Mostrando entradas con la etiqueta wcw. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta wcw. Mostrar todas las entradas

miércoles, 14 de marzo de 2018

Goldberg vs Kevin Nash, WCW Starrcade 1998




Seguimos viendo luchas de Goldberg en este especial sobre el Hall of Fame de 2018. Y no es agradable, siempre, ver luchas de WCW. Pero para completar nuestros relatos sobre Bill, era necesario comentar su lucha anterior ante Hulk Hogan, y esta frente a Kevin Nash.

Esta lucha es importante porque supone el final de la racha invicta de Goldberg. Con un streak oficial de 173-0, y 174 días como campeón mundial, Goldberg perdió ante Kevin Nash en Starrcade 1998, y se acabó su magia. Y no es, tampoco, que su racha tuviera que seguir para siempre, pero hubiera estado bien que hubiera tenido un reinado mayor, y que su derrota hubiera tenido una motivación. Pero perdió ante los mismos de siempre, para que todo volviera a la normalidad, dos años atrás en el pasado. Es uno de los principales motivos por los que WCW cayó en picado. Se le acabó la pila al conejito de la NWO.

Meses antes, Kevin Nash había formado una nueva facción separada de la NWO. Era la NWO Wolfpack, a la que llegaron a unirse Sting y Lex Luger. Era algo absurdo, porque se suponía que estos eran los grandes héroes de la empresa. Pero bueno, al menos, tener un grupo que se enfrentara a la NWO suponía un cambio. Nash ganó la World War III, y consiguió una oportunidad titular en Starrcade. En la batalla real, consiguió eliminar, en última instancia, a Scott Hall gracias a su compañero Lex Luger.

El problema es que, meses después de ganar el campeonato de nuevo ante Goldberg, este se enfrascó en otras historias, y se olvidó de su revancha. Hulk Hogan, después de un supuesto retiro, volvió a principios de 1999, y Kevin Nash se dejó ganar para que volviera a ser campeón. La NWO volvía a ser un solo grupo, y nada había servido para nada. 

Y la lucha, en sí misma, es muy mala. No hay quien la soporte. Después de varios golpes de Nash, parece que ambos quieren intentar usar alguna llave de MMA. Goldberg consigue aplicar una malísima Spear, pero Nash le pega un golpe bajo, evitando el Jackhammer. Luego tenemos varios minutos de ataques irrelevantes, hasta que llegan miembros de la NWO Wolfpack. Goldberg se libra de ellos, pero Scott Hall, disfrazado de trabajador de la empresa, le golpea un arma eléctrica, dejándole para el arrastre. Nash aplica su Power Bomb y se lleva el combate, reconciliándose, además, con su gran amigo Hall.

No hay mucho más que remarcar del combate.

Puntuación: *3/4

Goldberg vs Hollywood Hulk Hogan, WCW Monday Night Nitro 06/07/1998




Empezamos el especial sobre el Hall of Fame de WWE en su versión de 2018. El protagonista de la edición de este año es Bill Goldberg.

Cuando Goldberg  volvió a WWE a finales de 2016, ya empecé un especial sobre él. Suponía que sería exaltado, meses después, al Salón de la Fama, así que paré el especial hasta que eso ocurriera. Finalmente, como su rivalidad con Brock Lesnar se extendió hasta WrestleMania 33, Bill no entró al Salón el año pasado, y lo hizo Kurt Angle. Un año después sí que le tenemos ahí.

En ese comienzo de especial, ya hablamos de su racha invicta. Después de terminar su carrera como jugador de fútbol americano, Goldberg llegó a WCW, ganando todas las luchas que se le presentaban. Pero todas con un squash, eso sí. El hombre no tenía mucha formación en wrestling, y centraba toda su ofensiva en el Spear y el Jackhammer. A pesar de que no luchaba más que eso, su poder, sus movimientos, y la energía con la que derrotaba a sus enemigos consiguieron que la gente se volviera loca con él. No en vano su último paso por WWE ha estado centrado, también, en ese tipo de squashes. Se le podría haber pedido que tuviera luchas mediocres, pero, si traen a una leyenda, mejor que haga lo que le hizo famoso.

Aquella racha fue inflada con datos falsos de WCW sobre el total de luchas ganadas. Pero bueno, esto es wrestling. Recordemos que en los 70 WWE nombraba campeones a luchadores que supuestamente habían ganado torneos en Brasil, y eso era mentira. Y no pasa nada, esto es magia. En cualquier caso, la racha ficticia de Goldberg en WCW ha sido superada, hace unos meses, por Asuka en WWE. En este caso, con victorias reales.

En el blog ya hay tres luchas de esta racha invicta: sus squashes sobre Glacier, Steven Regal y La Park. Estos dos últimos son polémicos por otras cosas, que sabréis si leéis esos artículos. También, en ese anterior especial, revisamos dos de sus luchas más apreciadas en WCW: frente a DDP y frente a Scott Steiner. Por otro lado, en esta ronda de artículos sobre el Hall of Fame 2018, vamos a repasar el final de la racha de Goldberg, con el gran éxito al convertirse en campeón mundial al vencer a Hulk Hogan, y la gran cagada al perder el título y la racha contra ese canalla llamado Kevin Nash. Posteriormente, dejaremos atrás sus tiempos en WCW y comentaremos dos de sus mejores luchas en WWE.

Vamos hoy con la citada lucha frente a Hogan. El poderoso Goldberg se había mantenido invicto desde septiembre de 1997. Había llegado a ser campeón de Estados Unidos en abril del 98, al derrotar a Raven, y su posición en las carteleras iba subiendo. Finalmente, el Campeón Mundial y líder de la NWO, Hulk Hollywood Hogan, tuvo que concederle una oportunidad titular. 

Esa lucha tendría lugar el 6 de julio de 1998. Hulk estaba aterrorizado, así que exigió a Goldberg que luchara frente a su compañero Scott Hall la misma noche. Debía vencer si quería conseguir su oportunidad. Desde luego, lo hizo. Ese capítulo de Monday Night Nitro fue conocido como La Noche más Larga de Goldberg (Goldberg's Long Night), pues la idea es que no llegara en condiciones de enfrentarse a Hogan. 

La velada comenzó, no para variar, con una promo de la NWO, en la que Hulk, además de asegurar que Goldberg no llegaría a ser campeón, prometió que Karl Malone no volvería a jugar al baloncesto. Y es que, el mítico ala-pivot de los Utah Jazz tendría una rivalidad ese verano junto a DDP para enfrentarse a Hogan y Dennis Rodman. Esto tendría consecuencias durante la noche.

Durante la noche, también se muestran imágenes de las victorias de Goldberg en estos meses de racha. El programa se emite en directo desde el Georgia Dome, hogar de la empresa, que esta abarrotado. El público grita muchísimo a favor de Goldberg: el ambiente es increíble. 

Scott Hall opone más resistencia de la esperada, pero cuando se ve perdiendo, pide ayuda a sus compañeros de la NWO. Varios se acercan, pero son destrozados por la espalda por DDP y Malone. Esto deja el camino libre a Goldberg para librarse del miembro de los Outsiders.

El main event de la noche supone la victoria 108 de las 173 que compondrían la racha invicta del gran Goldberg. Hogan aparece con su música habitual, utilizando la correa de World Heavyweight Champion como una guitarra. Recordemos que esta mítica correa tenía pintura negra encima con las siglas de la NWO.

