Mostrando entradas con la etiqueta 1989. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1989. Mostrar todas las entradas

sábado, 3 de junio de 2017

Mr Perfect vs Blue Blazer, WWF Live Event Milan, 08/04/1989



El pasado 23 de mayo, se cumplieron 18 años del fatídico fallecimiento de Owen Hart, uno de los mejores luchadores de la historia del wrestling. Fue un día como ese, en 1999, cuando Owen encarnó por última vez al personaje Blue Blazer, durante el evento Over the Edge de WWF. Entonces, debía aparecer desde la zona alta del estadio, y bajar atado a un arnés, como hicieron otros muchos luchadores en la época. Por desgracia, algo salió mal, y el luchador cayó desde una altura de 23 pies, muriendo sin remedio.

La viuda de Owen siempre odió a WWF por lo ocurrido, y, aunque cogió con gusto los 18 millones de dólares con los que la empresa le indemnizó, nunca permitió que Owen fuera exaltado al Salón de la Fama, algo que su hermano Bret siente profundamente, puesto que no se permite honrar la carrera magnífica de un luchador que sentía pasión por el wrestling.

Yo espero, no obstante, que esa exaltación tenga lugar, tarde o temprano. En principio, no es momento de hacer un especial de Owen, porque tenemos muchas cosas entre manos, y me lo guardaré para cuando el canadiense entre en el Salón, o bien, en el 20 aniversario de su muerte, lo que ocurra primero. Las luchas que entrarán en ese especial no deberían bajar de las 4.5 estrellas. Por ahora, recordaré a ese personaje enmascarado que encarnaba en el momento de su muerte.  

Owen volvió a usar el personaje de Blue Blazer durante sus últimos meses de luchador, en storylines secundarias, incluido un tag team con Jeff Jarret. Pero ese personaje es más antiguo, ya lo usó en la empresa a finales de los 80, cuando era básicamente un jobber. Lo más destacado de esa etapa es su rivalidad con Curt Hennig, Mr Perfect, que les llevó a luchar en WrestleMania 5.

Pero esa lucha fue muy corta, y muy poco importante dentro de la cartelera. He encontrado una de un live show que tuvo lugar en Milan, Italia, y fue transmitido por la televisión italiana. Es un poco más larga, aunque sigue siendo algo secundario, pero tiene más chicha.

Hennig comienza con algunas maniobras de lucha olímpica, pero pronto es frenado por el mayor talento de Owen. Se sale del ring, y la gente le pita por cobarde. Lo cierto es que el público italiano está muy metido, y apoya a Blazer a muerte. 

Owen castiga el brazo de Mr Perfect sin parar. Este se duele, puesto que los ataques son duros y hábiles. El canadiense realiza estiramientos de todo tipo, y Hennig tiene que huir a ringside una vez más, llevándose los abucheos pertinentes. Pero vuelve, y pilla desprevenido a su rival, atacando de una forma muy violenta. Después de un montón de puñetazos, aplica candados variados a cuello y cabeza.

Su castigo es duradero y muy efectivo, pero Hart lleva a cabo un comeback que provoca un gran pop entre el respetable. Ataca hábil y veloz, y vuela con un crossbody, pero Hennig le da la vuelta y realiza él el conteo, llevándose una victoria que no deja mal a su rival ante el público, pero que mantiene su predominancia.

Puntuación: ***

domingo, 23 de abril de 2017

The Ultimate Warrior vs Rick Rude, WWF SummerSlam 1989




Este año, al fin, ha entrado al Hall de la Fama de WWE Rick Rude, un luchador fantástico, que en realidad no conoce mucha gente. Falleció joven, en el año 1999, con tan solo 40 años. Eso dificultó un poco su inducción, ya que WWE pone un número limitado de luchadores fallecidos en cada edición, porque dan menos juego. Pero ha llegado el momento.

Rick Rude fue, principalmente, rudo en su carrera. Era un tipo muy atlético y musculoso, con un buen bigote y una bonita melena. Hacía, además, un movimiento sexy de pelvis antes de sus luchas, siendo así el terror de las chicas. Era parecido a personajes de México como Hector Garza, aunque, si bien Garza tenía muchas fans aún siendo rudo, todo el mundo odiaba a Rick Rude como Heel, y las mujeres no se dejaban engatusar por él.

