un Monstruo bastante impresionante. Una lesión truncó su oportunidad para luchar por el título de NXT, pero, ya recuperado, está en esta importante Ladder Match.

Pues con estos 6 bichos, tenemos una lucha de escaleras para encontrar al primer campeón de Norte América. Ricochet comienza fuerte, con un Shooting Star Press desde la tercera a ringside, asombrando a todo el mundo. Es, en lo básico, un spot fest, como toda lucha de escaleras, pero con muchas cosas buenas. Hay varios momentos de rivalidad entre los dos hombres más grandes, Sullivan y Dain que, además, revientan, en un gran segmento, a todos sus rivales en una escalera, cada uno a dos luchadores. 

Hay momentos para todos. Ricochet sufre muchos ataques, pero también realiza spots muy buenos. Cole tiene su espacio para dar super kick a todo el mundo. Y hay un instante en el que todos los participantes están sobre las escaleras, luchando por coger las correas. Es Adam quien se hace, finalmente, con el cinturón, convirtiéndose en el primer NXT North American Champion.

Muy entretenida lucha, con mucha acción y buena historia entre Dain y Sullivan.

Puntuación: ***3/4

viernes, 9 de febrero de 2018

Adam Cole vs Aleister Black, WWE NXT Takeover Philadelphia




El NXT Takeover Filadelfia de enero de 2018 estuvo marcado por la lucha entre Andrade Cien Almas y Johnny Gargano, a la que muchos hemos dado 5 estrellas. Pero, en general, el evento fue muy entretenido. Otra lucha que ha recibido buenas notas ha sido el Extreme Rules entre Adam Cole y Aleister Black, anteriormente conocido como Tommy End. 

Sanity y The Undisputed Era están dentro de una rivalidad bastante potente. Ambos grupos estuvieron en Wargames, y se enfrentarán más veces durante el año. En este evento, el líder de Undisputed Era se enfrenta al Holandés errante llamado Tommy End, que es un gran miembro de ese grupo de locos que es Sanity. Son dos luchadores de gran experiencia en el mundo indy, y aquí tienen un choque bastante violento.

Los dos tienen también un personaje muy marcado. Cole es bocazas y cobarde, mientras que a Black lo que le interesa es lo de las tortas. Cole se va a aprovechar de las posibilidades que le ofrece este tipo de lucha, mientras que Aliester quiere demostrar que no necesita palos ni nada. Los primeros minutos son bastante humillantes para Adam, que es expulsado del ring una y otra vez, sin oportunidad de usar las armas que coge fuera. Black le espera sentado.

Pero la pedantería del europeo provoca que se lleve un buen palo en el estómago. A partir de ahí, hay algunos movimientos buenos con objetos, mientras el público corea lo de "ECW". Porque estamos en Filadelfia. Cole se lleva buenos ataques en la espalda, y lo vende bien. Ambos acaban heridos ahí. Cole es lanzado contra el borde de unas sillas, en un movimiento asesino, y contra la mesa de comentaristas. Black cae desde la esquina contra dos mesas en ringside, y se lleva dos buenas heridas en la espalda. 

Por supuesto, los miembros de Undisputed Era hacen su aparición, y son respondidos por los de Sanity. Finalmente, Black acaba ganando con una patada, en un final que no me parece muy relacionado con el tipo de ataques que se están haciendo durante el combate. No obstante, es un abuena lucha, muy entretenida.

Puntuación: ***1/2

jueves, 8 de febrero de 2018

Johnny Gargano vs Andrade Cien Almas, WWE NXT Takeover Philadelphia




Por primera vez en muchos años, el Wrestling Observer Newsletter ha premiado con 5 estrellas a una lucha de WWE. Ha habido un combate en la empresa de Vince que está rivalizando, según muchas opiniones, con los combates clásicos entre Owen Hart y Bret Hart; Shawn Michaels y Undertaker; y John Cena y Cm Punk. Pero en esta ocasión, no estamos hablando de estrellas del tamaño de esas leyendas, sino de luchadores que quizás tengan más futuro en 205 Live que en RAW. La lucha entre Andrade Cien Almas y Johnny Gargano en NXT Takeover Filadelfia, por el Campeonato de NXT, está siendo considerada como uno de los mejores combates en la historia de WWE.

Es raro. Nunca hubiera imaginado ese reconocimiento para estos dos tipos, si me lo hubieran dicho hace 3 años. Almas luchaba como La Sombra en el Consejo Mundial de Lucha Libre, y aunque ya destacaba mucho, era un enmascarado volador, como 50 más. Quizás tenía más calidad que los demás, pero tampoco hay en el Consejo demasiadas oportunidades para demostrarlo. Gargano, por su parte, era un estereotipo de luchador indy. Daba muy buenos combates en EVOLVE, pero tampoco se puede decir que uno soñara con verlo en el main event de WrestleMania.

Sin embargo, ambas estrellas han coincidido en la pequeña marca amarilla de WWE, NXT, y han recibido personajes muy clásicos. Sin innovar en lo más mínimo, utilizando storylines con 40 años de antigüedad, Andrade se ha convertido en un gran rudo, y Johnny se ha convertido en un gran Babyface. Así, han tenido una gran lucha, justo cuando pensábamos que el título máximo de NXT ya no valía tanto como antes. En general, tuvimos un muy buen evento en Filadelfia, en el fin de semana de Royal Rumble, pero la calidad con la que se remató la noche no la habría previsto ni el más listo.

Johnny Gargano hacía una gran pareja con Tomasso Ciampa. Todo el mundo ya le quería entonces y coreaba "Johnny Wrestling". Pero cuando el wrestler fue traicionado por su compañero de fatigas, recibiendo una paliza brutal, la gente le amó mucho más. Así es como se crea un gran Underdog. Gargano fue derrotado en cada ocasión en la que luchó durante las semanas siguientes, pero se levantó, y consiguió ganar el torneo por el Number One Contender, derribando a rivales mucho más grandes. Para el público, él era el más grande.

Por su parte, La Sombra también recibió un gran push como rudo mediante un método clásico: poner a su lado una mujer tan hermosa como malvada, que siempre tenía a su disposición la trampa justa para hacerle ganar. Así derrotó a McIntyre por el campeonato.

Gargano y Almas ya se habían enfrentado unos meses antes, y la lucha estuvo muy bien. Por eso, esta propuesta de lucha titular era un seguro de vida en cuanto a calidad. Pero no creo que Triple H imaginara que la lucha recibiría tan buenas críticas. La pregunta es, ¿merece esas 5 estrellas?

Pues lo decidiré al terminar de escribir este texto, porque me lo estoy pensando. Cien Almas llega, acompañado por un montón de mariachis y por Zelina Vega. También lleva su máscara de La Sombra, aunque con los colores de la bandera mexicana. Se la quita, y se aproxima al ring para enfrentarse al underdog al que todos aman: Johnny Gargano. 

Los primeros minutos de la lucha son normalitos. Almas daña en ringside la espalda de su rival, y parece que ese va a ser su objetivo. Además, Gargano vende muy bien el dolor ahí. Pero nada de eso, pronto, el mexicano comienza a aplicar headlocks muy duros, muy asfixiantes, contra el americano. 