Por supuesto, el combate no es muy bueno. No habían venido aquí Goldberg y Hogan a dar una cátedra de lucha técnica. El estadio iba a reventar, casi tanto como los audímetros, y para conseguir eso, ni Hogan ni Goldberg habían necesitado demostrar que sabían luchar en los años previos. Pero sus personalidades y sus historias eran enormes en comparación con las que vemos hoy en día. Por supuesto, si uno mira a la gente de la grada, se da cuenta de que no hay nadie que esté escribiendo una tesis doctoral. 

Hogan y Goldberg pelean entre muchísimos gritos, que estallan cuando Goldberg lleva la delantera. Su estilo es tan explosivo, que de cualquier come-back puede llegar una victoria. Hay varios headlocks y poco más, salvo las trampas habituales de Hollywood: ataques con su cinturón, ahorcamientos, golpes bajos... Y también lleva a ringside a su enemigo, donde le ataca con una silla. El referee, Robinson, aún hoy referee de WWE, le riñe, pero no hace nada para evitarlo. Gracias a estos ataques, consigue golpear hasta tres veces con su Leg Drop. Pero Goldberg, obviamente, se recupera.

Hay un fallo en el timing aquí, porque la entrada de los miembros de la NWO coincide con el finisher de Hogan. Ni el espectador ve bien el momento en el que Golberg se recupera, ni tiene mucho sentido que Curt Hennig se acercara en este instante al cuadrilátero. El caso es que Malone llega tras él, y le aplica un poderoso Diamond Cutter. Hogan se queda sin los refuerzos que de tantos apuros le han sacado durante años. Goldberg le golpea con un Spear, y remata con un Jackhammer. Bill se convierte en Campeón Mundial, y el estadio se viene abajo. Caen objetos al ring de todas partes. Gran momento, pero lucha mala.

Puntuación: **

viernes, 9 de marzo de 2018

Rock 'n' Roll Express vs Ivan Koloff y Krusher Kruschev, Jim Crocket Promotions 09/07/1985




En este especial sobre Ivan Koloff, hemos visto luchas suyas alrededor del título de la WWWF, durante los años 70. Pero su carrera duró mucho más, y tuvo participación en muy diversas empresas. Acabamos con una pelea en la predecesora de WCW, la Jim Crocket Promotions, la federación más importante de cuantas estaban afiliadas a la NWA. Allí, formó una pareja muy importante con su presunto primo, Nikita Koloff, The Russian Nightmare.

El stable conocido como The Russians, incluyó otra amenaza venida desde el otro lado del muro: Krusher Kruschev. Los rusos fueron varias veces campeones del NWA World Tag Team Championship, en su versión mid-atlantic, porque, aunque sólo existía un campeonato mundial de la NWA, cada partner tenía su título por parejas, y un título heaviweight de menor categoría. Los rusos ganaron sus títulos mediante la regla Freebird, de tal manera que cualquier pareja formada por dos de los tres miembros del stable podía disputar y defender el campeonato.

Nos vamos al año 85. A Ivan Koloff ya no se le veía tan grande y fuerte como a principios de los 70. Los años se notaban en el físico, pero no en la capacidad para luchar. Su equipo con Nikita tenía mucho éxito, y se encontraban en una rivalidad con los Rock 'n' Roll Express, con varios cambios de campeones. Llegaron, ambos equipos, a enfrentarse en Starrcade, a finales de año.

Ya hablamos de los Rock and Roll Express en el especial sobre el Hall of Fame de 2017. Era una gran pareja, y enormemente querida. Los Rockers de WWE, Marty Janetty y Shawn Michaels, fueron una clara copia de estos. Porque es esa época, WWE y WCW se plagiaban mucho los personajes, como Marvel y DC. Pero, a pesar de la carrera legendaria que llegaría a tener Michaels, el éxito de los Rockers como pareja estuvo a años luz del que alcanzaron Robert Gibson y Ricky Morton.

Hoy vamos a comentar una pelea de estos dos equipos, que tuvo lugar en verano del 85, con el título Tag en juego. The Russians, en esta ocasión, son Ivan Koloff y Krusher Krushev. El amor en el público por los Faces es muy grande. Aunque la lucha dura mucho, no para de cantar "Rock and Roll", y de chillar a favor de los chicos guapos. Las voces en el público suenan muy femeninas. A los rusos, mucho más grandes y fornidos, no los quiere nadie, por supuesto. Tenemos un gran encuentro de wrestling clásico Tag Team, con grandes héroes, y grandes villanos. 

La lucha es larguísima. Debe rondar la media hora de combate. Comienza con unos momentos preliminares con opciones para ambos bandos. Kruschev es bastante grande e intimidante. Por si alguien no lo reconoce, es el Smash de Demoliton. No es el original, pero es el que pasaría a la historia como Smash. En estos primeros minutos, los roqueros atacan con fuerza el brazo de Koloff, y evitan los ataques del grandote. Su habilidad, sus saltos y patadas, son muy agradecidos por el respetable.

Los ataques y candados de los rusos son también bastante potentes. Pero los técnicos intentan centrarse en Ivan, ahora, aplicando llaves a sus piernas. Utilizan muchos ataques, y Koloff lo vende muy bien. Cojeando mucho, huye a su esquina para recibir el tag de su compañero.

Después de esto, tenemos muchos, muchos minutos de dominio por parte de los rusos sobre Robert Gibson (el moreno de los Rock 'n' Roll Express). Los malotes aplican todo tipo de llaves a su brazo, y él no consigue, jamás, dar el hot tag. Durante muuucho tiempo lo intenta, mientras el público sufre. Pero no se cansa nunca, todo el mundo sigue esperando, una y otra vez, a que Gibson llegue a su esquina, aunque es prácticamente un zombie, tras sufrir una tortura inhumana por parte de sus enemigos. Es un formato muy clásico de combate de wrestling tag, que funciona muy bien.

Después de mucho sufrir, de muchos intentos de come back, y de fallar el tag muchas veces, Gibson lo consigue. Tenemos un final en el que todo se va de las manos, y en el que los técnicos consiguen llevarse a sus enemigos con rollup para llevarse una muy sufrida victoria, y el campeonato a sus vitrinas. Gran lucha de corte muy clásico. Old School, a tope.

Puntuación: ****1/2

domingo, 18 de febrero de 2018

Jushin Thunder Liger vs Rey Mysterio Jr, WCW Starrcade 1996



Recientemente, se ha anunciado la participación de Rey Mysterio en un evento de NJPW, lo que me parece terriblemente interesante. Chris Jericho abrió esa puerta, y podría dar paso a ver a grandes leyendas del wrestling americano enfrentarse a los grandes luchadores de esta generación en New Japan. Igualmente interesante sería ver ahí a Bryan Danielson, CM Punk o Chris Hero

Rey Mysterio es un luchador increíble, con una carrera enorme, que comenzó cuando era muy jovencito. En sus últimos años en WWE, cuando ya apenas aparecía y hacía casi siempre de jobber, realmente yo pensaba que su carrera se acababa. Él mismo afirmó hace muchos años que le quedaba poco por luchar. Pero, al salir de WWE, se ha dado cuenta de que puede seguir haciendo lo que ama, ganar mucho dinero, y no destrozar su cuerpo como lo estaba haciendo. Desde entonces, le hemos visto luchar en Lucha Underground, AAA, The Crash, Defiant Wrestling, y otros muchos sitios por todo el mundo, incluida la propia WWE, al participar en el último Royal Rumble.

