Mostrando entradas con la etiqueta Japon. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Japon. Mostrar todas las entradas

viernes, 10 de noviembre de 2017

Kento Miyahara vs Suwama, AJPW Raising an Army 2017



Repasamos, en el anterior post, una lucha de Nakajima en NOAH, y ahora, toca una de Kento Miyahara en AJPW. Quería, como dije entonces, ver una lucha como campeón de ambos en su respectiva empresa, aunque he acabado viendo las luchas en las que los dos perdieron su campeonato este año.

El 9 de octubre de 2017, el campeón de AJPW, un tipo que ha dado un montón de luchas buenas este año, Kento Miyahara, defendía su campeonato ante el ya veterano, pero aun poderosísimo, Suwama, que había ganado el Odo Tournament por segundo año consecutivo. El resultado fue una lucha realmente buena, con un público muy metido y ruidoso, que no tiene nada que envidiar a una pelea de NJPW.

Miyahara comienza con buenos golpes en la cara, y lanzando, con un Bulldog, a Suwama contra las vallas metálicas, provocando a este un gran dolor a la altura de la boca. Eso le viene muy bien para su estrategia, porque es un experto dando rodillazos, al estilo Kenny Omega. Pero, conociendo esa habilidad, Suwama aplica un estiramiento en la pierna derecha, intentando, así, frenarle.

El power house utiliza las vallas, también, para hacer daño en la pierna del campeón, y aplica, posteriormente, varios slams de gran poder. Su estrategia es una mezcla de fuertes golpes a la espalda, con llaves a las extremidades inferiores. En primera instancia, Miyahara lo vende muy bien, aunque se recupera al cabo del rato.

Los súplexs y las bombas de Suwama son muy fuertes, pero Miyahara, a pesar de su dolor, empieza a dar rodillazos. Son terribles. Suwama los frena con un doble Ankle Lock. Intenta rematar con una Power Bomb, pero se lleva un DDT.

Strong Style. El dolor en la pierna de Miyahara es olvidado por completo, y comienza la hora de las tortas. Miyahara pone sus rodillazos y algunos súplexs, pero los Slams y los Lariatos de Suwama son invencibles. El rubio resiste golpes en la cara inhumanos, pero sobrevive, y golpea con un par de Clotheslines y Súplexs difíciles de soportar. Miyahara lo hace, pero recibe un Last Ride del que, esta vez, no puede despertar. Suwama gana, y se convierte en Campeón Triple Crown de AJPW por sexta ocasión, lo que supone un gran record (aunque le duraría poco).

Muy buena lucha, psicológica, potente, importante.

Puntuación: ****1/2

jueves, 9 de noviembre de 2017

Eddie Edwards vs Katsuhiko Nakajima, NOAH 26/08/2017



Hablamos muy a menudo de New Japan, de manera que casi parece que sea la única liga de wrestling que existe en Japón. Pero no es para menos, porque el nivel de sus eventos en los últimos años ha convertido a la empresa en la mejor del mundo, y quizás, en una de las mejores de la historia.

No obstante, hay más empresas en el País del Sol Naciente. AJPW y NOAH, con su estilo mucho más tradicional, siguen operando, y brindándonos buenas luchas. Además, ambas tienen a un nuevo prototipo de estrella emergente, que debe llevar el peso de la compañía en los próximos años: Katsuhiko Nakajima por parte de NOAH; y Kento Miyahara, en AJPW. Vamos a echarle un vistazo a una lucha de campeonato de ambos luchadores, empezando por el miembro del roster por NOAH.

Cuando Jeff Jarret volvió a Impact Wrestling (antes de cambiarle el nombre... volver a cambiarlo... e irse otra vez), quiso hacer cosas interesantes y baratas, y creó una triple alianza entre Impact Wrestling, Pro Wrestling NOAH y Triple A (y también, creo, con The Crash, lo que no le gustó mucho a los dirigentes de la Caravana Estelar). Se intentó hacer algo parecido a la alianza entre NJPW, ROH y CMLL, pero con empresas peores.

Pero eso le vino bien a las tres ligas, que ampliaron sus posibilidades. Nakajima, campeón GHC de NOAH, pudo tener una buena defensa titular ante Cage, y luego, otra ante Eddie Edwards, aunque esta última no pudo superarla.

Ya fue sorprendente ver a Edwards convertirse en Campeón Mundial de TNA, pero es aún mucho más raro verle como campeón de NOAH. Es un buen luchador, con una carrera larga, pero no lo suficiente como para tener un reconocimiento mundial como ese. Es cierto que ya ha luchado en el pasado en NOAH, pero en su última participación en la Global League, en 2013, quedó último en su bloque.  Sin embargo, no le viene mal a NOAH tener a alguien de fuera, un rival a batir por los miembros de su roster, y que le ponga los pies en el suelo a Nakajima, que ya ha vencido a todo el mundo. No obstante, me sigue pareciendo que es un campeonato que, casi, le han regalado, por ser el único luchador de TNA que podía ir ahí y hacer algo decente.

En ese sentido, hay que decir que su lucha ante Nakajima es realmente buena. El luchador americano comienza con fuerza, volando con un tope suicida sobre Nakajima, y estampándolo contra la valla metálica. Eso produce a Nakajima un gran dolor en la espalda, que mantiene durante toda la lucha. Siempre se lleva la mano al lumbago, indicándole a Edwards dónde atacar.

Eddie utiliza algunos buenos ataques sobre la espalda de su rival, como un Body Slam, o una quebradora. Posteriormente, tenemos una guerra de chops, de los que pican de verdad, pero Eddie vuelve a dañar la zona posterior de Nakajima, con Súplex y una Power Bomb. Nakajima se defiende con algunos buenos ataques frontales, pero sigue por detrás en la contienda.

Eddie vuelve a volar, planchando a Nakajima entre los asientos del público. Intenta un Tiger Driver en el borde del ring, pero se traga un inmenso súplex que le deja en muy mal estado. Así, por fin, se igualan un poco las tornas.

Eddie ataca con chops, y Nakajima con patadas en el pecho. Tenemos una guerra entre estas dos armas. Edwards se quita la muñequera, pero una patada sigue doliendo más que un chop, así que el campeón sale ganando en esta confrontación.

No por mucho tiempo. Edwards vuelve a conectar una bomba muy fuerte, y la espalda del japonés ya está bastante dañada. Sobrevive a este ataque, y comienza la guerra.

Estamos en esa etapa de toda lucha japonesa en la que los rivales se matan sin cabeza. Nakajima coloca un buen número de super kicks, y Eddie también pega un buen par de rodillazos en la cara. En cuanto a golpes frontales, el japonés es mejor, pero, cuando está cerca de la victoria, Eddie le sorprende con una hurracarrana invertida. El americano conecta el Tiger Driver, y el Esmerald Flowsion Kai, y así, cumple su sueño de ser campeón mundial de NOAH, utilizando los finishers de Mitsuharu Misawa, en un ring verde, y con un pantalón verde. No está mal la simbología.

Después de la lucha, aparece Naomichi Marufuji, para retar al nuevo campeón.

Puntuación: ****

martes, 7 de noviembre de 2017

Kazuchika Okada vs Minoru Suzuki, NJPW G1 Climax 27




Seguimos repasando luchas del torneo G1 Climax de la New Japan en 2017. Veremos hoy la lucha entre Okada y Suzuki, en la noche 16 de competición, antes de afrontar, dentro de unos días, las tres principales batallas de la competición (lo que podríamos considerar semifinales y final).

El campeón, Okada, que está haciendo un gran torneo, con luchas muy buenas, se enfrenta al lider del Suzuki Gun, el señor Minoru Suzuki, que también lo está dando todo. Es el main event de la noche, y sin duda, una de las mejores peleas del campeonato.

Okada viene con una venda en la parte posterior del cuello, como consecuencia de las anteriores jornadas de competición. Obviamente, Suzuki no tarda mucho en aprovecharlo. Primero, el campeón comienza con fuerza, pero pronto le frenan los miembros del Gun que están en Ringside. Suzuki es el tipo más malo de la empresa, y tiene que dejarlo claro en cada combate. Después de esa ayuda, le quita las vendas a Okada, y aplica llaves al cuello, incluyendo una con la ayuda de las vallas metálicas. Luego intenta matar a su rival con una silla, pero el referee consigue frenarle.