A partir de ahí, la lucha se convierte en un brutal combate por KO. Los dos se revientan la cabeza mediante golpes frontales durante toda la lucha. Si bien Almas siempre parece un poco más fuerte, el enfrentamiento es de ida y vuelta. Los dos atacan sin parar, con movimientos de todo tipo, a cada cual más espectacular y más brutal.

Gargano aguanta varios rodillazos en las esquinas, de la escuela de Los Ingobernables. Almas soporta varios cross-faces sin rendirse, y también son muy dolorosos. La gente grita "fight forever", y eso es lo que estos dos tipos están haciendo: partirse la crisma sin parar, y prácticamente nunca usan un ataque que no sea doloroso para la cabeza del rival.

Las caras de ambos lo dicen todo. Despeinados, colorados, y con alguna que otra herida. Están exhaustos. Y aquí es donde Zelina Vega entra en acción. Impide que Cien Almas se rinda ante un Cross-Face, y aplica unas tijeras sobre Gargano en ringside, provocando que este se golpee con las escaleras metálicas, aumentando el dolor de su cabeza. Gargano se vuelve a salir del ring por el otro lado, para descansar un poco, porque está hecho pedazos. 

Pero observamos, a lo lejos, a Zelina, dando toda la vuelta al ring. Va a por Gargano, para darle una paliza, con cara de enfado. ¿Cómo se puede ser tan mala, siendo tan pequeña? Intimida hasta al público, que alerta a Gargano. Pero, desde las gradas, salta Candice LeRae, la mujer de Johnny, que estaba viendo la lucha, y que ha fichado recientemente por WWE. La rubia se lleva a Zelina fuera de la escena, a palo limpio, mientras Gargano vuelve al ring. El americano está apunto de ganar con su Crossface, pero Andrade llega a las cuerdas. El campeón acaba aplicando unos nuevos rodillazos, esta vez cuando Johnny estaba apoyado en el poste exterior del ring. Gargano tiene un pié en la tumba, así que Andrade le cubre para, ahora sí, ganar.

El mexicano celebra junto a su mánager. Gargano se va, destrozado, junto a su mujer, mientras el público le aplaude. Pero cuando está saludando, recibe un golpe con muletas por parte de su antiguo compañero, el traidor Tomasso Ciampa. 

¿La lucha es de 5 estrellas? Bueno, lo tiene todo. Con que le faltara algo, se las quitaría, pero no se me ocurre nada. Un gran rudo contra un gran técnico. Mucha psicología, un público muy bueno y muy metido, un gran título en juego, y bastante talento a la hora de atacar. E intervenciones, pero de las buenas. Cuando una lucha me parece perfecta, suelo buscar excusas para quitarle las 5 estrellas, pero no hay opción en esta ocasión.

Puntuación: *****

jueves, 21 de diciembre de 2017

Wargames Match, WWE Takeover Wargames




A finales de 2017, WWE ha hecho un par de experimentos para resucitar dos de las grandes marcas de la extinta WCW y que ahora, obviamente, le pertenecen. Llevó a cabo una edición de Starrcade, que por desgracia, no se emitió por la Network; así como una lucha Wargames, que tuvo lugar en NXT, en el 30 aniversario de su creación. Puede que fuera una prueba con la intención de llevar ese tipo de combates al main roster, o quizás, que Triple H quiere aprovechar las licencias que a Vince no le gusta promocionar, por el odio que todavía siente hacia aquellos que le vencieron parcialmente, pero que acabaron arrodillados a sus pies.

WWE tiene una cantidad de talento excesiva. Y sigue firmando gente. No es que lo necesite, apenas usa a la mitad. Ya sabemos que sus programas principales giran en torno a unos 10 hombres, y el resto es relleno. Pero están haciendo todo lo posible porque New Japan y Ring of Honor no crezcan mucho. No creo que a Vince le preocupe este tipo de productos lo más mínimo, pero lleva lo del monopolio en la sangre.

Así, se han tenido que crear varios stables en NXT. Es la única forma de utilizar el máximo número de luchadores posible. Y estas agrupaciones han protagonizado el primer Wargame de WWE. Veamos quienes son.

Por un lado está Sanity, liderado por el ex-TNA Eric Young. Sabíamos que no es un luchador especialmente bueno, aunque tiene personalidad y manejo del micro. Le sirvió para formar su propio grupo.

Sanity nació en 2016, y tuvo varios miembros distintos en su inicio. Después de algunos despidos, Young pasó a liderar un equipo en el que están Killian Dain, el impresionante luchador irlandés conocido como Big Damo en el circuito indy; y Alexander Wolfe, otro enloquecido europeo, en este caso, alemán, de gran experiencia en WXW. Este es un grupo de gente que está regular de la cabeza, y en el que también colabora, poniendo el toque femenino, Nikki Cross.

También tenemos a The Undisputed Era, grupo formado por Adam Cole, Bobby Fish y Kyle 'Reilly. En 2017, WWE firmó más o menos al mismo tiempo a estas tres estrellas de Ring of Honor, y tuvo que juntarlas. Es cierto que Cole tiene un aura especial, pero es complicado ver un futuro en la empresa para los otros dos, ya que su característica principal es que son buenos wrestlers. No es suficiente en una plantilla de más de 100 tipos. Sin embargo, si hacen pareja, pueden tener su hueco. Por lo pronto, poco después del evento del que hablamos, han ganado los títulos tag de NXT.

En esta Wargame, participan tres tercias. La tercera está formada por los campeones en parejas, los inmensos The Authors of Pain, acompañados del brillante Roderick Strong. Y es que, después de debutar como equipo en NXT, The Undisputed Era atacó tanto a los locos de Sanity como a los grandullones. Y ofrecieron a Strong un puesto en el equipo. Al fin y al cabo, el perfil de Strong es parecido al de Cole, Fish y O'Really. Como ellos, ha disputado grandes batallas en Ring of Honor y el mundo indy, pero no parece tener un hueco definido en el main roster. Roderick fingió unirse a ellos, y ponerse su muñequera, pero en el último momento, les atacó, uniéndose, así, a los campeones. Después de varias confrontaciones entre los tres equipos, William Regal anunció que se enfrentarían en Wargames. Sorprendente noticia.

Como decimos, esta es una Wargames a tres bandas. Comienza luchando un miembro de cada equipo, mientras el resto permanece en una jaula. Posteriormente, de forma aleatoria, cada pocos minutos, se selecciona una jaula, y de ella salen los otros dos miembros, que se suman a la batalla. Es raro que salgan los dos al mismo tiempo, y no de uno en uno, como en las antiguas. Pero, posiblemente, esto haga la lucha más dinámica.

Hay que recordar que el mánager de Authors of Pain, Paul Ellering, luchó en la primera edición de Wargames. Sí, él ya era mánager, pero en esa rivalidad tan potente entre los Four Horsemen, Dusty Rhodes y los Road Warriors, todo valía. Entre el público, están Dustin Rhodes y Arn Anderson, otros dos tipos que lucharon en distintas ediciones. Comienzan luchando, en esta ocasión, los líderes: Roderick Strong, Adam Cole y Eric Young.