Por todo el mundo no. No le hemos visto ir a Japón a luchar. Y, aunque se ha anunciado esta aparición en New Japan, será en el evento Strong Style Evolved, que tendrá lugar en Long Beach, California, a finales de marzo, un poco antes de WrestleMania. Allí luchará frente a la leyenda Lushin Thunder Liger, el mismo día en el que Chris Jericho se enfrentará a Tetsuya Naito. Tengo muchas ganas de ver ambos combates.

Es el debut de Rey Mysterio en New Japan Pro Wrestling. Sí, parece ser que no había luchado nunca en la empresa creada por Antonio Inoki. Recordemos que estuvo en la Super J Cup del 95, luchando frente a su rival de toda la vida, Psicosis, pero esa edición del mítico torneo de peso junior la organizó WAR, y no la New Japan, aunque en la práctica la cosa era similar, porque estaban presentes los luchadores de esta.

Pero Rey Mysterio y Jushin Thunder Liger ya se enfrentaron en su día. Fue en el año 1996, hace 22 años. ¿Quién se iba a imaginar, entonces que, en 2018, todavía seguirían en activo? Y además, pelean con total regularidad, no es que estén semi-retirados. Se nota que aman el negocio, porque hace tiempo que hablan de retirarse, pero nunca lo hacen. 

La lucha entre los dos enmascarados tuvo lugar en Estados Unidos, en el evento Starrcade 1996 de la WCW. En esa época, en la que la empresa llevaba unos meses con el storyline de la NWO, había también otras cosas. La división crucero estaba muy poblada, con muchos luchadores mexicanos, y algunos japoneses que participaban en la compañía gracias al acuerdo de colaboración que New Japan tenía con WCW. La empresa japonesa siempre ha sido muy dinámica, y ha probado cosas nuevas. Como fruto de esa colaboración, vimos a varios luchadores americanos en Japón, y a varios japoneses en Estados Unidos. The Great Mutah y Liger serían los más recordados. 

Starrcade era el evento anual más importante de la WCW. El título crucero no está en juego entre estos dos luchadores, sino que, en el primer combate de la noche, había habido una unificación entre este campeonato y el J-Crown, entre Último Dragon y Dean Malenko, en otra lucha digna de ver. Sí, por mucho que WWE cree un título nuevo y un programa nuevo, y aunque Triple H coja las riendas del mismo para dar mejores combates, nunca se va a equiparar a esto, porque aquí veías a lo mejor de todo el mundo luchar por el título, mientras que en WWE siempre te tienes que conformar con los 10 luchadores en plantilla que tiene la empresa. No es una cuestión de calidad, sino de política.

Aunque no lucharan por el campeonato Cruiserweight, la lucha entre Liger y Mysterio es muy buena. Tenemos que tener en cuenta que ambos pasarán a la historia como los dos mejores luchadores de su peso. Uno es el epítome paradigmático de Japón, mientras que el otro juega el mismo rol en Norteamérica. No me atrevería a decir quién es mejor, en términos generales. 

Jushi Thunder Liger es un usuario habitual de la Power Bomb, y Mysterio se siente feliz jugando el rol de Underdog. El japonés comienza aplicando un Súplex sostenido, y una buena Power Bomb, y el mexicano se duele de la parte posterior de su cuello. El ligre tiene claro cómo vencer al pequeño latino.

Con otro Súplex, Rey cae a ringside, y ahí, recibe otra gran Power Bomb. Buen trabajo, el dolor en la zona empieza a ser fuerte. El de San Diego tiene su comeback, con ataques aéreos buenos, pero bastante aleatorios. Para su desgracia, el público no reacciona mucho con ellos. Una de sus principales cualidades, con el tiempo, sería la de utilizar sus movimientos en función de la reacción del público. En WCW era más complicado, porque la gente venía a ver a la NWO.

Jushin intenta frenar su mayor agilidad, usando ataques a las piernas. Hay opciones para los dos luchadores, aunque el público se va muriendo. Sólo despierta, de nuevo, gracias a un gran Moonsault de Rey Mysterio hacia ringside.

Después de varios movimientos buenos, Rey falla una hurracarrana, y Liger lo aprovecha para utilizar su Rolling Koppu Kick, la patada giratoria de Paul en Tekken, para rematar a su rival con una Liger Bomb.

La lucha en muy buena, comienza a un nivel inmenso, aunque va de más a menos, y se convierte en algo más del montón. Espero ver algo mejor en 2018.

Puntuación: ***1/2

sábado, 22 de julio de 2017

Rock 'n' Roll Express vs Midnight Express, WCW WrestleWar 1990




Vamos a acabar, de una vez por todas, el especial sobre el Salón de la Fama de WWE, edición 2017. Todavía no hemos hablado del equipo que se ha llevado los anillos este año, Rock 'n' Roll Express, formado por Robert Gibson y Ricky Morton. 

Gibson y Morton forman una de las parejas más importantes de la historia del wrestling americano. Destacaron mucho por su trabajo en la NWA en los años 80, mateniendo una de las rivalidades más largas e importantes entre tag teams que se recuerdan, frente a Midnight Express. Posteriormente, durante los 90, trabajaron en empresas independientes como SMW, protagonizando encuentros poco conocidos, pero terriblemente buenos. Aún hoy, no se han retirado oficialmente, y participaron en un encuentro de Impact Wrestling a finales de 2016, dentro del Broken Universe de los Hermanos Hardy. 

Gibson y Morton fueron exaltados al Salón de la Fama de WWE por  Jim Cornette, un tipo que llevaba mucho tiempo sin aparecer por WWE, pero que era el más indicado para estar aquí. Él es uno de los grandes causantes del éxito del equipo, precisamente por ser manager de sus rivales, los Midnight Express. Y es que, sus promos eran capaces de poner over a cualquiera.

Morton y Gibson comenzaron a hacer equipo en el año 1983, en Memphis Wrestling, empresa en la que mandaba Jerry Lawler. Se convirtieron en grandes rivales de The Fabulous Ones, destacando por un estilo más aéreo en el ring, y más roquero en cuanto a vestimentas. Tardaron muy poquito tiempo en toparse con los Midnight Express, equipo formado en el 81 en Florida, que había ido moviéndose por los territorios. Originalmente había estado formado por Dennis Condrey, Randy Rose y Norvell Austin, pero el grupo se había disuelto. Sin embargo, en 1983, en Mid-South Wrestling, Bill Watts decidió crear una nueva y definitiva versión, formada por Condrey y Bobby Eaton, con Jim Cornette como manager. Este nuevo equipo se convirtió en campeón de la empresa, y comenzó su rivalidad con Rock and Roll Express cuando estos llegaron al Mid-South.

Los dos equipos se patearon la cabeza, noche tras noche, y Bill Watts se hizo rico llenando arenas. Ambos tags estaban bien engrasados, trabajaban bien, y Cornette sabía hacerse odiar.  

La rivalidad entre los dos Express pasó de ser regional, a ser nacional. Nunca antes se había visto una rivalidad así, innovadora por el estilo aéreo de los equipos, con luchadores más pequeños que los que poblaban los rings de la época. El trabajo de Cornette, y la violencia generalizada, hizo el resto. Cuando volvieron a coincidir en la NWA, alrededor de 1986, se enfrentaron en televisión nacional, por los títulos más importantes que existían.

