Mostrando entradas con la etiqueta Japon. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Japon. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de febrero de 2018

Kairi Hojo vs Io Shirai, Stardom World of Stardom Title Match Series 29/03/2015



Quería dedicar un poco de tiempo en el blog a empresas indies que me gustan mucho, pero que no suelen entrar en los posts, debido a que la actualidad del wrestling proporciona una cantidad de material muy difícil de seguir, y que supondría un trabajo de jornada completa. En esta ocasión, tenía la intención de poner la última lucha entre Kairi Hojo e Io Shirai en Stardom, antes de que la primera migrara a WWE. Pero, por el camino, me encontré en Youtube una más antigua que no había visto, y me la he tenido que jalar, así que escribiré sobre las dos.

Esta lucha de marzo de 2015, creo que es la primera que tuvieron estas dos luchadoras, que se han convertido, con el tiempo, en grandes rivales, y en dos de las mejores luchadoras del mundo, si no las mejores. De hecho, se dice que Io está intentando ir a WWE, lo que supondría una nueva oportunidad de verlas enfrentarse entre sí.

La pelea de hoy forma parte de un pequeño torneo de 4 participantes, para determinar una nueva campeona del título World of Stardom, el máximo campeonato de la empresa femenina japonesa. Esta correa había quedado vacante después de los líos que había habido entre Act Yasukawa y Yoshiko, que ya comentamos en su momento. Shirai y Hojo llegaron a la final, así que esta lucha es muy importante.

La grabación que hay disponible es realmente mala. Y eso que hay un público importante, pero está claro que no se grabó la lucha con intención de ser emitida. Aún así, se puede ver.

Kairi Hojo es una pirata que entra con la música de Piratas del Caribe. Cuando se hizo algo así en WWE con Paul Burchill, nos burlamos un poco. Pero lo cierto que Kairi no lleva a cabo el personaje de un pirata loco como hacía Paul, sino que, simplemente, lleva la ropa de uno. Las dos luchadoras tienen claros síntomas de haber sufrido en las luchas previas del torneo. Io tiene alguna pequeña venda en la parte lumbar de su espalda, mientras que Kairi lleva el brazo totalmente vendado.

Lo cual supone un gran handicap para ella, ya que sabemos que su finisher es un altísimo Flying Elbow, que ha impresionado mucho en WWE, donde siempre hacen referencia a Randy Savage cuando ven este ataque. 

Io Comienza dominante. Kairi desaparece unos segundos, y nadie sabe donde está. Su oponente la busca debajo del ring. Que la producción sea, prácticamente, un tío con un iPhone, ayuda a crear la idea de que ha desaparecido. No obstante, aparece atacando por la espalda a Shirai, desde Dios sabe donde.

Las chicas se van a luchar entre el público. Io comienza el ataque sobre el brazo derecho de su rival con un patadón increíble. También hace un moonsault tremendamente peligroso desde la parte de arriba de una boca de entrada a las gradas. Ese golpe también impacta en el brazo de Hojo.

Los ataques zonales por parte de Io Shirai son muy buenos, muy técnicos, y muy duros. Es una luchadora con mucho conocimiento. Kairi intenta recuperarse, con grandes ataques en el pecho de Io, aunque el dolor en el brazo es lacerante.

Hojo también usa buenas llaves a las piernas. La cosa se caldea, y esto se convierte en una pequeña guerra, que a mí me convence un poco menos, pero que esta llena de buenos ataques. Aquí,  a Kairi ya se le ha olvidado totalmente el dolor en el brazo, y acaba llevándose la victoria usando dos veces el flying Elbow, primero, sobre la espalda de Io, y después, sobre su estómago. Muy buena lucha, pero no es la mejor entre ellas.

Puntuación: ***3/4

viernes, 16 de febrero de 2018

Hiroshi Tanahashi vs Minoru Suzuki, NJPW New Beginning in Sapporo 2018



En el anterior post del blog, comentamos el legendario enfrentamiento entre Hiroshi Tanahashi y Minoru Suzuki en The King of Pro Wrestling 2012, cuya calidad está fuera de toda duda. Me dio por verlo ahora, porque el duelo entre ambos luchadores se ha repetido, casi 6 años después.

En New Beginning in Sapporo, Hiroshi Tanahashi  defendió su Campeonato Intercontinental ante, de nuevo, Minoru Suzuki. El tiempo ha pasado y se nota. Tana no es ya el gran héroe invencible de la New Japan. Kazuchika Okada le quitó ese título hace tiempo. Suzuki está ya muy viejo, aunque también está más cabrón. En general, el desempeño de ambos en el ring no parece haber empeorado. Si bien algo inferior a la anteriormente citada, esta lucha es también fantástica.

Hay un pequeño intento de continuar la lucha que tuvieron en 2012. Tanhashi busca las piernas de Suzuki, y este va a por el brazo de su rival. Los problemas en el brazo de Tanahashi son bien conocidos por todos. Ahora, habitualmente, lleva una especie de funda para su brazo, que es muy decorativa, pero que esconde las vendas que necesita para su codo. Suzuki, que es malísimo, se la quita, por supuesto, y le castiga esa zona. También los ataques del héroe son buenos, rematados por el Texas Cloverleaf.

Tanahashi se pone por delante. Comienza a atacar con mucha fuerza, con sus Moves habituales, incluido un buen Cross Body. Pero algo ocurre. Al llevar a cabo ese movimiento, se hace daño en la rodilla. Tanahashi ha cavado su propia tumba.

Suzuki se olvida del brazo del campeón, y va a por su pierna. Y el resto de la lucha es una absoluta tortura, en la que uno puede alabar la gran resistencia de Hiroshi, pero se da cuenta claramente de que de ahí no puede escapar. Durante montones de minutos, Suzuki usa una variante de Figura 4 muy dolora, así como algunas palancas a las piernas. También va enterrando el espíritu de Tana con sus Sleepers. El héroe intenta contraatacar de vez en cuando, y consigue aplicar un Texas Cloverleaf. Pero su pierna está mucho peor que la de su contrincante. Se niega a rendirse una y otra vez, pero no hay salida. Finalmente, Red Shoes, el referee de siempre en New Japan, para el combate y le da la victoria a Suzuki, para evitar una catástrofe.

Gran lucha, con una historia muy buena. Refleja el fin de la supremacía de Hiroshi Tanahashi. Recuerda, en ese sentido, un poco al Undertaker vs Triple H de WrestleMania 27, pero con un final distinto.

Puntuación: ****1/2

miércoles, 14 de febrero de 2018

Minoru Suzuki vs Hiroshi Tanahashi, NJPW The King of Pro Wrestling 2012



Hace un par de semanas, tuvo lugar una lucha entre Hiroshi Tanahashi y Minoru Suzuki, en la que este último gano el Campeonato Intercontinental. La lucha ha recibido muy buenas críticas, así que la comentaremos en el próximo artículo.

Pero en este no. Porque Suzuki y Tanahashi se enfrentaron en The King of Pro Wrestling 2012, en una lucha a la que el Wrestling Observer Newsletter le dio 5 estrellas, y que resulta ser uno de mis combates favoritos en la historia de la New Japan. Por eso, me apetecía comentarlo antes de ponerme con la nueva batalla que disputaron recientemente estos dos wrestlers.

Estamos en 2012. Eso significa que Tanahashi era el Ace absoluto de NJPW, y su campeón máximo. Era invencible, y se parecía al mismísimo Son Goku. Por su parte, Suzuki ya había formado el Suzuki Gun. Estaba mucho más joven, y más fornido, más gordo. Aunque la vejez le pone cara de malo, de mafioso de la Yakuza, lo cierto es que aquí ya era igual de cabrón que ahora.

Comienza la lucha con un Tanahashi que va de sobrado, casi vacilando a un irascible Suzuki. No es buena idea. Es difícil enfrentarse a Tanahashi en el apogeo de su poder, pero el rudo se las sabe todas.

Tana tiene una venda en el brazo, y su rival lo aprovecha. Se aprovecha mucho de su lesión. Suzuki ataca de una forma muy prolongada el brazo de Tanahashi, utilizando muchas llaves y ataques. Le quita las vendas, a pesar de la reticencia del referee. Aunque sea con la boca, se la quiere quitar, para hacerle todo el daño del mundo.

Por supuesto, Tanahashi aguanta sin rendirse. Pero está manco. Y lo vende bastante bien, se le ve en clara desventaja, al no poder usar el brazo izquierdo. Por eso, tiene que igualar las tornas, atacando la pierna del retador.