Okada tampoco es un santo. NJPW no es muy estricta a la hora de mantener el papel de héroes y villanos en sus luchadores. En realidad, ese estatus depende mucho del contexto. Pero en una lucha frente a Suzuki, uno siempre es el bueno. Okada recibe una gran cantidad de castigo sobre su cuello, y el público está con él. Consigue tener su comeback, y golpear con sus típicos ataques frontales. Incluso conecta una Tombstone Piledriver. Pero cuando va a por la segunda, Suzuki la reversa, y es él quién la la usa.

El dolor en el cuello de Okada aumenta. Cada vez que recibe un candado, con brazos o piernas, o una sleeper, la gente se duele. El dolor está bien vendido. Suzuki busca otra piledriver en varias ocasiones, pero una y otra vez, Okada resiste antes de permitirle usarla. Recibirla sería fatal para él.

Kazuchika consigue sacarse de la nada un RainMaker. No suelta a su rival, aún en el suelo, y aplica un segundo finisher. Por desgracia para él, tarda mucho en cubrir a Suzuki, así que la cuenta no llega a tres.

Después de eso, el villano comienza a darle guantazos. Sus slaps son muy fuertes. Okada le responde con lo mismo, lo que es peor para él, porque enfada al mafioso. Los dos se matan, dándose slaps sin parar, que son claramente reales.

El reloj avanza. Hay varios avisos de que el tiempo límite de 30 minutos se acerca. Estos dos locos siguen matándose a hostia limpia, hasta que el campeón aplica otro RainMaker de la nada. Pero no le da tiempo a intentar la cuenta. De hecho, parecía, durante los últimos minutos, que estaba perdiendo tiempo, para conseguir un empate que podía beneficiarle si ganaba en la lucha final de la liguilla.

La lucha queda empatada, pero en este caso, el final no me parece malo, creo que queda genial así, porque en el modo liguilla, si que puede ser muy útil un empate. Además, de cara al futuro, las fuerzas de los dos wrestlers quedar muy igualadas.

Por lo demás, la lucha me ha encantando, hay pocas cosas que sobren, todo tiene un sentido, y el final, a hostia limpia, con todo el espíritu del mundo, es un gran remate.

Puntuación: ****1/2

domingo, 5 de noviembre de 2017

Tomohiro Ishii vs Yuji Nagata, NJPW G1 Climax 2017 Day 11




Seguimos avanzando por los días de torneo del G1 Climax de este año, 2017. Hay tantas luchas buenas en ese torneo (quizás no tan buenas, para mí, como dicen otros, pero bastante buenas), que es muy difícil elegir las que poner, porque obviamente, por razones de tiempo, no podemos poner 20 combates. Por el camino, me estoy dejando muchos que posiblemente merecerían estar aquí, quizás incluso por encima de los que pongo. Pero, claro, yo, en el primer vistazo a una lucha, no le doy un rating, porque prefiero disfrutarlas en "modo fan", que es la única manera de disfrutarlo. Así, quizás, a la hora de hacer racionalizaciones a posteriori de combates, es posible que los que elija no sean los mejores, sino, tan solo, los que más me apetecía ver de nuevo, por el recuerdo lejano que tengo de ellos.

Me voy a la noche 11, en la que se encuentran Tomohiro Ishii y el legendario Yuji Nagata. No es el main event de la velada, pero está muy bien. Comienzan los tos tipos a darse bien en la cara, y Yuji cae a ringside, doliéndose de la cara. A Ishii no le gusta ese síntoma de debilidad, y le grita y, supongo, insulta. En el ring, sigue increpándole, y le golpea con odio, y con desprecio. Pero todo tiene un límite.

Yuji se enfada y patea a Ishii como un loco. Sus patadas, como casi todo en el combate, son muy stiff. Nagata se lleva un par de buenos golpes en la espalda, hasta que consigue conectar su palanca al brazo de Ishii, y la cámara enfoca sus ojos, en blanco. No obstante, Tomohiro llega a las cuerdas.

Nagata resiste bien los codazos de Ishii, y le pega, él, uno mucho más poderoso, que lo deja tieso. Le sigue golpeando en el suelo, pero Ishii no se rinde. Comienza la fase de todo combate al strong style, en la que los dos contendientes se matan con súplexs, bombas, lariatos y finishers sin parar, sin que uno pueda llevar la cuenta de lo que está pasando. Cualquiera puede ganar, pero es Ishii el que lo hace, después de aplicar cabezazos, Clothesline y Brainbuster.

Puntuación: ***3/4

viernes, 3 de noviembre de 2017

Tiger Mask II vs Bret Hart, WWF/NJPW/AJPW Summit 1990




En verano, revisamos 5 grandes luchas en la carrera de Mitsuharu Misawa, como parte de un homenaje por el aniversario de su trágico fallecimiento. Quería, como comenté entonces, comentar otro par de combates, en este caso, menos canónicos, esto es, que no formen parte del conjunto de grandes hitos en su carrera. Algo menos convencional, y que nos dé otra perspectiva del personaje.

En 1990, tuvo lugar un gran evento en Japón, en el que participaron 3 empresas: WWF, AJPW y NJPW. Se llamó Summit, y en él, participaron estrellas de los 3 bandos, conformando uno de los mayores carteles jamás vistos en un evento de lucha libre. Solamente hay que ver el listado de wrestler participantes, para saber de lo que estamos hablando. Estaban Hulk Hogan, Mitsuharu Misawa, Jushin Thunder Liger, The Ultimate Warrior, André The Giant, Giant Baba, Kenta Kobashi, Genichiro Tenryu, Jumbo Tsuruta, Randy Savage, Bret Hart, Masa Chono, Stan Hansen o Curt Hennig. Casi nada.

Hogan luchó frente a Hansen en el main event, mientras que Savage se enfrentó a Tenryu. Las combinaciones fueron deliciosas. Por su lado, Misawa, aún como Tiger Mask, tuvo la lucha más larga de la noche, frente al tipo más hábil de la expedición americana: Bret Hart. Y no fue casualidad. Los organizadores sabían en qué momento de la noche colocar una lucha entre wrestlers eminentemente técnicos, para que hicieran su función en la velada.

El combate entre ambos se da, sobre todo, a ras de lona. Tiger ataca el brazo de Hitman, mientras que este, cuando consigue librarse, aplica fuertes headlocks. Las llaves de Misawa no son muy técnicas, pero hace un gran trabajo, desgastando el brazo del canadiense. Este, no obstante, lo usa para aplicar sus candados. No vende mucho el dolor por el momento, pero sí que se le ve más desgastado al final de la contienda. 

El público estudia la lucha, consciente de que se encuentra ante luchadores con clase. Pero Hart se encarga de animar el ambiente, fingiendo una lesión en la rodilla, para atacar impunemente a Tiger Mask con un clothesline. Estos actos por parte del candiense encienden a los espectadores, que ahora sí, ven la lucha con mucha más pasión. 

Misawa sigue atacando el brazo de Hart. Después de un vuelo a ringside, Bret empieza a dolerse, aunque consigue poner a dormir al japonés, que está a punto de caer en los brazos de Morfeo. Sin embargo, consigue permanecer insomne. En los últimos minutos, tenemos un enfrentamiento con mucha igualdad, hasta que suena la campana, que anuncia el fin de la lucha, que tenía un límite de 20 minutos.

La verdad es que el combate está muy bien, y va mejorando. Es una lástima que no haya ganador, aunque jugaba ese rol en el cartel: mostrar a los luchadores más hábiles a nivel técnico, luchar en igualdad son conseguir discernir quién es mejor. Pero un buen final hubiera convertido a un buen combate en un gran combate.

Puntuación: ***3/4

domingo, 15 de octubre de 2017

Michael Elgin vs Kenny Omega, NJPW G1 Climax 2017 Night 8




Saltamos a la noche 8 del torneo G1 Climax de 2017. En el main event, se encuentran Kenny Omega y Michel Elgin, dos tipos que se conocen bien. En el G1 Special USA, se vieron las caras con el título de USA en juego. Aunque esa lucha fue casi tan admirada, en general, como la de ahora, a mí me pareció de un nivel claramente inferior. Aquí hay un ambiente y una psicología de guerra mucho mayores. Ya sé que la diferencia a la hora de evaluarlas está basada en lo intangible, pero eso es algo primordial en una modalidad tan relacionada con la energía como es el wrestling.