RnR estuvieron un tiempo fuera de la NWA, lucharon en la AWA, y volvieron a verse las caras en más ocasiones con los Midnight por otros territorios, en una rivalidad que no acababa. De nuevo en NWA, ya como WCW, en WrestleWar 1990, se enfrentaron, en el último gran combate en PPV de estos dos equipos. Stan Lane había sustituido a Condrey un par de años antes en los Midnight Express.

Vamos a ver, por tanto esta pelea entre equipos que crearon escuela, y dieron pie al surgimiento de otros dúos de bajitos, como los Rockers, y en consecuencia, el génesis de Shawn Michaels. El público está encendido contra los Midnight, y en la presentación de Cornette hay un chiste sobre Donald Trump. Recordemos que, hoy en día, se dedica a hacer comentarios sobre él como presidente de Estados Unidos. Quién lo hubiera dicho entonces...

En los primeros minutos, Cornette y el referee protagonizan una pelea muy ridícula, dándole al público un espectáculo peculiar. También entre la pareja ruda hay problemas. Los rockeros, pronto, levantan los aplausos del respetable, con su habilidad superior, aunque los malos se lo ponen a huevo. Hay bastante comicidad aquí también. Una y otra vez, los héroes humillan a los villanos.

Eaton y Lane consiguen llevar ventaja, y aplican varios buenos movimientos sobre Morton, incluyendo movidas en equipo notables. Cornette golpea con su raqueta cuando puede, y se hace odiar muchísimo, porque es malo y muy idiota. Mientras tanto, el castigo de Midnight Express se hace notar en el organismo de Morton, con duros candado a brazos y cabeza.

Pasan los minutos, y Robert Gibson no recibe el relevo, mientras Ricky Morton resiste las llaves al brazo. Cuando el moreno de los rockeros consigue entrar, el publico estalla en júbilo, pero lo hace aún más cuando sobrevive al raquetazo en la cabeza de Cornette. Cuando parece que los malos van a ganar con un movimiento en equipo, los dos héroes consiguen llevárselos y poner sus espaldas planas, para así conseguir una buena victoria frente a sus eternos rivales.

Puntuación: ***1/2

jueves, 8 de junio de 2017

Ricky Steamboat vs Rick Rude, WCW Beach Blast 1992




Volvemos al especial del WWE Hall of Fame 2017, que estaba muy abandonado. Pusimos, anteriormente, dos posts con luchas de Rick Rude, pero prometimos un par más. Y es que, es un luchador que las merece.

Las dos primeras luchas de Rick Rude que repasé eran ante el Ultimate Warrior, en WWF. Eran muy entretenidas, históricas, pero ahora vamos a buscar peleas de Rude en las que demuestra más capacidad como luchador. Ya tiene unas cuantas buenas en su etapa pre-WWF, pero también las tiene en su etapa post-WWF, en la WCW.

En WCW, Rude pudo sacar lo mejor de su talento como luchador, además de ese gran talento como rudo que tenía. Tuvo grandes rivalidades con Sting y Ricky Steamboat, y formó parte de la Dangerous Alliance. Gran carrera. A partir del año 1993, además, fue Campeón Mundial de WCW, pero eso lo veremos en el siguiente post.

Durante el 92, Rick fue Campeón de Estados Unidos. El título le duró 14 meses, y tan solo tuvo que dejarlo por lesión. Durante su etapa como Campeón EEUU, tuvo su fuerte rivalidad contra el gran Ricky 'The Dragon' Steamboat, al que, incluso, le rompió la nariz en kayfabe. De esta manera, se llegó a disputar un 30 Minutos Iron Man Match en Beach Blast 92.

Steamboat se lanza al ataque nada más empezar. Es una lucha entre un gran rudo, y un gran técnico, así que la gente sabe a quién animar. Ricky utiliza una quebradora que le hace mucho daño a Rude en el costado, y comienza a atacarle ahí sin parar. Recordemos que esto es un Iron Man, así que el malo podría rendirse, sin perder el combate, porque gana el que consigue más rendiciones o cuentas de 3, así que aún le quedaría tiempo para ganar.

Pero Rude no se rinde, ni siquiera ante las Walls of Jericho (o así las renombraría posteriormente Chris Jericho). Esteamboat continúa, sin parar, atacando el costado de Rude, pero de poco le sirve: se lanza hacia el esquinero, donde está el campeón, pero este le recibe con un rodillazo en la cara. parece poca cosa, pero Ricky queda KO, y Rude se lleva el primer punto.

Ese rodillazo ha sido mucho más fuerte de lo que parecía, y Rude se lleva el segundo punto con el Rude's Awakening. Posteriormente, Rick salta desde el esquinero con un gran rodillazo. Eso, en esa época, era ilegal, así que el heel pierde un punto por DQ, pero gana otro, porque Steamboat ha queado en mal estado. Esto va 3 - 1.

Rude lleva a cabo duros castigos a la cabeza del dragón, que consigue poner en práctica algunos leves contraataques. Tenemos un Piledriver del campeón USA, que sorprendemente no le permite puntuar. Intenta rematar con un Tombstone, pero Steamboat lo reversa, y se lleva él el punto mediante el finisher de Undertaker. El héroe se acerca.

Usando su técnica, Steamboat se lleva un tercer punto, vía rollup, y empata 3 - 3. Luego tenemos una serie de intentos de contéo por parte de ambos muy buenos, hasta que Rude vuelve a atacar la cabeza de su rival con saña. Llegamos a los últimos 5 minutos de lucha, y Steamboat consigue aplicar el Rude's Awakening sobre su adversario. Este llega a la cuerda, pero ahora es dominado por los súplex de Steamboat. No obstante, consigue atraparle con una sleeper, mientras este hace que se golpee en las esquinas varias veces. No es suficiente para que se suelte, y continúa enganchado, mientras la voluntad de Steamboat se va desgastando poco a poco. Muy poco a poco, tanto, que el tiempo se va agotando. Pero a falta de 40 segundos, revive, se apoya en el esquinero, empujando a su rival hacia atrás, y consiguiendo un punto que le pone por delante. Rude le golpea como un relámpago, e intenta al menos 5 conteos en medio minuto, a la velocidad del sonido, pero no consigue ninguno. Steamboat gana, y se convierte en campeón mundial de WCW.

Esta es una lucha que siempre me ha gustado mucho. Dura 30 minutos, pero nunca aburre. De hecho, se hace corta. Está muy bien escrita, y muy bien ejecutada, y tiene un gran final. Me encanta.

Puntuación: ****3/4

sábado, 1 de abril de 2017

Randy Savage vs DDP, WCW Halloween Havoc 1997




Seguimos con el especial del Hall of Fame 2017. En el anterior post, comenzamos a hablar sobre DDP, y repasamos esa buena lucha que tuvo frente a Randy Savage en The Great American Bash 1997. Hoy vamos a por otro combate con los mismos protagonistas, en Halloween Havoc 97.

Las trampas de la NWO le dieron la victoria al enloquecido Savage. En el siguiente PPV, Bash at the Beach, Page hizo pareja con Curt Hennig para enfrentar a los dos protagonistas de su derrota, Savage y Hall. Hennig apareció como gran sorpresa, pero acabó ayudando a la NWO al final de la lucha, provocando otra derrota de DDP con trampas. A estas alturas, ver cada semana la misma trampa de la NWO era exasperante.