No recuerdo si Tanahashi usaba ya en estos tiempos el Texas Cloverleaf. Al menos en esta lucha, no lo hace. Ataca muy bien la pierna, pero le falta ese gran ataque. No obstante, aplica una Figura 4 durante minutos, y Suzuki también tiene que hacer un esfuerzo memorable para aguantar tanto dolor.

Porque él también lo vende de maravilla. A la hora de correr, se ve incapaz, y cae ante los ataques de Tanahashi. Ahora, va a ponerle a dormir con sus sleepers. Para eso no se tiene que mover mucho, y no es fácil escapar de ellos con sólo una mano.

Tanahashi sangra por al boca mientras aguanta headlocks durísimos. Pierde totalmente el aliento. De hecho, en un momento dado, queda aparentemente KO. Es un zombie. Encima, Suzuki se ceba con él, y le pega un montón de guantazos en la cara.

Suzuki y Tana se reversan algunos piledrivers, y ataques a las piernas, y también sleepers. Los últimos momentos son muy emocionantes, y los dos luchadores tienen cara de estar destrozados. El castigo ha sido genial, y nada relacionado con los Big Moves. Sin embargo, Tanahashi consigue aplicar de forma muy rápida un Crossbody fortísimo, y un Frod Splash, para dejar fuera de juego a Minoru, y ganar la lucha, reteniendo así el IWGP Heavyweight Championship.

Gran victoria de Tanahashi en una lucha de un nivel muy alto, muy bien escrita y muy bien ejecutada, de esas en las que todo tiene sentido y yo me siento muy satisfecho viéndolas. Perfecto.

Puntuación: ***** 

sábado, 3 de febrero de 2018

Hiroshi Tanahashi vs Kota Ibushi, NJPW Power Struggle 2017



Aunque la lucha de Hiroshi Tanahashi en Wrestle Kingdom 12 fue bastante irrelevante, el veterano Ace de la New Japan sigue dando grandes luchas. En el anterior post, vimos su gran combate ante Zack Sabre Jr en Destruction in Hiroshima 2017. En noviembre del mismo año, su rival sería Kota Ibushi, otro grande.

Kota no aceptó el contrato de WWE, ni de NJPW, así que se mantuvo como freelance. Sin embargo, en 2017, su trabajo en la empresa número 1 de Japón fue aumentando, y parece que en 2018 será un habitual. En Power Struggle 2017, Ibushi y Tanahashi se enfrentaron con el Título Intercontinental en juego.

Tanahashi domina la mayor parte de la lucha. Sabe que las piernas son las principales armas del joven Kota, y va a por ellas. Los ataques sobre la extremidad inferior de su rival son brutales, con montones de llaves y ataques. Kota, por supuesto, lo vende muy bien.

Cuando el dolor de Kota disminuye, este consigue utilizar algún ataque aéreo que pone en peligro el campeonato de Tanahashi. Es algo progresivo, no empieza a dar saltos sin cabeza. Pero no le dura mucho la alegría. Tana vuelve a la carga, y cierra un Texas Cloverleaf, una de sus principales técnicas. Ibushi llega a las cuerdas, aunque recibe algún ataque más en la pierna.

De nuevo, Kota va recuperando la movilidad de su cuerpo, y la lucha va subiendo de nivel con golpes gloriosos por ambos bandos. Hay un momento en el que se le va la pinza a los dos, y empiezan a darse hostias en la cara sin parar. Kota no se corta por ser el más joven, y hunde a Tanahashi en el esquinero. Aunque el referee trata de impedírselo, busca cualquier resquicio para golpear con el puño cerrado al campeón. Este se levanta enfadado y le pega más fuerte, pero se traga un Lariato asesino que casi acaba con su reinado.

Hay muchos cánticos, el ambiente es caldeado, y se caldea más a medida que van pasando los minutos. Los luchadores se dan con todo, y utilizan sus respectivos finishers. Finalmente, el campeón retiene después de aplicar dos Frog Splashs consecutivos.

Aunque Kota le ha faltado mil veces al respecto a su rival, ahora le da un abrazo, y hace muchos gestos de respeto. La sociedad japonesa está muy jerarquizada, y es bueno que el joven muestre sumisión ante el veterano. Tanahashi tiene palabras de admiración para él, aunque no todo es alegría, porque mientras Hiroshi celebra, vemos el vídeo de presentación de Switchblade Jay White, que viene a por su campeonato.

Puntuación: ****1/4

viernes, 2 de febrero de 2018

Hiroshi Tanahashi vs Zack Sabre Jr, NJPW Destruction in Hiroshima 2017



Hiroshi Tanahashi fue el principal perjudicado en la construcción de la cartelera de Wrestle Kingdom 12. Mientras Okada, Naito, Jericho, Suzuki y Omega tenían un gran bookeo entre ellos, Tanahashi tuvo que defender su Campeonato Intercontinental en el mayor evento del año ante Jay White, un tipo que estrena un personaje bastante guay, pero al que todavía le falta un poco para ser considerado para un puesto como este. Aunque la lucha no fue mala, se sintió como un gran retroceso en la gran carrera de Tanahashi, acostumbrado a los combates principales.

Pero en los meses anteriores tuvo muy buenas defensas ante Zack Sabre Jr y Kota Ibushi, y unas semanas después perdió el campeonato en una gran lucha ante Minoru Suzuki. Ya que su lucha en Wrestle Kingdom no es muy interesante, vamos a ver estas, empezando por la que disputó ante Zack Sabre Jr en Destruction in Hiroshima.

Tanahashi había coincidido ya en el G1 Climax con el luchador inglés. Este es conocido por su gran técnica, pero en Japón también es el último miembro de la Suzuki Gun. Sabre, desde el comienzo, muestra toda su técnica, para intentar hacer rendir al campeón. Tanahashi tiene problemas en su brazo, y por supuesto, Sabre lo aprovecha, centrando ahí casi todo su ataque. Le rompe el protector que lleva en el brazo, y las vendas de debajo, para intentar hacerle más daño.

Tanahashi no se rinde, e intenta vengarse, atacando la pierna de Zack. Sus ataques son bienintencionados, pero están lejos del daño que está recibiendo en el brazo. Pero comienza a pegar con más fuerza, y en lo relativo a la potencia, Sabre no puede hacer nada ante Hiroshi. Con un crossbody hacia ringside, el campeón se acerca a la victoria, pero aparece Minoru Suzuki para apoyar a su lacayo. Michael Elgin consigue llevarse al villano, y Tanahashi cierra un gran comeback con un Frog Splash que termina con el combate. Buena defensa para el japonés, aunque el Suzuki Gun no perdería de vista la correa.

Puntuación: ****

lunes, 22 de enero de 2018

Minoru Suzuki vs Hirooki Goto, NJPW Wrestle Kingdom 12




El Suzuki Gun es mi stable favorito de la New Japan. Porque es un stable de verdad, con sus maldades, sus objetivos y sus trampas, no como el Bullet Club, que es, efectivamente, un club de amigos que realmente no se ven beneficiados, apenas, por formar parte del club, más que sentirse tipos guays. La prueba de ello es que Kenny Omega tuvo una lucha bastante violenta contra Chris Jericho, en la que este abusó de todo el mundo, y los Young Bucks no hicieron absolutamente nada. Para eso se podían haber ido a su casa.

El Suziki Gun es un stable de la New Japan, pero es independiente, de manera que, en 2015, todos sus miembros dejaron la empresa y, durante año y medio, se quedaron en NOAH, enfrentando, allí, al roster de la compañía creada por Mitsuharu Misawa. Incluso tuvieron sus propios shows. Pero, en diciembre de 2016 fueron expulsados de allí, y tras Wrestle Kingdom 11, hicieron su regreso a NJPW.

Cuando Suzuki y sus lacayos volvieron, reactivaron su rivalidad con Chaos, el stable afín a la dirección de New Japan. Parecía que Shibata sería su principal rival, pero con su lesión, Goto ocupó ese puesto. Suzuki quería todos los títulos posibles en su stable, como ya consiguió en NOAH. No pudo conseguir el IWGP Heavyweight Championship, pero le quitó el campeonato NEVER a Goto. Comenzó así su gran rivalidad, que culmina en Wrestle Kingdom 12, con una pelea de Cabellera vs Cabellera.

Creo que es una pelea muy bien llevada, con una historia muy clara. No es una gran lucha, porque no creo que tenga pretensiones de serlo. Es una lucha pequeña, de mitad de cartelera, pero llevada de forma correcta, sobre todo por parte de Minoru, que es un gran heel. 