Elgin, como en su lucha frente a Okada, comienza en ringside, haciendo un Súplex demoledor para la espalda de Omega. Pero este frena su embestida, con una potente superkick.

Tenemos bastantes minutos de pelea sin cabeza, y a medida que pasa el tiempo, va subiendo el nivel, y la tensión. Elgin utiliza buenos ataques frontales, y potentes golpes a la espalda, mientras Omega destroza la cabeza de su rival, con patadas, rodillazos, y ataques aéreos. El enfrentamiento se va convirtiendo en una auténtica guerra. Sorprendentemente para mí, Michael itera 4 ataques fuertes seguidos, y se lleva un punto vital para sus opciones en el torneo. Buena batalla.

Puntuación: ****

sábado, 14 de octubre de 2017

Kazuchika Okada vs Michael Elgin, NJPW G1 Climax 27 Night 4




Entramos ya en la noche 4 del G1 Climax de 2017. En el main event, se encuentran el campeón de peso completo IWGP, Kazuchika Okada, y el canadiense Michael Elgin. Nada malo puede salir de aquí.

Tenía bastante fe en este combate, y no me ha defraudado. Elgin comienza muy bien, aplicando Body Slams en ringside a su rival, que vende muy bien el dolor en la espalda. A partir de ahí, el occidental aplica muy buenos ataques zonales.

Es interesante que a esas alturas del siglo 21, un ataque tan básico como el Body Slam juegue un papel tan importante. Eso es luchar sin complejos. Pero ya en el ring, Elgin utiliza todo tipo de Súplexs y bombas para seguir golpeando en la espalda de Okada.

El campeón pone en práctica sus ataques frontales. tenemos buenos intercambios de codazos y golpetazos, y muy buenos ataques en la espalda por parte de Michael. Okada busca el RainMaker, pero en su lugar, se come dos clotheslines de su rival, seguidos de una Power Bomb potentísima. Okada está acostumbrado a las grandes batallas, así que consigue salir con vida.

Elgin vuelve a la carga, usa un Súperplex demoledor, y se pone cerca de la victoria. Nueva bomba, pero Okada es un super guerrero, y sobrevive una vez más. Se libra del siguiente slam, y conecta el RainMaker. No suelta la mano de Elgin, lo levanta, y suelta por segunda vez su finisher. Elgin intenta contrarrestar su potencia, pero recibe un tombstone, seguido de otro poderoso Rainmaker. El campeón se lleva la victoria.

La lucha es muy buena y Elgin hace un trabajo genial. Okada, con el aura de campeón invencible, lo resiste todo, lo que tiene lógica, por las luchas que le hemos visto durante los últimos años. Muy buen trabajo.

Puntuación: ****1/2   

sábado, 30 de septiembre de 2017

Kota Ibushi vs Zack Sabre Jr, NJPW G1 Climax 27 Night 3




La noche 3 del G1 Climax de 2017 volvió a tener un nivel bastante alto. Creo que, de esa noche, revisaré dos luchas, empezando por la que mantuvieron Kota Ibushi y Zack Sabre Jr.

Esta lucha es la final que todos queríamos ver en el CWC de WWE. Ibushi y Sabre eran los grandes favoritos para ganar ese torneo. Pero ninguno de los dos firmó para quedarse en WWE, en la división crucero, así que no se les podía poner en la final: luchadores de la empresa debían tener ese privilegio. Así, los dos perdieron en semifinales.

Pero en el G1 de NJPW pueden enfrentarse como luchadores de peso completo. Esto no es una final, ni siquiera es el main event de la noche, así que no tiene la intensidad a la que se podría llegar en otro contexto. Pero sigue siendo genial.

Zack Sabre Jr tiene una habilidad infinita. Está haciendo un año muy bueno. Ibushi se ve totalmente anulado por él, no consigue hacer ninguno de sus grandes movimientos aéreos. Y es que, toda la lucha está compuesta por llaves del británico, y reversals de los ataques del japonés. Cada vez que este intenta algo, Sabre lo agarra y lo transforma en un movimiento nuevo.

Los dos luchadores se dan buenos golpes en la cara también. Tienen una pataleta, y nunca mejor dicho, porque se enfadan, y empiezan a darse patadas muy stiff en el suelo, para después, darse buenos codazos. Cuando se calman, Sabre vuelve a tomar el control con sus llaves, hasta que Ibushi convierte una palanca al brazo en una tremenda Power Bomb que le da la victoria.

La lucha está bastante bien, sobre todo por parte de Sabre. La victoria de Ibushi parece muy poco merecida. 

Puntuación: ***3/4

jueves, 28 de septiembre de 2017

Kenny Omega vs Minoru Suzuki, NJPW G1 Climax 2017 Night 2




Después de un buen comienzo en la noche 1 del G1 Climax 27, tuvimos una noche 2 mucho más sosegada. El main event, no obstante, fue bastante destacable. El lider del Bullet Club, Kenny Omega, se enfrentó al lider del Suzuki Gun, el intimidante Minoru Suzuki.

Kenny se tiene que poner serio en este combate. A suzuki no le van las tonterías. Después de un breve escarceo, el japonés encaja la pierna de su rival entre las vallas protectoras. ataca y destroza su rodilla, con llaveo de todo tipo y de todos los colores.

Suzuki demuestra una buena capacidad técnica, mientras que Omega lo vende bien... A veces. Aunque se toca la rodilla, la mayoría de sus golpes los hace correctamente. Y comienza a dar rodillazos.

Suzuki usa al referee como escudo, y los dos quedan KO. Esto lo aprovechan los miembros del Suzuki Gun para atacar al rubio, hasta que viene el enorme Bad Luck Fale y acaba con todos. Kenny vuela sobre ellos desde el esquinero hasta una zona del público, de una forma espectacular, como si tuviera la pierna perfecta.

Pero a su regreso, Suzuki sigue atacándole ahí. Reversa un One Winged Angel, y lo convierte en Ankle Lock. Después, empieza a aplicar dormilonas para dejar a su rival KO. Pero Omega vuelve a conectar varios rodillazos. Finalmente, el miembro del Bullet Club utiliza el One Winged Angel, esta vez correctamente, para llevarse la primera victoria en la competición.

Una lucha bastante buena, aunque creo que podría haber sido mejor.

Puntuación: ***3/4

lunes, 25 de septiembre de 2017

Kota Ibushi vs Tetsuya Naito, NJPW G1 Climax 27 Day 1




Empezamos a ver luchas del G1 Climax 27. He hecho una selección de, creo, 9 combates, que son los que a mí más me interesan, para comentarlos. Y es que, como cada año, y quizás más que nunca, las críticas han sido muy buenas, y se han destacado muchas, muchas luchas. Algunas, con razón. Otras, no tanto, pero iremos viendolo.

El primer día de competición, tuvimos un main event interesante. Kota Ibushi, el freelance más perseguido de la actualidad, vuelve a New Japan para participar en el torneo. Esta vez, se quita la máscara de Tiwer Mask W, y lucha con la cara al descubierto, reviviendo éxitos del pasado. Su contrincante es Tetsuya Naito, el portentoso líder de los Ingobernables de Japón, que se presenta como uno de los principales favoritos. 

La lucha es muy buena. Empezamos el torneo muy bien. Naito se burla de su rival, como siempre hace, y acaba llevándose un buen mamporro por la espalda. Posteriormente, conecta buenas neckbreakers. Su objetivo es ganar mediante Destino, así que castiga duramente la parte posterior del cuello de Ibushi, y este lo vende bien.

Naito no para de conectar golpes con lógica, hasta que Ibushi contraataca con sus vuelos clásicos. Kota aplica buenos súplex, uno de ellos desde la segunda cuerda, bastante doloroso. La lucha sube de nivel, en un duelo de daño al cuello, en el que no hay mucho hueco a lo aleatorio.

Naito busca el Destiny en varias ocasiones, sin éxito. Ibushi le destroza la cabeza contra el esquinero, y aplica un piledriver desde la segunda cuerda. Es increíble el dolor que llegan a soportar ambos cuellos. Al final, Naito consigue aplicar Destino dos veces seguidas para llevarse la primera victoria del torneo.

Muy buena lucha, me ha gustado bastante.

Puntuación: ****1/4

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Tomohiro Ishii vs Kenny Omega, NJPW G1 in USA Night 2




Llegamos a la final del G1 in USA que llevó a cabo NJPW en 2017 en Estados Unidos. En él, se celebró un torneo para buscar al primer campeón de Estados Unidos de la empresa, y hoy repasamos la final.