Los primeros minutos, con estos tres protagonistas, no son especialmente interesantes. No hay una expresión de odio demasiado clara. Pero cuando entran el resto de hombres, la cosa mejora. Los primeros en salir de su jaula y meterse en la celda son Undisputed Era. Gracias a su adición, Cole se repone de los ataques de sus enemigos, y el grupo de malosos domina en handicap match. En ese sentido, esto sí que parece un Wargames, porque ese formato era clave en su funcionamiento.

Pero después entran en la batalla los Authors of Pain. Y son unos animales sin igual. Asesinan a todo lo que ven. Incluso utilizan a su compi, Roddy, como proyectil. Gran momento, que se ve truncado por la entrada del resto de miembros de Sanity.

Tenemos un ring lleno de cadáveres, y a los Authors of Pain esperando a los bárbaros europeos. Big Damo no se da ninguna prisa, pero Wolfe va corriendo a confrontar a sus enormes rivales. Resulta que escondía una porra de policía, parecida a la que usaba el Big Bossman. Golpea sin parar a los campeones por parejas, mientras su compañero busca cosas debajo del ring. Así, se desata la guerra.

La última parte de la lucha es una verdadera batalla campal, con muchos objetos, uso de la jaula, y varios finishers y vuelos. El público canta y se divierte, lo que no es, en realidad, tan bueno. Las Wargames originales suponían la batalla final en rivalidades sangrientas y llenas de odio. Los aficionados, por tanto, estaban siempre enfervorecidos. Estos, sin embargo, vienen a divertirse viendo movimientos chulos, porque para eso son público indy. Y no es lo mismo.

Después de un millón de grandes ataques, Adam Cole consigue cubrir a uno de sus numerosos rivales, y le da la victoria a The Undisputed Era. Es una lucha que, como decía, no tiene ese ambiente de odio y violencia de una Wargames, pero es mucho más dinámica y entretenida. Una cosa compensa la otra. Creo que una en el main roster, con el público adecuado y los luchadores adecuados, podría incluir ambas cosas, y ser aún más buena.

Puntuación: ****1/4

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Andrade Cien Almas vs Drew McIntyre, WWE NXT Takeover Wargames



No pensé que La Sombra llegaría a ser Campeón de NXT. Me ha sorprendido bastante su victoria ante Drew McIntyre en NXT Takeover Wargames. Aunque parece ser que el escocés estaba lesionado, y había que buscar un sustituto.

La Sombra era uno de los luchadores más importantes del Consejo Mundial de Lucha Libre. Lo ganó todo e hizo de todo. Estuvo en tres main events de funciones de aniversario, ganó las máscaras del Volador JR, Felino y Olímpico, y perdió la suya en una batalla contra Atlantis. Estuvo varias veces en Japón, luchando para el Consejo Mundial de Lucha Libre, y consiguiendo un gran cariño del público. Y fue uno de los miembros originales de Los Ingobernables.

Posteriormente, La Sombra firmó con WWE, para luchar en NXT con el nombre de Andrade Cien Almas. Allí lleva ya dos años, pero me parece bien que no haya prisa con su ascenso. WWE no se puede permitir que le pase lo mismo que a Místico (Sin Cara).

Místico era la gran estrella del Consejo Mundial de Lucha Libre, uno de los wrestlers que más entradas vendía en todo el mundo. Cuando firmó por WWE, pasó directamente al main roster, y por supuesto, su estilo aéreo coreografiado no encajó, y cometió errores de todo tipo. Quedó muy mal, y algunos de esos errores le costaron graves lesiones. Los luchadores aéreos del Consejo son muy hábiles en su contexto, con compañeros con los que ensayan y otro tipo de rings, y luchando con hombres de otros tamaños. Pero para luchar aquí, hay que aprender a pensar, usar los ataques aéreos justos y necesarios, y a usar una mayor psicología.

Por eso es importante que La Sombra aprenda mucho. Y parece que lo está haciendo. Durante su primer año en NXT, no me pareció nada interesante. Pero últimamente he notado claramente sus mejoras. Ha aprendido a administrar los vuelos. Se ha hecho rudo, y tiene una mánager, la pequeñita Zelina Vega, anteriormente conocida como Thea Trinidad. Su combate ante Drew McIntyre en Takeover Wargames fue bastante bueno, y le pudimos ver luchar con mucha cabeza.

La Sombra hacía muchos vuelos, sin parar, y a veces, sin motivo. Pero Andrade hace un papel de heel menos impresionante, pero más psicológico. Su diminuta acompañante le ayuda cuando hace falta. Pero la mayor parte de la lucha es dominada por Drew, que utiliza muchos ataques power house. Su físico ha evolucionado mucho, y ahora sí es creíble que luche de esa forma.

Con alguna trampa, alguna llave y algún vuelo, Andrade tiene sus buenos momentos durante el combate también. Con un Coup of Grace, seguido del rodillazo de los Ingobernables en la esquina del ring, Andrade está cerca de la victoria. Pero eso no es suficiente para vencer a McIntyre, que aplica una Power Bomb muy fuerte, así como un Future Shock DDT. También Andrade sobrevive.

Las trampas de Selina han conseguido que Cien Almas se meta en la lucha, y se aprovecha, aún más, de ello. Sale a ringside, a posar con la correa, y cuando el referee baja a por él, la morenilla entra al ring y aplica una hurracarrana sobre un Drew arrodillado, a la altura perfecta. Es un DDT muy bueno, seguido de uno de La Sombra. Aún así, Drew sobrevive en primera instancia, y aplica un patadón impresionante. Vega coloca la pierna de su amigo en la cuerda, para evitar el conteo, y de nuevo, salva sus aspiraciones. Después de eso, Almas aplica un Hammerlock DDT sobre una cabeza ya muy tocada, y se lleva la lucha, y el título.

Una lucha notable, no está nada mal este nuevo Andrade.

Puntuación: ***3/4

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Asuka vs Ember Moon, WWE NXT Takeover Brooklyn III



Asuka se convirtió en la gran campeona femenina de NXT. Batió todos los records como campeona, jamás fue derrotada desde su llegada a WWE, y su aura japonesa hacía que se viera como algo lejano, inalcanzable.

Había miedo, por la forma en que WWE le quitaría el título. Podía ser derrotada en varias ocasiones antes de su subida al roster principal, de tal manera que en su ascenso, se viera mucho más débil. Es lo que hicieron con Nakamura y Joe.

Por suerte, no tuvieron la oportunidad de hacerlo. Asuka se lesionó después de su lucha con Ember Moon. Así que William Regal, General Manager de NXT, anunció su subida al main roster, y dijo que, para eso, tenía que dejar vacante su campeonato. Fue la mejor manera de que ocurriera esto. Así, llegará a Raw o Smackdown como el gran fantasma imbatible que ha sido en NXT. Lo que no sabemos es cómo la utilizará Vince arriba, teniendo en cuenta lo que estamos viendo últimamente en las ligas femeninas de WWE.

Su lucha frente a Ember Moon en Brooklyn 3 ha sido bastante buena, y una manera correcta de despedirse de NXT. La morena se muestra implacable desde el principio, y se lanza veloz contra su rival, con golpes rapidísimos en la cara. Moon busca hacer lo que nadie ha hecho: vencer a Asuka, y puede ser que sorprenderla sea la única manera.