A los pocos minutos de lucha, aplica por primera vez su sleeper. Desde el esquinero, levanta a Goto ahorcándolo, lo que supone un movimiento muy peligroso. Goto queda KO en el ring, y los médicos vienen a atenderlo. Suzuki no se lo permite, y sigue con su ataque, incluidos golpes con sillas.

Goto intenta salir una y otra vez de la presión de Suzuki. Este aplica millones de sleepers siempre que puede. Goto consigue aplicar varios Goto Shiki, haciendo mucho daño a su rival, que intenta aprovechar la aparición de los miembros de su equipo, para poner a dormir al de Chaos. No obstante, acaba cayendo ante el GTR de Hirooki, que se queda el campeonato y la no muy larga cabellera de Minoru Suzuki.

Puntuación: ***1/2

sábado, 20 de enero de 2018

KUSHIDA vs Will Ospreay vs Marty Scurll vs Hiromu Takahashi, NJPW Wrestle Kingdom 12




Volvemos a hablar de Wrestle Kingdom 12. Este es un evento en el que NJPW presentó bastantes cosas que se alejan del formato clásico japonés. Quizás no sea la mejor edición de Wrestle Kingdom, pero tiene cosas chulas.

Ya hablamos hace poco de que había cambios sustanciales respecto al título Junior. Es un título de un prestigio inmenso, y sus campeones suelen defenderlo con su vida. Will Ospreay, después de varios intentos, consiguió vencer al mítico KUSHIDA, y llevarse el campeonato. Pero su rival de toda la vida, Marty Scurll, se lo quitó justo después, humillándolo, una vez más.

Para Wrestle Kingdom 12, se fijó un tipo de lucha muy poco corriente en Japón: una Fatal Four Way, entre Ospreay, Kushida, Scurll e Hiromu Takahashi, que durante la primera mitad del año tuvo una buena rivalidad con KUSHIDA. Así, los cuatro campeones IWGP Junior Heavyweight de este año estarán presentes en la lucha de Wrestle Kingdom.

Y, por su disposición, esta lucha es propia de los títulos Cruiserweight de Estados Unidos. Una lucha llena de spots, de diversión, buenos movimientos e intentos de rendición, pero sin la más mínima historia. Es una pena, pero esas rivalidades previas que ha habido entre los 4 luchadores, no aparecen durante el combate.

Scurll entra con su personaje de urraca, pero, esta vez, incorporando unas alas negras. Su entrada es muy llamativa, muy oscura, pero no tiene nada que ver con su forma de luchar, así que no sirve para nada.

En los primeros minutos de lucha, destacan los movimientos aéreos de Ospreay, incluido algún vuelo alto desde una estructura. Todos tienen su minutos de demostrar su estilo y sus principales técnicas. Puede ganar cualquiera, pero la lucha acaba cuando Scurll deja KO a los dos japoneses golpeándoles con el paraguas, pero sucumbe ante el OsCutter de Will. El inglés se vuelve a llevar el título, ya veremos lo que hacen con él. 

Lucha divertida, pero no muy valiosa.

Puntuación: ***1/4

sábado, 6 de enero de 2018

Tetsuya Naito vs Kazuchika Okada, NJPW Wrestle Kingdom 12




NJPW anunció un doble Main Event para Wrestle Kingdom 12: El Jericho vs Omega por el US Championship; y el Naito vs Okada por el IWGP World Championship. Aunque Jericho, por supuesto, decía que el main event era su pelea, lo cierto es que el último lugar en la cartelera lo ocupó el combate por el título máximo de la compañía.

Tetsuya Naito está subiendo como la espuma, y se ha convertido en el tipo más interesante de la New Japan. Ganó el G1 Climax de 2017, y se ganó esta posición en Wrestle Kingdom. Okada es el gran Super Héroe de esta época, es invencible, y no pierde su correa ni por narices. Y es que, en Japón, alguien a quien se quiere convertir en el Ace de la empresa, debe tener un reinado muy largo, de años. Nos quejamos por lo que hacen en WWE con John Cena o Roman Reigns, pero esto es mucho peor.

Llega la oportunidad de Naito. Esta es la forma de convertirlo en una estrella de manera definitiva: ganarle al campeón mundial en el mayor evento de todos. No había mejor lugar para que eso ocurra. Pero no. Okada vuelve a ganar. Y como parece que el próximo rival de Tetsuya será Jericho, la rivalidad no continuará por ahora. La pregunta es: ¿Contra quién luchará, ahora, Okada? Ya ha podido con todo el mundo.

La lucha entre Naito y Okada es muy buena, como no podía ser de otra manera. Pero también es muy rutinaria, no tiene nada que la haga especial. Uno espera algo distinto para el main event de Wrestle Kingdom, pero este combate bien podría haber estado en la noche 3 del G1 Climax. No hay nada en él que nos informe de que este es el combate más importante del año.

Si algo bueno tiene Tetsuya Naito, es que, cuando encuentra un objetivo durante la lucha, nunca lo olvida, y siempre lo busca. Aplica un Neck Breaker contra las vallas metálicas, y un segundo en ringside. El cuello y la nuca de Okada sufren mucho, y los headlocks de su rival son muy duros. Durante toda la lucha, Tetsuya aplica miles de Neck Breakers.

Pero entre muchas patadas y golpes en cuello y nuca, Okada sale corriendo por ringside, y hunde a Naito con un Big Boot en carrera, impecable. Aplica varios DDTs. Por supuesto, Okada también, durante toda la lucha, utilizará ataques frontales. Se está cuajando un Destino vs RainMaker.

Así, después de muchos golpes de ambos tipos, llegamos a un final en el que los dos finishers se aplican una y otra vez. Cae el primer RainMaker, casi de la nada, pero Naito sobrevive sin muchos problemas. Cuando Okada busca el Tombstone, su oponente escapa, y aplica Destino. Hay una guerra de codazos, y después de una extraña Hurracarrana, Naito busca de nuevo su golpe mortal, pero Okada escapa y conecta RainMaker. No suelta la mano del Ingobernable, aunque están los dos en el suelo. Se levanta, va a por el nuevo Lariato, pero lo que aparece de nuevo es Destino. Okada se salva por milésimas.

La lucha puede ser considerada como una guerra de Big Moves sin cabeza, pero, aunque hay Big Moves, sí que hay cabeza. Toda la rutina se ha escrito buscando esta rivalidad de finishers. Okada conecta el Tombstone, pero una vez más, un Rainmaker es convertido en Destino. Pero el siguiente Destino es convertido en Tombstone, y la lucha es cerrada con un Rainmaker.

Muy buena lucha. La historia es clara y facilona, pero está bien contada.

Puntuación: ****1/4

Chris Jericho vs Kenny Omega, NJPW Wrestle Kingdom 12




Llegó el gran día. El 4 de enero de 2017, tuvo lugar Wrestle Kingdom 12, el gran evento anual de New Japan Pro Wrestling, que siempre deja cosas importantes que comentar. En esta edición, la batalla entre el Alpha y el Omega ha colmado todos los titulares.

Durante 2017, vimos luchas de más de 5 estrellas del WON entre Kenny Omega y Okada; el supuesto retiro de Undertaker; a Dr. Wagner Jr perdiendo su máscara en TripleManía; o el regreso de los Wargames. La historia del wrestling se hace cada día, y últimamente, hay muchas cosas que comentar. Pero la batalla entre Chris Jericho y Kenny Omega es una de las cosas más interesantes de los últimos años.

Chris Jericho tuvo una corrida en WWE entre 2016 y 2017, que fue bastante buena a nivel de storylines. Su personaje volvió a evolucionar mucho, como a él le gusta. Tuvo un par de luchas buenas también, en especial, la que tuvo frente a AJ Styles en WrestleMania 32. Pero, posiblemente, a nivel in-ring no ha estado al nivel de otras etapas de su vida. Se ha dicho que no está en su mejor momento de forma, pero también es cierto que la generación de los Rollins, Owens, Ambrose o Balor no acaba de cuajar en ese aspecto.

Por su parte, Omega ganó el G1 Climax 26, y tuvo un gran año 2017, con grandes batallas frente a Kazuchika Okada, al que no pudo quitarle el IWGP Championship.

Ambos son canadienses, de Winnipeg, la capital de Manitoba. Jericho se considera el mejor de la historia, mientras que Kenny piensa que es el mejor del mundo, actualmente. Cuando un fan comentó esto a través de Twitter, se montó la gorda.

Jericho despreció a Omega, y a la New Japan. Para él, eso es lucha indy, sin ninguna importancia. Nadie conoce a Kenny Omega. Jamás será como él, él es una estrella, que solo lucha en las grandes ligas. Omega no solo no es el mejor del mundo, sino que ni siquiera es el mejor de Winnipeg.