El torneo no me ha parecido la gran maravilla que opina mucha gente que es. No obstante, me ha entretenido bastante. Creo que en la noche 2, el público mejoró un poco, por algún motivo. En la final, tenemos a Tomohiro Ishii y Kenny Omega.

Estos dos tipos ya se habían enfrentado entre sí en varias ocasiones durante el año, en combates también muy celebrados. Yo ya comenté el primero hace tiempo en el blog, y ya dije que quedé bastante decepcionado. Esta final por el Campeonato USA me ha gustado bastante más, sin ser tampoco uno de los mejores combates del año, ni de lejos. Pero es muy bueno.

Omega es otro de los locos que intentan luchar con Ishii frontalmente, en pruebas de fuerza. Como suele pasar, y como pasó con Sabre, Ishii sale ganando. Sin embargo, Omega pone en práctica un montón de técnicas para dañar la espalda y el cuello del calvito, y le pone en graves problemas. Y estos problemas empeoran mucho, cuando el occidental aplica un súplex sobre una mesa en ringside. En una acción para el recuerdo, Ishii se sujetaba a las cuerdas con los dientes, para evitar el súplex, pero, finalmente, el rubito se sale con la suya.

Ishii sale muy muy dañado de este ataque. Y Omega lo aprovecha para dominar más fuerte todavía. Ataca el cuello de su rival, hasta que empieza a dar rodillazos. Poquito a poco, va desgastando la resistencia de su oponente con esos rodillazos tan sonoros que aplica.

La lucha va subiendo de nivel, y esto ya es una batalla, con súplexs y golpes muy fuertes. Ishii también pega buenos Lariatos, e incluso conecta el One Winged Angel. Omega resiste, y la batalla sigue.

Los rodillazos de Omega son muy fuertes. Como siempre, Ishii saca su espíritu de paseo. Frena con la cara todos los golpes de antebrazo de Omega, que incluso se hace daño. Ishii ataca como un loco, pero acaba perdiendo ante todos los rodillazos de su rival, y un final One Winged Angel.

Muy buena lucha, aunque en el G1 Climax 2017 hay cosas mejores, que empezaremos a repasar en breve.

Puntuación: ****

lunes, 11 de septiembre de 2017

Tomohiro Ishii vs Zack Sabre Jr, NJPW G1 in USA Night 2




De la noche 2 del Especial G1 Climax en USA, tenía ganas de ver el combate entre Tomohiro Ishii y Zack Sabre Jr. Es una mezcla de estilos muy interesante, así que me apetecía ver algo distinto.

A Ishii lo conocemos perfectamente. Es un japo de esos de vieja escuela, a los que les gusta pegar fuerte, y recibir fuerte. Zack, por su parte, es un británico muy joven, tremendamente técnico, y bastante delgadito. Quizás, por eso, muchos no le han visto futuro, pero este año, hasta el más tonto ha tenido que reconocer que este chico va a ser un grande. Solo le falta crecer un poco, en todos los sentidos.

En esta lucha, comienza intentando pelear contra Ishii en su mismo terreno. No lo consigue, y el japonés le pega un palizón, poniéndolo en su sitio. Zack debe ser fiel a sí mismo, y comienza a poner en práctica sus grandes conocimientos técnicos.

Pronto, ZSJR empieza a aplicar buenas llaves al brazo. No ceja en su empeño, y durante toda la lucha, va insistiendo en ello, además de utilizar paquetes y embolsamientos muy hábiles. Ishii se rehace de vez en cuando, a golpe limpio. Pega algún cabezazo que deja a su rival hecho trizas. Pero, la mayor parte del tiempo, Sabre domina, haciendo llaves.

A Ishii cada vez le duele más, pero aparece su espíritu combativo. Reta al británico para que le golpee en el brazo. Ahora puede con todo. Se lanza como un animal, y mata a Zack Sabre Jr con unos pocos golpes. Un Brain Buster le da la victoria.

Buena lucha, muy bien ejecutada, aunque le falta un poco para subir al siguiente nivel. Ishii, por cierto, pasa a la final del torneo por el título USA de NJPW. En el main event, le espera Kenny Omega.

Puntuación: ***1/2

sábado, 9 de septiembre de 2017

Michael Elgin vs Kenny Omega, NJPW G1 in USA Night 1




Seguimos viendo luchas del especial de NJPW en Estados Unidos de este año, 2017. En él, se llevó a cabo un torneo en el que se buscaba al primer Campeón de Estados Unidos de la empresa. 

En la noche 1, se enfrentaron Michael Elgin y Kenny Omega, en una lucha que me parece un gran ejemplo del over-rating existente en la crítica de wrestling actual. Meltzer le dio a esta lucha 4 estrellas y 3 cuartos, lo que me parece una locura. Es una lucha buena, incluso notable, pero no entiendo de dónde sale ese tipo de notas, que por otro lado, es constante en cualquier lucha del mid-card de NJPW hacia delante.

Creo que la lucha se  ve muy dañada por el público. Con un público japonés, sería mejor, pero en este evento, tenemos un publico indy. Este tipo de aficionados expresa, con sus reacciones, que le gusta la lucha, pero no expresa que le importe lo más mínimo. No se siente la energía de que esté pasando lalgo importante, sino tan solo, divertido. Y eso no ayuda.

Tenemos una lucha del tipo "David vs Goliat", en la que Michael Elgin le mete una buena paliza a Omega, que apenas puede hacer algo. Consigue un poco de aire este, no obstante, al aplicar un DDT sobre la rampa metálica. Con audacia, Kenny intenta ganar por count out. Incluso aplica un Body Slam sobre el borde del ring cuando la cuenta iba por 18, pero Elgin sube a tiempo, también porque el referee le espera un poco.

Eso puede ser un fallo, pero lo cierto es que Kenny y sus colegas, los Young Bucks, habían trolleado, como siempre, al referee antes de comenzar el combate, y Michael le había defendido. Ahora le espera claramente, y el público se lo recuerda. Como a este público, el resultado le importa poco, se toma esto como entretenimiento, y no con pasión.

El dominio de Elgin vuelve, y aplica un súplex y una power bomb desde la segunda que son golpes para ganar. Pero Kenny resiste, y levanta el combate a base de rodillazos en la cara. Pega unos 7 rodillazos, que van demoliendo el espíritu del canadiense. Con el One Winged Angel, Omega se lleva el combate, y pasa a semifinales en este torneo por el Título USA de NJPW.

Puntuación: ***1/2

viernes, 8 de septiembre de 2017

Kenta Kobashi vs Yoshihiro Takayama, NOAH 25/04/2004



Recientemente, se supo que el luchador japonés Yoshihiro Takayama, resultó lesionado de gravedad, y es más que probable que su carrera haya acabado. De hecho, es probable que ni siquiera vuelva a andar. Por eso, y sin confirmación de su retiro, vamos a ver, al menos, una lucha suya.

A la edad de 50 años, Takayama se lesionó el pasado 4 de mayo de 2017, durante un evento de DDT. Después de recibir un Sunset Flip por parte de Yasu Urano, Takayama no pudo volver a levantarse, así que fue trasladado al hospital rápidamente. 

La causa de su parálisis resultó ser una enfermedad que venía arrastrando desde hace tiempo. Se trata de una espindoliosis cervical degenerativa, que, como su propio nombre indica, implicaba un peligro de empeoramiento, como así ha sucedido. Sin embargo, Takayama siguió haciendo lo que amaba, a pesar de su avanzada edad, ya sea por pasión, o ya sea por necesidad económica.

Takayama ya sufrió una lesión bastante grave en 2004, que le tuvo alejado del ring durante 2 años. Se trató una trombosis cerebral, que certifica la pobre salud de un hombre que ha luchado durante décadas, y que tuvo un breve paso por el mundo de las MMA, en el que no ganó ningún combate, pero en el que protagonizó una de las peleas más famosas y sangrientas de la historia (frente a Don Frye, en PRIDE 21).

Es posible que los problemas económicos sean la causa de que Yoshihiko tuviera que seguir luchando a los 50. Y es que, sus compañeros de profesión han tenido que organizar una colecta de dinero para sufragar sus gastos médicos. El luchador no tiene seguro, y se ve postrado en una cama, sin saber si podrá, algún día, levantarse.