No lo consigue en primera instancia, y la batalla continúa en ringside. Moon se daña el brazo cuando Asuka le aplica un súplex en la rampa metálica, y durante los siguientes minutos, la japonesa ataca el brazo de Ember, con mucho llaveo y golpes fuertes. Es interesante, porque hasta ahora, las luchas de Asuka en WWE han sido de otro estilo, pero aquí podemos ver también su repertorio técnico.

La lucha va subiendo de tono. Las dos guerreras se dan de lo lindo, con ataques bastante stiff, y algún que otro golpe de poder. Asuka está a punto de ganar después de reversar un cross-body, pero el referee para el conteo, porque observa que la japonesa tiene una mano por la parte de abajo. Mientras esta discute con el árbitro, se lleva una superkick bestial, que está a milésimas de costarle el campeonato.

No es así, Asuka resiste y las hostilidades continúan. La japonesa, en última instancia, consigue hacer rendir a la morena, con una sleeper.

La lucha es bastante genial, aunque esperaba algo más del final. Gran manera de dejar NXT para Asuka.

Puntuación: ***3/4 

miércoles, 31 de mayo de 2017

Hideo Itami vs Bobby Roode, WWE NXT Takeover Chicago



Bobby Roode consiguió superar a Shinsuke Nakamura, y convertirse en campeón de NXT. Y después de esa rivalidad, le toca luchar con otra leyenda del puroresu contemporáneo: Hideo Itami, anteriormente conocido como KENTA. Y Bobby sigue dando buenas luchas como main eventer de NXT, hasta el punto de que esta es la mejor etapa de su carrera, sin duda.

Ya comentamos que KENTA había vivido un calvario para volver a poder sentirse luchador. Y para que los demás lo consideráramos como tal, porque se había quedado, con tanta lesión, muy atrás de sus compañeros de NXT. Por suerte, aún con una gran cicatriz en el hombro, vuelve a luchar, y eso es lo que nos muestran en el vídeo anterior a la lucha. Como también nos muestran el desprecio del Glorious hacia él. Aún así, KENTA derrotó a Roderick Strong y se ganó este puesto en la pelea titular.

La lucha no es el main event de la noche, puesto el título de parejas se queda, en esta ocasión, con esa posición, pero es bastante buena. Es irónico, porque mucha gente consideraría a Roode como el peor campeón de NXT en cuanto a capacidad in-ring, pero está siendo uno de los mejores campeones. Ha podido poner en práctica un estilo old-school ante buenos rivales que ha dado un gran resultado.

KENTA, que como Nakamura, es experto en patadas, comienza de esa manera la lucha, dando patadones muy stiff. Le pega un puntapié a su rival, y se burla de sus ridículos gestos gloriosos. Pero, pronto, las cosas se igualan.

Roode ataca también con buenos candados al cuello, mientras que KENTA es más directo y frontal. Bobby se lanza a por él, pero se aparta, y el canadiense se come el poste de la esquina, haciéndose daño en el brazo. Itami, en consecuencia, empieza a aplicar palancas y patadas al brazo. El japonés es frenado por un gran Spine Buster, pero cuando Roode busca su Glorious DDT, el dolor en el brazo le impide hacerlo.

Ese dolor se ve aumentado cuando el campeón es lanzado contra las escaleras metálicas, pero más daño aún se hace Hideo, al fallar una dropkick y golpear, también, las escaleras. Ahora, los dos están lisiados, e Itami vende el dolor tan bien como su rival, al ser incapaz de aplicar el GTS. Sin embargo, aún mostrando dolor, Roode consigue conectar su DDT, que no obstante, no es suficiente para ganar.

Después de descansar lo suficiente, KENTA aplicar su finsiher, mientras que el público de Chicago grita "CM PUNK". Bobby cae fuera del ring, así que el retador pierde la oportunidad de ganar. Hideo pega un montón de guantazos a Bobby, pero cuando va a por el GTS, se encuentra con dos Glorious DDT seguidos de su rival, que hacen que la lucha llegue a su fin.

Muy buena lucha titular de nuevo en NXT.

Puntuación: ***3/4

miércoles, 24 de mayo de 2017

The Authors of Pain vs DIY vs The Revival, WWE NXT TakeOver Orlando




La división tag de NXT se ha convertido en una de las mejores cosas de WWE en los últimos años. Durante 2016, The Revival dieron grandes combates ante American Alpha y DYC, estandarizando un gran nivel, que continúa hasta ahora.

Durante esos meses, llegó también a NXT una nueva pareja, The Authors of Pain, unas bestias enormes, con un manager clásico: Paul Ellering, famoso por su trabajo con los Road Warriors. Las comparaciones no se han hecho esperar, siempre en tono negativo. Pero llegar al nivel de aquellos es un absurdo, no caben comparaciones. Ninguna pareja, jamás, tendrá la reacción que tenían Animal y Hawk. 

Authors of Pain se convirtieron en campeones en parejas de NXT, ante la ira de los aficionados internautas, que no entienden la importancia de este tipo de personajes en WWE, y solo quieren luchadores indies dando saltos. Sin embargo yo creo que estos dos tipos pueden aportar mucho en el roster principal, porque no hay nada parecido ahora mismo.

En Takeover Orlando, teníamos una triple amenaza por el título en parejas, con los Authors, DIY (Gargano y Ciampa) y los propios Revival, que se despedían de NXT para ir a RAW. 

Muy buena Triple Amenaza, con un turn-face de Revival incluido, que se mantiene en RAW posteriormente, creo. Comienza la batalla con los grandotes, a los que aún no puedo diferenciar, saliendo dominantes de todo enfrentamiento individual que llevan a cabo. Los DIY intentan dar el relevo a Revival, y estos pasan de ellos, así que, posteriormente, Gargano y Ciampa hacen lo propio. De esta manera, los campeones siguen con su dominio.

Hasta que los otros 4 se dan cuenta de que, tan solo colaborando, pueden tener una posibilidad. Cuando DIY intenta hacer un doble Suplex sobre uno de los authors hacia una mesa de ringside, y este se resiste agarrado a las cuerdas, Dash y Dawson golpean desde el ring, permitiendo la realización del doloroso ataque.

Así, tenemos durante unos muy buenos minutos, una lucha de 2 contra 4, en la que Revival se relaciona con el público muy bien. Tenemos incluida una doble llave a piernas y cabeza, con Dawson aplicando por un lado, y Gargano por otro. Esta lucha es de eliminación, así que es una gran estrategia. Los otros dos luchadores sujetan al monstruo restante, pero este los usa como armas arrojadizas para romper la llave sobre su compañero.

Continúan los ataques a cuatro bandas, haciendo muy creíble la derrota de los campeones. Pero estos se recuperan pronto, así que hay poco tiempo para que las otras dos parejas luchen entre sí, a pesar del intento de Revival de golpear por la espalda. Gargano y Dash vuelan con tope suicida contra los Authors of Pain, y luego Ciampa quiere hacer lo mismo desde el esquinero, pero Dawson lo evita y aplica Suplex desde ahí para caer volando sobre los otros 4. Es un movimiento muy arriesgado, pero queda genial.