Omega entró al trapo, y le dijo a Jericho que era el perro de una gran corporación. Estos insultos parecían bastante reales, una bronca típica a través de Twitter. Pero, con  Jericho, uno nunca sabe si habla el personaje, o la persona. Lo que sí que se sabe es que es un gran rudo, y lo sigue siendo a través de Internet. Los comentarios que hace desde su personaje, en realidad, no se alejan mucho de lo que piensa en realidad. Obviamente, New Japan no es una indy, y Wrestle Kingdom no es un evento cualquiera, pero dudo mucho que Jericho vea Puroresu.

Esto no tenía más importancia. Nadie esperaba que Chris apareciera, nunca, en un evento de Wrestling que no fuera de WWE. Fue una gran sorpresa verle aparecer en una pantalla, para retar a Kenny Omega a una lucha en Wrestle Kingdom 12. Y parecía que sería cosa de un día: "voy a Japón, peleo, me lo llevo muerto, y me vuelvo a mi casa". Pero no fue así, Jericho se lo curró, y vendió muchas entradas para el gran evento. Además, enseñó mucho a New Japan y a Omega sobre márketing.

En una promo de Kenny, Jericho apareció para atacarle por la espalda. Le pegó una buena paliza, y le hizo sangrar. En New Japan, como en el resto de las empresas grandes de Japón, no es habitual ver sangre, por eso supuso un acto muy violento, como el que se llevó a cabo en la rueda de prensa de Wrestle Kingdom. En este caso, fue Omega el que atacó, pero Jericho no se echó atrás, y acabó tirándole una mesa que golpeó a todo el mundo.

Omega ha dado grandes luchas, muy grandes. Pero nunca se ha enfrentado a esto, a una pelea callejera entre hombres. Toda su excelencia como wrestler no sirve de nada ante un tipo que se ha matado contra todo y contra todos en su vida. La lucha es sin descalificación. Se quiere crear algo nunca visto en New Japan, una guerra, entre el Alpha y el Omega. Y se consigue, con creces.

La pelea es locura desde el mismo comienzo. Jericho está violento, muy violento. Desde el principio, aplica Walls of Jericho, y el referee le molesta cuando Omega hace el Rope Break. Esto es confuso, porque al ser un combate sin DQ, no debería haber problemas. En realidad, aunque no haya descalificaciones, el referee tiene que asegurarse de que la lucha sigue unas normas. Otra cosa es que los luchadores puedan ser descalificados por las infracciones.

Normalmente, en el wrestling americano, si no hay descalificación, los luchadores pueden hacer lo que quieran. Esa es la tradición, pero no es eso lo que significa, literalmente, el término. Lo que significa es que la lucha no acaba así, no que dejen de existir los rope breaks, o los count out. Creo que mucha gente le ha bajado la nota a la lucha por esto, pero creo que la confusión entre Jericho y el referee forma parte del realismo de la lucha. 

Omega vuela a ringside. Jericho se aparta y su paisano se destroza contra una mesa, rompiéndola. Rompe la mesa, los televisores, los móviles que había encima, y hace daño a alguna de las personas que había por ahí. Arrasa con todo.

Jericho aprovecha este KO de Omega para volver a aplicarle las murallas. El árbitro vuelve a molestarle, y Jericho le ataca, a él, y a uno de los pobres young lions que están en ringside. Esto, que en WWE puede ser muy habitual, en NJPW causa un revuelo enorme. No hay honor ninguno, Jericho es un loco violento.

Omega también se aprovecha de que Jericho ataque a otros. Lo lanza contra los televisores, y el veterano se hace una pequeña herida en una ceja. Le vendrá bien a su rival, a la hora de intentar derrotarle a base de rodillazos. Por lo pronto, Kenny se lanza con un curb stomp, con una mesa por delante. Buen golpe.

El referee vuelve al ring y hace la cuenta de 20. Recordemos que perder por count out no es lo mismo que perder por DQ. Pero no hay problema, los luchadores vuelven al ring. Omega va a volar, apoyándose sobre la tercera, pero se lleva una dropkick en el aire, sobre la pierna, cayendo, de nuevo, sobre las cuerdas. Se hace mucho daño.

Jericho sabe mucho más de usar la violencia. Ha tenido una carrera muy intensa, con luchas de todo tipo. Por eso, lleva ventaja en la mayor parte del combate. Uno podría haber pensado que venía aquí a que un luchador en mejor forma le hiciera tener un buen combate, pero es al revés. Aplica una bomba en ringside, y saca un montón de sillas. También le roba la cámara a un fotógrafo, para hacerle fotos a su rival herido, y hacerse selfies haciendo una peineta al público. Este está muy asombrado por lo que ve.

El público también reacciona muy bien ante el Lionsault de Jericho, pero este no ha venido aquí a lucirse, sino a matar a su rival. Coloca una silla en la esquina, con unas intenciones muy malvadas. Después de un gran vuelo, Kenny tiene unos minutos de dominación, utilizando su estilo habitual en New Japan, y coloca su primer rodillazo en la cabeza. Jericho le frena con unas nuevas murallas, muy dolorosas, de las que Omega solo puede librarse disparándole con un spray que hay debajo del ring. Se hace el chulito, usándolo como desodorante, y echándoselo por todo el cuerpo, incluida la entrepierna. Pero no es tiempo de reir, porque Jericho está muy loco. Ataca al referee, y lanza a Kenny contra la silla de cabeza, mientras se limpia los ojos con una toalla.

El uso de la silla es enfermizo y abusivo. Jericho lanza a Omega contra ella, una y otra vez, y este se pega unos golpes tremendos. No se protege con las manos, así que los impactos son brutales. Chris lo lanza muchas veces, y Omega acaba sangrando por la frente como en las luchas clásicas de toda la vida.

Jericho golpea la frente sangrante de Omega con el puño cerrado, pero este aplica un rodillazo, y un montón de súplexs. Cuando su victoria está cerca, Jericho le rompe la silla en la cara, lanzándosela sin corazón. De nuevo, le tortura con golpes de todo tipo con el objeto metálico. Pero, cuando va a lanzarse desde la esquina con la silla, recibe una dropkick, y cae sobre una mesa que él mismo había colocado debajo. Es el principio de su final.

Estoy siendo muy explícito con esta lucha. Pasan muchas cosas, y todas buenas, todas significan algo. Los dos luchadores están heridos en varias partes de su respectivo cuerpo. Ahora comienza el dominio de Omega, con muchos rodillazos. Chris todavía consigue reversar un One Winged Angel, y aplicar unas nuevas murallas. Las aplica durante mucho tiempo, incluso las transforma en Liontamer en un momento dado. Sangrando por la boca por alguno de los rodillazos recibidos, exige que suene la campana y se le declare ganador. Pero Omega no se rinde. Consigue llegar a las cuerdas, y aunque no hay DQ, no se puede obtener la victoria por rendición cuando hay Rope Break, así que Jericho le suelta. Cuando va a por el Code Breaker, se come dos rodillazos y un One Winged Angel. Sorprendentemente, toca las cuerdas, y la cuenta no llega a tres.

De nuevo, hay gente que piensa que esto en un error, por ser la lucha sin descalificación. Pero esto no es WWE, Rope Break y DQ no tienen nada que ver.

Guau, vaya lucha. No esperaba nada tan bueno, ni remotamente. Y todavía sigue la cosa. Vaya paliza que se están dando estos dos. Jericho aún consigue resucitar y evitar un vuelo para sorprender a Omega y conectar el Code Breaker. Tarda demasiado en hacer la cuenta, y Omega se libra. Le pone una silla encima y busca el Lionsault, pero cuando está apoyado sobre la segunda cuerda, Kenny lo agarra y aplica un One Winged Angel sobre la misma silla, para acabar con cualquier oposición posible. Victoria para el de casa.

Gran final para una lucha que ha sido increíble en todo momento. Todo ha sido bueno, y no hay casi nada del combate que uno se pueda perder. Además, es muy distinto a lo visto habitualmente en la empresa, lo que es muy interesante, porque el próximo rival de Jericho será Naito, que es el único tipo de la empresa que puede rivalizar con él en cuanto a carisma.

Creo que casi nadie se ha atrevido a darle 5 estrellas a esto, pero yo sí. No tengo excusa para no hacerlo. Por cierto, el combate era por el Campeonato de Estados Unidos, si es que le importa a alguien. 