Sin embargo, Takayama tuvo una carrera larga y exitosa. De hecho, es el segundo hombre en la historia en conseguir los títulos mundiales de las tres grandes promociones japonesas: el Triple Crown Championship de AJPW; el IWGP Heavyweight Championship de NJPW; y el GHC Heavyweight Championship de NOAH (el primero fue Kensuke Sasaki, otra gran leyenda). De todas las grandes luchas en las que ha participado, mi favorita es que la disputó con Kenta Kobashi, en 2004. Vamos a repasarla.

En 2004, Kenta Kobashi estaba sumergido en su gran reinado como campeón de NOAH. Para ese año, era tanto un héroe nacional como una leyenda del puroresu. Tras, al fin, vencer a Misawa, se convirtió en campeón, y no soltaría el título en mucho tiempo. Se estaba preparando una gran lucha frente a Jun Akiyama para verano de 2004, pero para entonces, Kobashi debía defender su campeontao ante toda mala bestia que se enfrentara a él.

Para 2004, Takayama ya había ganado los tres grandes títulos y había tenido su legendario combate ante Don Frye. Por eso, suponía una amenaza real, a pesar de que vemos a Akiyama por los alrededores, estudiando a sus posibles rivales.

La lucha me gusta muchísimo. Creo que es casi perfecta. Es muy stiff, con golpes fuertes y duros, entre dos hombres de mucho peso. Kobashi está en un gran momento de forma, muy musculoso, mientras que Takayama es más grande y luce su ya famosa buena panza, además de su llamativa cabellera dorada.

Las hostilidades comienzan, y tenemos golpes bastante duros, y algo de llaveo. Kobashi aplica buenos candados, mientras Takayama recibe bien. El campeón comienza a golpear con poderosos chops, y un buen DDT en ringside, quitando la protección del suelo.

Takayama consigue darle la vuelta a la situación, utilizando una de sus llaves de MMA. Aplica poderososas patadas, y ataca las dañadas piernas de Kenta. Pero, después de eso, recibe más chops en el pecho, y acaba con un hematoma importante ahí. Se da cuenta de que debe parar el brazo derecho de Kobashi.

Takayama frena otro chop, y aplica un golpe combinado con codo y rodilla sobre el brazo de su rival. Kobashi se duele mucho. Aplica otro chop, pero el dolor es inmenso. Va a tener que buscar otra estrategia.

Yoshihiro aplica un peligroso suplex hacia ringside, que deja al campeón en muy mal estado. Y encima, todo contraataque con el brazo derecho le implica sufrir mucho dolor a este. Por eso, se ve obligado a improvisar, y usar ataques con el brazo izquierdo, o incluso con la cabeza. Ya tampoco puede confiar en sus piernas, después de la operación a la que se tuvo que someter. Le quedan pocas opciones.

Takayama vuelve a la carga. Atrapa a Kobashi para aplicar una palanca. Este se resiste a que la cierre, usando el brazo iziquierdo para sujetar el derecho, pero Takayama acaba aplicando el arm breaker. Por suerte para Kenta, las cuerdas estaban cerca...

Ahora Kobashi aplica una sleeper... con el brazo izquierdo. Es un uso muy inteligente de la psicología. Lo cierra con fuerza, pero no suficiente. Takayama vuelve a aplicar patadas muy stiff, y suplexs demoledores.

Kenta sobrevive al aluvión de golpes, con dificultades. Al fin, a pesar del dolor en el brazo, consigue aplicar un súplex, que hasta ahora se le había resistido. No es suficiente, y vuelve a sufrir ante los intensos ataques del rubio retador. Takayama se baja la rodillera, y pega un rodillazo al campeón, que sangra, y tiene el labio superior inflamado.

Takayama empieza a golpear como un enfermo, con ataques que parecen muy reales, tanto en la cara como en la pierna, pero el espíritu del gran héroe que es Kobashi, despierta. Súplex, brainbuster y, por fin, consigue conectar un moonsault, a pesar de sus problemas en las piernas, para llevarse una de las victorias más sufridas de su reinado. La reacción del público, al verle volar y caer sobre la cara de su rival, es grandiosa.

Gran lucha, se disfruta de principio a fin.

Puntuación: ****3/4

jueves, 17 de agosto de 2017

Hiroshi Tanahashi vs Billy Gunn, NJPW G1 Special in USA




Antes de repasar las mejores luchas del G1 Climax de este año, 2017, hay que señalar que New japan se pasó, poco antes, por los Estados Unidos de América, para celebrar allí un evento especial llamado G1 Special in USA, en el que se condecoró al primer Campeón de Estados Unidos de la empresa. Y es que, como WWE, NJPW tiene una plataforma de vídeos en Internet con la que quiere convertirse en un producto global, y para eso, tiene que llamar la atención, visitando paises. Igual que WWE está llevando a cabo eventos especiales en Japón y Reino Unido, New Japan ha hecho esto en USA, y tiene a muchas de sus estrellas apareciendo en empresas de México, Estados Unidos, Reino Unido y Europa.

Quiero mirar los main events de las dos noches de este evento. Recibieron muy buenas notas por parte de todo el mundo, pero ya ocurre con casi todas las luchas importantes de NJPW. Y no solo por foreros, Meltzer daba ****3/4 a una lucha por noche del G1. Hay otros que han sacado 3 o 4 luchas de 5 estrellas del torneo de este año. La gente se está pasando.

Pero en el NJPW Special in USA hubo otra cosa realmente friki: Billy Gunn retó a Hiroshi Tanahashi por el título intercontinental de la empresa. Y eso me llamó mucho la atención. Tanahashi es uno de los mejores luchadores del mundo, y su campeonato es uno de los más importantes. Por su parte, Gunn es un veterano de la era Attitude que hizo cosas muy graciosas entonces, pero al que no se le recuerda una lucha buena en toda su vida. Y ahora recibe esta oportunidad, con más de 50 tacos.

Gunn había estado ya presente en la battle royal de Wrestle kingdom, y había hecho pareja con otro ex-WWE, Yoshitatsu, formando el Hunter's Club, que pretendía, sin éxito, dar caza al Bullet Club, y de camino hacía un guiño a Triple H. Gunn tenía buena relación con New Japan, y según él mismo, Tanahashi pidió esta lucha para el evento especial en USA. Quizás sea verdad.

La lucha no es especialmente destacable. Gunn está lentorro, no tiene mucho ritmo, y el público americano tiene muy poca vida. Veremos si mejora para los main events.

Gunn busca el brazo de Tanahashi después de unos breves minutos iniciales. Tanahashi arrastra problemas ahí, y Billy intenta aprovecharlo. Castiga mucho el brazo de su rival, aunque de forma lenta y pesada, pero con constancia suficiente para debilitar a su rival.

El americano es mucho más grande y fuerte. Viendo esta lucha, uno puede imaginar a Tanahashi luchando en WWE, y lo pequeño que se vería. 

A pesar de la diferencia de tamaño, Tana es mucho mejor luchador. Gunn le golpea con el puño cerrado, mientras el referee le amonesta. El japonés le agarra del bañador, y se deja ver el calzoncillo que el rubio lleva debajo. Con ello, comienza el comeback del campeón.

Billy Gunn también agarra del bañador a su rival, dejándole, literalmente, con el culo al aire. Después de aplicar un Neck Breaker, Tanahashi falla el Frog Splash, y recibe el Fame-Ass-er, pero sobrevive a él, y acaba ganando con otro Frog Splash.

Puntuación: **3/4

miércoles, 9 de agosto de 2017

Kenta Kobashi vs Mitsuharu Misawa, NOAH 01/03/2003




Completamos el especial de 5 luchas de Mitsuharu Misawa. Intentaré extenderlo, no obstante, con dos luchas más próximamente, pero buscaré cosas menos canónicas, porque al fin y al cabo, luchas de entre 4 y 5 estrellas de Misawa vais a encontrar millones, y creo que es mejor, para el usuario que se acerque por primera vez a este tipo de producto, no saturar con más de lo mismo.

En esta quinta lucha de la serie, vamos a ver su combate en marzo de 2003 frente a su buen amigo y rival, Kenta Kobashi, ya en NOAH, otra lucha de 5 estrellas según el Wrestling Observer.