Rick Rude debutó en el año 1982, y llegó a luchar pronto en diversos territorios de la NWA, sobre todo en Florida. Allí, en la NWA Florida, se convirtió en campeón en el 85, época en la que iba acompañado por un manager llamado Percy Pringle, que todos conocerán por el nombre de Paul Bearer, quién llegó a ser Hall of Famer antes que el propio Rude. Después de esto, Rick luchó en WCCW, y en Jim Crocket Promotions. Ahí, formo una gran pareja con Manny Fernández, y tuvo la suerte de enfrentarse a otra pareja que ha sido inducida en esta edición del Salón de la Fama: Ricky Morton y Robert Gibson.

Rude fue fichado por WWF, lo que dio fin a esa pareja. Su paso por la WWF a finales de los 90 es la etapa más recordada de su carrera, si bien sus grandes luchas son anteriores, o posteriores. En la empresa de Vince, tuvo grandes rivalidades con gente como Jake Roberts, Ultimate Warrior y Roddy Piper. Y es que, aquí también fue manejado por un gran representante, Bobby The Brian Heenan, quién elevó su papel de heel hasta lo más alto. Entre la voz de uno, y las payasadas del otro, la pareja se ganó un gran odio.

Después de tener una gran rivalidad con Ultimate Warrior, que comentamos unas líneas más abajo, Rudé dejó WWF, en el año 91, para ir a WCW. En esa época, en la empresa había un nivel de wrestling muy alto, y Rude participó en Wargames, un Iron Man Match frente a Ricky Steamboat, y se convirtió en campeón mundial, al derrotar a Ric Flair. Fueron años muy buenos.

Rude, como campeón, tuvo la oportunidad de pelear bastante en Japón, y tuvo una buena rivalidad con Sting también. Pero una lesión en la espalda le llevó a dejar el título vacante, y se retiró.

Sin ambargo, unos años después, Paul Heyman lo trajo de vuelta al mundo del wrestling, para la ECW, de donde dio el salto, de nuevo, a WWF, para formar parte de D-Generation X. Aunque no llegó a luchar, hizo de gerente del grupo. Pero duró poco.

Rick Rude se convirtió en el primer luchador en aparecer en dos programas de Wrestling al mismo tiempo.  Aunque había trabajado en las grabaciones de Monday Night Raw, abandonó WWF, y fichó por WCW, apareciendo en el programa de Monday Night Nitro que se emitía en directo, a la misma hora que Raw. Fue un golpe duro para Vince. El papel de Rude volvió a ser de manager, en este caso de Mr Perfect, Curt Hennig.

En el año 99, Rick se estaba preparando para un regreso activo al ring, pero no lo consiguió. Falleció debido a un paro cardíaco, relacionado, como suele pasar, por una mezcla abusiva de medicamentos.

Revisaré, dentro de este especial sobre el Hall of Fame de WWE en 2017, un par de luchas de Rude en su paso por WWF, ambas frente al Warrior. Luego, me gustaría comentar dos combates de más nivel en su etapa posterior en WCW.

La rivalidad entre Ultimate Warrior y Rick Rude se mantuvo durante más de año y medio. Todo comenzó en Royal Rumble 1989, con una competición de musculatura entre ambos. Aunque Rude pensaba que era el más guapo, el público votó unánimemente por el guerrero, lo que causó un gran enfado en el rudo.

Warrior acabó poniendo en juego su Título Intercontinental en WrestleMania 5 ante Rick, y sorprendentemente, lo perdió. La colaboración de Heenan fue fundamental en este cometido.

La rivalidad continuó, y Warrior y Rude se volvieron a ver las caras en SummerSlam 1989, en una lucha que el Warrior comenzó dominando de una forma absoluta, a pesar de que, en WWF, normalmente es el rudo el dominante principal de las luchas. Warrior lanza volando fuera del ring al Ravishing mediante un Gorilla Press Drop, y le golpea con un objeto en la espalda, lo que debería ser motivo de descalificación, pero el referee no dice nada. El héroe continúa con su castigo a la espalda del rival, con suplexs y body slams, tanto en el ring como en el suelo de ringside. Rude no puede hacer nada.

Rick se duele, pero no para de recibir. Esto es así, hasta que consigue que Warrior se pegue en sus partes sobre la esquina del ring. Después de eso, es el bigotudo el que aplica ataques a la espalda de su rival, y en concreto, a su zona lumbar. Es un castigo muy bueno. Su autor intenta rematar con la Rude Awakening, pero Warrior consigue evitarlo gracias a su fuerza sobrehumana. No obstante, Rick le atrapa con una sleeper, y luego hay un choque triple, en el que tanto los dos luchadores como el referee quedan KO.