Puntuación: *****

jueves, 4 de enero de 2018

Lionheart vs Wild Pegasus, War Super J Cup 1995



Cómo decía en el post anterior, en estos días previos a Wrestle Kingdom 12 quería ver un par de luchas de Jericho de los tiempos en los que triunfó en México y Japón, antes de llegar a las grandes ligas. Gedo recordó hace poco que Último Dragon conoció a Chris en Mexico, donde luchaba como Corazón de León, y lo llevó a Japón para luchar en la empresa War (Wrestling and Romance). En realidad, Jericho ya había luchado en el país del sol naciente mucho antes, al volar allí con su amigo Lance Storm para pelear en FMW , en el año 90, siendo muyyy joven. Pero sí que, gracias a su notable carrera en México, pudo ir a Japón a luchar en combates más serios.

Chris Jericho participó en el Super J Cup de 1995, que ese año llevó a cabo la empresa WAR. Utilizando el nombre Lionheart, traducción literal del nick que usaba en México, se deshizo de Hanzo Nakajima en el primer round. Pero en cuartos de final, le esperaba Chris Benoit, conocido, entonces, como Wild Pegasus, todo un maestro para él.

Pegasus tenía mucho más nombre que Jericho en Japón. Había hecho grandes cosas allí en los años enteriores. Su carrera había sido parecida a la de su tocayo, pasando por Canadá, Mexico, Japón, ECW y WCW. Sus pasos fueron parecidos, pero Benoit lo hizo todo antes... y mejor. De hecho fue en WWE donde, por primera vez, Jericho tuvo más éxito que Benoit.

Llega la lucha, y Jericho saca todo su carácter de rockero para poder atraer al público. Grita mucho, insulta mucho, y espolea al respetable, que lo pasa bien gracias a él. 

También espolea a Benoit, pegándole un par de guantazos. Su compatriota le responde con dos mucho más fuertes, que le dejan literalmente noqueado, según explicaba en su libro. 

El Rabid Wolverine ataca bien la espalda de Lionheart, y posteriormente, hace lo propio con su estómago. Utiliza su propio Liontamer contra él. Jericho, sobre todo, utiliza ataques frontales, bastante buenos. Consigue lanzar fuera del ring a Benoit con una Dropkick, y salta encima de él con un moonsault. Sin embargo, el Tope Suicida de Pegasus en mucho más fuerte, y Jericho consume la mayor parte de sus 20 segundos para volver al ring después de recibir el impacto.

Jericho ya había recibido una gran Power Bomb, y un gran súplex alemán en su espalda. Cuando vuelve al ring, Wild Pegasus está a punto de finiquitar el match con otra potente bomba, pero Jericho se revuelve, y aplica varios ataques fuertes y veloces, como una Power Bomb, un Súplex Alemán y una hurracarrana. Usando sus propias técnicas en su contra, Jericho intenta demostrar a Benoit que no es menos que él.

Jericho acaba muy bien el combate, pero benoit le agarra en el esquinero, y le aplica una especie de Tombstone que acaba más bien en un Power Slam. Aunque el ataque no sale como él quería, sigue siendo lo suficientemente potente como para derrotar a Lionheart de forma creíble. Muy buen combate.

Puntuación: ****

jueves, 28 de diciembre de 2017

Manami Toyota vs Toshiyo Yamada, Hair vs Hair, AJW 15/08/1992




Hemos visto las grandes luchas en las que Manami Toyota y Toshiyo Yamada hacían equipo para enfrentar a poderosas rivales. Pero no hemos hablado de la historia que hay entre ellas, y que refuerza la legitimidad del tandem.

Toyota y Yamada fueron rivales siempre. Forman parte de la misma generación, pero de dos escuelas de estilo muy distintas. Toyota era una chica muy guapa, con un estilo muy habilidoso y aéreo, una heroína de manual, mientras que Yamada tenía un físico más tosco, y un modo de pelear muy duro, muy hard-hitting. Las dos suponían el epítome paradigmático de su respectivo estilo.

Y las dos llegaron a enfrentarse tres veces... con tres empates. En las dos primeras luchas, se llegó al límite de tiempo de 30 minutos, sin que hubiera una ganadora. En la tercera, ambas pidieron una prorroga de 5 minutos, pero tampoco, al llegar a los 40 minutos de combate, se logró dilucidar quién era la mejor.

Pero, finalmente, en un cuarto combate, dentro de un torneo, Toshiyo Yamada derrotó a Manami Toyota. Y esto ocurrió cuando ya eran amigas y compañeras de equipo. Pero Toyota no se lo tomó bien. Tenía un gran ego, y quería demostrar que era capaz de ganar, que no era una segundona. En cuatro combates, no había sido capaz de cubrir a Yamada, pero la retó a una nueva lucha. para convencer a los demás, y a sí misma, de que merecía dicha oportunidad, no solo puso su título de la IWA en juego; también se jugó la cabellera. Toshiyo aceptó, y también puso la suya sobre la mesa. Tenemos una lucha cabellera vs cabellera.

Lucha bastante emocionante, con un post-match tan increíble, que haría al combate merecedor de 5 estrellas, si no hubiera seguido en el blog, hasta ahora, la norma que dicta que para la puntuación sólo cuenta aquello que ocurre entre campana y campana. Maldito sea yo.

La historia cuenta que estas dos luchadoras tienen un estilo totalmente distinto... pero están muy igualadas. Son igual de buenas. Y eso se muestra muy bien en el combate. Empieza muy desordenado, con agarrones y peleas de gatas. Yamada consigue dominar al fin, golpeando con patadas terriblemente fuertes, y muy centradas en la pierna de su rival. Eso sí, también le cae alguna en toda la cara.

Toyota consigue su come-back mediante ataques aéreos, y comienza a endiñar súplexs sin parar. Y Yamada le responde con más súplexs. Tenemos varias tandas de súplexs de una y otra. Los de Manami, son más técnicos, bien colocados, aplicando presa a su rival para que le sea más difícil levantarse. Por su parte, los de Yamada son más cruentos y duros, dejan a Toyota partida en dos con cada golpe. Las dos sobreviven a todos. Es una gran forma de representar la igualdad en el nivel, y la diferencia en los estilos.

Ambas protagonizan varios vuelos buenos, que acaban con bastante dolor. En el caso de Yamada, porque le cae un televisor en la cara, al dar contra las mesas de comentaristas. Hay varios intentos de conteo genialísimos por ambos lados. En los últimos instantes, las dos buscan desesperadamente el golpe definitivo que les de la victoria, y lo reversan una y otra vez. Toyota busca el Japanese Ocean Cyclone Suplex, mientras que Yamada busca el Reverse Gory Bomb. Después de varios intentos, es Toyota la que lo consigue, y con ello, se lleva la victoria, retiene su título, y se lleva la cabellera de Toshiyo Yamada.

Cómo decía antes, el post-match es genial, muy emotivo. Es hora de rapar a Yamada, y Toyota está muy afectada. Las mujeres en el público también lo están, porque, para ellas, cortarse el pelo es algo traumático. Entre gritos, Yamada se corta un mechón de pelo, y el referee se lo da a Toyota. Esta se arrodilla a su pies, y se corta, no uno, sino dos, para dárselos a su compañera. Y ruega a los encargados que perdonen a Yamada, y no le corten el pelo. No pueden hacer eso, y cuando el peluquero se dispone a usar la maquinilla de afeitar, intenta deternelo. Hace falta un montón de luchadoras para pararla, y dejar al hombre hacer su trabajo, mientras se resiste y patalea. Yamada, sin embargo, acepta su derrota, y quedarse calva.

Las dos luchadoras lloran y se abrazan, para terminar este gran momento que pasaría a la historia del wrestling.

Puntuación: ****3/4

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Manami Toyota vs Aja Kong, AJW 27/06/1995




Seguimos con el especial sobre Manami Toyota. En el anterior escrito, la vimos enfrentarse a Aja Kong en un torneo, cuando la grandota era campeona de WWWA. Un año después, en 1995, nuestra protagonista consiguió vencer a Kong, y convertirse en campeona de ese título, que nació en 1937, así que es uno de los campeonatos con más solera en la historia del wrestling.

Sin embargo, en junio del mismo año, tuvo que defender su reciente título ante la excampeona, que lo había mantenido durante dos años y medio. Manami no pudo igualar su record, ni de lejos, ya que lo perdió en la revancha ante Kong. No sabía cuál de las dos luchas comentar. Al final, me he quedado con esta revancha. Todas sus luchas son buenas, no obstante, así que deberíais verlas todas.