En 1999, falleció Giant Baba, el inmenso luchador que fundó All Japan Pro Wrestling, y que era el que mandaba en esa compañía, que si bien generaba el mejor wrestling del mundo, a nivel comercial estaba por debajo de su gran rival histórico, la New Japan Pro Wrestling de Antonio Inoki. Tras su muerte, su esposa, Makoto Baba se quedó con el poder, y la gran estrella de la empresa, Mitsuharu Misawa, cumplía el rol de presidente.

Pero había muchas diferencias entre la dueña y el presidente, desde el punto de vista creativo, y desde el punto de vista económico. Así, Misawa retó a Baba, y le robó, básicamente, todo el negocio. Montó su propia compañía, y se llevó todo el roster de All Japan consigo, salvo a 4 personas, entre las que estaba Kawada. Todos los trabajadores de la empresa fueron con él, y así se dio el segundo de los 3 grandes éxodos de la historia de AJPW.

Mitsuharu Misawa fundó Pro Wrestling NOAH en el año 2000. El nombre de la empresa, a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de federaciones de wrestling del mundo, no está formado por siglas, sino que es una referencia bíblica a Noé, y su arca. En su nueva empresa, Misawa usó, por encima de cualquier otro, el color verde que le había acompañado durante tantos años, y llevó a cabo políticas de colaboración con gente de fuera, como Ring of Honor, con grandes resultados, algo que habría sido imposible en AJPW.

All Japan sobrevivió gracias a la ayuda de NJPW y de luchadores como Keiji Mutoh, que se hizo cargo de la presidencia. Inoki, en New Japan, viendo como el público perdía interés en el wrestling y se pasaba a las MMA, empezó a hacer híbridos que resultaron en una caída de la calidad en la lucha de la empresa muy obvia. En este contexto, NOAH se convirtió en la gran federación de lucha libre de Japón.

Cuando Youtube se empezó a popularizar y pudimos ver wrestling internacional de forma gratuita y con mucha facilidad, entre 2005 y 2010, había dos empresas que destacaban a nivel in-ring: ROH y NOAH. En la empresa de Misawa, por encima de él mismo, destacó Kobashi, con sus luchas frente a Akiyama y Joe, y se dieron pushes a luchadores nuevos, algunos de ellos pequeños, tan solo porque lo merecían.

Por desgracia, en 2009, Mitsuharu Misawa falleció, de la manera más evocadora posible para el mejor luchador de la historia: encima del ring. El 13 de junio de 2009, hacía pareja con Go Shiozaki, para enfrentarse a los campeones por parejas GHC: Akitoshi Saito y Bison Smith. Misawa quedó inconsciente tras un Belly to Back Suplex de Saito, y jamás se despertó, muriendo horas después en el hospital. Nadie puede culpar a Saito por esto, ya que Misawa recibió millones de golpes así durante su carrera, muchos ejecutados de manera especialmente peligrosa. El estado de su cuerpo para esas alturas de su carrera no debía ser ya muy bueno a nivel interno.

Misawa no es el primero ni el último luchador que muere en un ring. Pero si nos referimos a la lucha de élite, a esas 10 o 15 empresas que todos conocemos, realmente el número de casos que se han dado son muy concretos. El hecho de que uno de esos muertos sea el mejor de todos los tiempos no puede ser casual

Tras la marcha de Misawa, el nivel de NOAH bajó mucho. Taue y Kenta no duraron demasiado en activo, posiblemente conscientes de las limitaciones, ahora sí, del cuerpo de un ser humano. Hoy en día, si bien NOAH sigue dando algunas buenas luchas y se mantiene ese estilo de wresling puro, la verdad es que el interés en la empresa, como el que hay sobre AJPW, es prácticamente nulo.

Pero volvamos al año 2003, a esa lucha entre Misawa y Kobashi.  En abril de 2001, Misawa se había convertido en el primer campeón mundial de su empresa, al ganar un torneo en el que Kobashi no pudo participar, por sus sempiternos problemas en la pierna. En septiembre de 2002, ganó ese título por segunda vez, pero para marzo de 2003, Kobashi ya estaba listo para quitarle el oro a su compañero y rival de tantos años.

Esta lucha es considerada de 5 estrellas. A mí me parece que está por debajo de otras luchas con estos hombres involucrados, pero sigue estando muy bien. Después de unos pocos minutos de intercambios, comienza lo bueno, cuando Misawa se lanza a ringside, y se traga las vallas metálicas.

Hemos visto ese spot muchas veces. La lucha entre Hogan y Savage de WrestleMania V estaba basada en eso, si no recuerdo mal. Pero nunca he visto a nadie llevarlo a cabo con este realismo. Misawa se lanza, y se traga la valla... casi literalmente. Hubiera sido literal, si la valla hubiera sido más tierna. El golpe es bueno, y el campeón empieza a sangrar por la boca. Algún diente se ha debido cargar.

Kobashi lo aprovecha muy bien, atacando con headlocks poderosísimos, muy duros, y también golpes en el cuello, y DDTs, incluyendo uno en la pasarela. El dominio del retador es brutal, y va pasando de la parte delantera del cuello, a la trasera. Kenta pega muchos hachazos ahí, e intenta rematar con bombas y súplexs. Pero se acaba llevando la peor parte.

Porque Misawa le agarra, y consigue aplicar un gran súplex desde la pasarela a ringside, venciendo algunos metros de desnivel. Kobashi se lleva un golpe muy fuerte, y la gente se levanta de sus asientos para ver si le ha pasado algo. Con los gritos de ánimo del respetable, consigue subir al ring cuando la cuenta, más emocionante que nunca, pasaba de 19.

A partir de ahí, la lucha es una guerra de golpes duros y, sobre todo, súplexs y bombas. Está muy muy bien, aunque creo que hay cosas superiores en este ámbito, por eso yo no me acerco a las 5 estrellas. Después de muchos intentos de asesinato, Kobashi conecta un Wrist-Clutch Burning Hammer que le da la victoria y su primer y único Campeonato Mundial de Peso Pesado GHC.

Kobashi derrotaría a Misawa, y disfrutaría de un reinado fantástico de dos años, hasta ser derrotado por Takeshi Rikio, no sin antes vencer a Jun Akiyama en otro sensacional combate ante 60.000 personas. Desde un principio, Jun Akiyama era la esperanza de futuro de NOAH, pero los reinados de Misawa y Kobashi, que en teoría debían servir tan solo para darle credibilidad a la correa, duraron demasiado, y para cuando Akiyama llegó a campeón, ya tenía más pasado que futuro. Pero esa es otra historia.

Puntuación: ****1/4

sábado, 5 de agosto de 2017

Mitsuharu Misawa y Kenta Kobashi vs Toshiaki Kawada y Akira Taue, AJPW 09/06/1995




Misawa, posiblemente, esté en el mejor combate individual de la historia, el mejor en parejas, y el mejor en tríos. Se podría decir, en consecuencia, que es un luchador único, pero lo cierto es que tal concentración de grandes luchas no es obra suya, sino de una generación completa. 

La lucha que vemos hoy es una definición de esa generación, puesto que están en ella presentes los 4 principales artífices de la gran década que vivió All Japan en los 90. Y encima, tiene lugar justo en la mitad de la década. Kenta Kobashi y Mitsuharu Misawa se enfrentan a Toshiaki Kawada y Akira Taue.

Hemos visto luchas de unos años antes. Misawa y Kawada eran buenos amigos, mientras que el gigante Taue era el gran rival de Toshiaki. Para el 95, Misawa era la estrella de la empresa, y Kawada se presentaba como su gran alternativa, al mismo tiempo que consolidaba un gran equipo junto a Akira, la Holy Demon Army. Así, tenemos un encuentro en el que están presentes los 4 principales pilares de la década más brillante en la historia del wrestling.

Tenemos un encuentro por los títulos en parejas que están en manos de Kobashi y Misawa. Tiene lugar el 9 de junio de 1995 en el Tokyo Nippon Budokan, con un ambiente atronador, y con 42 minutos de duración. Pero lo importante es lo increiblemente bueno que es, de principio a fin. Un gozo constante, y otro claro candidato a mejor lucha de la historia.

Comienza la lucha tranquila, pero Kawada se encarga de poner nervioso a todo el mundo, atacando a patada limpia al miembro del equipo contrario que no está activo, y que está esperando en la esquina. Esto enfada mucho a los dos súper héroes de All Japan, y mete al público aún más en la lucha, si es que no la esperaban ya como agua de mayo.