Warrior tiene un brote de su baile de San Vito. Ataca con Back Drop, con varios clothelines, y con un Power Slam, pero el referee está frito. Consigue despertarle para que cuente tras un piledriver, pero es demasiado lento, y Rude sobrevive.

Warrior sigue atacando como un loco con otro gran Power Slam, pero Rude frena su splash con sus rodillas. Ahora, domina por completo, y aplica 2 piledrivers. Warrior está en peligro, pero la gente grita como loca, ya que aparece Roddy Piper. Rude hace su bailecito, pero Piper se levanta su falda escocesa, enseñándole el culo. Rude queda en shock, y no ve llegar al Warrior, que  le destroza con sus ataques finales habituales. El de la cara pintada gana así, por segunda vez, el título Intercontinental.

Puntuación: ***1/2

viernes, 27 de enero de 2017

Royal Rumble Match 1989



El último Royal Rumble que voy a ver antes de que tenga lugar la ansiada edición de 2017 es el de 1989, el primer Royal Rumble de 30 personas.

Sí, ya sé que el primer Rumble fue el de 1988, el que ganó Jim Duggan. Pero esa batalla fue una experiencia piloto, que tuvo lugar en un programa de televisión, y no en un PPV llamado Royal Rumble. Además, solo participaron en esa edición 20 personas.

La experiencia fue tan buena, que dio lugar a un nuevo evento de Pago por Visión, siendo Royal Rumble el cuarto en crearse, puesto que ya existían los otros 3 de los 4 que hoy se consideran principales (WrestleMania, SummerSlam, Survivor Series y Royal Rumble). Todavía no existía el premio para el ganador de ir al main event de WM.

La lucha no empieza nada mal, ya que los dos primeros wrestlers en enfrentarse son los dos Demolition, Ax y Smash. Y luchan sin tapujos. El mensaje es interesante, y es paradigmático: en esta batalla, los espectadores podrán ver cualquier tipo de enfrentamiento, lo que no podrían ver en ningún otro sitio.

En tercer lugar entra el que es el principal protagonista de la primera parte de la batalla: Andre the Giant. No está en buena forma, está torpe, y parece que se ha bebido una licorería entera. Aún así, se enfrenta a todo lo que va apareciendo en el ring, y elimina a varios adversarios. El último rival en eliminar es Jake "The Snake" Roberts, un tipo que tiene una reacción del público realmente buena. Pero Roberts vuelve un rato después, con su serpiente, y Andre huye despavorido, eliminandose a sí mismo. 

Shawn Michaels y Curt Hennig tienen un buen intercambio también. Entra Tito Santana, con una buena reacción, y posteriormente, Macho Man Randy Savage, el campeón de WWF, que es recibido de una forma sensacional. No pasa mucho tiempo hasta que llega Hogan, y entre estos dos últimos, van eliminando a todos los luchadores que quedaban en el ring.

Hogan elimina a Warlord, justo en el mismo momento en el que este entraba. Esta eliminación mantendría el récord de velocidad hasta muchos años después, cuando Kane eliminaría a Santino Marella de una forma aún más rápida. Tan solo quedan Bad News Brown y Savage. Hogan agarra al moreno, y lo lanza fuera, cayendo también su buen amigo Randy.

El Macho Man vuelve muy enfadado al ring, para encararse con Hulk. La cosa se pone muy caliente, y tiene que salir Ms Elizabeth a calmar los ánimos. Los dos héroes se abrazan, pero este sería el detonante del turn-heel de Savage, inducido por los celos hacia una posible relación entre Miss Elizabeth y El Inmortal. Savage y Hogan se enfrantarían en WrestleMania 5.

Aparece el Poli Loco, The Big Bossman, un gran enemigo del Hulkster, y justo después, Akeem. Así, se juntan en el ring los dos gigantes obesos, dos rudos de los que le gustaban a Vince en la época, que formaban una pareja maligna llamada The Twin Towers (Las Torres Gemelas). Hogan se enfrenta a ellos de una forma muy heroica, pero esta vez no ocurre el milagro que suele provocar el Hulkster. Los dos lo aplastan en el esquinero, y le eliminan, dejando al público muy frio. Hulk lucha contra ambos en ringside, y llega otro buen amigo suyo a apoyarle, Brutus Beefcake, El Barbero. Desde fuera, Hulk elimina al policía corrupto, y continúan luchando los otros dos.