Es una nueva gran batalla del tipo "David vs Goliat". Muy buena, con sus parecidos a la comentada anteriormente. Toyota comienza como una moto, para frenar a Kong antes de que esta pueda destruirla, pero no lo consigue. Kong la agarra, y comienza con sus ataques malévolos. Toyota intenta hacerle daño en la pierna con patadas, pero lo que hace es enfadarla, y provocar que ella le pegue aún más fuerte.

Kong golpea, y aplica llaves a la espalda que van agotando la resistencia de la hermosa campeona. Esta trata de llevar a cabo algunos comebacks muy furiosos, como aquel en el que utiliza un montón de Missile Dropkicks. Nada funciona con un rival de tal poder. Entonces, Toyota debe buscar otra estrategia, y aprovecha los momentos en los que la retadora se sube en los esquineros para volvar sobre ella. Hasta tres o cuatro veces consigue dañarla cuando está subida ahí arriba, un par de ellas, con una Power Bomb, y otra, lanzándola fuera del ring.

Con esto, Toyota se pone a la altura de Aja, y lucha con ella de tú a tú. Pero las Power Bombs de Kong son mucho más poderosas que las suyas, y solo su voluntad de acero la mantienen en el ring. Kong usa un par de puñetazos giratorios, y con el segundo, le rompe el labio a Toyota, que es incapaz de levantar el hombro. No creo que pudiera ni aunque estuviera en el guión, debía estar conmocionada. Otra gran lucha.

Puntuación: ****1/2 

lunes, 25 de diciembre de 2017

Will Ospreay vs Marty Scurll, NJPW Power Struggle 2017



Como decía en el anterior post, Will Ospreay se convirtió en el campeón Junior de New Japan Pro Wrestling, al derrotar a KUSHIDA. Pero se cruzó en su camino su viejo archirival, Marty Scurll, que ya le quitó el título de televisión de Ring of Honor cuando solo lo había portado durante 2 días. Ahora, le ha deshonrado, al convertirle en el campeón Junior con un reinado más corto en la historia de la correa.

Ospreay y Scurll se vieron las caras en Power Struggle 2017, en una lucha bastante mala. En Japón, no se suele jugar con los campeonatos de esta manera, es una lástima. Por eso, cuando alguien consigue ser campeón, suele tener un reinado digno. Pero New Japan se está occidentalizando, y ha decidido hacer algo más llamativo con este campeonato. No me disgustaría, si no fuera por la calidad del combate.

Tenemos una lucha llena de acción, aunque muy descerebrada. Hay pocas conclusiones que sacar. Will utiliza todo su arsenal, y Scurll mezcla algún ataque puntual al brazo, y buenos clotheslines y chops. Pero todo muy arbitrario, sin ninguna rutina concreta. Por supuesto, hay algunos de esos ataques en los que es obvio que el que los recibe ayuda más que el que los ejecuta, como el Rainham Maker, o el Essex Destroyer. Finalmente, entre intentos de conteo, uno llega a 3, y le da la victoria a Marty.

Will Se queja, piensa que se levnató antes de la tercera palmada, mientras el referee se niega a a cambiar su veredicto. Llega KUSHIDA, que mira a Ospreay con desprecio, por haber perdido el título tan pronto. Exige a  Scurll una lucha titular, y le llama hijo de puta. Will le dice que coja su Delorian y se vaya, en referencia a su inspiración en Regreso al Futuro. El último en llegar es Hiromu Takahashi, que también quiere una oportunidad. Scurll acepta enfrentarse a los 3... al mismo tiempo. En Wresle Kingdom 12, tendremos Fatal Four Away entre los últimos 4 campeones JR de la empresa.

Puntuación: **1/2

domingo, 24 de diciembre de 2017

Will Ospreay vs Kushida, NJPW King of Pro Wrestling 2017



Después de un tiempo en el que parecía que no habría rival posible para Kushida en la división Junior de New Japan, la cosa está ahora muy movida. Por un lado, Hiromu Takahashi volvió de México, y se convirtió en su principal amenaza, derrotándole en Wrestle Kingdom, y convirtiéndose en campeón. Kushida, no obstante, no pasó a un segundo plano. Ganó el Best of Super Juniors, y reconquistó su campeonato.

Pero las nuevas amenazas llegaron desde Reino Unido. Will Ospreay lleva haciendo de las suyas un tiempo en Japón, asombrando a todos con su agilidad sobrehumana. Llegó a la final del Best of Super Juniors 2017, y opuso una gran resistencia frente a Kushida. Se ganó una batalla titular en King of Pro Wrestling, y, sorprendentemente, salió victorioso. 

No le duró mucho la alegría. Marty Scurll le humilló, quitándole el campeonato, y convirtiéndole en el campeón menos longevo de la historia. La relación entre ambos se remonta a tiempos de RPW, y ya en Ring of Honor, le hizo algo parecido, desponjándole del título de televisión después de, solo, dos días de reinado. 

Después de todas estas idas y venidas, en Wrestle Kingdom 12, tendremos una lucha de 4 esquinas, con Kushida, Takahashi, Ospreay y Scurll. Se presenta interesante, sobre todo teniendo en cuenta que este tipo de combates no es nada común en Japón.

Repasemos, pues, previamente, las dos luchas en las que el campeonato ha cambiado de manos, empezando por el enfrentamiento entre Kushida y Will Ospreay en King of Pro Wrestling.

De nuevo, es un combate bastante bueno, aunque un poco inferior a la final del Best of Super Juniors. No obstante, está muy bien. Los luchadores comienzan enloquecidos, pegándose, y protagonizan algunos movimientos bastante duros y espectaculares en ringside.

Kushida ataca las piernas de su rival, para entorpecer sus vuelos, pero sobre todo, su brazo. Esos castigos no dan buenos resultados en primera instancia, porque Ospreay tiene sus comebacks aéreos. Aún así, los ataques de Kushida sobre su brazo acaban haciéndole bastante daño.

La tensión aumenta, y el público acaba muy metido en el combate. Hay muchos ataques espectaculares, de hecho, excesivamente espectaculares. A veces, los golpes aéreos son tan resbuscados, que uno no sabe quién se supone que es el atacante, y quién el atacado. Ospreay resiste todos los ataques a su brazo, y consigue ejecutar al campeón con su Oscutter.

La lucha es bastante buena. El ataque al brazo de Kushida siempre es de calidad, y los vuelos de Ospreay hacen que la gente le ame. El inglés muestra bastante emoción por convertirse en campeón de tan preciado título.

Puntuación: ****

domingo, 17 de diciembre de 2017

Manami Toyota vs Aja Kong, Big Egg Wrestling Universe AJW 20/11/1994




Es hora de ver luchas en singles de Manami Toyota. En la que comentamos hoy, se enfrenta a uno de principales rivales de su carrera, la también mítica Aja Kong. La primera lucha entre ambas tuvo lugar en el evento Big Egg Wrestling de AJW, en noviembre del 94.

Manami Toyota y Aja Kong comenzaron a luchar al mismo tiempo. Ambas llegaron a AJW en el 86 u 87. Pasaron mucho tiempo juntas, y fueron avanzando en sus inmensas carreras al mismo tiempo. Eso las convirtió en grandes amigas fuera del ring, aunque en 1994 no se habían subido nunca juntas, de manera profesional, en un sigle match. Lo hicieron por primera vez en el evento Big Egg Wrestling Universe de AJW.

Ya dijimos anteriormente que los eventos interpromocionales fueron pieza clave en la repercusión que llegó a tener el Joshi Puroresu en los 90. Aquí tenemos un gran evento en el Tokyo Dome, ante unas 40.000 personas. No es lucha indy. Y, aunque el evento lo lleva a cabo AJW, tenemos en escena a luchadoras de un montón de empresas, incluida la campeona de WWF, Alundra Blayze (Madusa), que defendió, y perdió, su campeonato ante Bull Nakano. Además de AJW y WWF, colaboraron GAEA, JWP, LLPW, FMW, MPW, y hubo una lucha masculina, y cosas de kickboxing y MMA.

En ese evento, tuvo lugar un gran torneo, el V*TOP Five Star Tournament, que acabaría ganando Akira Hokuto, al derrotar a la campeona de WWWA, Aja Kong. Pero en primera ronda, tenemos la lucha que nos interesa hoy, entre Kong y nuestra Manami Toyota.

Esta lucha es la definición de la rutina "David vs Goliat". Aja Kong era una de las luchadoras más temidas de la historia, y de hecho, se dice que sus rivales tenían que usar todas sus fuerzas en sus batallas, para no recibir una paliza. Manami empieza como una moto, con una poderosa Power Bomb, pero pronto es frenada por la campeona.