En el siguiente PPV, Road Wild, la cosa no mejoró. Ahora fue Hennig quien derrotó a DDP, gracias a la interferencia de Ric Flair, que quería atraer a Mr Perfecto al grupo de los 4 Horsemen; y gracias, de nuevo, al KO de un árbitro que coincidía con el Diamond Cutter de Page. Siempre igual. Pero al fin, en el siguiente PPV, Fall Brawl, DDP se llevó una victoria, al hacer pareja con Lex Luger para derrotar al equipo formado por Randy Savage y Scott Hall. Eso sí, el final volvió a ser una estupidez, con árbitros muertos por todos lados, pero esta vez el resultado fue a favor de los buenos.

En Halloween Havoc, DDP y Randy Savage volvieron a encontrarse en combate singular. Es un momento en el que la storyline de la NWO estaba en su punto álgido. Todos los programas de la empresa están dominados por el stable, y en las gradas hay un montón de camisetas con sus siglas. En este momento, es imposible hacer una lucha que no esté llena de interferencias o trampas.

DDP vuelve a tener una venda alrededor de su cintura. En esta ocasión, llega sin  Kimberly, pero Savage sí que tiene a su lado, como siempre a Miss Elizabeth, con su camiseta de la NWO. Debo decir que la veo más atractiva que en el año 90, más madura, aunque el rol de ruda no le pega nada,  porque tiene cara de buena chica. Es una lástima que le quedaran pocos años de vida. Su final fue el mismo que el de tantas personalidades de este deporte: sobredosis.

La lucha es buena, tiene algunas partes interesantes, pero el bookeo de WCW vuelve a ser estúpido, y se la carga. Los luchadores tienen un intercambio normalito en el ring, hasta que vuelven a irse a luchar entre el público, y a brawlear entre las tumbas que forman la escenografía de Halloween. Hay que recordar que esto es un Las Vegas Sudden Death Match, que viene a ser un Last Man Standing Match. 

Savage, que está como una cabra, le roba la cámara a un camarógrafo, e intenta golpear a DDP con ella, pero este le pega una patada desde el suelo, haciendo que sea Randy el que se golpee. La cámara queda rota, y cuando el referee va a comenzar con la cuenta de 10, llega Elizabeth desde atrás y le rompe un plato en la cabeza. La rubia aprovecha para ahorcar a DDP con un cable, hasta que aparece Kimberly y se la lleva.

Señalemos el hecho de que la manager de Savage ahorcó a DDP después de dejar KO al árbitro. No hacía falta, porque aquí no hay descalificaciones. Al final de la lucha, este error de bookeo habitual en WCW se hará aún más importante, y por tanto, estúpido.

DDP aplica facebuster sobre Savage, y va a por el Diamond Cutter, pero el macho se agarra a la cuerda, y DDP es el que cae. De una forma absurda y poco creíble, queda KO después de ese intento, lo que Randy aprovecha para aplicarle dos veces el Flying Elbow, aunque la cuenta no llega, aún, a 10. Randy busca un Body Slam para intentar un nuevo codazo aéreo, pero al agarrar a DDP, golpea al referee, que queda KO OTRA VEZ. Como consecuencia de esto, la cuenta no llega a 10.

Randy aplica un golpe bajo a DDP, que cae doliéndose a ringside. El referee va a llevar a cabo la cuenta, pero Savage le agarra para que no mire. Con el referee despistado, entra Sting (que resultaría ser un falso Sting, a favor del bando NWO), y golpea con el bate a DDP en su herido estómago. Savage suelta al referee, que cuenta hasta 10. Victoria para Randy.

Ojo, que Macho King estaba agarrando al referee para que no mirara mientras Sting golpeaba a DDP, pero eso es estúpido, porque en un Last Man Standing no hay DQ. Sting podría haber golpeado a Page con el referee delante, y no habría pasado nada. Es increíble que los guionistas cometan estos errores, aunque es un indicativo claro del producto que se hacía en los 90. 

La lucha es buena, buen storytelling, pero hay mucha tontería, cosas que desprecian la inteligencia del espectador, y eso no me gusta. 

Puntuación: ***

viernes, 31 de marzo de 2017

Randy Savage vs DDP, WCW The Great American Bash 1997




Después de dedicar unas palabras a Kurt Angle y a Beth Phoenix, vamos a ver un par de luchas de otro exaltado al Hall of Fame de WWE en 2017, el gran Diamond Dallas Page.

Es muy complicado decir algo malo de DDP. Es un tipo bastante respetable, en general, no ha hecho ningún enemigo nunca. Tuvo una carrera no muy larga, pero un poco intensa. En una época en la que WCW vivía de leyendas o luchadores que sacaba de otras ligas, DDP se fue abriendo paso, desde el midcard, poco a poco, hacia los main events, enfrentándose a la NWO, y luego, formando parte del stable, como todo el mundo.

Posteriormente tuvo pequeños pasos por WWE y TNA, sin nada destacable. No es que fuera un luchador excelente, ni que su carrera fuera inmensa, pero durante unos años se ganó el cariño del público, siendo considerado el primer campeón del pueblo. Además, su finisher, el Diamond Cutter, es el precursor del RKO de Randy orton.

En última instancia, DDP, una vez retirado, creó un programa de Yoga, el DDP Yoga, con el que ha ayudado a mucha gente a salir de adicciones, problemas psicológicos o problemas físicos. Incluso WWE ha mandado a gente a usar este sistema. Sus relaciones con la empresa son buenas, así que últimamente le hemos podido ver en un Royal Rumble y en un Andre the Giant Battle Royal. Ahora, le toca entrar al Salón de la Fama.

Tenemos un par de luchas famosas de DDP en el blog, como la que tuvo con Sting, o aquella en la que se enfrentó a Goldberg. Las dos son muy interesantes. Y en este especial, incluiré dos luchas suyas frente a Randy Savage, un tipo con el que tuvo una rivalidad en el 97, cuando estaba en la NWO.

DDP mantenía una rivalidad importante con Eddie Guerrero, cuando la NWO se hizo fuerte, y sus antiguos amigos, Kevin Nash y Scott Hall, intentaban ayudarle a ganar. Page no quería su ayuda, y esto provocó una rivalidad con el grupo. Cuando la NWO le ofreció un puesto en el stable, DDP respondió con Diamond Cutters.

DDP se convirtió en face en ese momento, y su rivalidad con la NWO se concretó con Randy Savage, que escribió la palabra 'NWO' sobre su cuerpo. La rivalidad fue creciendo, y los dos luchadores se vieron las caras en varias ocasiones, incluida la que comentamos hoy, en The Great American Bash 97, en un Falls Count Anywhere Match, que fue el main event de la velada.

Savage es acompañado por Miss Elizabeth, mientras que DDP tiene la suerte de contar en su esquina con su mujer, Kimberly. El feudo está caldeado, y el odio se respira en el ambiente. Pronto, se monta el brawl, y los protagonistas pelean entre el público como dos locos. DDP llega, por cierto, con una venda en el estómago, fruto de los ataques recibidos con anterioridad.