Y aquí comienza la parte más aburrida de la batalla, porque no ocurre gran cosa hasta el final, cuando sale Ted DiBiase. Para entonces, se han acumulado bastantes luchadores, pero empiezan a ser eliminados. Akeem elimina a Rick Martel, y tenemos un final típico de esos tiempos, con dos malos atacando a un bueno. En este caso, son DiBiase y Akeem los que luchan contra el grandote Big John Studd, que es dominado. Cuando está siendo destruido en la esquina y el obeso se lanza sobre él, coloca a DiBiase, para que este se lleve el impacto. Studd aprovecha la confusión para empujar fuera a Akeem, y se enfrenta a Ted, a quien domina casi sin oposición. Studd gana sin problemas, y luego se deshace de Virgil, quien buscaba venganza en nombre de su señor.

La batalla estaba muy bien hasta la eliminación de Hogan y Big Bossman. La parte final es bastante aburrida, y la victoria de Big John Studd no le interesa a mucha gente.

John tenía una larga carrera a sus espaldas en la empresa. Durante los 70, había formado parte de los Executioners, y en la NWA, tuvo varias oportunidades de luchar por el campeonato mundial, frente a Ric Flair. A mediados de los 80, se convirtió en un monster heel, enfrentándose a Bob Backlund y a Andre the Giant. Llegaría a hacer equipo con King Kong Bundy, formando parte de la Heenan Family que lideraba Bobby Heenan, y cuyo principal rival fue el gigante. Posteriormente, acabaría dando el salto al bando técnico, para enfrentarse al stable. Esta victoria puede considerarse como un premio a su carrera, puesto que tampoco se estaba preparando un gran push para él, y no duraría mucho más tiempo en la empresa.

Puntuación: ***1/4

sábado, 1 de octubre de 2016

Ric Flair vs Terry Funk, WCW Clash of the Champions IX




Seguimos con este pequeño especial que estamos haciendo sobre Terry Funk, quien recientemente cumplió 50 años como wrestler profesional en activo, y anunció su retirada, algo que, por otra parte, ha hecho muchas veces.

Una de las grandes luchas de su vida, y una de las más conocidas por parte de los fans, es la que mantuvo con Ric Flair en Clash of the Champions, el programa especial que WCW retransmitía por televisión cada pocos meses. Esta lucha, un I quit match, tuvo lugar en la edición 9 de este evento.

Esto ocurrió en el 89, pocos meses después de la gran trilogía entre Flair y Steamboat. Flair era una máquina de luchar, daba un gran combate contra cualquiera. Obviamente, si en lugar de un cualquiera, se trataba de otro de los mejores, como lo era Terry Funk, la cosa no podía ir mal.  Un Flair Face entró en una rivalidad frente a Funk, y la J-Rex Corporation, y stable muy rudo, manejado por Gary Hart. Para poder hacerle frente, reformó a los Four Horsemen, añadiendo a Sting como miembro.

La cosa acabó en el I Quit Match mencionado, en Nueva York, un lugar en el que no gustan mucho los tejanos como  Funk. Terry no está bien de la cabecica, insulta a todo el mundo, e incluso, golpea a algunos. Comienza la confrontación, y ambos dan una clase de psicologia, y de buena lucha.

Funk le destroza la cabeza a Flair. Y se nota que esto es un programa de WCW en televisión, porque no hay sangre, cuando en cualquier otro contexto, Flair estaría desangrándose desde hace tiempo. Funk no para de pegar codazos en la frente, y varios piledrivers, uno de ellos, en el suelo de ringside. Flair debería estar KO, pero se levanta, y tiene varios ataques de ira geniales, a base de chops.

Funk sigue con ese ataque tan fantástico a la cabeza de Flair, hasta que Ric tiene un segundo comeback, con cara de loco. Golpea a Hart, y se lleva a Funk para el ring. Después de mucho chop, El Nature Boy comienza a atacarle la pierna a su rival.

Funk vende de forma genial ese ataque. Apenas se puede mover. Las patadas de Flair en la rodilla de Funk no son muy técnicas, pero parece muy dolorosas. Y Funk, cae al suelo: está obviamente cojo. Intenta huir, pero Ric se tira sobre él como un asesino. Continúa atacándole en la extremidad, y cierra una Figura 4.