Aja Kong domina gran parte de la lucha, con ataques a la espalda muy buenos, y patadas asesinas. Toyota intenta llevar a cabo varios come-backs, pero ninguno le sale bien. Todos son frenados por Kong. En un caso, su enfado por la insubordinación de Toyota es obvio. La mira con ira, y le pega una patada en la cara con la que bien podría haberla matado. Menos mal que son amigas...

Kong aprovecha la larga rampa de entrada al ring, para coger carrerilla, y aplica un gran Running Power Slam, y un Spear. La victoria de Toyota parece imposible, pero su espíritu es grande.

Toyota se lanza contra Kong con una serie de ataques aéreos fantásticos. Muy buenos, muy rápidos, y variados. E innovadores, porque nunca se había visto a una mujer luchar así. Aunque Kong parece inamovible, sufre en esta parte de la pelea, y se lleva buenos golpes, incluida una plancha sobre una mesa. Los súplexs que consigue aplicar Manami son mortales también. En la última parte de la contienda, hay grandes movimientos por ambos lados, fuerza vs habilidad, y el público se mete del todo en la pelea. Pero, tras una disputa en la esquina, la pesada Aja le cae encima a Toyota, y esto es el principio de su fin. Con un BrainBuster, la derrota, en un final que queda un poquito frío en comparación con lo que había sido la lucha.

El combate es increíble, y muy cercano a la perfección. Quizás, solo por la comparación con la lucha vista en el anterior post, se queda un poco por detrás. Al fin y al cabo, es una lucha de primera ronda del torneo, y no tiene la misma transcendencia que una lucha titular. Las veremos enfrentarse por el título WWWA próximamente. No obstante, e independientemente de la nota que le de a la lucha, debería ser de obligado visionado.

Puntuación: ****3/4

viernes, 1 de diciembre de 2017

Kenny Omega vs Tetsuya Naito, G1 Climax 2017 Finals




En el G1 Climax 26, Tetsuya Naito y Kenny Omega tuvieron la mejor pelea del torneo, y una de las mejores del año en la industria mundial. Este año, se vuelven a ver las caras, pero esta vez, lo hacen en la final. Esta lucha no llega a los niveles de aquella, pero es también muy buena.

El líder de Los Ingobernables de Japón se enfrenta al líder del Bullet Club, que llega acompañado de sus compañeros de The Elite, los Young Bucks. Kenny ha luchado varias veces este año frente al campeón, Okada, así que su victoria hoy no parece probable. Recordemos que el premio para el ganador es un puesto en el main event de Wrestle Kingdom, por el título IWGP, en manos del RainMaker.

Aunque el final sea previsible, la lucha es muy buena. Tetsuya Naito hace un trabajo genial. Tenemos unos primero minutos de marcar territorio, y otros, después, con algunos movimientos divertidos de Omega. Pero llega el momento de que Naito haga su trabajo. 

Tetsuya destroza a Kenny con varios golpes en la nuca. Después de una zancadilla, Kenny cae sobre el borde del ring, haciéndose daño en la parte posterior del cuello. Seguidamente, aplica Neckbreaker en ese mismo borde, y, a continuación, uno en ringside. Y no para a la cosa, porque Naito sigue pegándole en esa zona. Aplica un piledriver en la mesa de comentaristas, que hace que el canadiense se pegue con el borde de la mesa. Mucho castigo y muy bueno, ha llevado a cabo Naito en unos pocos minutos.

Omega consigue hacerse hueco en el combate, con varios ataques a la espalda de su rival. Consigue que se haga daño en la cara, después de in par de golpes en el esquinero bastante duros. Continúa el occidental debilitando la voluntad de su rival, mediante un montón de rodillazos en la cara.

Los decibelios van subiendo, al mismo ritmo en que lo hacen los golpes de los dos finalistas. Las hurracarranas, los neckbreackers, las quebradoras y los súplexs, se suceden. Naito convierte una bomba desde el esquinero en una hurracarrana de una forma impresionante. Los dos wrestlers hacen un gran trabajo, pero a la hora de aplicar los finishers, Omega no consigue cerrar el One Winged Angel, mientras que Naito aplica varias veces el Destino. Eso es lo que, después de varias secuencias de ataques enloquecidos, hace que el Ingobernable gane el G1 Climax 2017.

Así, Tetsuya Naito se enfrentará a Kazuchika Okada en Wrestle Kingdom 12, mientras que Kenny Omega peleará con Chris Jericho, después de una breve rivalidad a través de las redes sociales. Ambos combates se presentan tremendamente interesantes, y lo comentaremos a partir del 4 de enero.

Puntuación: ****1/2

jueves, 30 de noviembre de 2017

Kazuchika Okada vs Kenny Omega, NJPW G1 Climax 2017 Day 18




Así como Tanahashi y Naito cerraron su rivalidad en la noche 17 del G1 Climax 27, Kazuchika Okada y Kenny Omega hicieron lo propio en la 18. Ya sabíamos que Tetsuya Naito sería uno de los finalistas. Tan solo quedaba por ver quién sería su rival.

Kenny Omega ganó el G1 Climax de 2016, lo que le dio la oportunidad de enfrentarse a Okada por el título principal de la IWGP en Wrestle Kingdom. No consiguió triunfar, como es obvio, puesto que el hacedor de rayos aún porta el campeonato. Parecía que Omega podía abandonar NJPW, pero acabó renovando, y volvió a verse las caras con Okada en Dominion. En esa ocasión, el combate quedó empatado, al llegar el límite de tiempo sin que hubiera un ganador. Kenny se estaba acercando al campeón.

En la noche 18 del G1 Climax 27, Omega y Okada se enfrentan, con una plaza en la final en juego. Esta vez no hay título de por medio. Y tienen la que, creo, es la mejor lucha de la trilogía, en términos de ejecución. Las otras tuvieron inicios bastante irregulares, pero esta es muy buena de inicio a fin.

Lo primero que hacen ambos es intentar aplicar su respectivo finisher al otro, por sorpresa, para no meterse en el lío de luchar otra vez, durante horas. Pelean en ringside, y Okada consigue aplicar un crossbody muy bueno, por encima de la barricada. Pero el campeón tiene vendas en la chepa, en la parte posterior de su cuello. Omega no tarda mucho en aprovecharlo, y aplicar buenos candados.

Okada y Omega pelean, pero esa minusvalía le cuesta cara a Kazuchika. Se lleva una Reversal Hurracarrana en ringside, seguida de un súplex en el filo del ring. Los referees se plantean parar el combate, porque Okada apenas se mueve. Omega aplica una nueva quebradora, y Okada sobrevive milagrosamente. El dolor en el cuello parece definitivo.

Pero Okada todavía tendrá espacio para resistir un poco. Después de algunos golpes, cuando va a recibir el One Winged Angel, lo reversa en un buen Tombstone Piledriver. Anteriormente lo había intentado, pero su cuello se lo había impedido. Posteriormente, aplica varias Missile Dropkick bastante efectivas. Busca ahora conectar el Rainmaker, pero Kenny lo evita una y otra vez. Aplica un slam al cuello muy doloroso, pero eso le da fuerzas a Okada para conseguir pegar un RainMaker, que ahora sí, da en el clavo.

A la desesperada, Omega busca intentos de conteo veloces, pero su desesperación provoca que se coma dos Rainmakers consecutivos. a Kazuchika no le vale con eso y busca un tercero pero es esquivado. Omega conecta varios súplexs y otra reversal Hurracarrana, que siguen destrozando la parte posterior del cuello de Okada. El japonés resiste a duras penas, sobre todo después de recibir un piledriver. También se resiste a recibir el One Winged Angel, pero el castigo es excesivo y Omega acaba conectándolo para ganar.

Creo que la lucha es casi perfecta en lo que a ejecución se refiere. Eso sí, no llega a los niveles de batalla campal de la versión de Wrestle Kingdom. Una mezcla entre ambas daría forma a una lucha verdaderamente perfecta.

Puntuación: ****3/4

martes, 28 de noviembre de 2017

Hiroshi Tanahashi vs Tetsuya Naito, NJPW G1 Climax 2017 Day 17




Vamos ya con los tres combates principales del G1 Climax de 2017. Durante el año, las dos principales rivalidades de la empresa se reprodujeron tanto en Wrestle Kingdom como en Dominion. Y tuvieron una gran finalización en el G1 Climax, sirviendo como semifinales en el torneo, ya que, en ellas, se dilucidaron los dos finalistas. Se tratan de los enfrentamientos entre Kazuchika Okada y y Kenny Omega, e Hiroshi Tanahashi y Tetsuya Naito.