Kobashi tenía problemas en su pierna desde hace tiempo. Todo el mundo lo sabía, y esos problemas eran 100% legítimos. Aquí viene con una venda grande en la extremidad, lo que supone un problema, porque sus rivales tendrán un objetivo claro durante la lucha. La cantidad de dolor que Kenta recibe en la pierna es muy grande, y lo vende de una forma inmejorable, seguramente porque, en muchos casos, el dolor es real.

Taue recibe, durante los primeros minutos, mucho ataque frontal, de manos de sus dos rivales. Misawa empieza a mostrar su codo. Pero Kawada le da el relevo, y comienza a patear la pierna del gran Kenta. Este se muestra muy dolorido, y durante parte del combate, será una pequeña carga para su compañero, lo que intentará impedir de forma muy explícita. Taue le aplica un buen Sharpshooter, mientras que Kawada le da patadas muy rudas, pero aún es muy pronto como para que Kenta Kobashi se rinda.

Entra Misawa con el objetivo de vencer a sus rivales él solo, a base de codazos, para proteger a su compañero. Cada uno de sus golpes con el antebrazo supone una caída para sus rivales, pero son dos contra uno, y Misawa se come una de las patadas en la cara de Kawada. Tiene que salir a ringside, medio KO, porque le han dado bien. El del pantalón amarillo y negro sigue pegándole, hasta que, como un zombie, se levanta a dar codazos. Pero el equipo conjunto de Kawada y Taue sigue siendo mucho más fuerte, porque Kobashi puede ayudar poco.

Taue pega un ChokeSlam a Misawa. Kenta intenta ayudarle, pero vuelve a ser atacado en su extremidad inferior. No solo eso, sino que Taue le lanza encima de la pierna a Misawa, mediante ChokeSlam, y Kawada se lanza con un rodillazo que impacta también en esa zona. Nunca un trabajo zonal fue tan duro. Kobashi debe salir de nuevo a ringside, mientras la Holy Demon Army sigue asesinando a Mitsuharu.

Los campeones pueden hacer poca cosa por ahora. Kawada aplica bombazos a Misawa en el ring, y Kenta recibe ataques en la pierna en ringside. Sin embargo, un sentimiento de amor por su amigo verdoso está creciendo en su interior, y con todo el dolor del mundo, es capaz de quitarle de encima el ataque de sus poderosos rivales.

Misawa puede darle el relevo al cojo, y este entra al ring a repartir. Pero cada patada que recibe en la piena le duele un montón, y lo vende tan bien, que hasta el público grita de dolor. Pero reacciona, cojo y todo, y ataca a la Demon Army, poniéndola en jaque él solo. Justamente, ataca las piernas de los retadores, en venganza. Su espíritu es grande.

Los campeones, amados por todos, consiguen tener ventaja, a pesar de que los retadores no dan tregua, y tampoco obvian la oportunidad de hacer alguna trampa cuando es necesario. Misawa entra al ring, y se acerca a la victoria. Mientras él aplica una poderosa dormilona sobre Taue en el ring, Kobashi hace lo mismo con Kawada. Los héroes se han dado cuenta de que tienen que mantener a los dos rivales a raya si quieren ganar, porque estos siempre se apoyan, y no permiten ninguna llave ni intento de conteo. El Belly to Belly Súplex que aplica Kawada a Misawa cuando se libra de Kobashi es asesino.

Misawa vuelve a quedar KO, y Kobashi le paga su sacrificio enfrentándose a los dos rivales en solitario. Sus esfuerzos son enormes, pero el trabajo en equipo de estos sigue siendo bestial. Ahora, los héroes buscan volar sobre sus rivales, pero el compañero no activo siempre lo evita. Cuando Misawa se recupera y apoya a Kenta, consiguen hacerlo, aplicando Frog Splash, Senton y MoonSault se forma consecutiva sobre Kawada. Mitsuharu aplica el Tiger Suplex dos veces sobre Kawada, y remata con un Tiger Driver para intentar ganar mientras Kobashi sujeta a Taue, pero este se suelta en el último segundo e impide que la cuenta llegue a tres.

Taue se había mantenido hasta ahora en un segundo plano, pero su furia es letal. El gigante aplica ChokeSlam sin parar a un Misawa que tiene un pie en la tumba. Kobashi intenta ayudarle, pero recibe un ataque en la pierna, y apenas puede mantenerse en pie. Kawada usa su patada giratoria, y Taue busca rematar a la gran estrella de All Japan. Ya había usado un ChokeSlam desde la tercera, y ahora usa uno hacia ringside que mata a Misawa.

Kobashi se arrastra para salvar a su compañero. Le protege, se pone delante para que no reciba daño, Pero Akira se lo quita de encima sin dificultad, y mete a Misawa en el ring. Este no puede ni levantarse, pero al entrar al ring, gira para salir por el otro lado, y que no se le pueda hacer el conteo. Muy inteligente, así gana un poco de tiempo.

Esta maravilla no acaba nunca, y cada cosa que sucede a la anterior es mejor que esta. Kawada busca bombas con las que acabar con misawa, pero Kobashi todavía se arrastra para salvarlo. Bomba y ChokeSlam para las dos estrellas. La cuenta sobre Misawa no llega a 3, todavía se revuelve. Kawada le patea sin parar, y Kobashi vuelve a ponerse delante para protegerle. Se olvida de su propia seguridad, solo piensa en su compañero, y no se defiende cuando los Holy Demon Army le atacan en equipo y acaban con él. Misawa todavía tiene fuerzas para tumbar a Taue con un codazo, pero recibe una patada en la frente de Kawada, y cae ante varios slams más. La Holy Demon Army se lleva el campeonato en parejas de AJPW.

¡Guau! Es difícil recordar una lucha mejor que esta en toda la historia. El storytelling, la violencia, el público... todo es perfecto. Quizás sea la mejor lucha de todos los tiempos. Si tuviera que ponerle a algún combate 6 estrellas, sería a este.

Puntuación: *****

miércoles, 2 de agosto de 2017

Kazuchika Okada vs Kenny Omega, NJPW Dominion 2017




Volvemos a Osaka para ver el main event de Dominion 2017, una lucha de una hora, así que haced hueco en la agenda. Tenemos una nueva revancha de Wrestle Kingdom 11: Kazuchika Okada vs Kenny Omega por el título máximo de la empresa.

Tanahashi y Kushida consiguieron imponerse en los anteriores encuentros comentados, vengándose, así, de los resultados cosechados en enero, cuando ambos fueron derrotados por los malvados rudos. En este caso, fue el bueno, Okada, el que mantuvo la correa en su cintura entonces, y se propone hacer lo propio hoy.

Omega tuvo pie y medio fuera de New Japan. Muchos pensaron que acabaría en WWE, como todo el mundo. Recuerdo los años 80, cuando la empresa de McMahon destrozaba a toda forma de competencia, quedándose con todas las estrellas de los territorios, aunque luego no tuvera espacio para ellas, de manera que podías ver a Harley Race, Dusty Rhodes o Arn Anderson en posiciones casi ridículas dentro de su roster. Por suerte, Kenny fue inteligente, y decidió quedarse en Japón, para poder dar unas cuantas grandes luchas más antes de probar suerte en el gigante del entretenimiento deportivo.

Así, tiene la posibilidad de estar en este main event, diseñado para ser grande. La lucha entre el rubio y Okada de Wresle Kingdom recibió las 6 estrellas de Meltzer, nota reservada a las luchas que definen una generación. ¿Podrán estar a la altura en esta ocasión?

Yo no creo que su primera lucha mereciera una notar que se saliera del rango, pero era maravillosa. Esta no me ha gustado tanto. Me recuerda un poco a la trilogía cinematográfica de El Hobbit, en el sentido de que hay material para hacer algunas cosas muy buenas, pero se empeñan en rellenar demasiado tiempo con otras no tan transcendentes, de manera que el conjunto global resulta muy aburrido.

En las anteriores luchas comentadas del evento, el odio entre los rivales se transmitía claramente desde el principio. Aquí, no, todo empieza muy tranquilo, muy genérico. Tenemos unos minutos de brillante trabajo de Omega sobre la pierna de Okada, con una dropkick muy buena en la rodilla, y una Sillita Eléctrica sobre la mesa, que cumplen bien con la misión del americano, pero después de dos minutos, Okada está corriendo en un spring rapidísimo, y todo lo referente a ese trabajo ha sido olvidado.