El referee le pone el micro en la boca a Terry Funk, y le pregunta si quiere rendirse. Este dice que no, que nunca se rendirá. ¡Nunca! pero después de un par de minutos así, sin que pueda escapar de la Figura 4, Funk tiene que rendirse.

Después de la lucha, los wrestlers se dan la mano. Hart se enfada, y se monta una batalla campal entre los Four Horsemen y la J-Ŕex Corporation.

La lucha es una maravilla. Perfectamente podría darle las 5 estrellas, pero creo que le falta un poquitito de épica. Le pongo 4 y tres cuartos, pero bueno, poco importa.

Puntuación: ****3/4

viernes, 27 de noviembre de 2015

Jumbo Tsuruta vs Genichiro Tenryu, AJPW 05/06/1989





Se acaba de retirar toda una leyenda del Puroresu, Genichiro Tenryu. Lo hizo hace unas semanas, al finalizar su gira de despedida con el evento Revolution Final - Genichiro Tenryu Retirement de Tenryu Project, en el que se enfrentó al Rainmaker, Kazuchika Okada (saliendo derrotado, obviamente). Y es que, Tenryu ha puesto fin a su carrera a los 65 años de edad, o sea, a la edad de jubilación legal. Realmente, hay que tener un gran amor por este negocio, como ha ocurrido con el Villano III, que se retiró recientemente  a una edad similar. Pero Tenryu, además, luchaba a un gran nivel hasta bien entrado el siglo 21.

Tenryu era originalmente un luchador de sumo. Y un gran luchador de sumo, además, no era un cualquiera. Luego, Giant Baba, fundador de AJPW, le convenció para ser entrenado en esto del Wrestling por los hermanos Funk en Texas, donde debutó como luchador frente a Ted DiBiase. Durante los 80, poco a poco, fue subiendo escalones en AJPW, hasta que llegó su gran momento, la lucha de su vida, en el año 89 frente a Jumbo Tsuruta, por el Triple Crown Championship.

Todos conocemos el Triple Crown Championship de AJPW que ahora ostenta el veterano Jun Akiyama en una ya moribunda AJPW. Este campeonato maximo se creo en 1989, como unificación de tres títulos: el NWA United National Championship, el PWF Heavyweight Championship y el NWA International Heavyweight Championship

AJPW no tenía un gran título mundial. Baba quería que el título mundial de NWA se disputara en su promoción, pero ante la expansión de la WWF, La Jim Crockett Promotions tenía que centrar sus esfuerzos en el terreno norte-americano. Así, baba decidió unificar sus princiapales correas para formar un definitivo gran título mundial. El primer intento fue en 1988, cuando Genichiro Tenryu, el United National NWA Champion y PWF Heavyweight Champion empató en una lucha de unificación frente a Bruiser Brody, campeón Internacional NWA. En ese momento no sé logró, pero si al año siguiente, cuando Tsuruta, la gran figura de AJPW, venció a Stan Hansen, los dos campeones del momento.

Tsuruta se convirtió en el primer AJPW Triple Crown Champion, y defendió con éxito el campeonato en primera instancia frente a Tenryu. Pero otro gallo cantaría en la lucha de ambos de junio del 89, a la que el Wrestling Observer concedió 5 estrellas.

Y no es de extrañar, porque la lucha es fantástica. Para mí, se queda a unas milésimas de las 5 estrellas, por algún momento innecesario, y porque el dominio de Tsuruta me parece un poco excesivo. 

Pero no es tan raro, porque Jumbo es Dios. Ya venció a Tenryu meses atrás. Comienza la lucha y pretende darle un rodillazo en la cabeza, pero Genichiro lo esquiva y le pega un gran Suplex Alemán. Jumbo sobrevive a ese gran comienzo, que es un espejismo de lo que será la lucha.

Tsuruta revienta la cara a rodillazos al pobre aspirante. Hay tres rodillazos desde el esquinero en la cara que dan verdadero miedo por el ex-sumo. Y bastantes headlocks. Mucha gente se queja de los headlocks de Randy Orton, o los que usa Jumbo, pero son necesarios cuando uno quiere ganar con golpes en la cara. Aunque es necesaria variedad, como la que pone en práctica aquí el primer Triple Crown Champion.

Tenryu tiene algunos buenos come-backs, a base de clotheslines y golpes en el pecho. Falla un rodillazo y se pega con la cuerda en el cuello, lo que resulta muy doloroso. Cerca del final, hace lo mismo, lo que casi le da la victoria mediante un paquetito.