Naito derrotó a Hiroshi Tanahashi en Wrestle Kingdom, quitándole el Título Intercontinental. En Dominion, Tana se rehizo, y volvió a llevar a su saco su preciada correa. En la noche 17 del G1 Climax, La rivalidad se cierra. El ganador de este tercer combate, llegará a la final del torneo.

Creo que es la mejor lucha que ha habido entre los dos. Las 3 han sido geniales, en todo caso. Comenzamos con algunos minutos de trolleo y calentamiento del ambiente, hasta que Naito comienza con sus ataques al brazo del rival. Muy buenos.

Tetsuya aplica palancas, golpes y llaves de todo tipo en el brazo de Hiroshi. También usa algunas buenas desnucadoras. Acabar con su finisher, Destino, es su objetivo. Poco después, Tanahashi comienza a aplicar estiramentos a la pierna de su rival. Aunque lo intenta, su trabajo es menos intenso y tenaz que el del lider de Los Ingobernables de Japón. Eso sí, sus Crossbodies son espectaculares, y ayudan a dañar el estomago de Tetsuya. No obstante, el Frog Splash del Campeón Intercontinental falla.

Tanahashi aguanta muchos ataques al brazo, y conecta el Texas Cloverhold. Durante minutos, Naito soporta un gran dolor sobre su pierna, pero resiste, y llega a las cuerdas. Naito está cojo, y Tanahashi manco. Se pegan muchos codazos y súplex, y más ataques a pierna y brazo. Pero es el rudo el que sale victorioso, tras conectar varias veces el Destino.

Creo que es una gran lucha, con gran trabajo zonal, y pocas cosas que sobren. Muy bien cerrada, y muy ordenada.

Puntuación: ****1/2 

viernes, 10 de noviembre de 2017

Kento Miyahara vs Suwama, AJPW Raising an Army 2017



Repasamos, en el anterior post, una lucha de Nakajima en NOAH, y ahora, toca una de Kento Miyahara en AJPW. Quería, como dije entonces, ver una lucha como campeón de ambos en su respectiva empresa, aunque he acabado viendo las luchas en las que los dos perdieron su campeonato este año.

El 9 de octubre de 2017, el campeón de AJPW, un tipo que ha dado un montón de luchas buenas este año, Kento Miyahara, defendía su campeonato ante el ya veterano, pero aun poderosísimo, Suwama, que había ganado el Odo Tournament por segundo año consecutivo. El resultado fue una lucha realmente buena, con un público muy metido y ruidoso, que no tiene nada que envidiar a una pelea de NJPW.

Miyahara comienza con buenos golpes en la cara, y lanzando, con un Bulldog, a Suwama contra las vallas metálicas, provocando a este un gran dolor a la altura de la boca. Eso le viene muy bien para su estrategia, porque es un experto dando rodillazos, al estilo Kenny Omega. Pero, conociendo esa habilidad, Suwama aplica un estiramiento en la pierna derecha, intentando, así, frenarle.

El power house utiliza las vallas, también, para hacer daño en la pierna del campeón, y aplica, posteriormente, varios slams de gran poder. Su estrategia es una mezcla de fuertes golpes a la espalda, con llaves a las extremidades inferiores. En primera instancia, Miyahara lo vende muy bien, aunque se recupera al cabo del rato.

Los súplexs y las bombas de Suwama son muy fuertes, pero Miyahara, a pesar de su dolor, empieza a dar rodillazos. Son terribles. Suwama los frena con un doble Ankle Lock. Intenta rematar con una Power Bomb, pero se lleva un DDT.

Strong Style. El dolor en la pierna de Miyahara es olvidado por completo, y comienza la hora de las tortas. Miyahara pone sus rodillazos y algunos súplexs, pero los Slams y los Lariatos de Suwama son invencibles. El rubio resiste golpes en la cara inhumanos, pero sobrevive, y golpea con un par de Clotheslines y Súplexs difíciles de soportar. Miyahara lo hace, pero recibe un Last Ride del que, esta vez, no puede despertar. Suwama gana, y se convierte en Campeón Triple Crown de AJPW por sexta ocasión, lo que supone un gran record (aunque le duraría poco).

Muy buena lucha, psicológica, potente, importante.

Puntuación: ****1/2

jueves, 9 de noviembre de 2017

Eddie Edwards vs Katsuhiko Nakajima, NOAH 26/08/2017



Hablamos muy a menudo de New Japan, de manera que casi parece que sea la única liga de wrestling que existe en Japón. Pero no es para menos, porque el nivel de sus eventos en los últimos años ha convertido a la empresa en la mejor del mundo, y quizás, en una de las mejores de la historia.

No obstante, hay más empresas en el País del Sol Naciente. AJPW y NOAH, con su estilo mucho más tradicional, siguen operando, y brindándonos buenas luchas. Además, ambas tienen a un nuevo prototipo de estrella emergente, que debe llevar el peso de la compañía en los próximos años: Katsuhiko Nakajima por parte de NOAH; y Kento Miyahara, en AJPW. Vamos a echarle un vistazo a una lucha de campeonato de ambos luchadores, empezando por el miembro del roster por NOAH.

Cuando Jeff Jarret volvió a Impact Wrestling (antes de cambiarle el nombre... volver a cambiarlo... e irse otra vez), quiso hacer cosas interesantes y baratas, y creó una triple alianza entre Impact Wrestling, Pro Wrestling NOAH y Triple A (y también, creo, con The Crash, lo que no le gustó mucho a los dirigentes de la Caravana Estelar). Se intentó hacer algo parecido a la alianza entre NJPW, ROH y CMLL, pero con empresas peores.

Pero eso le vino bien a las tres ligas, que ampliaron sus posibilidades. Nakajima, campeón GHC de NOAH, pudo tener una buena defensa titular ante Cage, y luego, otra ante Eddie Edwards, aunque esta última no pudo superarla.

Ya fue sorprendente ver a Edwards convertirse en Campeón Mundial de TNA, pero es aún mucho más raro verle como campeón de NOAH. Es un buen luchador, con una carrera larga, pero no lo suficiente como para tener un reconocimiento mundial como ese. Es cierto que ya ha luchado en el pasado en NOAH, pero en su última participación en la Global League, en 2013, quedó último en su bloque.  Sin embargo, no le viene mal a NOAH tener a alguien de fuera, un rival a batir por los miembros de su roster, y que le ponga los pies en el suelo a Nakajima, que ya ha vencido a todo el mundo. No obstante, me sigue pareciendo que es un campeonato que, casi, le han regalado, por ser el único luchador de TNA que podía ir ahí y hacer algo decente.

En ese sentido, hay que decir que su lucha ante Nakajima es realmente buena. El luchador americano comienza con fuerza, volando con un tope suicida sobre Nakajima, y estampándolo contra la valla metálica. Eso produce a Nakajima un gran dolor en la espalda, que mantiene durante toda la lucha. Siempre se lleva la mano al lumbago, indicándole a Edwards dónde atacar.

Eddie utiliza algunos buenos ataques sobre la espalda de su rival, como un Body Slam, o una quebradora. Posteriormente, tenemos una guerra de chops, de los que pican de verdad, pero Eddie vuelve a dañar la zona posterior de Nakajima, con Súplex y una Power Bomb. Nakajima se defiende con algunos buenos ataques frontales, pero sigue por detrás en la contienda.

Eddie vuelve a volar, planchando a Nakajima entre los asientos del público. Intenta un Tiger Driver en el borde del ring, pero se traga un inmenso súplex que le deja en muy mal estado. Así, por fin, se igualan un poco las tornas.

Eddie ataca con chops, y Nakajima con patadas en el pecho. Tenemos una guerra entre estas dos armas. Edwards se quita la muñequera, pero una patada sigue doliendo más que un chop, así que el campeón sale ganando en esta confrontación.

No por mucho tiempo. Edwards vuelve a conectar una bomba muy fuerte, y la espalda del japonés ya está bastante dañada. Sobrevive a este ataque, y comienza la guerra.

Estamos en esa etapa de toda lucha japonesa en la que los rivales se matan sin cabeza. Nakajima coloca un buen número de super kicks, y Eddie también pega un buen par de rodillazos en la cara. En cuanto a golpes frontales, el japonés es mejor, pero, cuando está cerca de la victoria, Eddie le sorprende con una hurracarrana invertida. El americano conecta el Tiger Driver, y el Esmerald Flowsion Kai, y así, cumple su sueño de ser campeón mundial de NOAH, utilizando los finishers de Mitsuharu Misawa, en un ring verde, y con un pantalón verde. No está mal la simbología.

Después de la lucha, aparece Naomichi Marufuji, para retar al nuevo campeón.

Puntuación: ****