Tras eso, los campeones eliminan fácilmente a Ciampa, lo que es bastante sorprendente, porque tenemos en la final a dos equipos que partían como rudos, aunque uno de ellos ha dejado de serlo en directo. Estos minutos son un poco peores, y se saldan con una victoria de  Akam y Rezar sin excesivos contratiempos.

Puntuación: ***3/4

martes, 23 de mayo de 2017

Asuka vs Ember Moon, WWE NXT TakeOver Orlando




Tras la salida de las 4 Jinetes (Charlotte, Bayley, Lynch y Banks), la japonesa Asuka, conocida anteriormente como Kana, se hizo cargo de la división femenina de NXT. Y tal ha sido su dominio en esa división, que está imbatida, y lleva una racha de victorias legítima que ya supera ampliamente a la exagerada racha de Goldberg en WCW.

Eso parece algo genial para ella, pero tiene consecuencias negativas también. Ninguna otra mujer en NXT ha avanzado demasiado en el último año, ya no pasan ahí las cosas que pasaron en otra época. Tampoco es que WWE necesite ahora mismo más mujeres en sus grandes ligas, pero estaría bien que se fueran formando nuevas estrellas. Al menos, hay un torneo femenino preparado para dentro de unos meses, en el que estarán algunas de las mejores luchadoras del mundo, así que, seguramente, salgan cosas de ahí.

En Takeover: Orlando, en la semana de WrestleMania 33, Asuka debía defender el título de NXT ante Ember Moon, una luchadora experimentada que tiene buena pinta. La lucha entre ellas tuvo algunas críticas muy buenas, aunque a mí me dejó un poco frío.

La pelea comienza bastante bien, con una gran igualdad, incluidos empates en varios movimientos. Las luchadoras incluso tienen tiempo para "trollearse" un poco entre ellas, para vacilarse. Aunque sonríen, se nota en el ambiente que la cosa se está calentando bastante.

Y explota con un intercambio de golpes bastante potente, que va metiendo al público en la lucha. Hay algún codazo de Ember muy poderoso, y patadas en el pecho de Asuka muy dañinas. La japonesa intenta ahogar a su rival con varias sleepers, pero no lo consigue. Las hostilidades continúan hasta que Asuka usa al referee como arma arrojadiza contra Moon, para, después, rematarla con una patada en la cabeza.

Puntuación: ***

domingo, 7 de mayo de 2017

Bobby Roode vs Shinsuke Nakamura, WWE NXT Takeover Orlando




La lucha entre Nakamura y Roode por el título de NXT en el primer Takeover de enero, me gustó mucho, y creo que hasta ahora es la mejor lucha de WWE en el año. Pero también vi que, aunque a los fans, en general, les gustó mucho Takeover, no les gustó tanto esa lucha.

De nuevo, el resultado es el motivo de las malas críticas. Y es una pena ver a gente que parece saber de esto, hacer juicios basándose en quién gane o pierda. Creo que en Takeover: Orlando, ha vuelto a pasar lo mismo, y de una forma flagrante. El Roode vs Nakamura en el fin de semana de WrestleMania ha sido muy bueno, lo mejor del evento.

Y a mí el resultado tampoco me gusta mucho, pero no por eso la pelea es mejor o peor. Cuando me enteré de que Chris Hero volvía a NXT, lo único que quería era ver en Orlando una lucha entre él y Nakamura por el título. Sería un gran duelo entre rodillazos y codazos. Siempre he pensado que Hero sería un buen fichaje para NJPW. Pero se ha ido a WWE, como todo el mundo. Hay demasiada gente en NXT ahora, por la estrategia de eliminar a la competencia.

Pero NXT tiene algo malo, y es que no hay storyline prácticamente sobre los campeonatos, y ningún campeón retiene el título más de una rivalidad. Vencen varias veces al anterior campeón, y luego son derrotados por el siguiente, para pasar al roster principal. Pero llegan al mismo como perdedores. Nakamura debería llegar a Smackdown como el asesino que es, y no como alguien que ha perdido a la primera de cambio. Eso sí que lo están haciendo bien con Asuka, cuyo streak ha superado ya al de Goldberg, aunque no creo que lo hagan oficial.

Nos vamos a Orlando, un muy buen evento de Takeover que tiene como lucha principal el combate por el campeonato de NXT, entre Roode y Nakamura. Tenemos para empezar el duelo entre temas musicales. A Bobby le acompañan dos pianistas. Son dos grandes temas.

Después de las maravillosas introducciones, comienzan las hostilidades, con un público muy metido en la acción. Naka reta a su rival, y este se pone chulito, por lo que se lleva un buen par de patadas en el pecho, para que calle la boca, y pelee. Y eso intenta, pero se lleva más patadas.

Roode se recupera, y castiga muy bien el cuello del japonés. No es muy técnico, pero sí muy insistente. De esta manera, daña a su rival para poder derrotarle a posteriori con su DDT. 

En la anterior pelea entre ambos, Shinsuke salió con una pierna en mal estado, de tal manera que incluso se dudó de que pudiera luchar aquí. Pues bien, después de dar un montón de patadas y recibir un gran clothesline, Nakamura se lanza con un rodillazo hacia el esquinero, y es esquivado por el campeón, haciéndose mucho daño en la pierna herida. Se duele de forma lastimosa, y Roode lo aprovecha, comenzando una nueva rutina de castigo, en este caso, a la extremidad inferior izquierda del retador.

Nakamura está cojo después de recibir mucho daño en la pierna, pero consigue atrapar a Bobby con una palanca al brazo. La transforma en Triangle Shock, y después, de nuevo en palanca. También le patea con maldad. Ahora los dos están heridos.

El Rey del Strong Style vuelve a darse un buen golpe en la pierna, cuando parecía que se recuperaba. Bobby ataca, pero vende muy bien su dolor en el brazo, así que está limitado. Nakamura busca el Kinsasha desesperadamente, pero recibe el Glorious DDT. Nakamura resiste, y Roode pierde la paciencia.

El campeón busca la campana para golpear a su rival con ella, pero el referee no se lo permite. Shinsuke le deja KO, y va de nuevo a por su patada fatal. Pero es recibido por un poderoso spinebuster, y es rematado con otro Glorious DDT impulsado desde el esquinero. Roode resulta vencedor.

De nuevo, esta lucha es muy buena. No tiene un final tan genial como el de la anterior, pero el cuerpo de la batalla es superior. Roode demuestra que puede dar grandes luchas, que es algo que no le habíamos visto en TNA, pero bueno, ahí nadie lucha bien. En perspectiva, podemos pensar que tiene un interesante futuro en WWE, ya que físicamente cumple con los requerimientos de la empresa para sus grandes estrellas; tiene un estilo old-school que también es constante en sus héroes, y su personaje mola. Tan solo tiene en su contra la edad, puesto que va a cumplir pronto los 40. Aún así,  tiene unos cuantos años buenos.

Puntuación: ****1/4

jueves, 16 de febrero de 2017

Shinsuke Nakamura vs Bobby Roode, WWE NXT Takeover San Antonio



Cuando se anunció que Chris Hero volvía a NXT, soñé con verle enfrentarse a Shinsuke Nakamura la noche antes a WrestleMania, con el título de NXT en juego. Por desgracia, y para mí, sorprendentemente, el japonés perdió la correa en San Antonio. No sé si se tomó la decisión sobre la marcha por su lesión de rodilla, pero es una decepción, aunque todavía es posible ver ese enfrentamiento de rodilla vs codo en Orlando, si las cosas se alinean correctamente en las próximas grabaciones de NXT.