Pero en la mayor parte del combate, Tsuruta sigue matando a Tenryu. le mete codazos asesinos que parecen totalmente reales. A Tenryu tan solo le salvan las cuerdas. Es su noche de suerte, porque después de muchos rodillazos, cae pegado a las cuerdas, y es esto, tan solo, lo que le salva. Es el día de suerte de la futura leyenda.

El comeback final, via Lariato, le da la victoria a Tenryu. Primero, pega una gran power-bomb, y la cuenta se queda en 2,9. De la segunda, Tsuruta no se puede librar.

Gran gran lucha, cercana a la perfección, en la que hay muy poco innecesario. Golpes muy fuertes, y Tenryu le devuelve a su antiguo compañero de Tag la powerbomb con la que este le venció meses antes. Además, el público está como loco. Grandísima lucha.

Puntuación: ****3/4 

lunes, 2 de noviembre de 2015

Hulk Hogan vs The Big Bossman, WWF Saturday Night Main Event, 27/05/1989



Seguimos repasando luchas olvidadas de El Inmortal, Hulk Hogan. Nos vamos al año 1989, La HulkaMania estaba en su apogeo, y apareció en WWE una nueva amenaza: The Big Bossman.

En esos tiempos, a Vince le encantaban los obesos como rudos. En WWE, siempre ha venido bien el peso para estar en una buena posición, pero en aquella época, si uno pesaba 200 kilos, entonces podía tener una gran rivalidad frente a la figura más importante de esta industria, Hulk Hogan. Así pasó con King Kong Bundy, Big John Studd, Big Bossman, Akeem, Earthquake, Typhoon, Yokozuna...

Y en el caso del Bossman, esta posición la ocupó siendo muy joven, de hecho, estaba mucho más gordo que siendo mayor, por ejemplo, en su lucha en jaula contra Undertaker en WrestleMania. No tenía currículum para este puesto, pero tenía altura, peso, y el personaje de un policía corrupto, que fue todo un éxito en la época. Todavía conservo el muñeco del Poli Loco, la verdad es que es de los más resistentes de la colección, y eso que se me cayó por el balcon un par de veces.

Hemos visto luchas de Hogan contra Inoki o Hansen que son extraordinarias. Esta no lo es tanto, es luchita, más que lucha, pero lo que tiene está muy bien hecho. Un buen producto de entretenimiento, la verdad. Y en una lucha por el WWF Championship, en una Steel Cage, y en Saturday Night Main Event, ese evento tan popular en los años 80, en los que la empresa hacía evolucionar su storylines, los días en los que estaba de vacaciones el programa Saturday Night Live de la NBC.

Big Bossman espera en el ring a Hogan, después de que su malvado manager, Slick, corte una promo. Sale Hogan, ante el clamor de la multitud, pero es atacado Zeus, antes de entrar en la jaula. Zeus es el antagonista de Hogan en la horrible película No Hold Barred, que produjo WWF en la época, y que resultó un fiasco, como también lo fue utilizar a Zaus en la empresa: no sabía luchar. Pero en este caso, deja tieso a Hogan para que Bossman lo meta en la jaula, y empiece con ventaja.

Bossman domina. Hogan tiene un come-back, y comienza a atacarle la cabeza. Todos los golpes que componen su finisher, puñetazos, big boot y leg drop, son golpes a la cara, así que hace un buen trabajo dándole en el hocico al poli loco, y tiene de su parte a la jaula. Pero en primera instancia no tiene oportunidad de usarla en su contra, Bossman le apaliza, pero Hogan no le deja escapar por la puerta. Por eso, tras un body slam, Bossman intenta huir por encima de la jaula. Pero resulta también un gran error, porque Hulk le alcanza, y le pega un super-plex desde lo alto de la jaula sensacional. Gran momento, Bossman tiene mucho peso, así que ese suplex queda fantástico. Ambos quedan tendidos, como en el suplex de Lesnar a Show.

Durante el resto de la lucha, Hogan le raja la cabeza al poli, pegándole contra los esquineros y con la jaula, y este le pega con una cadena, y también cuenta con las trampas de Slick, que evita que Hogan huya. Finalmente, Hogan ata a Bossman con su propias esposas, mientras escapa de la jaula por el otro lado. Slick está a punto de soltar a Bossman y escapar por la puerta, pero Hulk llega antes abajo.