Savage lanza arena en los ojos de DDP, y le rompe algo parecido a un plato en la cabeza. Luego, aprovecha para atacar su estómago y Page vende bastante bien el dolor ahí. Le patea como un enfermo, y posiblemente lo esté. A Savage se le va la cabeza, y asesina al referee, vía piledriver.

Y sigue haciéndolo con el resto de los árbitros que salen, e incluso con un cámara. Es pura maldad. Asimismo, los luchadores continúan con su brawl, utilizando varios objetos y decorados en la batalla.

Page se pone por delante. Aplica un facebuster, y busca del Diamond Cutter. Consigue conectarlo finalmente, gracias al tiempo que Savage pierde pegándole a la gente, incluido Nick patrick, el referee de la NWO. Pero cuando DDP aplica su finisher, ocurre lo que todo el mundo sabe que ocurrirá cuando hay una lucha de la NWO: llegan lo refuerzos.

Scott Hall está aquí, y evita la victora de DDP. Entre el Macho Man y Hall destruyen a Page, quedando la victoria en manos de Savage via Flying Elbow.

Una lucha bastante buena, con un Randy enloquecido. En una época en la que todos los main events de la NWO era basura, una pelea notable como esta se agradecía. Savage, tanto como face o como heel, sabía contar una historia.

Puntuación: ***1/2

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Psychosis vs Rey Mysterio jr, WCW Bash at the Beach 1996




Voy a terminar este pequeño especial sobre la división crucero de WCW con una sexta lucha. Hay mucho material, que no solo tiene mucha calidad y buen ambiente, sino que es muy entretenido, muy ameno. Seguirán apareciendo, cuando sea preciso, luchas de la división en el blog, y quizás haya otros especiales en el futuro sobre la misma. Otras 6 grandes luchas podríamos ver, sin problemas.

En Bash at the Beach 1996, se vieron las caras dos tipos que habían mantenido una gran rivalidad durante años, una confrontación que se había dado en AAA, en NJPW y en ECW. Son Rey Misterio Jr y Psicosis, renombrados en WCW como Rey Mysterio Jr y Psychosis, respectivamente. Los dos fueron entrenados por el tío de Rey, Rey Misterio Sr, por lo que se conocían bien y tenían muy buena química. No tardaron en pelearse en sus primeros meses en WCW, y en el evento veraniego creado por Dusty Rhodes, se jugaban una oportunidad por el WCW Cruiserweight Championship, en manos de Dean Malenko.

Es bonito ver las luchas entre ellos en distintas empresas, porque todas son buenas, y en muchos estilos distintos. En este caso, siguiendo con las maneras de la división de WCW, la lucha es de estilo clásico, con mucha técnica y buenos come-backs aéreos. Psicosis, rudo y más grande, castiga duramente al pequeño Mysterio. Sus ataques van dirigidos a la zona entre el pecho y el cuello. Y, para ser una zona tan concreta, el tipo muestra una variedad de ataques muy grande. Aplica clotheslines y Legdrops, y lo lanza contra las cuerdas, y contra las vallas metálicas. También le atrapa con varias llaves. Mysterio tiene un primer come-back, bastante bueno, en el que aprovecha para atacar la pierna de su rival.

Pero es el segundo comeback del enmascarado el que resulta demoledor. Sus vuelos son impresionantes, y lanza unas tijeras desde el esquinero, que acaban con ambos tirados en ringside. Psicosis busca el super-plex, pero Mysterio reversa a un frankensteiner, a la velocidad del sonido, que le permite hacer un conteo rápido y llevarse la victoria.

Puntuación: ****

martes, 6 de diciembre de 2016

Eddie Guerrero vs Chris Jericho, WCW Fall Brawl 1997




Seguimos revisando luchas de la División Crucero de WCW. Realmente, cualquier combinación entre algunas de sus estrellas daba un gran combate. Y es que, en esa división estaban algunos de los mejores luchadores del mundo. Lástima que ninguno llegara a nada en la empresa, ya que no había mucha evolución por parte de los personajes. 

Chris Jericho y Eddie Guerrero se enfrentaron en Fall Brawl 1997, con el WCW Cruiserweight Championship en juego. Jericho es el campeón, un face rubio, de pelo largo, que debía ser el Shawn Michaels de WCW (o eso le prometió Eric Bischoff). Eddie ya llega como latino tramposo, y en los primeros compases del encuentro, no para de quejarse al árbitro de que el canadiense le está tirando del pelo (mentira).

Durante los primeros minutos de esta lucha, que es la primera de la velada, Jericho ataca bien el brazo de Eddie. Este se duele, pero se libra con una buena guillotina. Posteriormente, ataca la espalda del rubio.

Guerrero aplica grandes movimientos de la escuela mexicana, tal y como hizo en su lucha frente a Rey Mysterio. Pero esta vez tiene un rival que es más pesado que él. Jericho reversa una llave, y ataca la espalda del latino también.

Hay un duelo de desgaste lumbar. Eddie tiene más técnica, pero Chris aplica fuertes slams, incluido un súplex bastante peligroso. Pero muchas de sus técnicas son bastante aleatorias, también hay que decirlo. Al final, intenta un super-plex, pero Eddie le cae encima. Le remata con un Frog Splash, y se lleva la victoria.

Muy buena lucha, sobre todo cuando domina Eddie. Es un gran opening para un PPV.

Puntuación: ***3/4

sábado, 3 de diciembre de 2016

Blitzkrieg vs Juventud Guerrera vs Rey Mysterio Jr vs Psicosis, WCW Nitro 19/04/1999




Seguimos mirando luchas de la división crucero de la extinta WCW. Para variar un poco, he decidido ver una Fatal 4 que tuvo lugar en Nitro en abril del 99, y que tiene pinta de ser un spot-fest. Pero en WhatCulture la han puesto como la tercer mejor lucha de la historia del campeonato Cruiserweight, así que, algo tendrá.

Rey Misterio Jr es el campeón aquí. Pero ya no lleva máscara, ya la ha perdido ante Kevin Nash y Scott Hall en un momento deplorable de la historia de WCW. Sin embargo, a corto plazo, resultó algo interesante para su personaje, convirtiéndose en un rapero latino, que había ganado bastante masa muscula, y que tenía un gran éxito con el público, en tiempos en los que Eminem, un rapero blanco, estaba muy de moda.

En esta lucha están también dos rudos mexicanos, Juventud Guerrera y Psicosis, un gran rival de Mysterio. En cuarto luchador, cuyo nombre intentaré no escribir muchas veces, es Blitzkrieg, wrestler también enmascarado, pero americano, de corta carrera profesional, y que debe su nombre a la Guerra Relámpago, disciplina militar que llevó a cabo el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial, y que consiste en atacar por sorpresa, con tal velocidad y poder, que el enemigo es incapaz de reaccionar, y es conquistado en un periodo de tiempo excesivamente corto.

La lucha a mí no me gusta mucho. Es un spot-fest, no especialmente bien ejecutado, en el que hay muchos saltos, muchas tijeras, y muchos nearfalls. Los buenos se unen contra los malos, en un momento dado, dando lugar a una especie de lucha tag tornado. También hay un momento en el que Mysterio puede con  todos, y otro en el que hay varias casitas seguidas. La lucha es larga, y empiezan a caer los finishers por todos lados, por lo que tiene una buena reacción del público. Hay emoción. Finalmente, gana Psicosis, al cubrir al de la Guerra Relámpago, aprovechando, por primera vez, que no hay nadie cerca para evitarlo.