La lucha de San Antonio me ha gustado mucho. Es la mejor lucha de Nakamura en WWE desde su enfrentamiento con Zayn, y quizás sea la mejor lucha en la carrera de Bobby Roode, aunque tampoco es decir mucho. Y comienza con calma, con muchas miradas, muchos gestos, y muchos "mind games". Son los luchadores con los mejores temas de entrada de la actualidad, así que los fans se hartan de cantar, y están muy metidos en la lucha, sobre todo, en favor del campeón.

Nakamura no tarda mucho en empezar a pegar patadas y rodillazos. Domina, hasta que, cuando está apoyado en la tercera cuerda, Roode le empuja hacia rinsgide. Como estaba agarrado a la cuerda, se hace daño en el hombro, y le da un objetivo a su rival.

Nakamura vende bien su dolor, que quizás sea cierto, y Bobby le pega duro, en el pecho, el cuello y la cabeza. El dolor de su rival coincide con el objetivo de su finisher, así que le viene que ni pintado. Eso es así, hasta que Shinsuke consigue su ansiado comeback.

La lucha va de menos a más, y a estas alturas, todo es muy bueno. Nakamura golpea con todo tipo de patadas al canadiense, y busca Kinshasa. Se frustra un montón la primera vez, puesto que Roode no se levanta. En la segunda ocasión, es recibido por una buena patada del retador, que intenta un conteo, pero el referee le pilla apoyándose en las cuerdas.

Bobby Roode consigue conectar el Glorious DDT, pero Nakamura no cae. Roode alucina. El japonés consigue aplicar una buena patada en la cara de su rival, y una especie de Kinshasa en el borde del ring, pero al caer a ringside, se daña la pierna. Le duele mucho, parece realmente lesionado. Cuando vuelve al ring, conecta su finisher, pero su dolor en la pierna es tal, que no puede hacer el conteo.

Vienen los doctores a analizarle. Incluso está por ahí Matt Bloom, por si tiene que comunicarse con él en japonés. La lesión parece real, pero Naka se empeña en volver al ring. Roode le engancha la pierna, y le aplica un medio cangrejo.

Nakamura resiste como un héroe, e incluso consigue revertir, para aplicar un Triangle Shock. Pero le duele la pierna, y no puede cerrarlo. Roode le aplica de nuevo su DDT glorioso, y se lleva el título.

Me ha gustado mucho esta lucha. No sé si la lesión de Nakamura es real, pero se utiliza a la perfección durante el combate. 

Puntuación: ****1/4

domingo, 4 de diciembre de 2016

Samoa Joe vs Shinsuke Nakamura, WWE NXT Takeover Toronto




Seguimos hablando del último Takeover de NXT, que tuvo lugar en Toronto la noche antes de Survivor Series 2016. Hemos comentado la lucha por los títulos tag, y la lucha por el título femenino. Ahora toca hablar del Campeonato de NXT.

Shinsuke Nakamura defiende su título ante Samoa Joe. Es raro que los principales integrantes del roster de una empresa que se llama NXT sean dos tipos con 15 años de experiencia como luchadores. Sabemos, por los spoilers, que Joe derrota a Nakamura, y le quita el título. Eso podría dañar la imagen de japonés invencible que tiene el Rey del Strong Style, así que es interesante saber cómo ocurre. También sabemos que habrá un evento de NXT en Osaka, y que este resultado se da para que Nakamura recupere el título en su tierra

Tenemos un choque entre dos tipos que se han mostrado muy dominantes en su ya excesivamente amplio paso por NXT. Nakamura, no obstante, le reventó la boca a su rival en su último enfrentamiento. Pero este ha sabido vengarse en programas previos. Veamos qué tienen que ofrecer en Toronto.

De nuevo, dan una muy buena lucha, pero sigo pensando que podrían dar más de sí. Y en este apartado, tiene mucho que decir el bookeo y el tiempo que se da al enfrentamiento. 5 minutitos más, y esto podría haber sido muy grande. Hay que destacar, antes de empezar la contienda, la entrada, de nuevo, de Nakamura, que llega al ring acompañado por violinistas, que le rodean, y realmente viven el momento con pasión, mientras el público canta. Como siempre, WWE destaca, por encima de todo, por su capacidad para crear momentos especiales.

La lucha comienza, y Nakamura comienza, pronto, a dar rodillazos. Pero Joe no es tonto, ha aprendido la lección. Aplica un gran ataque a las rodillas del japonés, haciéndole bastante daño. Comienza, además, a trabajar concienzudamente la pierna del campeón. Y su velocidad se ve claramente afectada. Aún así, sigue usando sus rodillas como principal arma.

Joe golpea muy duro, muy fuerte, aunque se lleva algún buen rodillazo. Buenos momentos de strong style, hasta que Joe vuelve a por la pierna de Nakamura, y este, ahora sí, lo vende muy bien. Cojea, y, cuando consigue conectar un gran Kinshasa, se duele durante un segundo, tiempo determinante para que la cuenta no llegue a 3. Joe tiene una herida en la ceja, pero resiste y sigue luchando.

En ringside, Joe empuja al referee, y justo en ese momento en el que no puede mirar, da un golpe bajo a Shinsuke. Posteriormente, aplica un STJoe sobre las escaleras mecánicas. Después de eso, no tiene muchos problemas para aplicar un Muscle Buster, y ganar el campeonato de NXT, siendo el primer luchador en la historia en llevárselo en dos ocasiones.

Muy buena lucha, pero sigo creyendo que tienen más para dar.

Puntuación: ***3/4

jueves, 1 de diciembre de 2016

Mickie James vs Asuka, WWE NXT Takeover Toronto



Parece ser que WWE había planeado traer a Trish Stratus a Toronto, para que luchara contra Asuka por el título femenino de NXT. Hubiera sido un bombazo para el público canadiense, aunque el único resultado lógico era una derrotada, irremediable, a manos de la japonesa.

Pero Trish se quedó embarazada, así que eso resultó imposible. En su lugar, la empresa trajo a otra ex-luchadora, bastante querida también: Mickie James. Y a mí eso me resulta bastante interesante, porque hace tiempo que pienso en que es una lástima que luchadoras de talento de otras épocas no tuvieran la oportunidad de luchar en una división un poco más competitiva, como parece que es la actual, al menos de vez en cuando.

No hay mucha rivalidad entre las luchadoras, en realidad. Y la reacción a James no es tan buena como cabría esperar. Las luchadoras de su época, en general, no son muy recordadas, aunque ella en concreto sí era muy querida, por un lado, porque era físicamente muy atractiva, que era lo más importante en esa época; y por otro, porque tuvo rivalidades buenas muy recordadas. Pero, para Toronto, quizás habría sido mejor traer a Natalya a NXT, que además tiene bastante más talento.

La lucha es correcta, sin más. Ante el miedo que, generalmente, provoca Asuka, Mickie presenta sus artimañas de perro viejo (poner esto en femenino hubiera sonado ofensivo). Sonríe, y consigue manejar a Asuka durante unos minutos. No durará mucho.