Mona lucha. Es una de esas cuyo formato se repite mucho en la época de los 80, Hogan y Bossman darían otra parecida, incluido suplex, en el Madison Square Garden, pero creo que con esta tenemos bastante por ahora.

Puntuación: ***

sábado, 28 de marzo de 2015

Randy Savage vs Hulk Hogan, WWF Wrestlemania 5



Randy Savage, al fin, será exaltado al Hall of Fame. En vida, se negó a aceptar este privilegio, puesto que su deseo era ser exaltado junto a su familia, los Poffo, gran casta luchística. Pero nunca llegó a un acuerdo sobre esto con WWE.

Ahora, su familia ha decidido aceptar la oferta de WWE de llevar al Macho Man a la máxima distinción en el mundo del wrestling. Y es que, dice su hermano, los fans lo desean, y hay que hacerlo por ellos.

Si alguien merece en el mundo ser WWE Hall of Fame, es Randy Savage. Un personaje carismático, muchos años de carrera, y una gran habilidad en el ring, conforman el currículum de uno de los luchadores más queridos de todos los tiempos. Hoy repasamos uno de los combates más importantes de su carrera, el Main Event de Wrestlemania 5, en el que defendía el Campeonato Mundial de WWF frente a Hulk Hogan.

En Wrestlemania 3, Hulk Hogan consiguió retener el título ante Andre, al aplicarle el Body Slam al enorme gigante. Sin embargo, acabaría perdiéndolo ante el mismo, que con prácticas desleales, lo ganaba para Ted DiBiase. Ante esta polémica, el título quedó vacante, y se pondría en juego en un torneo en Wrestlemania 4, en el que Randy Savage lo ganó al vencer a El Hombre del Millón de Dólares en la final y Main Event.

Aunque Hulk apoyaba a Randy, mientras Andre apoyaba a Ted, se empezó a romper la relación entre los dos héroes. Eran considerados como los Megapowers, muy amigos, que juntos se habían enfrentado a la amenaza de la coalición entre DiBiase y Andre, entre otras parejas de rudos. Pero la cosa entre ellos fue empeorando.

Randy empezó a sentir celos de Hogan, sobre todo por que su chica, Miss Elizabeth, empezó a acompañar a Hulk en algunas de sus luchas. En Royal Rumble 1989, la confrontación subió de tono, cuando Hogan eliminó a Savage, presuntamente sin querer. Elizabeth logró mediar entre los dos en esa ocasión.

Pero el turn heel de Randy llegó, al abandonar a Hogan en un combate ante los Twins Tower. Abandonó a Elizabeth, y le tocó luchar contra The Inmortal en el main event de Wrestlemania 5.

Savage pasará a la historia, más allá de lo grande de su parsonaje, por lo inteligente que era en el ring, por la pasión que sentía por la lucha, hasta el punto de bookear sus luchas importantes a fondo. Las luchas en Wrestlemania frente a Ric Flair, Ricky Steamboat o Ultimate Warrior son muestra de ello, grandes espectáculos de entretenimiento, como lo es su lucha con Hogan.

Savage empieza vacilando, con miedo a enfrentarse a Hogan. Pero acaba entrando al ring. Centra sus ataques en los poderosos brazos de Hogan, mientras este le ataca a la cabeza, puesto que sus mejores ataques son frontales.

Hogan es un hueso duro de roer, pero Savage tiene estrategias para todo. Al deshacerse de las llaves de Randy, en algún momento Hulk se hace un corte legítimo en la cara, así que el macho man centra ahí ahora sus ataques.

Hogan lleva las de perder. Savage le humilla, el gran héroe está a su merced. Hogan se repone, y le ataca fuertemente, pero el Macho le daña en el cuello al saltar sobre él cuando estaba descansando sobre la valla de seguridad. A partir de ahí, muy inteligentemente, ataca su cuello de mil maneras, ahorcándolo incluso con las vendas que se quita de las muñecas.

Fantástico trabajo de Randy Savage. Pero, a Hulk Hogan le entra su baile de sambito. De pronto, no le afecta nada. El público ruge, puñetazos, big boot y leg drop para ganar.

El combate de Randy es buenísimo, y Hogan lo vende bien. Hasta el final, que me parece muy frio. Después de un gran trabajo del malo, Hogan resucita, da tres golpes y gana, sin más. El final no me gusta, estropea un combate que, por lo demás, era genial.


Puntuación: ****