Puntuación: **1/2

viernes, 2 de diciembre de 2016

Dean Malenko vs Chris Benoit, WCW Hog Wild 1996




Seguimos con el especial sobre la división crucero de WCW, repasando algunas de las grandes luchas que se dieron en esa época en la empresa que dirigía Bischoff. Hoy nos centramos en un clásico muy conocido por todos, y que ya debía entrar en el blog: la lucha entre Dean Malenko y Chris Benoit en el PPV Hog Wild.

Muchos, posiblemente, opinen que esta lucha, en realidad, no pertenece a la división crucero de WCW, que Chris Benoit luchaba en una división mayor.. Pero lo cierto es que, cuando el canadiense llegó a la empresa, sí que luchó en la división un montón de veces. Siempre había sido un junior, tanto en Japón como en México. Y en marzo del 96, cuando el WCW cruiserweight Championship se reactivó, participó en el torneo por el mismo, llegando a la final, para ser derrotado por Shinjiro Otani en Japón. 

Es cierto que, poco después, Benoit se convertiría en un miembro de los Four Horsemen, y se metería en rivalidades de más peso, olvidándose del titulo crucero, pero sí que pertenecía, en primera instancia, a esa división, y su rivalidad con Malenko, otro Junior, queda enmarcada en la misma, a mi entender.

En esos tiempos tampoco había una diferenciación explícita entre divisiones, como la que marca hoy en día WWE, cambiando los colores y la escenografía cuando aparecen los cruceros. Pero, en WCW, aunque no existiera una diferencia explícita, era extremadamente complicado que los luchadores de una división se cruzarán con los de otra, si no era para hacer un job eventual. Se podría decir que el vestuario estaba conformado por guetos.

Vamos, entonces, a hablar de la lucha entre Malenko y Chris Benoit en Hog Wild 96, lucha muy considerada por todo el mundo, por su calidad, pero que tiene un gran problema: el público.

Eric Bischoff no sabía prácticamente nada de wrestling, pero las motos sí que le interesaban mucho. Se consideraba a sí mismo un motero. Por eso, llevó a cabo un PPV anual en Sturgis, Dakota del Sur, en la celebración de un Rally de motos que tiene lugar allí todos los años. El evento se lleva a cabo al aire libre, lo que está chulo, porque los wrestlers pelean con el monte de fondo. Pero, claro, el público está formado por los moteros que están por allí, que, por una parte, no pagan entrada, y por otra, no tienen mucho interés en el wrestling, más allá de ver a grandes estrellas como Hulk Hogan.

Así que la lucha está muy bien hecha, pero al público no le interesa en absoluto. La gente está a sus cosas, bebiendo birras en las motos. Mientras, Dean y Benoit dan una gran clase de wrestling, empezando por un montón de intentos de conteo muy rápidos y habilidosos.

Benoit lleva la voz cantante, atacando la espalda con muchos suplex alemanes, powerbombs, y llaves. Malenko consigue pegar un tombstone piledriver, y también aprovecha el daño en el cuello que se hace el propio Benoit al aplicar un Super-plex. Pero Benoit sigue dominando.

Malenko toma ventaja al final, con paquetitos, con los que casi gana. Pero se acaba el tiempo límite, con empate, a los 20 minutos. No sé por qué hay tiempo límite, pero ahí está. Tampoco sé por qué el referee decreta otros 5 minutos de lucha. Para eso, es mejor que no haya límites, ¿No?

Continúa la lucha, y Benoit se lanza como un loco a por su rival, con más suplexs y bombas. Aplica Texas Cloverleaf, durante muucho tiempo, pero Malenko no se rinde. A partir de ahí, Chris se da cuenta de que debe atacar las piernas.

Malenko vuelve a tomar la iniciativa cuando se acaba, de nuevo,  el tiempo, antes de que pueda ganar con un paquetito. El referee decreta otros 5 minutos de lucha, y la gente abuchea. Quieren ver a Hulk Hogan, no a estos dos.

Últimos minutos de enfrentamiento, que suponen un duelo de llaves a las piernas, porque los dos quieren ganar mediante el Cloverleaf. Pero al final, cuando se acerca el fin, gana Benoit, con un paquetito.

Lástima de público, se carga una lucha que podría haber sido de las mejores de la historia de la empresa.

Puntuación: ****1/4


domingo, 27 de noviembre de 2016

Dean Malenko vs Rey Misterio Jr, WCW Halloween Havoc 1996




Seguimos con el especial sobre la división crucero de WCW, un especial que se quedará corto, por el número de batallas interesantes que se pueden ver sobre esa división. En el futuro tendré que hacer otro especial, y no será una tortura, puesto que son luchas realmente entretenidas.

El gran Rey Mysterio, quizás el mejor luchador de la historia en este peso, al menos en Estados Unidos, debutó en WCW en 1996, y tuvo su primera gran rivalidad frente a Dean Malenko, el Cruiserweight Champion. Ya empezaban a entrar luchadores enmascarados en la división, como Psicosis y Último Dragón, que eran muy buenos, pero Mysterio tenía algo especial. Su rivalidad frente a Malenko le colocó en el mapa, le permitió, en grandes luchas, mostrar su estilo innovador, y su capacidad para vender los ataques de los rivales, para, posteriormente, llevar a cabo grandes comebacks, siempre en el momento preciso, para obtener la reacción apropiada por parte del público.

Malenko y Rey Mysterio se enfrentaron en varias ocasiones. Rey le quitó el título a su rival, y lo defendió con éxito frente a él y otros buenos luchadores. Todas las luchas de PPV de esa época valen la pena. Pero llegamos a Halloween Havoc, uno de los grandes eventos de la WCW, y Malenko tiene una nueva oportunidad para recuperar el título. 

Rey Mysterio comienza la lucha con mucha fuerza, trolleando a Malenko, y recuperando su máscara, que había sido robada por el retador en programas anteriores. Pronto, la fuerza de Malenko se impone, busca su llave final, el Texas Clovercleaf, y aplica grandes llaves a las piernas, después de lanzarlo contra las cuerdas, y hacerle mucho daño en la rodilla. Posteriormente, centra su ataque en la espalda, con todo tipo de maniobras.

La lucha es muy técnica por parte de Malenko. Mysterio se recupera, como es habitual, y comienza una parte más rápida, más aérea, en la que hay oportunidades para ambos. Pero es Dean el que se lleva el título, después de aplicar una poderosa powerbomb desde el esquinero.

Puntuación: ***3/4

sábado, 26 de noviembre de 2016

Chris Jericho vs Último Dragón, WCW Bash at the Beach 1997




El torneo WWE Cruiserweight Classic resultó ser todo un éxito, al menos de crítica, y seguramente fue un producto que atrajo a más de un abonado al WWE Network. Tras ese éxito, WWE creó una división crucero para la marca Raw, de la que forman parte varios participantes del torneo, y, ahora, va a empezar a emitir un nuevo programa semanal especial para cruceros, que será exclusivo de su plataforma de pago. Su nombre será WWE 205 Live, y se emitirá justo despues de Smackdown, con una duración de 1 hora.