La japonesa aplica un suplex en ringside, y domina el resto del combate. James tiene un comeback final, y consigue aplicar su patada giratoria. Cuando va a por su Mickie-DT, Asuka reversa en Asuka Lock. Mickie rueda, intenta resistir, pero no hay posibilidades de soltarse, y debe rendirse.

Puntuación: ***

miércoles, 30 de noviembre de 2016

The Revival vs #DIY, WWE NXT Takeover Toronto



WWE está organizando fines de semana muy apañados en torno a sus 4 grandes eventos (Royal Rumble, WrestleMania, SummerSlam y Survivor Series). Los Takeover de NXT ahora están ligados directamente con esos 4 eventos. Sumandole la emisión del Raw posterior, tenemos unos cuantos días de espectáculos, y las ciudades que acogen los PPVs reciben montones de visitantes, y recaudan un buen dinero.

Y, en realidad, la lucha más interesante del fin de semana de Survivor Series estuvo en Takeover: Toronto. Fue la lucha por los títulos tag de la marca amarilla. La gente ha alucinado con esta lucha, dándole, incluso algunos, 5 estrellas.

Se enfrentan The Revival y #DIY, la pareja formada por Tommaso Ciampa y Johnny Gargano. Después de firmar contrato en exclusiva con WWE, los dos luchadores indies tuvieron una oportunidad titular en Brooklyn 2, y se quedaron a un suspiro de la correa. Los Revival mantuvieron los campeonatos en su poder, con trampas, en una magnífica batalla.

En el Dusty Rhodes Tag Team Classic, Las dos parejas tuvieron un nuevo encontronazo, con los campeones huyendo de la confrontación, y provocando la posterior derrota de los #DIY. La rivalidad seguiría, y habría una nueva lucha por los campeonatos, que sería al mejor de 3 caídas, y tendría lugar en Takeover: Toronto.

Gran lucha, bastante mejor que la del anterior Takeover. La primera caída es muy normalita, muy estándar, con sus cositas, y con una victoria de The Revival limpia, al aplicar un ataque en equipo al pobre Johnny Gargano.

Y digo 'pobre', porque pasa una segunda caída realmente mala. La lucha sigue donde se quedó la primera caída, y Gargano está destrozado. Los dos villanos le golpean, le castigan, y es incapaz de dar el relevo a su compañero.

En principio, parece una lucha con la misma dinámica que todas las peleas tag de WWE, pero está llevada a cabo de manera genial. Los malos castigan con gran poderío, y hay varias secuencias fantásticas en las que Gargano intenta dar el relevo, sin éxito. Además, los Revival saben utilizar artimañas de tag rudo clásico para poder aplicar golpes al límite de la legalidad, que encienden al público, y ponen las cosas difíciles para los héroes.

Al fin, Ciampa consigue entrar, a rodillazo limpio, en unos minutos muy intensos, en los que tiene que lidiar con sus dos rivales al mismo tiempo. Los faces se llevan la segunda caída, con una combinación de rodillazo y patada sobre Dawson.

La tercera caída es más desordenada, con muchos grandes movimientos por parte de todos. El público ya está ardiendo, cuando los malos recurren, una vez más, a las trampas, hiriendo la pierna de Johnny al golpearle con el cinturón. Intentan hacerle rendir, pero resiste como un campeón.

Los rudos intentan devolverle su ataque a Gargano, pero acaban con una patada de Wilder a Dawson. Posteriormente, este último intenta llevarse en paquetito a Gargano, y casi gana, pero el referee se da cuenta de que... no era el hombre legal. La lucha sigue.

Wilder vuelve a atacar la pierna de Gargano, pero hay reversos por todos lados. Finalmente, Gargano aplica crossface, y al mismo tiempo, como en una lucha de relevos australianos del CMLL, Ciampa le aplica una palanca al brazo de Dawson. Pero, en lugar de rendirse al instante como en México, estos resisten, se cogen de la mano el uno al otro, para apoyarse, y de camino, para evitar que el otro se rinda. Pero no hay forma de huir, los dos dan su brazo a torcer, aunque solo cuenta la rendición de Wilder.

Puntuación: ****1/4

jueves, 8 de septiembre de 2016

The Revival vs Johnny Gargano y Tommaso Ciampa, WWE NXT Takeover Brooklyn II



La lucha entre The Revival y los luchadores indies Gargano y Ciampa, ha sido considerada, en general, la mejor batalla de NXT Takeover II. Veamos porqué.

The Revival se han consolidado como los grandes campeones de NXT, después de sus buenas peleas frente a American Alpha. Por su parte, Gargano y Ciampa han estado luchando parcialmente en WWE durante bastante tiempo, pero mientras no tuvieran contrato, no podían llegar a nada. Ahora que lo han firmado, sobre todo para formar parte de la nueva división crucero de RAW, pueden optar a los títulos de NXT.

Y es que, ahora WWE tiene 3 divisiones tag, y para una empresa a la que nunca le han interesado los tags, eso es mucho. Tiene que tener muchas parejas, así que Gargano y Ciampa deben hacer su labor.

La lucha es un enfrentamiento entre el Old School de The Revival frente al estilo indy de los cruceros. Los dos malos llevan buena parte del peso del encuentro.

Utilizan una psicología heel muy buena, siempre buscando cualquier resquicio legal para poder evitar que Ciampa pegue el relevo, y siempre consiguen la manera de estar dos a uno en el ring. No paran de castigar al calvito, dándole bien en la cabeza.

El fantástico trabajo de los Revival no es suficiente, Gargano entra al ring, y los buenos tienen un comeback volador bastante bueno. "¡Johnny Wrestle!" canta el público, y este está a punto de ganar mediante un spear entre las cuerdas.

No lo hace, y los malos vuelven a su cruel e imparable dominio. Las cosas se salen de quicio en un momento dado, y Ciampa mata a Dawson a base de golpes en la cara, y sus famosos rodillazos. En rudo no se rinde, y sobrevive a varios conteos rápidos. Golpea fuerte en la cara, y estampa a Ciampa contra el poste, dejándole fuera de circulación.

Gargano lucha contra sus rivales, pero estos se aprovechan de que está solo. Atacan su pierna fuertemente, y al final, le hacen rendir.

Muy buena lucha, buena mezcla de estilos, los indies, con sus superkicks por todos lados, y los old schools, con sus trampas y sus headlocks. The Revival se consolida como una gran pareja.

Puntuación: ***3/4

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Asuka vs Bayley, WWE NXT Takeover Brooklyn II



Bayley perdió el campeonato femenino de NXT en Dallas, frente a la japonesa Asuka. Y, posteriormente, resultó lesionada tras el ataque de la bestial Nia Jax, teniendo que posponer su revancha. Esta, tendría lugar en el otro gran evento del año para NXT, su regreso a Brooklyn.

En el primer Takeover en Brooklyn, Bayley venció a Sasha Banks en un increíble combate. En este caso, viene a por venganza. No es una lucha de ese nivel, pero tampoco está mal.

Asuka es la campeona, y sigue imbatida. Su espíritu guerrero es insuperable. Veamos que puede hacer Bayley ante ella.