Volvemos a la lucha basada en ataques buenos, pero aleatorios. Hay varios de Kenny sobre el cuello del japonés que están muy bien, y varios intentos de Tombstone por parte de ambos que llaman mi atención. Pero en general, tenemos bastantes minutos sin que ocurra nada que incluya un carácter semántico.

Omega pega algunos buenos ataques más a la nuca, incluyendo una gran Power Bomb sobre un Okada que volaba en ese momento intentado pegar una patada voladora. El campeón, por su parte, conecta el Rain Maker, y lleva a cabo varios intentos más, buscando hundir a su contrincante.

Ante las protestas del referee y los Young Bucks, Okada vuela desde el esquinero para conectar un flying Elbow sobre Kenny, que estaba en una mesa en ringside. Remata con Missile Dropkick, pero no es suficiente para ganar. Ahora, sus ataques frontales no cesan, y están mejor justificados. Omega se humilla, pegando puñetazos de rodillas sin efecto alguno, y recibe otros dos RainMakers. Parece que esto llega a su fin.

Omega se niega a abandonar, pero parece estar en muy mal estado. Aparece Cody, liderando al resto del Bullet Club, y viene con la toalla, dispuesto a declarar la rendición de Su compañero. Los Young Bucks se oponen, y esto da tiempo a Omega para reaccionar con un rodillazo y una Hurracarrana. Los minutos que tenemos ahora son fantásticos, porque después de la intromisión de Cody, parece que el final va a llegar en cualquier momento, pero una y otra vez, los dos luchadores evitan ser derrotados. Okada soporta el One Winged Angel. Omega apunta amenazante al campeón, pero esa misma mano la agarra este para conectar un nuevo Rain Maker.

El Bullet Club asiste, como en una lucha de leñadores, a un duelo que, ahora sí, es dramático. Omega conecta algunos rodillazos, pero cuando va a buscar el One Winged Angel, Okada lo reversa y lo transforma en un Tombstone a su favor. Busca ahora un nuevo Rain Maker, pero Omega lo esquiva... cayendo de rodillas por el agotamiento. Genial escena.

Omega pega Tres rodillazos más propios de un asesino que de un wresler, pero Okada evita el finisher. El tiempo límite de una hora se va acercando, cuando el japonés consigue aplicar un Tombstone Piledriver. Omega se desespera por ganar, pero acaba llevándose un nuevo Rain Maker. Okada está demasiado dolorido, y no le da tiempo a llegar para hacer el conteo, por lo que la lucha queda en empate al terminar los 60 minutos de tiempo límite.

El combate tiene algunas partes que no me gustan demasiado, pero acaba convirtiéndose en algo bastante grande. A partir del codazo volador en la mesa, todo es buenísimo. Este fin en empate puede parecer algo frío, pero aporta un poco más de leyenda a la rivalidad entre estos dos.

Puntuación: ****1/2

domingo, 30 de julio de 2017

Hiroshi Tanahashi vs Tetsuya Naito, NJPW Dominion 2017




Seguimos viendo luchas del evento Dominion in Osaka-Jo Hall 2017. Tenemos tres revanchas de Wrestle Kingdom 11. En la primera, Kushida recuperó el título Jr, y en la segunda, Tanahashi va a intentar quitarle el Campeonato Intercontinental a Naito, lo que no consiguió en enero. Veremos si esta vez tiene más suerte.

Porque Tanahashi, durante mucho tiempo, fue la principal estrella de la empresa, pero esa posición la perdió frente a Okada. Ahora, si no consigue ganar un título, puede que se aleje demasiado de los main events. Veamos qué ocurre.

Volvemos a tener una gran lucha entre estos dos. Tanahashi no deja ni llegar a Naito, le ataca cuando aún va vestido, así que tiene que empezar el enfrentamiento en traje. Pero el héroe acarrea problemas en su brazo, y de eso se va a aprovechar su rival. Le ataca durante la mayor parte del combate ahí. Pero él también tiene la pierna un poco tocada, así que tenemos un duelo de rendición.

Es cierto que ninguno de los dos wrestlers se ve, en sus acciones, demasiado afectado por el ataque recibido, y eso le resta puntos al enfrentamiento. El Ingobernable ataca bien el brazo de su oponente con muchas llaves, y le desprecia. Tenemos demostración de odio, y de asco. Tanahashi le escupe, y él, que ha aprendido eso bien de Mr Niebla, no para de escupir. Al final, se lleva unos buenos puñetazos.

Los dos llevan a cabo buenas maniobras a la extremidad objetivo, pero Tanahashi sale mal parado cuando prueba un Frog Splash y falla, haciéndose más daño en el codo. Siguen las llaves, y se mezclan con súplexs, Destiny y otros ataques de poder. FInalmente, es Tana el que atrapa a Naito con un Cloverleaf. El sufrimiento del campeón se prolonga durante minutos, intenta llegar a las cuerdas, pero es devuelto al centro del ring. Incapaz de soltarse, Tesuya Naito se rinde y pierde el Campeonato Intercontinental.

Tanahashi vuelve a ser campeón. Muy buena lucha, muy centrada en el llaveo y no tanto en el formato de lucha habitual de New Japan.

Puntuación: ****1/4 

jueves, 27 de julio de 2017

Kushida vs Hiromu Takahashi, NJPW Dominion 2017




El año 2017, en NJPW, está siendo bastante impresionante. Uno pensaría que, después de las salidas de algunos luchadores, y las lesiones de algunos otros, el nivel bajaría, pero parece que siempre va a más. Y es que, cuando hace falta gente, Gedo no duda en usar luchadores de fuera, como Zack Sabre Jr o Kota Ibushi, o le da un push a alguien, como Juice Robinson. Y siempre eligen bien. Al final, el nivel nunca baja, y siempre hay cosas originales.

Ahora mismo, está en marcha el G1, con maravillas múltiples, y antes, hubo un G1 Special en USA, con algunas cosas muy interesantes también. Llevamos algo de retraso, hablaremos de ambos proyectos, pero aún tenemos que ver Dominion, que precede a los G1, y que tiene un nivel muy alto.

Dominion in Osaka 2017 viene a ser una revancha de Wrestle Kingdom 11. Las tres mejores luchas del evento de enero, se repiten, y las tres tienen resultado distinto. La cuarta gran lucha, por desgracia, no pudo repetirse, dada la grave lesión de Katsuyori Shibata. Para sustituirle está otro que no es manco: Minoru Suzuki.

La primera lucha de Dominion que voy a repasar es la relativa al título IWGP Junior. Takahashi derrotó al gran Kushida en WK, y le quitó un título que parecía ya suyo para siempre. Pero en el Best of Super Junios, Kushida volvió a demostrar que es el mejor en este peso, se impuso en el torneo, y se ganó la posibilidad de volver a retar a Hiromu para quedarse lo que es suyo por derecho.

Gran lucha, de nuevo, en Dominion in Osaka-Jo Hall, entre Kushida y Takahashi. Se odian mucho, su rivalidad ya es larga, y tienen unos primeros minutos en los que no paran de darse codazos el uno al otro.

Están así un buen rato, hasta que los codazos se van de las manos, y esto se convierte en una pelea callejera. Se pegan, también, un montón de raquetazaos en el pecho, y pican mucho.

Takahashi aplica súplex en la esquina, y su rival se hace mucho daño en el cuello. El campeón aprovecha esto, con headlocks y golpes en un cuello muy dañado. El trabajo es tan bueno, que cuando el del pelo rojo aplica una power bomb, el público muestra su empatía con el dolor de Kushida. Bien jugado.

Kushida empieza con palancas al brazo, y utiliza una silla para propulsarse y pegar un missile dropkick muy poderoso al campeón. En el ring, tenemos a un rudo, que pega power slams y ataques al cuello muy buenos, mientras que Kushida, como es propio en su estilo, busca cualquier escusa para aplicar palancas al brazo del campeón. La lucha va subiendo de intensidad, Takahashi consigue aplicar una gran bomba en ringside, pero Kushida consigue matarlo a base de patadas en la cara, para hacerle rendir, después, con una nueva torcedura de brazo.

Kuchida vuelve a ser campeón Junior IWGP, lo que se suma a sus tirunfos en RPW y ROH. Está en la cima del mundo el pequeño fan de Regreso al Futuro. La lucha es muy buena, aunque es cierto que no es muy original, y sigue los patrones habituales en ambos luchadores.

Puntuación: ****