WWE ha traído a la palestra a los luchadores de peso crucero 9 años después de eliminar la división, que acabó fatídicamente, cuando Hornswoggle ganó la correa de campeón. Pero claro, ya entonces, la división era una broma, y ninguno de los luchadores que formaban parte de la misma tenía la más mínima credibilidad. Su existencia daba un poco de vergüenza, y era mejor darla por cerrada.

Y es que, a Vince nunca le gustaron los luchadores pequeños, y nunca se tomó en serio el Cruiserweight Championship. Durante 20 años, entre el 65 y el 85, existió un campeonato WWF Junior Heavyweight Championship, que Tatsumi Fujinami se llevó a la New Japan en el 78, dónde se disputó hasta el 85, hasta el fin de la relación entre la empresa japonesa y WWF. Para entonces, Vince ya mandaba en WWF, y no tuvo ningún interés en que el cinturón volviera a New York. 

Pero WWF tenía por ahí otro título rondando por México, el WWF Light Heavyweight Championship, creado en el 81. En los 90, ese título llegó a Japón y, en el 97, y con el fin de rivalizar con el WCW World Cruiserweight Championship, la WWF trajo a casa su título. Pero ni se acercó a lo que hacía la competencia, que tenía a los mejores del mundo en ese peso. El título fue desactivado cuando WWF compró la WCW, y su campeonato crucero, que era mucho más valioso. Pero, poco a poco, fue perdiendo valor, hasta desaparecer en 2007.

Gracias a la Network, WWE, buscando nuevos conceptos de programa, realizó el torneo WWE Cruiserweight Classic, con gran aceptación. El ganador del torneo, TJ Perkins, se llevó el nuevo título crucero a la nueva división que se estableció bajo la marca Raw. En un programa de 3 horas, se desea que los luchadores de peso crucero cumplan un papel similar al que cumplían en la extinta WCW.

Pero la empresa que dirigía Bischoff, como decía, tenía a algunos de los mejores luchadores del mundo en esa división: Rey Mysterio, Dean Malenko, Eddie Guerrero, Jushin Thunder Liger, LA Park, Juventud Guerrera, Chris Jericho... Mientras que en WWE, ahora, están teniendo protagonismo Brian Kendrick, Tj Perkins, Rich Swann... luchadores de muy poca incidencia internacional. Y los combates por el título que ha habido hasta ahora son realmente irrelevantes. Para llegar al nivel de la WCW, WWE debería fichar a gente como Kota Ibushi, Kushida, Ricochet, Zack Sabre Jr, Pentagon Junior o Will Ospreay. 

Sin embargo, si WWE da protagonismo en esta división a Máscara Dorada, Drew Gulak o Cedric Alexander, y une a luchadores que tiene bajo contrato como Kalisto, Neville, La Sombra o Hideo Itami, sí que puede tener madera para que salgan cosas muy buenas de ahí. Veremos qué tal está el programa 205 Live.

Vamos a recordar varias luchas de la división crucero de WCW, para conmemorar este momento. Empezamos por un combate por el Cruiserweight Championship en Bash at the Beach 1997, entre Chris Jericho y Último Dragón.

Es una lucha muy considerada, en general. A mi me parece notable, pero no la barbaridad de la que se habla. Es, al fin y al cabo, una lucha de principio de cartelera, con todo el mundo pensando en los main events.

Está muy bien ejecutada, en realidad. Chris Jericho, desde el principio, ataca la espalda del enmascarado, sin parar, mientras este intenta tener pequeños comebacks. No goza, el canadiense, del arsenal de ataques y llaveo a la espalda que puso en juego Eddie Guerrero en su legendaria pelea con Rey Mysterio, pero aplica buenas bombas y slams. También recibe Último Dragón buenos ataques en ringside.

Chris Jericho falla un vuelo, y se da un golpe importante contra el suelo, fuera del ring. Hay, posteriormente, momentos en los que ambos aplican intentos de conteo extremadamente veloces, y resulta muy emocionante. Casitas y paquetitos aparecen por todos lados. Luego, Jericho intenta más ataques a la espalda, y hay buenas maniobras aéreas. Finalmente, el canadiense se lleva la victoria en uno de los intentos de conteo, al revertir el que le estaaba aplicando su rival.

Notable lucha, muy bien llevada a cabo, con un obvio olor a mitad de cartelera.

Puntuación: ***1/2

lunes, 14 de noviembre de 2016

Goldberg vs Scott Steiner, WCW Fall Brawl 2000






Vamos a comentar una tercera lucha en este pequeño especial sobre Goldberg. Seguramente, el luchador será inducido al Hall of Fame de WWE en 2017, y entonces podremos hablar de unas pocas más. Tengo ganas de revisar su lucha frente a Jericho en WWE, y el Elimination Chamber en el que se enfrentó a Evolution.

Pero la que he visto en esta ocasión es una lucha sin DQ en Fall Brawll 2000, cuando WCW todavía seguía con vida. Se trata de la lucha mejor valorada por el Wrestling Observer Newsletter, en la carrera de Goldberg. Meltzer le dio 4 estrellas y un cuarto, una nota muy alta, y muy lejana de las notas que normalmente recibía el ex NFL. De todos modos, a mi me parece que esa calificación está muy lejana de la realidad.

Scott Steiner se convirtió en uno de los grandes rivales en la carrera de Goldberg. De hecho, en 2015, pudimos ver a Bill aplicarle un spear en un evento independiente, en la primera aparición de Goldberg en el mundo del wrestling en muchos años. Creo que aquella aparición le hizo sentirse, de nuevo, como un super héroe, y eso le ayudó a volver a WWE. Quería que su hijo le viera por primera vez en este rol.

En el año 99, WCW ya se había cargado la racha de Goldberg, para nada, para que la gentuza de siempre volviera a tener todo el protagonismo. La empresa caía en picado, y Vince Russo había llegado desde WWF, para empezar a hacer cosas raras, que no ayudaron, en ningún momento, a los ratings.

Goldberg pasó un tiempo fuera, grabando la segunda parte de Soldado Universal. Para sacarle de circulación, los hermanos Steiner le atacaron y le lesionaron, en kayfabe. Tras volver, Goldberg quería venganza. Goldberg era un animal, pero Steiner lo era aún más. Su artificial musculatura daba miedo, e incluso un poco de asco.  La rivalidad se vendió como un enfrentamiento entre Una Fuerza Imparable y un Objeto Inamovible.

Goldberg está lesionado, está dolido, y Steiner se aprovecha de ello, golpeándole con mucha fuerza. Sus ataques son verdaderamente fuertes, y lleva todo el dominio de la lucha. Golpea con una silla en la cabeza de Goldberg, y a este le sangra la cocorota. Posteriormente, le aplica un Super-plex, muy mal ejecutado, haciéndole un daño en la cabeza que parece legítimo.

Goldberg intenta reaccionar en varias ocasiones, pero Steiner tiene de su parte a Vince Russo, y a su novia, que traen palos. Golpean al héroe cada vez que este tiene alguna opción de ganar. Y, finalmente, es el propio Steiner quien le parte la cabeza al darle con un palo de metal.

Aunque la situación de WCW, a estas alturas, ya era muy preocupante, todavía convocaba a mucha gente a las arenas, así que la lucha tiene muy buen ambiente. Y es gracioso ver a Russo posar sobre Goldberg, intentando mostrar una musculatura que no tiene. Pero, aunque la lucha está bien ejecutada, no me emociona en general.

Puntuación: ***