La lucha comienza con una Asuka que hace un papel más rudo, ya que todo el mundo quiere a Bayley, es un primor, y están sus amigas de las Four Horsewomen entre el público. La japa le pega un rodillazo en la cara, y le hace bastante daño. Continúa el ataque, con golpes, y llaves. La tira contra el esquinero, le patea la cara. Bayley se enfada.

Bayley pega su comeback como una bestia. Le pega en la cara también a Kanna, y le ataca la espalda, preparando su suplex final. Asuka recibe, pero lo hace por poco tiempo.

El espíritu de Asuka es muy fuerte, y comienza a atacar. El de Bayley tampoco es debil, y también pega duro. Las dos se matan, golpe a golpe, sin dominio concreto. Mucha patada, mucho puñetazo, hasta que una patada de Asuka deja KO a Bayley.

Buena lucha, un duelo de espíritus de combate, muy original para el estilo WWE, donde es raro que una lucha acabe sin un finisher.

Puntuación: ***1/2

lunes, 22 de agosto de 2016

Samoa Joe vs Shinsuke Nakamura, WWE NXT Takeover Back to Brooklyn



Había bastante expectación alrededor del enfrentamiento entre Samoa Joe y Nakamura en la vuelta a Brooklyn de NXT. Si fuera el Joe de 2005, seguramente yo estaría temblando por verlo, pero el de hoy en día, está a un nivel mucho más bajo. Aún así, en NXT ha vuelto a comportarse, parcialmente, como la bestia que un día fue. Veamos que sale de esta pelea.

La lucha está muy bien, no llega a grandes cotas de epicidad, la cosa no pasa a esa fase en la que todo el mundo se vuelve loco, pero es muy consecuente, y es el tipo de lucha que uno esperaría de estos dos wrestlers: muchos golpes en la cara, y todo muy stiff. Naka pega muchos rodillazos en el estómago, mientras que Joe le caliente el hocico al japonés.

Joe aplica headlocks. Lanza fuera a Nakamura, y vuela sobre él. Puñetazos, codazos, STF, Cross-face, Coquina Clutch... Joe le pega con todo, y El Rey Estilo Duro empieza a darle rodillazos en la cabeza. Nakamura empieza a golpear fuerte, aplica un gran Suplex, pero también se lleva algún Lariato asesino. Samoa Joe conecta un Muscle Buster, pero Nakamura sobrevive.

La gente corea la preciosa canción de entrada del japonés, que hoy ha tenido un violinista personal acompañándole al ring. Joe vuelve a probar con el Muscle Buster, pero Shinsuke se le escapa. Rodillazo en la cara, y Joe se queja, se duele como un niño, como si le hubieran destrozado la mandúbula. Rodillazo por la espalda, y un último kinshasa para destruir al samoano, y robarle el título.

Puntuación: ***3/4 

jueves, 7 de julio de 2016

Finn Balor vs Samoa Joe, Steel Cage Match, WWE NXT Takeover The End




La rivalidad entre Samoa Joe y Finn Balor se ha extendido más de lo que esperábamos. Y el resultado final del mismo ha sido bastante distinto a lo que yo, al menos, esperaba. Samoa Joe se ha quedado el título para él.

Balor venció a Joe a finales de 2015. Sorprendentemente, el ex-TNA consiguió un hueco para volver a luchar por el campeonato en Dallas, en el evento de la semana de WrestleMania. Volvió a perder, y parecía que su camino se alejaba del trofeo. Sin embargo, en un Live Event volvió a disputarlo, y a ganarlo.

Y tenemos una cuarta lucha titular, en Takeover: The End, en la que Finn Balor intenta recuperar el NXT Championship. Esta vez, y para crear un poco de diferencia con respecto a todos los combates anteriores, la lucha se da dentro de una jaula, en una Steel Cage. 

No está mal el combate, de un nivel similar al de los anteriores. Es una pena, porque creo que tenían algo más dentro, pero siempre se han quedado en ese notable.

Balor pega buenos golpes, golpes muy stiff, generalmente aplicados a la cara. Por su parte, Joe se vuelve a comportar como un bestiajo, siempre intentando destrozarlo contra la jaula. La lucha transcurre así, de forma correcta, pero monótona.

Hay una buena secuencia, ya en la parte en la que ambos intentan escapar. Balor se apoya en Joe para saltar arriba, pero es sujetado, tras lo cual, el británico le parte la cara de una patada.

Balor pega unas cuantas Sling Blades durante la lucha, y en última instancia, lo hace desde la tercera, todavía más potente. Le da una golpiza al campeón, otro sling blade, patadas voladoras, y remata con un Coup de Grace, pero el samoano sobrevive.

Balor intenta escapar, pero Joe, muy dañado, lo pilla y le pega un Muscle Buster desde la tercera, un ataque verdaderamente mortal

Puntuación: ***1/2

martes, 28 de junio de 2016

Asuka vs Nia Jax, WWE NXT Takeover The End




Seguimos viendo el evento especial de NXT "The End", que luego fue rebautizado durante el propio evento como "The End... of the Beginning", posiblemente por las connotaciones que podía tener el título, sobre todo teniendo en cuenta que hay separación de marcas un mes después, que implicará, sin duda, que buena parte de los luchadores de la marca amarilla se muden a las Grandes Ligas.

La siguiente lucha del evento es el combate por el título femenino de NXT, entre la campeona Asuka, y Nia Jax. La japonesa le quitó su título a la heroína de los niños, Bayley, en el finde de WrestleMania, y se suponía que esta tendría su revancha en el siguiente Takeover. Sin embargo, la gigantona Nia Jax destrozó y lesionó a Bayley (en Kayfabe), para robarle su oportunidad titular. Obviamente, esto solo es un truco para dejar el siguiente enfrentamiento entre Asuka y la ex-campeona para Brooklyn, el Takeover del finde de SummerSlam.

Asuka podía decir que venció a Bayley, pero Nia no solo la venció, sino que la destrozó. Y también puso en su sitio a la Japonesa en el careo anterior a la lucha. La bestiaja se presentaba, así, invencible para una lucha muy interesante, y bastante distinta a lo que se viene viendo en la división femenina últimamente, gracias a la aparición de una luchadora que puede ejercer el papel de monster-heel.

Una lucha que no tiene la epicidad ni la duración de las grandes batallas por el título feminino del año anterior, pero que está muy bien ejecutada y es muy entretenida en todo momento. Asuka, quiere vacilar a la obesa luchadora, y esta la lanza volando por los aires. 

Durante toda la contienda, la japonesa se escabulle de todas las maneras posibles, burlando los ataques de Nia, y encontrando siempre la forma de aplicar una nueva y hábil llave de rendición. A veces, recuerda a Bryan luchando contra un monster-heel. Pero eso sí, cuando Nia consigue atrapar a Asuka, la destroza con quebradoras, bombas y Spine Buster contra su espalda.

Araña, sleeper, Ankle Lock, palancas al brazo... de todo consigue hacer la pequeña campeona, pero el poder desatado de la aspirante es muy grande, que llega a frenar con una gran bomba el creciente espíritu de lucha de una Asuka que ya estaba desvariando en japonés. Sin embargo, la campeona empieza a hacer ataques más directos, y deja KO a Nia a base de patadas en la cara.

Puntuación: ***1/2